Faithlife Sermons

El Problema de una Vida sin Problemas

En el Ojo de la Tormenta  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 81 views
Notes
Transcript

I - Introducción

1. El Problema de los Problemas

Mi experiencia con el sufrimiento
Año de dificultades
Perdidas de seres queridos
Enfermedades, nuevas y desconocidas
Depresión y miedo
El sufrimiento ha tocado a la Iglesia Buenas Nuevas
Dr. James Dobson: 1994 - Cuando lo que Dios hace no Tiene Sentido

2. Nadie Quiere Aflicción

El dolor no es nuevo en el mundo
Anhelamos vivir en paz y sin problemas
Nos gusta la buena vida
Nos gusta lo fácil, tal y como lo tiene el impío

3. Cuándo Viene la Calamidad

Entramos en una crisis de fe, como Asaf en el Salmo 73
Nos quejamos
Murmuramos
Desconfiamos de Dios y su propósito
Algunos llegan a renegar y decir que les iba mejor cuando no eran creyentes
La providencia divina y nuestra teología

II - Quietud Peligrosa

Jeremiah 48:11 RVR60
Quieto estuvo Moab desde su juventud, y sobre su sedimento ha estado reposado, y no fue vaciado de vasija en vasija, ni nunca estuvo en cautiverio; por tanto, quedó su sabor en él, y su olor no se ha cambiado.

1. Preparación del Vino

Ilustración como parábola
Vendimia/Cosecha:
Selección de las uvas maduras basado en el vino que se quiere producir (55 a 65 Grados F)
El suelo y el clima juegan un papel clave
Machacado:
Convierte la uva en papilla
Separa la pulpa de a piel, semillas y elementos del tallo
El jugo es llamado mosto (trasvasado)
Corrección:
Se adicionan químicos para purificar y evitar que se corrompa
Ayudan a la fermentación apropiada
Clarificación:
Separación del liquido del sedimento que se genera (trasvasado)
Elimina la oportunidad de putrefacción
Anejado y Embotellado:
Almacenamiento en barricas hasta haber alcanzado el sabor de madurez
Se dispone el envasado (trasvasado) luego de pasar la prueba de calidad

2. Moab en Quietud

Que sucede cuando no somos trasvasados?
Nación que tuvo relativa paz del principio
Eras parientes de los israelitas al igual que lo Amonitas
El pueblo de Dios fue advertido de no molestarlos Deuteronomio 2:9, 19
Que enorme privilegio de parte de Dios: déjenlos quietos!
Su paz fue mayor que la de Israel
Conocieron guerras
Fueron tributarios de otras naciones
Nunca fueron llevados cautivos
Nunca conocieron esclavitud
Nunca fueron arrasados al punto de desaparecer
Nunca fueron trasvasados y por eso su olor y sabor quedo en él
Se habían vuelto orgullosos
Fruto de su propio esfuerzo
Ellos se merecían todo lo que tenían (Jeremías 48:29)
Por su orgullo, Dios les iban a trasvasar pero no para bien (Jeremías 48:12)
El pueblo de Dios sabía y reconocía que todas las aflicciones habían venido de la mano de Dios con propósito (Salmos 66:10-12)
Jeremiah 48:29 RVR60
Hemos oído la soberbia de Moab, que es muy soberbio, arrogante, orgulloso, altivo y altanero de corazón.
Psalm 66:10–12 (RVR60)
Porque tú nos probaste, oh Dios; nos ensayaste como se afina la plata. Nos metiste en la red; pusiste sobre nuestros lomos pesada carga. Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza; pasamos por el fuego y por el agua, y nos sacaste a abundancia.
Jeremiah 48:12 RVR60
Por eso vienen días, ha dicho Jehová, en que yo le enviaré trasvasadores que le trasvasarán; y vaciarán sus vasijas, y romperán sus odres.

III - Nuestra Lección

1. Permanecer en Paz no es Bueno a Largo Plazo

Es peligroso y usualmente fatal para la vida espiritual del creyente
Cuando no somos movidos por la providencia divina
Nos asentamos mundanalmente
Los sedimentos que permanecen en nosotros nos dan ese olor y sabor característico del pecado
Los aflicciones y las pruebas no nos convierten
Mas su ausencia hace que nuestra naturaleza caída se corrompa aún más
Abusamos de las bendiciones de Dios para alimentar nuestro propio pecado
La calma prolongada arruinó a Moab tal y como podría pasar con nosotros

2. La Aflicción Prueba la Pureza de Nuestras Intenciones

Abraham
Deja a Ur
Se separa de Lot
Discusiones entre Sarah y Agar
Se separa de Ismael
Ofrece a Isaac en sacrificio
Y era Dios dirigiendo sus pasos y su corazón
Jacob
Engaña a su padre, hermano, tío
En el medio de la lucha entre sus esposas
Desobediencia de sus Simeon y Levi
Confrontación con su hermano
Desaparición de Jose
Muerte de Raquel
Apresamiento de Simeon y Benjamin
Mas era Dios detrás de todo esto

3. La Aflicción No Despega del Mundo

Nos recuerdan que somos peregrinos
El cielo es nuestro hogar
Vemos cuan vacío es el mundo
Y como el mundo pierde su brillo y glamour

III - Aplicación

1. Reconocer Nuestra Dependencia de Dios

Es fácil ser manso cuando hay paz
Es bueno tener gozo cuando no hay problemas alrededor
Está bien ser amable cuando todo va bien
Tan pronto llegan las adversidades, perdemos la mansedumbre, el gozo y la amabilidad
La aflicción nos enseña
Cuan ignorante somos de lo que hay en nuestro corazón (Deuteronomio 8:2)
Dios es quien está en control (Proverbios 3:6)
No seamos sabios a nuestra propios ojos (Proverbios 3:7)
Deuteronomy 8:2 RVR60
Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.
Proverbs 3:6–7 (RVR60)
Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.
No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate del mal;

2. Retomar la Perspectiva Correcta

Ver la providencia divina
Dios nos ayuda a formar el carácter de Cristo en nosotros (Romanos 8:28)
Es por esto que nuestra vida es tan cambiante
Genera compasión en nosotros
Compadecernos de aquellos que han tenido un período largo de prosperidad
Consolar y fortalecer al hermano (2da Corintios 1:3-4)
Ser de apoyo y fortaleza
No adicionar mas cargas
Produce paciencia (Salmos 27:14)
Romans 8:28 RVR60
Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.
2 Corinthians 1:3–4 RVR60
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación,el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.
Psalm 27:14 (RVR60)
Aguarda a Jehová; esfuérzate, y aliéntese tu corazón; sí, espera a Jehová.
Fuentes
Libro “Una Iglesia Conforme al Corazón de Dios”, Miguel Núñez
Sermón “El Peligro de una Vida sin Estorbo”, Hector Santana
Related Media
Related Sermons