Faithlife Sermons

El Beso de Judas

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1,222 views
Notes & Transcripts

Cuando se piensa en Judas por lo general se piensa en un hombre malvado.  Pero en realidad sus acciones no fueron tan diferentes que los de muchos hoy. 

Al traicionar a Jesús, Judas cometió el más grande error en la historia. Pero aunque Jesús sabía que Judas lo traicionaría, eso no significa que Judas fue un títere de la voluntad de Dios. Fue Judas el que tomó la decisión. Dios sabía cuál sería su elección y lo confirmó. Judas no perdió su relación con Jesús, más bien nunca llegó a ponerlo en primer lugar.

Judas nos haría un favor si nos hiciera pensar una segunda vez acerca de nuestro compromiso con Dios y la presencia de su Espíritu en nosotros. ¿Somos verdaderos discípulos y seguidores de Jesús o imparciales no comprometidos? Podemos escoger la desesperación y la muerte, o podemos optar por el arrepentimiento, el perdón, la esperanza y la vida eterna. La traición de Judas envió a Jesús a la cruz para garantizar esa segunda elección, nuestra única oportunidad. ¿Aceptaremos su don gratuito o lo traicionaremos como Judas?

Lecciones de su vida:

  Los planes y motivos malos permiten que Satanás nos use en cosas peores

•  Las consecuencias del mal son tan devastadoras que aun las pequeñas mentiras y errores tienen serios resultados

•  Los planes de Dios y sus propósitos obran aun en las peores situaciones

Mateo 26:14-16

14 Uno de los doce discípulos, el que se llamaba Judas Iscariote, fue a ver a los jefes de los sacerdotes15 y les dijo:

—¿Cuánto me quieren dar, y yo les entrego a Jesús?

Ellos le pagaron treinta monedas de plata.16 Y desde entonces Judas anduvo buscando el momento más oportuno para entregarles a Jesús.

  • Muchos hoy están buscando igual que Judas una oportunidad para entregar a Jesús.  Quizás no están dispuestos para caer en cada pecado que se les presenta, pero tienen su precio.  Para Judas su precio eran 30 monedas de plata.  ¿Cual es tu precio? ¿Entregarías a Jesús por una relación inmoral ó por dinero, volviéndote esclavo del trabajo o peor, ladrón?  ¿Quizás tu precio es el fútbol o un vicio o un tiempo de descanso?  En realidad mucha gente pone muy poca valor a la vida de Jesús.   

 

Mateo 26:20-25

20 Cuando llegó la noche, Jesús estaba a la mesa con los doce discípulos;21 y mientras comían, les dijo:

—Les aseguro que uno de ustedes me va a traicionar.

22 Ellos se pusieron muy tristes, y comenzaron a preguntarle uno tras otro:

—Señor, ¿acaso seré yo?

23 Jesús les contestó:

—Uno que moja el pan en el mismo plato que yo, va a traicionarme.24 El Hijo del hombre ha de recorrer el camino que dicen las Escrituras; pero ¡ay de aquel que lo traiciona! Hubiera sido mejor para él no haber nacido.

25 Entonces Judas, el que lo estaba traicionando, le preguntó:

—Maestro, ¿acaso seré yo?

—Tú lo has dicho —contestó Jesús.

 

  • Para muchos decirse cristiano es cuestión de ubicación y no de convicción.  “Cómo voy a la iglesia soy cristiano”.  Aunque Judas se encontraba con los discípulos de Jesús en realidad no era uno de ellos.
  • Judas se había disfrazado bien, no fue obvio para nadie su corazón.  Mucha gente pasa la vida sin abrir su corazón y por esto no encuentran ayuda.  La iglesia no es un lugar para fingir sino un lugar para exponer nuestros corazones para poder cambiar para ser como Jesús.

