Faithlife Sermons

La soberanía de Dios

Sermon Template  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views

Planilla para sermón expositivo.

Notes
Transcript

Lectura

1 Samuel 25:1–11 NVI
1 Samuel murió, y fue enterrado en Ramá, donde había vivido. Todo Israel se reunió para hacer duelo por él. Después de eso David bajó al desierto de Maón. 2 Había en Maón un hombre muy rico, dueño de mil cabras y tres mil ovejas, las cuales esquilaba en Carmel, donde tenía su hacienda. 3 Se llamaba Nabal y pertenecía a la familia de Caleb. Su esposa, Abigaíl, era una mujer bella e inteligente; Nabal, por el contrario, era insolente y de mala conducta. 4 Estando David en el desierto, se enteró de que Nabal estaba esquilando sus ovejas. 5 Envió entonces diez de sus hombres con este encargo: «Vayan a Carmel para llevarle a Nabal un saludo de mi parte. 6 Díganle: “¡Que tengan salud y paz tú y tu familia, y todo lo que te pertenece! 7 Acabo de escuchar que estás esquilando tus ovejas. Como has de saber, cuando tus pastores estuvieron con nosotros, jamás los molestamos. En todo el tiempo que se quedaron en Carmel, nunca se les quitó nada. 8 Pregúntales a tus criados, y ellos mismos te lo confirmarán. Por tanto, te agradeceré que recibas bien a mis hombres, pues este día hay que celebrarlo. Dales, por favor, a tus siervos y a tu hijo David lo que tengas a la mano.” » 9 Cuando los hombres de David llegaron, le dieron a Nabal este mensaje de parte de David y se quedaron esperando. 10 Pero Nabal les contestó: —¿Y quién es ese tal David? ¿Quién es el hijo de Isaí? Hoy día son muchos los esclavos que se escapan de sus amos. 11 ¿Por qué he de compartir mi pan y mi agua, y la carne que he reservado para mis esquiladores, con gente que ni siquiera sé de dónde viene?

Introducción

1. Oración de contacto - ¿Has escuchado el dicho “Te va de Guatemala a Guatepeor”?
2. Historia secular - Mi mamá ese día me dijo, “hoy te fue de Guatemala a Guatepeor”.
3. Plantear el problema. Tres problemas:
En primer, el problema que tuve fue pensar que como cristiano, nada malo me podía pasar.
En segundo lugar, el otro problema que experimenté fue mi reacción al mal tiempo.
En tercer lugar, mi falta de dependencia en Dios.
4. Necesidad sentir.
Esto puede ser precisamente lo que sucede muchas veces en tu vida y en ese mismo orden: te suceden desgracias, tomas decisiones impulsivas, y no tomas a Dios en cuenta.
La fe de muchos tambalea porque no aceptan problemas en sus vidas.
Otros, reaccionan de una manera necia cuando tienen situaciones difíciles.
Otros, de verdad no confían verdaderamente en Dios de que sus vidas, familia e hijos están en sus manos.
5. Transición al texto bíblico.
En el capítulo 25 de 1ra de Samuel usted puede encontrar una situación similar en donde David pasa por una situación muy difíciles, y en vez de confiar en Dios, confía en otros y termina tomando decisiones que pueden afectar el resto de sus vidas.
Aquí mismo también vamos a ver la providencia de Dios, es decir, el control que Dios tiene en nuestras vidas, y cómo podemos confiar y depender verdaderamente en él.
6. Contexto bíblico.
¿Qué es lo que está pasando?
Saúl determinó matar a David.
David por huyó de Saúl y se escondió en el desierto.
Samuel muere y David fue a Ramá para enterrarlo.
Cuando David regresa a Maón, tiene una crisis de provisión.
David pide ayuda a Nabal solo para ser rechazado.
7. Plantear la tesis - A pesar de todos estos problemas, y todas las circunstancias que usted esté viviendo, hoy veremos que Dios es soberano y cumple Su propósito en nuestra vida.
8. Pregunta homilética - ¿cómo podemos ver la soberanía de Dios, o el control que Dios tiene de nuestras vidas, en medio de los problemas que enfrentamos?
¿Cómo puedo ver la Soberanía de Dios en mi vida?

