Faithlife Sermons

Estoy Confiado (2)

Devocionales  •  Sermon  •  Submitted   •  Presented   •  30:15
0 ratings
· 23 views
Files
Notes
Transcript

Introducción

El Salmo 23 pertenece al género de los Salmos sobre la confianza. Su autoría se atribuye al rey David y fue escrita entre 1012-971 a.C.

Desarrollo

Es quizás el más conocido de los 150 salmos.
El gran predicador bautista Charles Haddon Spurgeon lo llamó “la perla de los salmos”.
El predicador y comentarista del siglo XIX J. J. Stewart Perowne observó que “no hay salmo en el que la ausencia de toda duda, recelo, temor [y] ansiedad sea tan notable”.
Alexander Maclaren dijo que “el mundo podría prescindir de muchos libros grandes mejor que este pequeño y alegre salmo. Ha secado muchas lágrimas y ha proporcionado el molde en el que muchos corazones han vertido su fe pacífica”.
Los elogios que se le atribuyen al Salmo 23 son bien merecidos, ya que millones lo han memorizado, otros han sido consolados por él y hasta otros han pasado de esta vida a la siguiente pronunciando sus hermosas palabras.
Entonces, ¿qué dice y significa el Salmo 23 que podría dejar tal impresión en tantas personas a lo largo de la historia?

1 - Jehová es mi pastor (v.1-3a)

Salmo 23:1–3 RVG
1 Jehová es mi pastor; nada me faltará. 2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. 3 Restaurará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor a su nombre.
Jehová (v.1)
Se refiere a Yahweh - Un nombre dado al Ser supremo por los isrealitas, el significado de tal nombre se refiere a su existencia segura, y a la relación entre su pacto y su gente
es mi pastor (v.1)
Un pastor tiene la responsabilidad de cuidar el rebaño
nada me faltará (v.1)
El Ser Supremo caracterizado por su fidelidad a guardar su pacto a su gente tiene la responsabilidad de cuidarme, por eso, nada me faltará
me hará descansar, me pastoreará, y restaurará mi alma (vv.1-3)
Jehová me llevará cuando es tiempo y me dejará cuando no, de esta manera me provee la salud mental, emocional, y espiritual

2 - Me guía y me da consuelo (vv.3-4)

Salmo 23:3–4 RVG
3 Restaurará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor a su nombre. 4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
Me guiará por sends de justicia (v.3)
Cuando varios caminos se me presenten, me guiará al correcto
El lo hace porque tiene mi bienestar en mente como pastor, pero también por su propia reputación
Aunque ande en valle de sombra de muerte (v.4)
Cuando me toque pasar lo inseguro, lo difícil, lo oscuro en el camino, él estará conmigo
El lo permite porque así aprenderé a depender en él cuando su presencia no se vea o no se sienta
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento
La vara era una arma para espantar a los animales salvajes
El cayado era uno palo para ayudar sostenerse en el camino
Da mucho animo saber que el Todopoderoso me protegerá y me sostendrá aun en los tiempos inseguros de la vida

3 - Jehová es mi anfitrión (v.5)

Salmo 23:5 RVG
5 Aderezas mesa delante de mí, en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
Aderezas mesa delante de mí…unges mi cabeza con aceite (v.5)
Habiendo caminado por sendas difíciles en la presencia de mis enemigos a veces busco un lugar de refugio
Jehová provee este refugio y me trata como un buen anfitrión
Me provee las necesidades y hasta más
El no se intimida por mis angustiadores

4 - Estará conmigo y cumplirá con sus promesas

Salmo 23:6 RVG
6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa de Jehová moraré por largos días.
Ciertamente el bien y la misericordia (v.6)
Las promesas de Dios son seguros y dignos de confianza
Todos los días de mi vida (v.6)
Puedo estar tranquilo no solo durante los tiempos buenos o malos, sino por toda la vida
En la casa de Jehová morará por largos días
Cuando termine esta vida, estaré con mi gran pastor y anfitrión por toda la eternidad

Conclusión

El Salmo 23 debe dar a cada creyente una gran confianza, tal como lo hizo con el rey David.
Seguir a Cristo es un viaje. Y como en todo viaje, hay subidas y bajadas, bosques y llanuras, hermosos días y tormentas, y noches y días. A medida que avanzamos, él siempre estará allí para guiarnos. A medida que nos cansemos del camino, él siempre estará allí para brindarnos lo que necesitamos para continuar. Y cuando todo se termine, lo encontraremos cara a cara y tendremos la eternidad para hablar con él sobre nuestras aventuras vividas en la tierra mientras nos esforzamos al máximo para servirlo.
Tal vez apenas está comenzando su relación con Cristo. Sería sabio encomendar su futuro a su cuidado.
Tal vez esté bien metido en el viaje y ha tenido victorias y derrotas. Tenga cuidado de no dejar que ninguno de los dos se desvíe del rumbo, pero continúe siguiendo sus pasos.
Tal vez estés cansado y débil. Toma tiempo para meditar, recordar y reclamar sus promesas como pastor y anfitrión generoso.
Related Media
Related Sermons