Faithlife Sermons

Deja que Dios intervenga en tu dolor Jn 9.3

Sermon  •  Submitted
1 rating
· 49 views
Notes
Transcript

Introducción

Autor:
Aunque el nombre del autor no figura en el libro, la tradición identifica al apóstol Juan como su autor, los padres apostólicos como Policarpo, Ireneo, Clemente, testifican que Juan es el autor, y algo que resalta en este evangelio es la frase “el discípulo amado”, que para muchos identifica al apóstol Juan. Jn 13.23; 19.26; 21.7,24.
A diferencia de los sinópticos, Juan se centra casi enteramente en el ministerio de Jesús en y alrededor de Jerusalén.
Presenta este evangelio 92% de material único, pasajes como las bodas de Caná, Jesús conversa con Nicodemo, con la mujer Samaritana, el ciego de nacimiento, la resurrección de Lázaro... por estos datos se piensa que fue el último evangelio escrito, alrededor de los años 85-90 d.C
Tema:
Para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que al creer, tengáis vida en su nombre. Jn 20.31

I La sanidad física.- Vs 1-7

Ocurre cuando Jesús está saliendo a las afueras del templo, mientras el ciego está mendigando. Vs.1,8
Los discípulos ven al ciego no con compasión, sino con debate teológico y hacen una pregunta Vs.2
Era dolorosa la enfermedad de la ceguera, no podía contemplar la belleza de la naturaleza, ni percibir los colores, fallas en las vías de la parte del cerebro, el ojo es el órgano más maravilloso de nuestro organismo, hecha con tremenda sabiduría, no se compara a ningún zoom, ni cámara de comparación.
Jesús se fijó en el ciego y su dolor, los discípulos en el origen de su pecado Gn 25.22, y aclaró que esta enfermedad no tiene origen en el pecado de sus padres ni de él, sino que Dios quiere mostrar su poder, su misericordia, su bondad, su amor. Vs 3-5
Viene la noche, habla refiriéndose a la muerte de la persona , mientras estaba en la tierra estaba trayendo salvación.
Ciego representa a vidas que viven en tinieblas, sin dirección, y sin esperanza, pero que cuan se encuentran con Cristo, tienen que poner por obra su fe y obediencia en “el enviado”, cuando fue a lavarse en el estanque de Siloé y regresó viendo.
Construido por el rey Ezequías 700 a.C, para asegurar agua potable para el pueblo de Jerusalén durante el sitio de los asirios.

II El testimonio Vs. 8-12

Vecinos decían a su regreso al barrio ¿Es el mendigo?
Unos decían él es, otros decían, se parece (dudan). Y sus vecinos ¿qué dicen de usted.?
Pero él testificaba: yo soy, yo ERA…AHORA NO...
Preguntaron ¿Cómo es posible? Lo hizo Jesús, daba la gloria a él.
La multitud estaba cerca al templo y no pasaba nada, pero Dios conoce los corazones y visitó a un hombre que mendigaba y era ciego.
¿Y dónde está? sólo tenía una revelación parcial, Aquél Hombre. Vs. 11-12

III El interrogatorio Vs. 13-34

1.- El ex-ciego es interrogado por los fariseos Vs. 13-17
Los vecinos llevaron al ex-ciego delante de los fariseos. Vs. 13
Condenaban al señor por haber hecho el milagro en día de reposo, ponían el día por encima del creador, de que reposo, si en sus corazones había odio, amargura, ira, venganza, sin Cristo no hay paz. Vs. 14-16
Cristo puso fin a los sacrificios , él es el cordero que quita el pecado del mundo.
Él puso fin a los 613 mandamientos de la Torá.
Maimónedes un rabino en la época medieval, contó los mandamientos de la Torá, y fueron 613 leyes.
Le volvieron a preguntar al hombre que había recibido el milagro, ¿Qué pensaba de Jesús?y confesó que era profeta, su revelación fue gradual. Vs. 17 (anteriormente dijo que era un hombre Vs.11).
2.- Sus padres son llamados e interrogados Vs. 18-23
Los judíos eran incrédulos, pensaron que llamar a sus padres era lo mejor para despejar sus dudas. Vs. 18
Los padres declaran, que reconocen que es su hijo, pero desconocen como recibió la vista, por temor a ser expulsados de la sinagoga. Vs. 19-23
No quisieron ser señalados, burlados, puestos a un lado, pero su hijo continuó adelante. Jn 16.33; Hch 14.22; Sal 34.19
¿Qué hubiéramos hecho nosotros?
3.- El pueblo interroga al ex-ciego Vs. 24-34
Por tercera vez es interrogado, y querían que confesara que Jesús era un hombre pecador. Vs.24
Vemos la firmeza de este hombre ante el acoso, presión, amenazas…¿qué cosas están tratando de menguar nuestra fe, nuestra comunión con Dios?
Las presiones
Una paloma es perseguida es perseguida por un halcón, y no encuentra un lugar donde protegerse de su incansable enemigo.
Pero se da cuenta de que existe un refugio para ella en la grieta de una roca, y muy feliz vuela hacia ella.
Para salvarse debe introducirse toda ella en el refugio y así evitar las garras del destructor.
Respondió que se maravillaba que ellos no creyeran, mientras él había experimentado un milagro único. Vs. 30
Ante la firmeza de su testimonio, y no pudiendo hacerle cambiar de parecer, enfurecidos decidieron expulsarlo.

IV La sanidad espiritual.- vs. 35-41

Había sido sanado de su ceguera, pero faltaba salvar su alma de la ceguera espiritual.
Y cuando Cristo lo halló, nos habla de una búsqueda iniciada por Él y le hizo la pregunta más importante ¿ Crees (personal) en el Hijo de Dios? vs. 35
El hombre reconoció primero que era un hombre, después profeta, ahora el Hijo de Dios, y le adoró. Todo esto nos habla de su divinidad.
Ahora lo estaba viendo, antes sólo le había escuchado, nosotros hoy escuchamos su voz a través de su palabra, pero un día le veremos tal como él es.
Comentario Al Nuevo Testamento MÁS Y MÁS GRANDE (Juan 9)

Napoleón estaba en una ocasión en una compañía en la que se encontraban algunos escépticos eminentes, y estaban hablando de Jesús. Algunos Le consideraban un gran hombre, y nada más. «Caballeros —dijo Napoleón—, yo conozco a los hombres; y Jesucristo es más que un hombre.»

Jesús condena la actitud de los fariseos Vs. 39-41
La razón de la venida de Jesucristo fue salvar a las almas, pero el resultado de su venida, fue la condenación al pecado de la incredulidad
Hay que reconocer nuestra ceguera
Los fariseos estaban cegados por su propio orgullo, propia justicia y su propia interpretación de las Escrituras.
Tengamos presente la ley de la responsabilidad, al que más se le da, más se le demanda, cuanto más conocimiento tenga una persona, más se le exige.
Escoge la puerta angosta, la que lleva a la salvación.
Dios les bendiga
Ps. Roberto Riojas
Related Media
Related Sermons