1. La soberanía de Dios se observa en las dificultades.

1 Samuel 25:1 “Samuel murió, y fue enterrado en Ramá, donde había vivido. Todo Israel se reunió para hacer duelo por él.
Después de eso David bajó al desierto de Maón.”
Explicación
David se encontraba huyendo cuando Samuel muere. Viaja a Ramá a enterrar a Samuel y regresa al desierto llamado Maón.
1 Samuel 25:4 “Estando David en el desierto, se enteró de que Nabal estaba esquilando sus ovejas.”
¿Quién es Nabal? Los versículos 2 y 3 nos dan una descripción.
1 Samuel 25.2-3 “2 Había en Maón un hombre muy rico, dueño de mil cabras y tres mil ovejas, las cuales esquilaba en Carmel, donde tenía su hacienda. 3 Se llamaba Nabal y pertenecía a la familia de Caleb. Su esposa, Abigaíl, era una mujer bella e inteligente; Nabal, por el contrario, era insolente y de mala conducta.”
Nabal significa necio. Esta palabra es usada para describir a alguien malo, tonto, o necio.
David manda saludos.
1 Samuel 25.8 “Dales, por favor, a tus siervos y a tu hijo David lo que tengas a la mano.”
Note el respeto con que David se dirige a Nabal.
1 Samuel 26.17 se puede observar el saludo de cariño de Saúl a David.
1 Samuel 7:14 Dios llamó a David su hijo cuando lo confirmó al trono.
Nabal era pariente de David.
Pertenecían a la casa o familia de Caleb, descendientes de la tribu de Judá.
¿Cuál fue la respuesta de Nabal?
1 Samuel 25:10-11 “10 Pero Nabal les contestó: —¿Y quién es ese tal David? ¿Quién es el hijo de Isaí? Hoy día son muchos los esclavos que se escapan de sus amos. 11 ¿Por qué he de compartir mi pan y mi agua, y la carne que he reservado para mis esquiladores, con gente que ni siquiera sé de dónde viene?”
Esta fue una humillación pública.
Fue un desprecio de la unción de Dios.
Fue un rechazo a la posición de rey.
Este fue un insulto directo a Dios, ya que fue Dios más que uno a David.
Ampliación
David había perdido a su amigo íntimo, su guía espiritual.
Estaba exiliado en el desierto por la persecución de Saúl.
No tenía familia, ni esposa.
No tenía provisión.
El único familiar que tenía, un hombre llamado Nabal, lo menospreció como un cualquiera.
Pareciera que a David le iba de mal en peor.
Ilustración
En una ocasión una persona me dijo, “si yo creo en Dios, ¿por qué las cosas me salen tan mal? Estoy enferma, tengo problemas financieros, tengo problemas con mis hijos, tengo problemas en mi matrimonio, tengo mucha incertidumbre y le oro a Dios, y él no contesta”.
Hasta el momento pareciera que Dios no contesta.
No miramos el control, o soberanía, en nuestra vida.
Aplicación
Dios no nos prometió vidas de color de rosa.
Juan 16.33 “En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.”
Debemos, por tanto, confiar y creer que en medio de nuestra tormenta él tiene control de nuestra vida y circunstancia.
¿Cómo puedo ver la Soberanía de Dios en mi vida?

