Faithlife Sermons

Una salvacion tan grande

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 180 views
Notes
Transcript

Introducción:

             Los acontecimientos que sucedieron hace dos mil años en la cruz del Calvario con la muerte de nuestro Señor Jesucristo, trajeron como consecuencia el resultado más maravilloso que se puede conoce en la historia de la humanidad. El Dios creador, el Dios omnipotente, el Dios excelso, el Dios sublime, moría en la cruz por amor a la raza humana, con el único fin de que nosotros pudiéramos gozar del perdón de nuestros pecados, y además el privilegio de recibir vida eterna.

            Sin embargo, este maravilloso evento no es entendido por muchos creyentes, además no es recibido por todos, por el simple hecho de que muchos no entendemos lo que Dios hizo a nuestro favor. Hoy, Dios quiere que nosotros comprendamos y entendamos  a cabalidad este hecho que paso en nuestra vidas que la ha cambiando para siempre, nuestra salvación, pues será hasta que sepamos a cabalidad el porque, por quien y para que fuimos salvos es que podremos disfrutar ampliamente de ese grandioso evento en nuestra existencia. Hoy quiero invitarles a que habrán conmigo la Palabra de Dios en la Epístola a los Efesios 2: 1-10 para que meditemos en la palabra bajo el tema: Una salvación tan grande”

Lectura de la Palabra

 

Oración

 

Contexto Histórico

La iglesia a la que escribe Pablo estaba ubicada en la ciudad que había llegado a ser la capital de la provincia romana de Asia en esos tiempos. La gente de la zona se caracterizaba por su amabilidad, sus modales refinados y también por el lujo, la música y la danza; también por sus artes seductivas que la condujeron a los vicios morales. Asimismo Éfeso se caracterizaba por tener dos atracciones arquitectónicas importantes: el templo de Artemisa o Diana y el teatro. El templo, que había sido levantado en las afueras de la ciudad (2 Km. al NE), era considerado una de las siete maravillas del mundo.

El culto a la diosa atraía a grandes multitudes, sobre todo durante los festivales que tomaban lugar en marzo (llamados Artemision), durante el cual la diosa era objeto de veneración y gratitud por las bendiciones otorgadas. También se creía que ella era un beneficio que los astros habían concedido a los campos; de allí, su corona con los signos del zodíaco para explicar su cercanía a los dioses. Es importante advertir que Artemisa o Diana no era la única deidad celebrada en Éfeso y sus alrededores. Se encuentran en el orden de cincuenta dioses y diosas que eran objeto de culto.

Es a esta iglesia rodeada de maldad y de idolatría que Pablo escribe esta carta. El apóstol estaba prisionero según podemos ver en los capítulos 3:1 y 4:1 en la ciudad de Roma.  Sabemos que Pablo visitó brevemente a Éfeso en su segundo viaje, dejando allí a sus ayudantes Priscila y Aquila (Hch 18.18-28). Regresó a Éfeso en su tercer viaje y permaneció allí tres años (Hch 20.31).

Uno de los principales fines que tiene Pablo en esta carta es que quiere que los creyentes  tuvieran un conocimiento completo de lo que significaba la salvación que habían recibido, pues según notamos en la carta, estos creyentes se sentían desfallecer por las prisiones de Pablo (Efe 3:13), Tenían además un conocimiento muy bajo del amor de Cristo (Efe 3:14-21) por ultimo vemos que posiblemente había entrado falsos maestro que podían desviar al rebaño (Efe 4:14) haciendo que la iglesia no se gozara y se desviara de los propósitos por el cual fueron salvados. Es por eso que notamos en su oración en el capitulo Efe 1:15- 23 que Pablo menciona que ora para que a los creyentes Dios les alumbre el entendimiento para que sepan cual es la esperanza a que habían sido llamados (salvación) y cual las riquezas (promesas) y poder (resurrección) que tienes en Cristo.

