Faithlife Sermons

UNA SALVACIÓN TAN GRANDE

SALVACIÓN  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 9 views
Notes
Transcript
Hebreos 2:1–4
1 Así que debemos prestar mucha atención a las verdades que hemos oído, no sea que nos desviemos de ellas. 2 Pues el mensaje que Dios transmitió mediante los ángeles se ha mantenido siempre firme, y toda infracción de la ley y todo acto de desobediencia recibió el castigo que merecía. 3 Entonces, ¿qué nos hace pensar que podemos escapar si descuidamos esta salvación tan grande, que primeramente fue anunciada por el mismo Señor Jesús y luego nos fue transmitida por quienes lo oyeron hablar? 4 Además, Dios confirmó el mensaje mediante señales, maravillas, diversos milagros y dones del Espíritu Santo según su voluntad.

INTRODUCCIÓN.

El autor de Hebreos interrumpe su exposición de la superioridad de Jesús sobre los ángeles con la primera de varias amonestaciones a sus lectores, quienes son llamados a prestar mucha atención al mensaje que han escuchado.
Su propósito no es simplemente lograr que los lectores acepten la superioridad de Jesús sobre los ángeles; también es necesario que entiendan que lo que creemos se debe reflejar en lo que hacemos.
Los cristianos judíos estaban en peligro de dejar su fe en Cristo ya sea por temor o apatía, y regresar a su antigua religión; pero si aceptaban que Jesús era superior en todo, lo mostrarían por la perseverancia, lo mostrarían con sus acciones. Pues los cristianos con esta convicción reconocen que la salvación no es simplemente un “lugar” donde podemos descansar pasivamente, sino un camino en el cual tenemos que caminar.
La advertencia es grande para aquellos que descuidan la gran salvación que el Señor ha revelado. Si no somos diligentes y activos, si no progresamos en el camino de la fe, nos alejaremos poco a poco de nuestro Señor Jesucristo y de sus demandas, como un barco que por descuido navega a la deriva y su fin es la destrucción.
Ejemplo 1. Cristóbal Colón no se quedó tranquilo con haber encontrado el camino a las Indias, sino que hizo lo imposible para recorrer esa ruta y fue así como se encontró con el continente americano.
No es suficiente encontrar el camino, es necesario recorrerlo para llegar al lugar deseado. Ustedes y yo conocemos el Camino a la Salvación: Jesucristo. Pero no basta saber el camino sino caminar en Él, obedeciendo cada paso o señalamiento para encontrar la salvación a plenitud que solo Dios nos puede dar al final del Camino.
Este pasaje nos muestra que la Salvación realizada por Jesucristo es Grande y por eso no debemos descuidarla.
¿En qué consiste Una Salvación Tan Grande, que sólo pudo ser obra de Dios mismo?

I. CONSISTE EN EL PERDÓN QUE PROVEE PARA NUESTRO PASADO.

Miqueas 7:18–19
18 ¿Qué Dios hay como Tú, que perdona la iniquidad Y pasa por alto la rebeldía del remanente de su heredad? No persistirá en Su ira para siempre, Porque se complace en la misericordia. 19 Volverá a compadecerse de nosotros, Eliminará nuestras iniquidades. Sí, arrojarás a las profundidades del mar Todos nuestros pecados.
Eliminará (Pisoteará) nuestras iniquidades. Sí, arrojarás a las profundidades del mar Todos nuestros pecados.

1. El Pecado Es Un Mal Que Nos Aqueja A Todos.

Romanos 3:23
23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,
Romanos 6:23
23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
a. Todos pecamos, estamos separados de Dios
b. Trae consecuencias: Espirituales, físicas y eternas.

2. Entonces El Señor Mostró Una Salvación Tan Grande.

Isaías 1:18
18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.
Isaías 53:6
6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.
a. Haciendo recaer sobre Él el pecado de todos nosotros
b. Nos dio vida por la fe en Jesucristo

II. CONSISTE EN EL PODER QUE PROVEE PARA NUESTRO PRESENTE.

Romanos 8:2
2 y porque ustedes pertenecen a él, el poder del Espíritu que da vida los ha libertado del poder del pecado, que lleva a la muerte.
el poder del Espíritu que da vida los ha libertado del poder del pecado,

1. Todos Los Días Enfrentamos Pruebas Y Tentaciones

a. A veces sentimos que no podemos más, que nos vamos a derrumbar.
b. Satanás nos acusa delante de Dios y en nuestros pensamientos

2. El Poder Del Espíritu Que Da Vida Nos Ha Libertado Del Poder Del Pecado.

a. El pecado no tiene poder sobre los hijos de Dios
b. Al gozar de la salvación, somos fortalecidos en Cristo.
Ejemplo 2. En el béisbol Nuestro objetivo es llegar a la primera base. Pero para que eso ocurra el bateador no mira a la primera base. Él mira la pelota. Concentra toda su energía para darle a la pelota cuando se la lancen. En cierto sentido las “exigencias justas” de la ley son como la primera base para nosotros. Anhelamos llegar hasta ella. Pero muchos creyentes concentran su atención en la primera base y no en la pelota ¡constantemente son puestos fuera de juego!
Pon los ojos en Jesucristo, y vas a descubrir que lograste el objetivo sin realizar más esfuerzo que el que se requiere.

III. CONSISTE EN LA PAZ QUE PROVEE PARA NUESTRO FUTURO.

Juan 14:1–3
1 »No se turbe su corazón; crean en Dios, crean también en Mí. 2 »En la casa de Mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, se lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para ustedes. 3 »Y si me voy y les preparo un lugar, vendré otra vez y los tomaré adonde Yo voy; para que donde Yo esté, allí estén ustedes también.
No se turbe su corazón;.... En la casa de Mi Padre hay muchas moradas;...para que donde Yo esté, allí estén ustedes también.

1. Los Que No Disfrutan De Una Salvación Tan Grande:

a. Viven como si nunca fuesen a morir
b. Tienen miedo a lo desconocido.
c. No tienen seguro su futuro

2. Los Que Disfrutamos De Esta Grande Salvación:

a. Vivimos confiados en Cristo
b. Sabemos que hay lugar para nosotros
c. Gozamos de la esperanza eterna de vivir con el Señor

CONCLUSIÓN.

Los que hemos iniciado en el Camino del Señor no podemos quedarnos quietos.

Debemos avanzar recorriendo el Camino de la Salvación hasta llegar a nuestro destino eterno. ¡Nunca mirando nuestro pasado! ¡Siempre usando el poder de Aquél que fue tentado en todo y venció!

Usemos el poder del Espíritu Santo para vencer la tentación que nos acecha.

¡Ese poder está en usted y en mí, ese poder está en la Iglesia! Podemos vencer la prueba y la tentación que se nos presente porque el poder del Espíritu Santo nos impulsa a serle fiel y nos da la seguridad de nuestra eternidad en Cristo Jesús.

Pero si usted no ha recibido Una Salvación Tan Grande como la que Cristo ofrece, hoy está a su alcance.

Solo debe arrepentirse de sus pecados y aceptar a Jesucristo como su Señor y su Salvador. Él te dará el poder para vencer en el Camino y te abrazará con esperanza eterna en sus promesas.
Related Media
Related Sermons