2. La soberanía de Dios opera a pesar de nuestra inseguridad.

En muchas ocasiones ponemos mas nuestra confianza en los hombres, o en algún recurso antes que en Dios.
Esta fue la expresión de inseguridad de David en su momento más bajo.
Debe prestar atención a sus acciones cuando tiene problemas, porque muchas veces estos hacen salir de nuestro corazón cosas que no pensábamos en cuanto a nuestra fe.
Preste atención cómo David se dirigió a Nabal, el necio, en vez de Dios, quien podía sustentarlo aún en el desierto.
1 Samuel 25:5-8 “Vayan a Carmel para llevarle a Nabal un saludo de mi parte. 6 Díganle: “¡Que tengan salud y paz y tu familia, y todo lo que te pertenece! 7 Acabo de escuchar que estás esquilando tus ovejas. Como has de saber, cuando tus pastores estuvieron con nosotros, jamás los molestamos. En todo el tiempo que se quedaron en Carmel, nunca se les quitó nada. 8 Pregúntales a tus criados, y ellos mismos te lo confirmarán. Por tanto, te agradeceré que recibas bien a mis hombres, pues este día hay que celebrarlo. Dales, por favor, a tus siervos y a tu hijo David lo que tengas a la mano.”
Explicación
La ciudad de Carmel, donde vivía Nabal, era una ciudad llena de vegetación y apropiada para criar animales.
Era una tierra fértil, fructífera, llena de vegetación lo cual explica la abundancia y riqueza de Nabal.
David posiblemente pensó que podía tener de esa abundancia sin necesitar que Dios le proveyera.
Ampliación
Se debe notar acá que David no socorrió a Dios para pedirle sustento, sino al hombre. Lo que recibió en vez de ayuda fue burla (vs. 25:2-11).
Al mismo tiempo se debe notar el silencio de Dios en toda esta circunstancia. No interviene en la actitud arrogante de Nabal, ni en la petición de David.
Ilustración
Un artículo que encontré en el internet pregunta “¿Por qué es tan difícil confiar en Dios?” Esa misma pregunta podría hacerle a usted, ¿por qué se le hace tan difícil confiar en Dios?
El artículo continúa, “Si es verdad que tenemos a nuestro lado al Ser más poderoso, perfecto y omnisciente que jamás haya existido, ¿Por qué es tan difícil confiar en Él? ¿Por qué es tan difícil permitir que se haga Su voluntad? ¿Por qué es tan difícil dejar que nos cuide? ¿Por qué no queremos que las cosas salgan como nuestro Dios perfecto desea? ¿Por qué es tan difícil dejar que Dios sea Dios?”.
· Aplicación
La Palabra de Dios nos enseña a confiar y depender de él:
Salmos 56:3 “Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza.”
1 Juan 5:14 “Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.”
Salmos 145:18 “El Señor está cerca de quienes lo invocan, de quienes lo invocan en verdad.”
¿Cómo puedo ver la Soberanía de Dios en mi vida?

3. La soberanía de Dios se observa en su intervención por sus hijos.

1 Samuel 25:12-13 “12 Los hombres de David se dieron la vuelta y se pusieron en camino. Cuando llegaron ante él, le comunicaron todo lo que Nabal había dicho. 13 Entonces David les ordenó: «¡Cíñanse todos la espada!» Y todos, incluso él, se la ciñeron. Acompañaron a David unos cuatrocientos hombres, mientras que otros doscientos se quedaron cuidando el bagaje.”
Explicación
Ceñirse la espada significaba prepararse para la guerra.
David se había ofendido por la respuesta de Nabal y decidió matar a toda la casa de Nabal.
400 hombres se dispusieron ir a pelear, todos guerreros.
Note nuevamente que no Dios no se menciona en este asunto. Todo estaba siendo solucionado por mano de los hombres, en este caso de David y Nabal.
Dios utilizó una persona prudente para intervenir en lo que podía haber sido considerado una desgracia para David y su futuro gobierno.
1 Samuel 25.14 “14 Uno de los criados avisó a Abigaíl, la esposa de Nabal”
1 Samuel 25.18 “Sin perder tiempo, Abigaíl reunió doscientos panes, dos odres de vino, cinco ovejas asadas, treinta y cinco litros de trigo tostado, cien tortas de uvas pasas y doscientas tortas de higos.”
Ampliación
El contraste entre sabiduría (Abigail), precipitación (David) y necedad (Naba) se hacen visibles en la acción e intervención de Abigail con David (vs. 23-31).
En contraste con Nabal, su esposa era inteligente (שֶׂ֫כֶל shekel = ser entendido, prudente).La escritura hace un contraste entre la sabiduría y la necedad.
Tres veces se menciona que “se precipitaba” o “no perdía el tiempo” (מהר) verbo imperfecto, de tercera persona.
Esta podría ser considerada la mujer de Proverbios 31.
Proverbios 29.11 “11 El necio da rienda suelta a su ira, pero el sabio sabe dominarla.”
Ilustración
Santiago ilustra que nuestra lengua es como el timón de un barco, donde, por pequeña que sea, puede controlar todo el cuerpo y llevarlo a la destrucción.
Por la boca de un hombre, toda una casa iba a ser destruida. Por la boca de una mujer, no solo una casa, sino todo un pueblo fue salvo.
La inteligencia y prudencia de Abigail jugó un papel muy importante en esta historia, ya que su intervención por la venganza de David evitó que David manchara su nombre y pusiera en peligro su futura dinastía.
Aplicación
Ten cuidado en tu reacción ante los problemas.
Puedes tomar decisiones que lamentarás toda tu vida.
Proverbios 16:22 “Fuente de vida es la prudencia para quien la posee; el castigo de los necios es su propia necedad.”
¿Cómo puedo ver la Soberanía de Dios en mi vida?