La palabra “entendiendo” que Pablo usa en el  griego διάνοια, significa: Pensamiento hondo, propiamente la facultad (mental o su disposición), por implicación su ejercicio: entendimiento, mente, pensamiento. La palabra “sepáis” del griego εἴδω significa:….conocer, saber, percibir, reconocer, saber, ver, comprender, conocer, conocido, entender[1].  Entender (RAE): 1- Tener idea clara de las cosas. 2. Saber con perfección algo. 3. Conocer, penetrar. 4- Tener amplio conocimiento y experiencia en una materia determinada

            Es por eso que Pablo comienza en el capitulo 2 a explicarles detenidamente el hecho de su salvación para que ellos tuvieran un entendimiento completo de la misma. Esto sin duda los iba a llevar a una adoración mas profunda y a un agradecimiento inmenso en sus corazones, ya que el verdadero Dios les había dado lo que la gran cantidad de dioses de esa ciudad no podían.

Contenido:

I . Porque eramos incapaces de salvarnos a nosotros mismos.  (Efe 2.1-3)

1.      Nuestra condición, muertos. (2:1)

2.      Nuestros andar (2:2-3 a,b,c)

3.      Nuestro castigo (ira) (2:3 d)

El famoso poeta nicaragüense Rubén Darío dijo una vez: “Muertos no son aquellos que en silencio gozan de la tumba fría, muertos son aquellos que tienen muerta el alma y aun viven todavía”. Esta expresión es totalmente verdadera a la luz de las escrituras, todos sin excepción hemos sido declarados muertos espiritualmente, así exactamente nos miraba Dios, algo así como el espectáculo que vio Jeremías en el valle de los huesos secos.  Pablo remarca que estábamos muertos en delitos y pecados, en delitos nos recuerda que habíamos cometido acciones en contra de la ley de Dios, nuestros pecados siendo un sinónimo nos dice que habías errado al blanco, por lo que éramos incapaces de hacer algo a nuestro favor. Para los creyentes de efesios esta era una verdad que los llevaría a analizar su vida actual, estaban muertos, a diferencia de lo que se les prometía en las religiones que se practicaban en esa ciudad, Dios les dice que antes estaban muertos, lo que significaba muerte eterna (Ro. 3:23)

Pablo también les hace ver que eso era producto de su andar. El versículo 2 nos hace ver que los creyentes andaban, una acción continua, haciendo lo que el mundo hace, lo que el diablo hace, algo así como pequeños diablitos, por lo que éramos hijos de desobediencia. Una concisión deplorable que les marca Pablo pues hacia ver a los creyentes que antes de que ellos fueran salvados su condición espiritual era fatal pues se daban a lo que su entorno hacia, vicios, fornicasiones, idolatría, magia, mentiras, robos, abusos, etc.

Pero Pablo no se queda afuera y en el versículo 3, Pablo se incluye ya que el expresa que también “nosotros” haciendo alusión a los judíos, vivían en los deseos de la carne, haciendo su voluntad, por lo que eran hijos de ira, ósea que el justo juicio de Dios estaba destinados para ellos. Pero ahora en Cristo la justa ira de Dios ya no esta sobre nosotros. Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo” I Tes. 5:9.

 

Una ilustración que leí de uno de maestros mas conocedores de la Palabra de Dios que el seminario donde estudio ha tenido, el Dr. Jorge Parker ilustra como estábamos antes de conocer a Cristo, el cuenta que  “Hace varios años en Waterbury, Connecticut en los Estados Unidos de America, un evangelista anuncio que iba a celebrar un servicio fúnebre. Muchas personas asistieron al servicio. Durante el sermón el evangelista dijo francamente que el difunto había cometido casi todos los pecados, que era malo al extremo y que iría al castigo eterno. Cuando había terminado su sermón quitaron las flores del ataúd e invito a la congregación que desfilara en fila por el ataúd. Cada persona se acerco y miro hacia adentro, y ¡he aquí! estaba vacío. Pero había un espejo que reflejaba su propia cara “muertos en delitos y pecados”

