Faithlife Sermons

“Amén; sí, ven, Señor Jesús”

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 5 views
Notes
Transcript

Introducción

Apocalipsis 22:20–21 RVR60
20 El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús. 21 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.
“Amén; sí, ven, Señor Jesús” (Apocalipsis 22:20)
Estas palabras se encuentran en los últimos versículos del libro de Apocalipsis
Y expresan el intenso anhelo del apóstol Juan por el regreso de Cristo.
Juan escribió este libro desde la isla de Patmos donde había sido desterrado;
En aquellos días la iglesia se encontraba bajo un intenso fuego de persecución Romana
Muchos cristianos fueron decapitados, crucificados, quemados vivos, entregados a los perros, desmembrados o comidos por los leones del circo romano.
Y después de que el despiadado reinado del emperador Nerón llegara a su fin,
llegó al poder Domiciano el CUAL SE proclamo así mismo
‘señor y dios Domicinano’ también, reavivó la adoración a Júpiter y Minerva y CONTINUO con la intensa persecución a los cristianos.
Fue durante esta ola de persecución, que Juan, el último de los doce apóstoles que quedaba con vida,
fue apresado en Éfeso y conducido a Roma para luego ser enviado a la isla de Patmos.
¿Por qué Juan fue desterrado en lugar de sufrir el martirio?
La tradición nos dice: Que lo intentaron… pero que no lo consiguieron.
Cuenta Tertuliano de Cartago , que para Juan prepararon un gran caldero lleno de aceite hirviendo, junto a la Puerta Latina de Roma, y tras mucho esperar a que el Apóstol fuera calcinado, terminaron por sacarlo totalmente ileso.
Fue tal su asombro que mejor decidieron enviarlo como prisionero a la isla de Patmos.
Y es aquí donde el apóstol recibe de parte del Señor esta revelación gloriosa.
Apocalipsis 1:9–11 RVR60
9 Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. 10 Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, 11 que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.
El apostol Juan se identifica con su audiencia:
“Yo Juan, vuestro hermano y copartícipe vuestro en la tribulación”
Como hermanos en Cristo,
Juan y cada cristiano de aquellos días no solo compartían la fe que tenían en común
sino que también la intensa tribulación que se había levantado en contra de ellos
Juan se hace llamar su compañero en las tribulaciones
Desde Patmos, como prisionero, el apóstol Juan se preocupa por sus hermanos
Sabe que se enfrentan a un intenso fuego de prueba
Y de parte del Señor recibe la esperanza mas sublime
y no puede esperar para compartirla con sus hermanos
Desde la salutación esta carta infunde gran Confianza y produce consuelo
Especialmente para una audiencia que estaba atravesando por momentos muy difíciles
Apocalipsis 1:4–5 (RVR60)
4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;
5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,
Es notable considerar los títulos de Cristo en estos versículos
Jesucristo el testigo fiel
aquel que TODO LO VE, del cual nadie puede ocultarse
quiere recordarle a su iglesia que El ha sido testigo de todas las injusticias que se han cometido
Esto debe de llenarnos de ESPERANZA
Porque Jesucristo como TESTIGO FIEL no permitirá que la maldad quede impune
Nadie podrá burlarse de El, Los emperadores romanos con toda su influencia y riqueza
se creían con la libertad de hacer como querían, sin temer las consecuencias de sus injusticias
Pensaban que podían asolar la iglesia del Señor
Cuantos de nuestros hermanos padecieron, sufrieron en extremo
fueron tratados como animales, hicieron de ellos un espectáculo
Pero ninguna gota de injusticia pasó desapercibida de la visa de
Jesucristo nuestro testigo Fiel
En el capitulo 1 esta verdad se aplica al hecho de que Cristo es testigo de la
injusta ola de persecucion que amenazaba a su iglesia
En los capítulos 2 y 3
Cristo es el testigo fiel en su iglesia al declarar a cada iglesia sus obras y errores
incluso cuando le habla a la iglesia en Laodicea le dice:
“He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Yo conozco tus obras...”
Y el los siguientes capítulos
Cristo es el testigo fiel al traer juicio sobre este mundo.
Y Cristo siendo inmutable, el no ha dejado de ser ese testigo Fiel
Y El sigue presenciando con indignación santa la maldad e injusticia de nuestra sociedad
Es que nadie puede OCULTARSE de la vista de nuestro Señor
El juzgara toda injusticia y pedirá cuenta de todo transgresor
Muchas personas piensan que se pueden salir con las suyas,
Desafiando a Dios con leyes que van en contra de su voluntad, cometiendo actos de maldades indescriptibles,
Vivimos en un mundo caído, la maldad abunda en esta sociedad
Con frecuencia nos exponemos a la terrible realidad de una sociedad que le ha dado la espalda a Dios
Las malas noticias son abrumadoras (Odio, Homicidios, Robos, Corrupción, Inmoralidad, etc)
Y muchos se preguntan con asombro; ¿Donde esta Dios? ¿Porque no hace algo al respecto?
La respuesta que nos presenta el apóstol Juan en este libro impactante
Nuestro Dios se encuentra en su trono; almacenando ira al ser testigo de todas las injusticias cometidas por el hombre,
que en lugar de arrepentirse y reconocer su inmensa necesidad de Dios se aferran mas a su maldad.
La maldad e injusticia son un testimonio INDISCUTIBLE de que este mundo esta corrompido,
Dentro de la mayoría de personas hay un sentimiento de indignación cuando la injusticia azota a la sociedad
Sin embargo, con el tiempo pasa; y todos vuelven a su rutina, sin ningún interés buscar a Dios
Pero son los primeros en preguntar ¿Porque Dios no hace nada?
No hay declaración mas blasfema que la de sugerir que Dios no hace nada con respecto a la maldad.
La respuesta que nos presenta el libro de Apocalipsis es contundente
Dios ya ha tratado con la maldad y le pondrá fin a la maldad.
Al final del verso 5 Juan escribió refiriéndose a Cristo:
“ Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre” (1:5)
En el capitulo 5 se describe a Jesús como:
Apocalipsis 5:6 (RVR60)
un Cordero inmolado
al cual los 24 ancianos y los seres vivientes adoraban cantando:
Apocalipsis 5:9–10 (RVR60)
“...Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;
10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.
En el capitulo 19 donde se nos describe el regreso de Cristo a este mundo de esta manera:
Apocalipsis 19:11–14 (RVR60)
11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.
12 Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.
13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.
14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.
Si queremos encontrar respuesta a como Dios ha lidiado con la maldad y la injusticia de este mundo debemos de contemplar la cruz de Cristo
Donde Cristo cargo con el inmenso peso de nuestra maldad, habiendo padecido las injusticias mas grandes que el mundo haya conocido
Porque no hay ni ha habido en la historia de la humanidad una injusticia mas grande como la que sucedió en Jerusalen hace mas de 2000 mil años
Donde el ser mas puro y perfecto, aquel que nunca había cometido ninguna maldad, el ser mas glorioso y valioso de todo el universo
estaba siendo humillado y maltratado por hombres pecadores, este es el escándalo de la cruz
Dios castigando nuestra maldad en su inocente y amado Hijo
¿por que los seres vivientes y los ancianos adoran al cordero? ¿porque se postran echando sus coronas delante de El?
Porque saben que Cristo absorbió las consecuencias de su maldad e injusticia
No te atrevas a decir que Dios no ha hecho nada con respecto a la maldad
Cuando El literalmente El vino a este mundo a cargar nuestros pecados hasta la cruz
Llevo nuestra maldad pagando el la penalidad de nuestras injusticias ante Dios
por eso el autor de Hebreos dice que Cristo:
"Se presento presento por nosotros ante Dios”
“Y se presento una vez para siempre por el sacrificio de si mismo para quitar de en medio el pecado”
Y ahora Dios con paciencia llama a el hombre a que se arrepienta de sus pecados al contemplar la maravillosa obra de Cristo en la cruz
Como dice el apostol Pedro:
2 Pedro 3:9 RVR60
9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
Y Cristo regresará para ponerle fin a la maldad
Esta es una de las VERDADES MAS ALENTADORES de este libro
Por ahora Cristo es paciente con el hombre pecador y con amor lo llama hacia El
pero llegara el momento en que la paciencia de Dios llegara a su limite y entonces en el momento indicado
Cristo regresara para juzgar a este mundo y terminara con la maldad de manera definitiva
Apocalipsis 19:15–16 RVR60
15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. 16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
Apocalipsis 20:11–15 RVR60
11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.
Apocalipsis 21:1–8 RVR60
1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. 2 Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. 3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. 5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. 6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. 7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo. 8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.
Esta palabras nos llenan de Consuelo, Dios juzgara la maldad y hará nuevas todas las cosas
La solución de esta sociedad no esta en un gobernante o en una ley, tampoco
las PROTESTAS o la influencia es la solución.
El único que traerá JUSTICIA Y PAZ PERDURABLE es nuestro Señor Jesucristo
Es triste ver toda la maldad en la cual esta sumergida esta sociedad, nos indignamos ante las injusticias que con frecuencia se comenten, somo sensibles ante el dolor y la tristeza
que genera las injusticias, pero jamas perdemos de vista la VERDAD,
vivimos en un mundo caído, el cual pasara y el hombre pecador necesita a Cristo o de otra manera perecerá eternamente.
Mateo 10:28 RVR60
28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.
Por ultimo, Cristo es
Apocalipsis 1:5 (RVR60)
5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,
Que verdad tan impactante, estas palabras las escribe Juan a una iglesia que estaba siendo perseguida por el gobierno Romano.
a pesar de esto, Juan no quiere que los hermanos ignoren el hecho de que la maldad no esta fuera del domino y el control de Dios
Dios es soberano sobre todas las cosas, y la maldad por mas HORRENDA que sea
No esta libre de la soberanía de nuestro Dios,
Así lo fue en la injusticia mas grande de todas, donde vimos la faceta mas espantosa de la maldad
y sin embargo, También podemos notar la mano soberana de nuestro Dios.
Hechos de los Apóstoles 4:23–28 RVR60
23 Y puestos en libertad, vinieron a los suyos y contaron todo lo que los principales sacerdotes y los ancianos les habían dicho. 24 Y ellos, habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz a Dios, y dijeron: Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; 25 que por boca de David tu siervo dijiste: ¿Por qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan cosas vanas? 26 Se reunieron los reyes de la tierra, Y los príncipes se juntaron en uno Contra el Señor, y contra su Cristo. 27 Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, 28 para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera.
Porque Cristo sufrió el puede identificarse con nuestro sufrimiento, El se compadece de nosotros
Podemos confiar plenamente en nuestro testigo Fiel,
y al contemplar la condición de este mundo, y al vivir día con día la lucha diaria contra el pecado restante que queda en nosotros
estando en este cuerpo de carne débil y frágil,
Aheleamos ardientemente que Cristo regrese para poner fin de una vez por todas a la maldad y decimos junto con el apóstol Juan.

Amén; sí, ven, Señor Jesús

Related Media
Related Sermons