4. La soberanía de Dios se observa cuando hace justicia.

1 Samuel 25.36-38 “36 Cuando Abigaíl llegó a la casa, Nabal estaba dando un regio banquete. Se encontraba alegre y muy borracho, así que ella no le dijo nada hasta el día siguiente.
Explicación
Nabal estaba “alegre” (טוב). La alegría era por el vino, ya que estaba “borracho”.
Este estado es inusual de Nabal no era producto de una verdadera alegría sino de la borrachera, una condición donde dependía del alcohol para ser “feliz”.
37 Por la mañana, cuando a Nabal ya se le había pasado la borrachera, su esposa le contó lo sucedido. Al oírlo, Nabal sufrió un ataque al corazón y quedó paralizado. 38 Unos diez días después, el Señor hirió a Nabal, y así murió.”
Esta palabra, herir, es un juicio divino.
Es la misma palabra utilizada cuando Dios hirió a los primogénitos en Egipto.
Dar un golpe fuerte con la mano, con el puño o con un arma.
Ampliación
Esta es precisamente la condición del necio, una donde Dios no está presente, y piensa que su vida y propiedad está en sus manos.
Ponen su felicidad en las riquezas o el trabajo tal como si de allí depende el todo de ellos.
Sin embargo, note como el versículo 38 dice “el Señor hirió a Nabal”.
No fue David y su arranque de cólera. Tampoco fue la prudencia de Abigaíl. Fue la justicia divina de Dios.
Ilustración
La justicia divina es la razón por la cual Cristo Jesús fue al calvario.
Piénsalo por un momento; nosotros cometidos pecados e insultamos el nombre de Dios, tal como Nabal lo había hecho con David, y merecíamos la muerte.
Sin embargo, Dios, en vez de mandar un golpe para castigarnos, envió a su Hijo a morir para pagar literalmente por nuestra ofensa, para que nosotros fuéramos hechos justos si confiamos en él.
Romanos 3:22-24 “22 Esta justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción, 23 pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, 24 pero por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó.”
Aplicación
Podemos confiar plenamente en Dios en su Soberanía y descansar en que él tiene el control total sobre nuestra vida y futuro.
También podemos descansar en la justicia divina que pagó Jesús en la cruz, al haber muerto por nuestros pecados.

Conclusión

Te quiero invitar a que consideres lo que escuchaste hoy.
Un hombre que estaba pasando por una situación muy difícil de abandono, soledad, y pobreza, fue burlado por su condición del momento.
Este hombre reaccionó como cualquiera de nosotros lo haríamos, con ira y venganza en sus manos.
Dios intervino, por medio de una mujer sabia, para evitar que David arruinara el resto de su vida.
De igual forma, Dios intervino con nosotros, al enviar a Su Hijo, para que, al poner nuestra fe en Jesús como Salvador, podamos descansar en Su soberanía, y saber que nuestra vida está en sus manos.
Puedes descansar no solo en tu vida y futuro, sino también en tu matrimonio, con tus hijos, cuando estás enfermo(a), cuando te sientes solo, cuando eres rechazado por los demás.
Te invito a que pongas tu vida en las manos de Dios, y descanse en la intervención divina de Jesús, quien murió por ti.
Related Media
Related Sermons