II. Porque fuimos salvos por el Dios verdadero (Efe 2. 4-9)

1.      Un Dios misericordioso (4 a - b)

2.      Un Dios amoroso (4 c)

3.      Un Dios de Gracia (5-9)

a.       Nos da lo que no merecemos ( Vida, resurrección, sentar)

b.      Nos ha dado todo gratuitamente

El apóstol después de darles a conocer a los creyentes de Éfeso su deplorable condición espiritual, usa una de las frases mas bellas del Nuevo Testamento, “Pero Dios, que es rico en misericordia” que grandiosa expresión. La Misericordia de Dios, es el aspecto compasivo del amor hacia el ser que está en desgracia o que por su condición espiritual no merece ningún favor. Jeremías expresa bien lo que significa la misericordia de Dios cuando dice: “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordia. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad” (Lam. 3.22-23), significa que lo que merecemos por nuestras transgresiones, muerte, Dios no nos la da por su misericordia.

Además Pablo expresa algo mas profundo de Dios, el que nos ha salvado. Por un lado nos extiende su misericordia, pero esta no nos libra de la muerte eterna, sino que nos da tiempo para que nos arrepintamos, pero Dios nos ama y se muerta ahora como el Dios de amor, Pablo dice “Por su gran amor con que nos amo” , amor que se mostró  enviando a su hijo para que muriera por nuestros pecados (Ro. 5.8) esta es una de las verdades mas profundas del nuestra salvación, merecíamos la muerte, sin embargo Dios en su amor da a su hijo Cristo quien toma nuestro lugar merecido en la cruz. Esta es la máxima expresión de amor del universo.

Por ultimo Pablo les expresa a los Efesios que esta salvación que ahora tienen, ha sido producto de la gracia de Dios. Los versículos 5-9 nos expresan estas profundas verdades de nuestra salvación.  De los versículos 5-6 se nos da ha ver las bendiciones de esta gracia, Dios nos da lo que no merecemos, tres cosas son mencionadas, vida, resurrección y glorificación. Dios nos ha dado vida en Cristo, nos resucito también con Cristo, también nos ve ya glorificados en Cristo. Todo eso es grandioso pero seria mas grandioso lo que Pablo le iba a explicar de esta gracia, que significaba que era algo gratuito y no tenían que hacer nada. Esto era impactante en la vida de los creyentes de esa iglesia, pues los efesios en sus cultos a Diana tenían que hacer muchas cosas para ganar los favores de la diosa en mención, pero nunca la vida eterna, mucho menos sin hacer nada.

Los versículos 7-9 nos revelan que Dios había planeado mostrar su gracia en Cristo. El versículo 8 nos introduce a una explicación concisa de esta gracias, somos salvos por gracia y el único requerimiento es la fe, nada de culto, ni de ofendas o sacrificios, que tanto para los judíos como para los gentiles eran necesarios. Otra cosa importante que Pablo menciona la notamos en la forma verbal de “sois salvos” el primer verbo al estar en el original en presente indicativo nos expresa que ese estado se ser, es continuo, siempre será así. El segundo verbo, salvos al estar en el tiempo perfecto, nos indica una acción pasada que se mantiene continuamente en el presente. La idea es que fuimos salmos, y continuaremos siendo salvos por siempre, que gloriosa verdad, nosotros no ganamos la salvación por lo que nosotros no la podemos perder. El versículo 9 es claro cuando dice, no por obras, no hay que hacer nada. De principio a fin Dios nos vio muertos, el en su amor nos salvo en Cristo, gratuitamente, el hombre solamente tiene que creer.

Esta era una grandiosa verdad, pues lo que los dioses de la cuidad no podían hacer, el Dios verdadero si podía, les podía garantizar por siempre salvación y increíblemente por gracia, que preciosa verdad.

