Faithlife Sermons

EL COSTO DEL DISCÍPULO (Marcos 6:14-29)

Notes
Transcript
Introducción
1 LA IDENRIDAD DEL DISCÍPULO (14-20)
2 LA OPOSICIÓN DEL DISCÍPULO (21-28)
3 LA MUERTE DEL DISCÍPULO (29)
Introucción
Avanzamos con la serie del Evangelio según san Marcos.
En el antiror sermón hablábamos sobre la vocación al servicio de Dios,
1 EL SEÑOR LLAMA A LA COMUNIÓN (7)
2 EL SEÑOR LLAMA AL DESPRENDIMIENTO (8-9)
3 EL SEÑOR NOS DA PAUTAS (10-11)
4 EL SEÑOR NOS DA EL MENSAJE (12-13)
Hoy vamos hablar del coste para nosotros, para nuestra carnalidad, nuestra vida.
La fama de Jesús crecía cada vez más, la misión de los 12 ya se había realizado, la fama de Cristo ya era notoria.
Al tal punto que se prguntaban quien era este Jesús,. Herodes lo confundió con Juan el Bautista, por eso el Evangelista propicia contar la historia de la muerte de Juan el Bautista, del fin de primer discípulo, aquel que iba delante del Señor anunciando al Señor…
¿Qué es un discípulo? ¿Que coste tiene serlo? Precisamente en la vida de Juan se enmarca las señales de un verdadero discípulo y es lo que vamos a ver.

1. LA IDENTIDAD DEL DISCÍPULO (14-20)

a) El mensaje del discípulo (impopular)
Un vedadero discípulo de Cristo, la la Verdad, no vende esta, no vende el mensaje, no lo acomoda, lo dice como es, aunque las consecuencias sean fatales para su vida.
Pues un verdadero discípulo no vive más para si, síno para aquel que lo compró con su preciosa Sangre, como decía el apóstol Pablo:
Gálatas 2:20 LBLA
20 Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
Y Juan el Bautista encarnaba esto, vivía por la Verdad, dedicó su vida a ello, bautizando el bautismo de arrepentimiento y llamando a este a la sociedad corrompida.
Su mensaje no era popular, más bien todo lo contrario, e incluso no se achicó a ser luz delante de un poderoso como un rey.
Marcos 6:17–20 LBLA
17 Porque Herodes mismo había enviado a prender a Juan y lo había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, mujer de su hermano Felipe, pues Herodes se había casado con ella. 18 Porque Juan le decía a Herodes: No te es lícito tener la mujer de tu hermano. 19 Y Herodías le tenía rencor y deseaba matarlo, pero no podía, 20 porque Herodes temía a Juan, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo mantenía protegido. Y cuando le oía se quedaba muy perplejo, pero le gustaba escucharlo.
Aunque al parece Herodes le gustaba escuchar a Juan, quizás por su valentía y franqueza, cansado el rey que le dijeran sus asesores lo que él quisiera escuchar. Pero Herodias, ya lo había tomado entre ceja y ceja.
b) El carácter del discípulo (servir a la Verdad)
Lo vemos en Juan, él servía la verdad.
Nosotros, como discípulos tenemos que tomar muy enserio esto, no dejarnos llevar por tener un lugar acomodado en esta sociedad si esto nos hace vender la verdad. No caer en las corrientes de este mundo pecaminosas y cerrar la boca por el que dirán.
Debemos llamar al pecado pecado, y a lo santo santo.
¿Cómo combatir por ejemplo el pecado, los lobbies pecaminosos de este siglo, etc etc?
Primeramente, con un carácter cristiano, esto significa, lo que hizo Juan y no poner la mirada en nuestro ombligo y egocentrismo y poder los ojos en la Verdad, servir a la verdad.
Juan 14:6 LBLA
6 Jesús le dijo*: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.
Hebreos 12:2 LBLA
2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.
Muy importante lo que dice Cristo sobre los discípulo
Juan 8:31–32 LBLA
31 Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en Él: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

