Faithlife Sermons

Yo estoy dispuesto, y ¿Tú?

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 16 views
Notes
Transcript

I. Aspectos importantes

Contexto
El apóstol ya había viajado durante 2 días seguidos una distancia de 80 kilómetros. Y ahora, después de unos días tenía planificado viajar nuevamente otros 80 kilómetros. Para cumplir aquello que durante mucho tiempo le fue encomendado. Otro aspecto importante es que en Jerusalén a Pablo ya quería matarlo (Hch. 9:28)
Reiteradas menciones
1ra mención (Hch.18:21)
2da mención (Hch. 19:21)
3ra mención (Hch. 20:16)
4ta mención (Hch. 20:22)
5ta mención (Hch. 21:4)
6ta mención (Hch. 21:11)

II. Decisiones resueltas

No todas las insistencias en la vida son parte de la voluntad del Señor. Pablo reacciona ante la insistencia de que no vaya a Jerusalén pues su vida correría mucho riesgo. Y lo que no podían percibir ellos era que por querer sujetarlo a él y tenerlo estaban tratando de detener la obra que él realizaría. Por ende, Pablo dice que el ruego que ellos estaban haciendo lo desanimaba en su llamado y le rompía el corazón verlos de esa forma (Hch. 21:13). La situación respecto a un momento triste sobre el ministerio que él habría de realizar se repite en Hechos 20:25, cuando Pablo dice que los de Mileto ya no verán más su rostro y que eso que él dijo hizo llorar en gran manera a los que con él estaban (Hch. 20:36-38).
Pablo ya estaba decidido de a lo que había sido llamado y nada podría cambiar aquello. Por eso es que él dice que está “dispuesto”, es decir que ya estaba preparado; 1) Sabía quién le había encomendado (El Espíritu Santo), 2) Lo que iba a sufrir (Hch. 20:23; 21:11, 13), 3) El propósito por el cual iba.

III. Consecuencias extraordinarias

Podemos encontrar grandes consecuencias del cómo utilizó Dios a Pablo en este tiempo. Uno, las cartas de Efesios, Filipenses, Colosenses y Filemón fueron escritas desde la prisión de Roma a la cual él fue llevado después de estar en Jerusalén, el peso que estas cartas tienen por el hecho de que, sin duda la inspiración de Dios, pero de que son escritas por una persona que esta sufriendo y aún así dice “Regocijaos”. 2) La salvación de almas, como es el caso de Onésimo (Filemón 8-11). 3) La presentación del evangelio de manera constante en lugares de renombre (Ante la multitud, ante el Sanedrín, ante Felix, ante Festo, ante el rey Agripa, Cesar), y muchas otras consecuencias en beneficio de la obra del Señor.

Conclusión

Pablo estaba listo para cumplir con la voluntad del Señor, y continuar haciendo la obra donde él le pusiera. Él estuvo dispuesto no sólo a sufrir todos los martirios, sino incluso morir por causa del Señor. Él estaba seguro de a lo que había sido llamado, él estuvo dispuesto, y ¿tú? ¿estás dispuesto, estás dispuesto a dar todo de ti por el Señor, estás dispuesto a pasar vergüenza cuando quieran humillarte por se creyente, estás dispuesto a vivir tu fe, estás dispuesto a comenzar a trabajar por él sea lo que sea que ocurra? O vas a estar del otro lado, de querer abandonarlo todo porque se está poniendo difícil.
Related Media
Related Sermons