           

III. Porque fuimos salvos con propósito  (Efe. 2.10)

1.      Creados por Dios (II Co. 5:17) (10 a)

2.      Creados para buenas obras (10 b)

3.      Creados para obedecer a Dios(10 c)

Pablo termina de explicar la salvación de la cual los efesios también habían sido receptores, dándoles a entender que habían sido salvos con propósito. Si bien antes no tenían propósitos para su existencia pues estaban muertos, ahora en Cristo a sucedido algo grandioso, se nos explica que ahora somos hechuras de Dios. “Hechura, poiema; Strong #4161: Del verbo poleo, «hacer». (Compare «poema» y «poesía».) La palabra designa un producto manufacturado, un diseño producido por un artesano. Poiema hace énfasis en Dios como Diseñador Maestro, en el universo como su creación (Ro 1.20), y en el creyente redimido, como su nueva creación (Ef. 2.10). Antes de nuestra conversión, nuestras vidas no tenían ni rima ni razón. La conversión nos trajo equilibrio, simetría y orden. Nosotros somos el poema de Dios, su obra de arte”. [2] Estas es parte de la grandiosa verdad de la salvación, hemos sido confeccionados ahora en Cristo, Dios se ha tomado el tiempo de moldearnos con sus manos, porque el tiene algo en mente para nosotros. (II Co. 5:17)

A continuación de explicar que somos hechuras de Dios, Pablo se toma el tiempo para explicar que fuimos salvos para que nuestra nueva vida sea invertida en buenas obras, ahora en Cristo debemos de vivir diferentes, una nueva creación necesita por consiguiente un nuevo propósito. Pablo nos amplia esta verdad en Tito 2:14 cuando dice acerca de nuestra salvación “quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad  y purificar para sí un pueblo propio,  celoso de buenas obras. Dios espera con todo su corazón que sus nuevas criaturas dejen de continuar en los vicios en los cuales anduvieron antes, ahora espera que seamos un pueblo celoso en buenas obras, alejados del mal y de la iniquidad en la que estábamos prisioneros antes de conocerle como salvador. En esta misma epístola Pablo amplia este concepto cuando dice en el capitulo 4:24 “y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad” estas son cualidades que debemos de cultivar en el poder del Espíritu ahora que hemos sido vueltos a la vida.

Por ultimo el apóstol ocupa la expresión “las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” esto expresa que Dios no solamente se tomo el tiempo de hacernos nuevos, diferentes, con propósitos, sino que también se tomo el tiempo de planificar, de preparar cual era el camino que nosotros deberíamos de andar. Dios ha sido cuidadoso en nuestra salvación, a puesto todo su empeño para que seamos realmente nuevos en Cristo. El nos señala por donde debemos ir, que hacer, como hacerlo. Todo lo que necesitamos saber esta en su palabra, a medida que la estudiamos, meditamos en ella entenderemos cuales son esas cosas que el preparó de antemano. Este es un cambio radical, no solos salvos por las obras pero fuimos salvados para buenas obras. Toda esta información, era diferente al pensamiento que podían tener los efesios por su vieja vida en la idolatría que eran dados a diferentes vicios y malos hábitos; pero ahorra en Cristo tienen propósito.

Conclusión:

Dios ha hecho cosas maravillosas en nuestra salvación, espera que tengamos pleno conocimiento de ella, pues a medida que sepamos que ha sucedido en nuestro ser, nos gozaremos mas y celebraremos grandemente ese bello acontecimiento. Dios nos dice que estábamos muertos, que el fue quien nos salvo y con un propósito. Hermano te hago una pregunta, ¿te estas gozándote en tu salvación, o no estas viviendo el propósito por el cual fuiste salvado?, o estas en la condición del rey  David cuando exclamó ‘vuélveme el gozo de mi salvación” (salmo 51:12). Hoy Dios esta apelando a tu corazón y quiere que entiendas bien para que fuiste salvado, quiere que te gozes en tu salvación y espera que cumplas el propósito por el cual te ha salvado.

 

Oración:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


----

[1] Tuggy, A. E. (2003). Léxico griego-español del Nuevo Testamento (770). El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano.

[2]Biblia plenitud: La Biblia de estudio que le ayudara a comprender a aplicar la Plenitud del Espíritu Santo en su diario vivir. 2000, c1994 (Electronic ed.) (Ef 2.10). Nashville: Editorial Caribe.

Related Media
Related Sermons