Faithlife Sermons

Los quince años, son una oportunidad para todo jóven de construirse como templo de Dios.

Reflexión sobre los quince años  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 30 views

Que la quinceañera y los presentes, reflexionen sobre los desafíos de esta etapa de vida, y lo asuman con buen sentido de compromiso y responsabilidad de glorificar a Dios en todo momento, tomando buenas decisiones.

Notes
Transcript

Introducción:

Todo joven que entra a la etapa de los quince años debe ser diligente en lo que le espera por delante en su vida.
A la luz de la Biblia veremos esta tarde como toda adolescente que entra a la edad de los quince años, debe edificar su vida, bajo los planes de Dios.
En el contexto de nuestro texto de hoy, en 2 Crónicas 28, Un padre(David) ha convocado al pueblo con todos sus principales líderes.
Al iniciar su discurso dice sobre su propósito de vida, el cual era construir una especial casa para Dios, él se había ocupado en preparar todo para emprender este grande e importante proyecto para Dios.
Sin embargo, Dios tenía puesto sus ojos en otra persona que debería asumir este gran privilegio y reto.
Así que este padre ha convocado a toda su gente para darles a conocer este gran proyecto de construcción, y para persuadirlos a apoyar a su hijo Salomón, quien sería el principal responsable de tomar y dirigir todas las decisiones de esta especial construcción.
Salomón para alcanzar la meta con éxito necesitaba aprender a depender en todo momento del gran y santo arquitecto divino.
Hermanos, cuando un adolescente comienza la etapa siguiente de su vida, ha dejado de ser una niña, y ahora entra en la etapa de la juventud, está en ese momento comenzando a construirse como una persona ya responsable de sus propia vida.
Sin lugar a dudas, la vida  es un proyecto que día a día se va desarrollando, se estanca o avanza, esto según la inteligencia o madurez con que se asuma las decisiones diarias y por supuesto  el material con que cada persona se auto construya.
La vida no es un producto terminado, sino es un proyecto que requiere de continua decisión que determina su construcción o destrucción.
Y los 15 años, Judian, son una gran oportunidad para construirse como templo para Dios, o para habitación de las vergüenzas del  mundo. Esto según la motivación y decisión de su corazón.
Mateo 7:24-27 nos muestra dos hombres, uno que edificó su casa sobre la roca que es Cristo, y otro que la edificó sobre la arena, ambos tuvieron resultado, uno fue resultado de bendición y otro de destrucción.
Mateo 7:24–27 RVR60
24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; 27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.
Pablo llama a los filipenses a dejarse guiar por aquel que comenzó la obra en ellos, esto es Cristo. Filipenses 1:6
Filipenses 1:6 RVR60
6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;
Ahora veamos los principios que aprendemos de este relato de 1 Crónicas 28:1-10.

I. David reunió a todo el pueblo.

1 Crónica 28:1
1º Crónicas 28:1 RVR60
1 Reunió David en Jerusalén a todos los principales de Israel, los jefes de las tribus, los jefes de las divisiones que servían al rey, los jefes de millares y de centenas, los administradores de toda la hacienda y posesión del rey y de sus hijos, y los oficiales y los más poderosos y valientes de sus hombres.
David, quería que todo el pueblo se enterara, que él había hecho su trabajo, trabajo que luego explica en los versículos siguientes, pero para hacerlo, él reúne a toda la gente, toda la gente era testigo del anuncio que iba a hacer.
Podemos ver que aquí hoy estamos haciendo lo mismo, los hermanos Eduardo y Jazmina, nos han invitado para que seamos testigo de que ellos han llevado a su hija hasta los quince años, no para decirnos que ella ahora puede ser una mujer, como se hacía en las culturas antiguas, sino para dar testimonio y agradecer a Dios porque ellos, la han enseñado y la han guiado en sus caminos.
Ahora el segundo principio que encontramos es que.