2. LA OPOSICIÓN DEL DISCÍPULO (21-28)

Si crees que ser discípulo de la Verdad, ser discípulo de Cristo te va hacer vivir en un camino de rosas, estás muy mal.
Si quieres ser discípulo de Cristo y vivir sabroso en este mundo, no entendiste nada…
Claro, no digo que no se pueda vivir, pero te vas a encontrar con oposición, persecución en varios sentidos y de diferentes intensidades. Como le pasó a Juan…
a) Los poderes de este mundo y la sociedad no va aceptar el mensaje del discípulo
Esto no hace falta ser un erudito en la materia para darse cuenta de esto, basta con la experiencia de cada uno…
Ejemplo: Predicar el Evangelio, es predicar toda la Biblia. Al Dios de gracia si, pero también al Dios Santo y justo.
Esto te lleva a posicionarte a favor de la familia tradicional y encontra de los lobbies LGTBI
A favor de la vida y en contra del aborto y la eutanasia.
Son dos ejemplos muy obvios y recurentes, pero son muy claros para lo que estamos hablando…
Si eres discípulo de Cristo, en algún momento te tocará hablar de esto, como lo hizo Juan, con alguien que sea parte de esos pensamientos, y verás como te va.
Pero claro, si quieres vivir comodamente, no lo harás, y por lo tanto no tendrás los ojos en Cristo, sino en tu mismo, y no mostrarás el carácter de un discípulo.
Y nos encontraremos con estas:
b) Actitudes de la oposición, siempre habrá:
1 Una mente ideológica maquivaleica, la que mueve los hilos: Herodias (autora intelectual de la muerte de Juan
Todo esto sucedió “por causa de Herodías”. ¿Quién era esta Herodías? Era la hija de Aristóbulo, hijo de Herodes el Grande y Mariamne I. Herodías se había casado con su tío Herodes Felipe (que a su vez era hermanastro del padre de ella). Felipe era hijo de Herodes el Grande y Mariamne II. De este Herodes Felipe, Herodías tuvo una hija, a la cual en 6:22 se la llama simplemente “la hija de Herodías”, pero Josefo la llama Salomé (Antigüedades XVIII. 136).
Ahora bien, Herodes Antipas, en una visita que hizo a Herodes Felipe, se enamoró de Herodías. Para poder casarse, los amantes ilícitos acordaron separarse de sus respectivos cónyuges, Herodías se separaría de Herodes Felipe, y Herodes Antipas de la hija de Artas, rey de los árabes nabateos. Así lo hicieron. Cuando Juan el Bautista se enteró de esto, reprendió a Herodes Antipas. Continuamente le decía a Herodes, “No te es lícito tener la mujer de tu hermano”. Había buenas razones para esta reprensión, porque semejante matrimonio además de incestuoso (Lv. 18:16; 20:21) ¿no era también adúltero (Ro. 7:2, 3)?
Marcos 6:21–24 LBLA
21 Pero llegó un día oportuno, cuando Herodes, siendo su cumpleaños, ofreció un banquete a sus nobles y comandantes y a los principales de Galilea; 22 y cuando la hija misma de Herodías entró y danzó, agradó a Herodes y a los que se sentaban a la mesa con él; y el rey dijo a la muchacha: Pídeme lo que quieras y te lo daré. 23 Y le juró: Te daré lo que me pidas, hasta la mitad de mi reino. 24 Ella salió y dijo a su madre: ¿Qué pediré? Y ella le respondió: La cabeza de Juan el Bautista.
Juan estaba en la cárcel por causa de Herodias, ella con su malicia estaba viendo como podía desacerse de Juan. Porque la Verdad la incomodaba.
Es que la Verdad nos incomoda, porque incomoda nuestra naturaleza pecaminosa. Por eso, cristiano, si busca comodidad en este mundo, es que no tienes una visión de discipulo, una visión de Reino, una visión hacia la verdadera Vida, la Vida Eterna.
Mateo 6:33 LBLA
33 Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
Otra actitud que encontramos:
2 Un instrumento de poder y chantaje: Hija de Herodias, (objeto de presión)
Salomé, como la llama Flavio Josefo, sería en si un Lobbi.
Y la mente maquiavelica los utiliza en contra de la Verdad para destruirla o hacerla daño.
3 Un agente cobarde y manipulado Herodes (contentar a las masas, a los lobbies, aunque vaya en contra de los principios éticos)
Realmente Herodes representa muy bien un organo de gobierno hoy en día.
Aunque él sepa que Juan no merecía eso, quiso contentar a la hija de Herodias, o sea a los Lobbies.
Marcos 6:25–28 LBLA
25 Enseguida ella se presentó apresuradamente ante el rey con su petición, diciendo: Quiero que me des ahora mismo la cabeza de Juan el Bautista en una bandeja. 26 Y aunque el rey se puso muy triste, sin embargo a causa de sus juramentos y de los que se sentaban con él a la mesa, no quiso desairarla. 27 Y al instante el rey envió a un verdugo y le ordenó que trajera la cabeza de Juan. Y él fue y lo decapitó en la cárcel, 28 y trajo su cabeza en una bandeja, y se la dio a la muchacha, y la muchacha se la dio a su madre.
Esto representa lo que nos encontramos como opisición en este mundo, como discipulos lo tenemos que tener claro, y ver que si estamos aquí es porque Dios quiere que seamos agentes de la Verdad, conductores de ella. Aunque nos encontremos con estas situaciones.
Y es necesario tener en cuenta para ser un buen discípulo:

