Faithlife Sermons

Razones para dar gracias en este 2020

Crecer como Jesús  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 29 views

Hoy cada uno tendrá muchas razones para estar agradecidos con Dios, necesitamos dar gracias a Dios, por lo que Él es, por lo que ha hecho y seguirás haciendo en nuestras vidas.

Notes
Transcript

INTRODUCCIÓN:

El 2020 ha sido quizá el año muy difícil, es posiblemente el más difícil en la historia moderna de la humanidad.
La humanidad no había vivido o una pandemia a esta escala desde la influencia española en 1918.
A este día se habla de más de 79 millones de casos y más de 1,7 millones de muertos en todo el mundo , por el COVID-19.
Eso, por supuesto, sin contar los casos y las muertes no reportadas.
A este día, la mayoría de nosotros, si no nos hemos enfermado, hemos tenido un ser querido, o algún amigo, enfermo.
Muchas familias han vivido la trágica muerte de un ser querido, han perdido su trabajo, o les han recortado su sueldo.
Muchas personas salen a la calle por necesidad con temor de ser contagiados.
Otros, por el otro lado, consideran todo esto una gran farsa. La información y desinformación abundan en las redes sociales.
El impacto en las economías mundiales es incalculable. Y todavía no sabemos las repercusiones que tendrán en la sociedad las diversas medidas que se han tomado.
Pero a pesar de todo, al llegar al último día del año, podemos decir Gracias Dios, gracias por lo que has permitido, gracias por lo que has hecho en nuestras vidas.
Pablo dice en 1 Tesalonicenses 5:18
1 Tesalonicenses 5:18 RVR60
18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.
Hermanos, Dios quiere que seamos agradecidos, con Él en todo tiempo.
Es su voluntad que en medio de las circunstancias, los creyentes mostremos agradecimiento a Él.
Estudiaremos TRES razones que todos los cristianos debemos considerar para estar agradecidos con Dios, en este año 2020.

I. LAS PRUEBAS NOS AYUDAN A CRECER.

Santiago 1:2–4 RVR60
2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.
Hermanos, aunque pueda parecer paradójico, podemos dar gracias a Dios por las pruebas que ha puesto en nuestra vida durante este año.
Las pruebas ayudan a demostrar el crecimiento espiritual del creyente, y como resultado deben producir gozo, perseverancia y madurez en la fe.
Santiago dice en el versículo 4, para que seáis perfectos y cabales, es decir, con madurez e integridad.
Hermanos, las pruebas fortalecen nuestra fe (1 P 1:6-7).
1 Pedro 1:6–7 RVR60
6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,
Al igual que el oro se prueba que es genuino por el fuego, así también la fe, sometida a prueba por aflicciones, demuestra ser genuina.
Hermanos cuando nuestra fe es aprobada, entonces dice el apóstol Pedro, sea hallada en alabanza, gloria y honra, cuando sea manifiesto Jesucristo.
Muchos no han pasado la prueba de la fe, han vuelto al mundo, al pecado, se han debilitado, y muchas vidas han sido echadas a perdida.
Pero muchos, fueron hallados como el oro, con fe genuina.
Hermanos si las pruebas, fortalecen nuestra fe, si ellas traen crecimiento, necesitamos ser agradecidos con Dios.
La segunda razón que tenemos que estar agradecidos con Dios, es:

II. TODO OCURRE EN LA SOBERANÍA DE DIOS.

Hermanos, debemos tener convicción de que Dios está sentado en su trono inamovible.
Esta pandemia no lo tomó por sorpresa. No hay virus que se escape de Su soberanía. Él permitió que todo lo que hemos vivido sucediera. (Dn 4:35)
Daniel 4:35 RVR60
35 Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?
Es en su voluntad que pasan las cosas, tanto en el cielo como en la tierra, y ninguno de nosotros, podemos cuestionarle, ¿Porqué haces esto?.
A veces, es una verdad que a muchos incomoda, porque no logran entender, la absoluta soberanía de Dios, sobre todo para el no creyente.
Pero la soberanía de Dios es un tema que la Biblia enseña con claridad:
“[Dios es: ]
Isaías 45:7 RVR60
7 que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto.
Proverbios 16:33 RVR60
33 La suerte se echa en el regazo; Mas de Jehová es la decisión de ella.
Job 42:2 RVR60
2 Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti.
Amós 3:6 RVR60
6 ¿Se tocará la trompeta en la ciudad, y no se alborotará el pueblo? ¿Habrá algún mal en la ciudad, el cual Jehová no haya hecho?
Hermanos, la soberanía de Dios es absoluta, Dios no es pasivo, nada hay que ocurra que escape de su control.
Al final tenemos que hacernos esta pregunta:
¿Estaba esta pandemia dentro del plan de Dios, o no?
Si decimos que no, entonces Dios no es Dios. No es soberano.
Y si es así, se nos destapa una caja de Pandora con muchas otras preguntas: ¿Quería Dios que toda esta gente muriera? ¿Por qué lo permitió? ¿Para juzgar? ¿Para llamar nuestra atención?
Hermanos,no es la primera vez que la humanidad sufre algo así. En lo más mínimo.
Las Escrituras hablan acerca de plagas que han azotado a las naciones (cp. 2 S 24:15; Sal 91:3; Ez 12:16).
En el siglo IX, la peste bubónica mató entre 75 a 200 millones de personas.
¿se pueden imaginar vivir en ese tiempo?
Pero en medio de todo Dios sigue sentado en Su trono.
Entonces podemos dar gracias a Dios porque, en medio de esta dificultad, hemos visto que aunque las naciones tiemblan, las economías caen, y el cuerpo desfallece, Él permanece siendo Dios.
El Dios en quien confiamos es Aquel que gobierna sobre todo, nada puede rebelarse a Su gobierno.
La tercera razón que tenemos para ser agradecidos, es:

III. PARA LOS CRISTIANOS LA MUERTE APUNTA A LA VIDA.

Desde la Caída (Gn 3), el mundo se ha visto golpeado por todos los diversos efectos del pecado, desde los desastres naturales (como terremotos, incendios, pandemias) hasta los efectos del pecado en el cuerpo humano (como enfermedades, envejecimiento y, finalmente, la muerte).
Pero las escrituras, enseñan que lo que vivimos en este tiempo no es comparable con lo que hemos de vivir.
Romanos 8:18 RVR60
18 Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.
Incluso dice Pablo, la creación misma espera la manifestación de los hijos de Dios y gime aguardando la redención completa.
Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.....Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora. Romanos 8: 19, 22
Así que hermanos, los que vivimos en Cristo, las aflicciones y preocupaciones de este mundo, inclusive, las enfermedades y la muerte, no deben amedrentarnos tanto, porque para nosotros como dijo el apóstol Pablo también a la iglesia en filipos:
Filipenses 1:21 RVR60
21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.
De igual manera dijo a los romanos:
Romanos 14:8 RVR60
8 Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.
Hermanos, esta es la realidad del creyente, no hay que temer a la muerte ya que la muerte apunta a la vida.
Morimos, pero un día vamos a resucitar y la muerte segunda no tendrá ningún dominio sobre nosotros, sino que reinaremos en el reino milenial con Él(Ap 20:6)
Apocalipsis 20:6 RVR60
6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.
Y luego, un día habitaremos en una tierra renovada en donde reine la Vida .
Apocalipsis 22:5 RVR60
5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.
Hermanos para nosotros la muerte apunta a la vida ya que saldremos entonces de la tierra de destrucción y marchamos a la Ciudad Celestial, a la gran Sion, a la Nueva Jerusalén.

Conclusión:

Hermanos.....
¿Qué tan agradecidos estamos por este año?
¿Cómo hemos enfrentado las pruebas?, ¿Nos han ayudado a Crecer o nuestra fe, se ha desvanecido?
Recuerda que todo ocurre en la soberanía de Dios, es posible que hayas sufrido mucho este año, pero no si no has quitado tu mirada de lo celestial, Dios te recompensará.
Recuerda que nuestra redención está cada vez más cerca, por lo que debemos dar gracias a Dios por la Vida —Cristo—, mora en en cada uno de nosotros.
Hoy cada uno tendrá muchas razones para estar agradecidos con Dios, no olvide decirle Gracias Dios, por lo que tu eres, por lo que has hecho y seguirás haciendo en nuestras vidas.
Vamos a orar.
Related Media
Related Sermons