II. David anuncia que Salomón es quien se encargará de la construcción del Templo.

1º Crónicas 28:2–3 RVR60
2 Y levantándose el rey David, puesto en pie dijo: Oídme, hermanos míos, y pueblo mío. Yo tenía el propósito de edificar una casa en la cual reposara el arca del pacto de Jehová, y para el estrado de los pies de nuestro Dios; y había ya preparado todo para edificar. 3 Mas Dios me dijo: Tú no edificarás casa a mi nombre, porque eres hombre de guerra, y has derramado mucha sangre.
Recordemos que David, está por dejar el reino, y traspasarlo a su hijo Salomón., él le dice al pueblo que tenía el propósito de edificar casa donde reposara el arca del pacto y que estaba preparado para edificarla, pero que Dios le dijo que él no edificaría la casa, porque era hombre de guerra.
Y más adelante él anuncia que Salomón es quien asumirá el reinado y se encargará de la construcción de la casa o el templo.
1º Crónicas 28:5–6 RVR60
5 Y de entre todos mis hijos (porque Jehová me ha dado muchos hijos), eligió a mi hijo Salomón para que se siente en el trono del reino de Jehová sobre Israel. 6 Y me ha dicho: Salomón tu hijo, él edificará mi casa y mis atrios; porque a éste he escogido por hijo, y yo le seré a él por padre.
David dice, Dios ha elegido a mi hijo Salomón para que se siente en el trono y para él edifique mi casa y mis atrios, porque Dios había escogido a salomón por hijo y Dios será su padre.
Que tremendo, David, planeo todo, él estaba listo para seguir con los planes, pero Dios le dijo, no tu no sino tu hijo salomón debe edificarme casa.
Algo hay de similar para nosotros como padre, a nosotros nos toca preparar todo para que nuestros hijos edifiquen la casa de Dios en sus propias vidas.
Bueno, hablando de familias cristianas, los instruimos en el camino de Dios, en su palabra, dando cumplimiento al mandato de Dios en Proverbios 22:6 y Deuteronomio 6:6-9
Proverbios 22:6 RVR60
6 Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.
Deuteronomio 6:6–9 RVR60
6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. 8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.
También les damos ejemplos, los traemos a la iglesia, pero finalmente, son ellos mismos quienes tiene que edificar casa a Dios en sus vidas, David lo había hecho todo, David estaba preparado para seguir adelante, pero Dios le dice, no, no eres tu, es tu hijo Salomón.
Ahora aquí está Eduardo y Jazmina, padres Cristianos, y también todos los que tenemos hijos e hijas en la edad de la adolescencia, y tendríamos que preguntarnos;
¿podemos decir lo mismo que David, hemos preparado todo para que nuestros hijos e hijas edifiquen casa al Señor en sus propias vidas?
Si lo has hecho que bien, Dios demandará de nosotros siempre esa parte.
Pero Dios, también demanda principios importantes en nuestros hijos e hijas y hoy especialmente a Judian para que edifique casa a Dios en su vida.
Bueno ya sus padres, o nosotros los padres hemos hecho lo que debíamos hacer según la voluntad de Dios, pero ahora les toca a ustedes, que pide Dios, vamos a seguir observando el pasaje.

III. Dios hace cuatro demandas a Salomón que debe cumplir.

Bueno Dios dice, a David, aquí ya no tendrás nada que ver con la edificación de la casa de Dios, es Salomón, pero también hace demandas claras al nuevo rey.
A. Esforzare a poner por obra sus mandamientos y sus decretos, como en este día. (V.7)
1º Crónicas 28:7 RVR60
7 Asimismo yo confirmaré su reino para siempre, si él se esforzare a poner por obra mis mandamientos y mis decretos, como en este día.
B. Guardad e inquirid todos los preceptos de Jehová vuestro Dios(V. 8)
1º Crónicas 28:8 RVR60
8 Ahora, pues, ante los ojos de todo Israel, congregación de Jehová, y en oídos de nuestro Dios, guardad e inquirid todos los preceptos de Jehová vuestro Dios, para que poseáis la buena tierra, y la dejéis en herencia a vuestros hijos después de vosotros perpetuamente.
C. Debía reconocer al Dios de su padre, y servirle con corazón perfecto y con ánimo voluntario...... Si le buscare, lo hallaría; mas si lo dejare, lo desecharía para siempre.
1º Crónicas 28:9 RVR60
9 Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre.
D. Dios le había elegido para que edificare casa para el santuario; debía esforzase , y hacerlo. (V.10)
1º Crónicas 28:10 RVR60
10 Mira, pues, ahora, que Jehová te ha elegido para que edifiques casa para el santuario; esfuérzate, y hazla.
¿Qué tremendo no?, ahora la responsabilidad de edificación era de Salomón, pero no estaba libre de hacer lo que quisiere, Dios le demanda edificar casa para él, bajo estos cuatro mandatos.
Teniendo todo lo necesario para sacar adelante el proyecto de Dios puesto en su mano, a Salomón le correspondía enfocarse con disciplina, amor y entrega humilde y completa.
Para ello necesita disponerse a reconocer a Dios en su diario existir, disposición alegre para servirle, y un carácter humilde para buscarle.
En esto se encuentra la esencia de la garantía del éxito del plan de construir templo para Dios.

Conclusión:

Dijimos al inicio, que necesitamos reflexionar sobre los desafíos, precisamente de esta etapa de la vida y asumirlo todo con un buen sentido de responsabilidad y de glorificar a Dios.
Judian, hoy al estar ante la oportunidad de vida de los quince años, Dios te pone en la responsabilidad de construirte como templo especial para Él, y eso es tu vida.
Al igual que Salomón has recibido  los recursos suficientes y necesarios, para construir bien este templo.
Puesto que te ha dado una padre y madre cristiana, tu familia, amigos, iglesia, consejeros, principalmente su palabra como guía para construirte bien.
Sobre todo siendo una hija de Dios tienes el Espíritu Santo, en tu vida, quien te acompañará, te guiará y te sostendrá en el día a día de tu compromiso de hacer el plan de Dios en tu vida.
Entonces te animo a esforzarte, y manos a la obra. Constrúyete o edifícate con base al plan de Dios como su templo, que glorifique su nombre.
Vamos a orar.
Related Media
Related Sermons