3. LA MUERTE DEL DISCÍPULO (29)

Es imposible no recordar la palabra de Pablo en esta parte
Romanos 14:7–8 LBLA
7 Porque ninguno de nosotros vive para sí mismo, y ninguno muere para sí mismo; 8 pues si vivimos, para el Señor vivimos, y si morimos, para el Señor morimos; por tanto, ya sea que vivamos o que muramos, del Señor somos.
Esto es ser un verdadero discípulo, Del Señor somos.
Filipenses 1:21 LBLA
21 Pues para mí, el vivir es Cristo y el morir es ganancia.
Esto significa
a) Significa menguar para que Él crezca en mí
El propio Juan tomo esta frase
Juan 3:30 LBLA
30 Es necesario que Él crezca, y que yo disminuya.
Sabiendo, el fin que podría esperarlo.
Como discípulos debemos morir a nuestros deseos egoistas, y buscar la voluntad de Dios y el bien común, esto ya no es la leí de la selva, es el Reino de Dios.
Y es necesario que el Espíritu Santo tome el control de nuestros miembros, para que así podamos actuar como verdaderos discípulos.
b) Perder todo en esta vida
Ya lo dijo Cristo, que significa ser discípulo:
Juan 12:25–26 LBLA
25 El que ama su vida la pierde; y el que aborrece su vida en este mundo, la conservará para vida eterna. 26 Si alguno me sirve, que me siga; y donde yo estoy, allí también estará mi servidor; si alguno me sirve, el Padre lo honrará.
Quien pone más su mirada en lo terrenal que en las cosas del Reino, no es digno de ser llamado discípulo.
Ejemplo de Juan.
Ejemplo Pablo.
Filipenses 3:7–10 LBLA
7 Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8 Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, 9 y ser hallado en Él, no teniendo mi propia justicia derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios sobre la base de la fe, 10 y conocerle a Él, el poder de su resurrección y la participación en sus padecimientos, llegando a ser como Él en su muerte,
Esto es morir al yo, a las cosas de este mundo, siendo un discípulo de Cristo.
c) Afrontar la muerte como un santo (la muerte no es el final para lo santos)
Marcos 6:29 LBLA
29 Cuando sus discípulos oyeron esto, fueron y se llevaron el cuerpo y le dieron sepultura.
No sabemos como será nuestra muerte, pero es necesario saber todas estas enseñanza, y vivir en ellas, para afrontar ese día como un santo, como un verdadero discípulo de Cristo que va camino de casa.
Que nuestra vida sirva para dar la gloria a Dios en nuestro funeral, que como buen discípulo, muerto nuestra vida siga testificando la Verdad y glorificando a Dios
Pero esto tiene un costo mínimo comparado con lo que ya se nos ha dado por gracia.
Por eso me enojo conmigo mismo o me enfado con alguno de vosotros, cuando olvidamos poner a Cristo en primer lugar como discípulos pone al Maestro, nuestro Señor.
CONCLUSIÓN
¿Eres discípulo o oposición? ¿Eres Juan el bautista o Herodias, Salomé o Herodes? ¿dónde está tu corazón?
- Si estás en la oposición a la Verdad, arrepientete.
- Si estás en el lado del discípulo, esto no va a ser fácil, y aunque tengamos la salvación por gracia, tiene un costo, el costo de negar nuestro «yo», de mover algunas prioridades.
- Pero merece la pena, Cristo fue el primero que lo hizo, sigamos sus pisadas.
- Juan el Bautista lo hizo, hoy goza en la presencia del Padre junto a los demás Santos, lugar que nos ha sido reservado.
Como dijo Tertuliano: «La sangre de los mártires es la semilla de la Iglesia», y esta mas sin duda. Firmes y adelante... caminemos hacia casa, confiando en el Señor, como así lo hicieron los demás santos. Sé discípulo en este siglo.
ORACIÓN FINAL
Concédenos Señor, la valentía y la sabiduría para ser un verdadero discípulo tuyo, que tengamos claro el coste de esto y que esto no nos pare para ser discípulos tuyos, sal y luz, columna y baluarte de la Verdad en medio de este mundo caído y lleno de oposición a tu Evangelio. Concédenos vivir como discípulo y morir como discípulo. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
Apelamos a tu bendición
24 “El Señor te bendiga y te guarde; 25 el Señor haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; 26el Señor alce sobre ti su rostro, y te dé paz”».
Porque tuyo Señor, es el reino y el poder y la gloria por los siglos de los siglos. Amén».
Que la Bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo sea con todos vosotros. amén
Related Media
Related Sermons