Faithlife Sermons

El Gobierno de la Iglesia 3º Parte.

Gobierno de la Iglesia.  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views
Notes
Transcript

Los oficiales de la Iglesia, 1º Parte, Los ministros extraordinarios.

Introducción (repaso):

La semana anterior vimos los principios en los que se fundamenta el gobierno presbiteriano, los cuales son los siguientes:

1. Cristo es la cabeza de la Iglesia y la fuente de toda su autoridad.

2. Cristo ejerce Su autoridad por medio de Su Palabra Real.

3. Cristo como Rey ha dotado a la Iglesia con poder.

4. Cristo proveyó para el ejercicio específico de este poder por medio de los órganos representativos.

5. El poder de la Iglesia reside principalmente en el cuerpo gobernante de la Iglesia Local

Los oficiales de la Iglesia.

Efesios 4:11 (RVR60)
11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,
Hechos de los Apóstoles 14:23 (RVR60)
23 Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído.
1 Timoteo 3:13 RVR60
13 Porque los que ejerzan bien el diaconado, ganan para sí un grado honroso, y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jesús.
Como oficiales de la Iglesia nos referimos aquellos varones que Dios aparta como sus ministros para el servicio en su Iglesia en cargos de responsabilidad que Dios mismo ha instituido y que deben ser reconocidos por medio de la ordenación.
Se distinguen dos clases de oficiales en la Iglesia: los Extraordinarios y los Ordinarios.
Podemos decir acerca de los oficiales extraordinarios son aquellos que el Señor designó de una manera extraordinaria en el comienzo de la Iglesia y que por las funciones que ejercían ya no están operativos en este tiempo.
Los oficiales ordinarios son aquellos que Dios ha establecido para que en el día de hoy su Iglesia sea gobernada y edificada.

1. Oficiales Extraordinarios.

Los oficiales extraordinarios son los siguientes:

Apóstoles.

Los doce, que estuvieron con el Señor pero también el apóstol Pablo que fue nombrado por el mismo Señor y otros hombres que acompañaron a los apóstoles (como en el caso de Bernabé)
Hechos de los Apóstoles 1:21–23 RVR60
21 Es necesario, pues, que de estos hombres que han estado juntos con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros, 22 comenzando desde el bautismo de Juan hasta el día en que de entre nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con nosotros, de su resurrección. 23 Y señalaron a dos: a José, llamado Barsabás, que tenía por sobrenombre Justo, y a Matías.
Hechos de los Apóstoles 14:14 RVR60
14 Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces
Estos tenían la función especial de poner el fundamento para Iglesia por medio de las enseñanzas que Dios les reveló y ellos transmitieron. Además fueron dotados de un poder especial para realizar señales y milagros.
Efesios 2:20 RVR60
20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,
1 Corintios 2:12–13 RVR60
12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.
Hechos de los Apóstoles 2:43 RVR60
43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles.

Profetas.

Estos tenían la función de hablar para la edificación de la Iglesia y ocasionalmente se les daba poder revelar misterios y predecir acontecimientos futuros.(Teología Sistemática Berkhof). Al igual que los apóstoles ellos tenían una labor fundacional.
Efesios 2:20 RVR60
20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,
Efesios 3:4–5 RVR60
4 leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo,5 misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:
1 Timoteo 1:18 RVR60
18 Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia,
1 Timoteo 4:14 RVR60
14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.

Evangelistas.

Estos oficiales tenían el trabajo de acompañar y asistir a los apóstoles y en ocaciones eran enviados por estos a realizar misiones especiales. Su tarea era predicar y bautizar, pero también ordenar ancianos. (Teología Sistemática Berkhof) Al igual que los apóstoles estos eran dotados por el poder de Dios de hacer milagros.
Hechos de los Apóstoles 21:8 RVR60
8 Al otro día, saliendo Pablo y los que con él estábamos, fuimos a Cesarea; y entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos con él.
Hechos de los Apóstoles 8:5–8 RVR60
5 Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo.6 Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía.7 Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados;8 así que había gran gozo en aquella ciudad.
Hechos de los Apóstoles 8:36–40 RVR60
36 Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? 37 Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. 38 Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó. 39 Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino. 40 Pero Felipe se encontró en Azoto; y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó a Cesarea.
Además de Felipe se considera a Marcos, Tito y Timoteo como evangelistas.
Tradicionalmente hermanos que han dado evidencia de ser conocedores de la Escritura han llegado a la conclusion que los evangelistas constituían un tipo de oficio que en todas las características que se mencionan en la Escrituras ya no están operativos como tales.

Consideraciones importantes con relación a los oficiales extraordinarios:

1. Los oficiales extraordinarios ya no están vigentes.

Esto se deduce de tres aspectos importantes del ministerio de estos oficiales:
Por el ministerio fundacional. Como hemos dicho, entre las funciones que tenían estos oficiales era la de poner el fundamento, esto lo hacían por medio de sus enseñanzas, las cuales quedaron registradas en los escritos del Nuevo Testamento. En razón de que el fundamento ya está puesto los ministros de Dios ya no cumplen esta función.
Por las revelaciones y profecías. Como la Palabra de Dios ya está completa no es necesario que existan apóstoles o profetas que traigan nuevas revelaciones.
Por las señales y milagros. Estos oficiales eran dotados con gran poder de hacer milagros para respaldar el mensaje del evangelio que se comenzaba a propagar, por otra parte vemos claramente que en este tiempo la obra del Señor se concentra en la exposición de la Palabra que ya ha sido revelada y que se encuentra en las Sagradas Escrituras.
Por esto consideramos que no debemos ya reconocer en el día de hoy a alguien como alguno de estos ministros extraordinarios. Dicho de una manera más clara, por estas razones consideramos que no debemos reconocer como apóstoles en el día de hoy a ningún hombre salvo los apóstoles mencionados en la Palabra de Dios, ellos son nuestros apóstoles y no hay más.
Sin embargo hay algo más que considerar.

2. Algunas funciones de los ministros extraordinarios permanecen en el día de hoy en los ministros ordinarios.

Aunque creemos que estos oficiales extraordinarios no están operativos o vigentes en el día de hoy, en especial por la labor fundacional que ellos tenían, los ministros ordinarios en el día de hoy ejercen ciertas funciones semejantes a las de los ministros extraordinarios. Podemos ver los siguientes ejemplos:
Los apóstoles y evangelistas tenían la función de comenzar iglesias y ordenar a los oficiales, de la misma manera los ministros de la Palabra en el día de hoy son los que ordenan a otros oficiales y algunos son llamados a plantar nuevas congregaciones y llevar el evangelio a lugares donde la Palabra del Señor no ha llegado.
Así como los profetas tenían la función de anunciar el mensaje de Dios y de dar a conocer los misterios de él, así mismo los ministros de la Palabra en el día de hoy dan a conocer el mensaje de Dios al pueblo y explicar los misterios ya no como nuevas revelaciones pero sujetados ala revelación escrita de las Sagradas Escrituras.

Conclusión:

Es de gran importancia que nosotros entendamos bien el orden que Dios ha establecido en su palabra en cuanto a sus oficiales y ministros ya que hay muchos que se levantan atribuyéndose una autoridad que Dios no les encargó. Nuestro deber es respetar la Santa voluntad de nuestro Dios para glorificarle y proteger a Su Iglesia del engaño de los falsos ministros.
La próxima lección aprenderemos que también hay un orden que Dios ha establecido para el nombramiento y el ejercicio de los oficiales que deben gobernar y guiar a la Iglesia en el día de hoy.
Related Media
Related Sermons