Faithlife Sermons

Felices los Mansos

Las Bienaventuranzas  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views
Notes
Transcript

¿Qué es ser manso?

πραΰς (praus) *Mansos* Es poder bajo control, alguien manso es alguien con quien deseas estar, no es demasiado blando, ni tampoco alguien duro y tirano es alguien que tiene ese equilibrio perfecto, dueño de si mismo.
El uso de esta palabra hace referencia a un caballo salvaje que ha sido domado, también se usa para hablar de una tormenta que se ha contenido y no ha pegado en la costa con todo su furor. Un último uso es el ámbito de la medicina una pastilla en altas dosis puede ser perjudicial para el paciente, pero en dosis controladas sirve para erradicar la enfermedad.
Recordemos que el pueblo espera a un Mesías conquistador que los llevaría a una revolución en contra del imperio Romano. Yo me pregunto ¿que sintieron al saber que para conquistar no tenían que tomar las armas, sino hacer todo lo contrario?
Fariseos. Religiosos conservadores. Esperaban a hombre con poder religioso. Libertad a través de milagros
Saduceos. Religiosos liberales. Libertad a través del poder económico.
Zelotes. Lideres políticos, que esperaban a un general que los guiara. Libertad a través de la guerra
Escenos. Quienes escribieron los rollos del mar muerto. Vivían aislados de la sociedad en cuevas y monasterios. Irse a meter a un monasterio.
El Evangelio según San Mateo La tercera bienaventuranza

Describe a la persona que no se resiente. No guarda rencores. Lejos de seguir rumiando las injurias recibidas, se refugia en el Señor y entrega su camino enteramente a él.

El Evangelio según San Mateo La tercera bienaventuranza

Sin embargo, la mansedumbre no es debilidad. La mansedumbre no consiste en tener una columna vertebral de goma, la característica de la persona que está dispuesta a doblarse ante toda brisa. La mansedumbre es mostrar un carácter sumiso ante la provocación, la disposición a sufrir y no causar daño. La persona mansa deja todo en las manos de Aquel que ama y cuida.

2 Timoteo 1:7 RVR60
7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

La mansedumbre, en el hombre, es un estado de ánimo contrario al orgullo, y a un espíritu peleador y vengativo; más bien acepta la injuria y consiente en ser defraudado

Ser manso es no defender nuestros intereses sino defender los intereses de Dios. Jesús se enojó y se armó de un látigo no para librarse de problemas, sino porque el celo de la casa de Dios lo consumió.

¿Por qué ser manso te hará feliz?

Porque es dejar de preocuparte por lo que puedes hacer tu y dejarte guiar por lo que Dios puede hacer y seguir las ordenes de Dios.
Ser manso te dará tranquilidad y te librará de cometer muchos errores.
Te da la confianza que no tienes que hacer nada tu para vengarte que Dios se encargará de todo.
Jose no se vengó de sus hermanos
David no mató a Saúl, si tan solo lo hubiese matado sus problemas se hubieran acabado de una sola vez.
Romanos 12:19 RVR60
19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.
Podríamos decir que el vengativo siempre vive frustrado tratando de saciar su venganza, nunca queda conforme no importa de cuantas personas se vengue, siempre vivirá miserable.
Mateo 11:29 RVR60
29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;

¿Serás el dueño de la Tierra?

Este versículo parece ser una referencia al
Salmo 37:9 RVR60
9 Porque los malignos serán destruidos, Pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.
Salmo 37:11 RVR60
11 Pero los mansos heredarán la tierra, Y se recrearán con abundancia de paz.
Salmo 37:22 RVR60
22 Porque los benditos de él heredarán la tierra; Y los malditos de él serán destruidos.
Salmo 37:29 RVR60
29 Los justos heredarán la tierra, Y vivirán para siempre sobre ella.
Salmo 37:34 RVR60
34 Espera en Jehová, y guarda su camino, Y él te exaltará para heredar la tierra; Cuando sean destruidos los pecadores, lo verás.

Cuando se deleitan en el Señor, él les da los deseos de su corazón; cuando le encomiendan su camino, él los prospera, exhibe la justicia de ellos como la luz, y sus derechos como el medio día: lo poco que ellos tienen, aun después de haber sido despojados, es mejor que las riquezas de muchos impíos (Salmo 37)

El Evangelio según San Mateo La tercera bienaventuranza

b. Su misma mansedumbre los hace una bendición para sus prójimos, algunos de los cuales los bendecirán a cambio (Mr. 10:30; Hch. 2:44, 45; 16:15; Fil. 4:18). c. Quizás posean solamente una pequeña porción de esta tierra o de bienes terrenales, pero una pequeña porción con la bendición de Dios reposando en ella es más que las riquezas más grandes sin la bendición de Dios.

Related Media
Related Sermons