Mateo 26:47-56

47 Todavía estaba hablando Jesús, cuando Judas, uno de los doce discípulos, llegó acompañado de mucha gente armada con espadas y con palos. Iban de parte de los jefes de los sacerdotes y de los ancianos del pueblo.48 Judas, el traidor, les había dado una contraseña, diciéndoles: “Al que yo bese, ese es; arréstenlo.”49 Así que, acercándose a Jesús, dijo:

—¡Buenas noches, Maestro!

Y lo besó.50 Jesús le contestó:

—Amigo, adelante con tus planes.

Entonces los otros se acercaron, echaron mano a Jesús y lo arrestaron.

51 En eso, uno de los que estaban con Jesús sacó su espada y le cortó una oreja al criado del sumo sacerdote.52 Jesús le dijo:

—Guarda tu espada en su lugar. Porque todos los que pelean con la espada, también a espada morirán.53 ¿No sabes que yo podría rogarle a mi Padre, y él me mandaría ahora mismo más de doce ejércitos de ángeles?54 Pero en ese caso, ¿cómo se cumplirían las Escrituras, que dicen que debe suceder así?

55 En seguida Jesús preguntó a la gente:

—¿Por qué han venido ustedes con espadas y con palos a arrestarme, como si yo fuera un bandido? Todos los días he estado enseñando en el templo, y nunca me arrestaron.56 Pero todo esto sucede para que se cumpla lo que dijeron los profetas en las Escrituras.

En aquel momento, todos los discípulos dejaron solo a Jesús y huyeron.

  • Judas se presentó como amigo, aún beso al maestro pero en realidad sus intenciones eran diferentes.
  • ¿Cuál es tu intención de venir hoy?  ¿Solo presentarte y besar al maestro para después verlo sufrir a causa de tus acciones? O ¿Has venido para entregarte ante él para que te muestre como debes vivir tu vida?

Mateo 27:3-10

3 Judas, el que había traicionado a Jesús, al ver que lo habían condenado, tuvo remordimientos y devolvió las treinta monedas de plata a los jefes de los sacerdotes y a los ancianos,4 diciéndoles:

—He pecado entregando a la muerte a un hombre inocente.

Pero ellos le contestaron:

—¿Y eso qué nos importa a nosotros? ¡Eso es cosa tuya!

5 Entonces Judas arrojó las monedas en el templo, y fue y se ahorcó.

6 Los jefes de los sacerdotes recogieron aquel dinero, y dijeron:

—Este dinero está manchado de sangre; no podemos ponerlo en el cofre de las ofrendas.

7 Así que tomaron el acuerdo de comprar con él un terreno llamado el Campo del Alfarero, para tener un lugar donde enterrar a los extranjeros.8 Por eso, aquel terreno se llama hasta el día de hoy Campo de Sangre.9 Así se cumplió lo que había dicho el profeta Jeremías: “Tomaron las treinta monedas de plata, el precio que los israelitas le habían puesto,10 y con ellas compraron el campo del alfarero, tal como me lo ordenó el Señor.”

  • Tristemente Judas solo alcanzo sentir remordimiento, no arrepentimiento.
  • ¿Cuántas personas hoy lamentan las decisiones que tomen pero en realidad no se arrepientan y cambien?

2 Corintios 7:10

10 pues la tristeza según la voluntad de Dios conduce a una conversión que da por resultado la salvación, y no hay nada que lamentar. Pero la tristeza del mundo produce la muerte.

  • Queremos invitarte a estudiar la Biblia y experimentar la salvación que viene de una tristeza conforme la voluntad de Dios.
  • Si Judas hubiera ido a Dios su ida habría sido diferente… hubiera podido estar al lado de Pedro predicando salvación el día de Pentecostés, pero por su egoísmo y orgullo su vida predica perdición desde la tumba.

Juan 17:12

12 Cuando estaba con ellos, los guardaba en tu nombre, el nombre que me diste; y los guardé y ninguno se perdió, excepto el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliera.

Related Media
Related Sermons