Faithlife Sermons

Exodo 4:18-26

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 189 views
Notes
Transcript
Éxodo 4: 18-26
Para no citar tanto a dos hermanos, quiero darles antes el crédito por que tome muchas de sus ideas para mi sermón (Ligón Duncan y Douglas Clawson).
Continuaremos esta mañana nuestra serie de mensajes sobre el libro del Exodo.
Vimos en Éxodo 1 la soberanía de Dios obrar: multiplicando al pueblo de Israel en Egipto como se la había prometido a Abraham, poniendo un yugo de esclavitud sobre ellos para despertarles, de manera que desearan salir de Egipto e ir a la tierra que Dios prometio a Abraham y la soberanía de Diso obró preservando y equipando un salvador para su pueblo.
En Éxodo 2 Moisés el salvador que Dios preserva y equipa intenta liberar a Israel pero es rechazado por su pueblo y tiene que huir de Egipto al rehusar ser llamado hijo de la hija de Faraón.
Al final de Éxodo 3, vimos como despues de que Dios oye el clamor de su pueblo, siendo fiel a su pacto con Abraham, aparece a Moisés en una zarza y lo llama para que regrese a Egipto y sea instrumento de salvación para Israel. Dios le dice a Moisés que va a liberar a su pueblo para que lo adoren (Somos salvos para adorar o servir a Dios).
Vimos que hasta el Capitulo 4:17 Moises hace 5 preguntas al Señor sobre su misión y al final se muestra renuente al llamado de Dios para él, El Señor pacientemente trata con todas las objeciones de Moises y al final el tendrá que ir, aprendimos que Dios es el salvador de su pueblo y el personaje principal de Exodo, Moises al inscribir este libro se retrata a si mismo como un hombre terco y rebelde al llamamiento celestial, pero que de todas maneras es persuadido por la gracia de Dios a la obediencia.
Vanderwaal dice: “Pueden ver en Exodo que no tenemos ningún derecho a representar a Moisés como un héroe de proporciones sobrehumanas que recurre a sus inmensas habilidades y personalidad dinámica para sacar a Israel de la esclavitud en Egipto. Aquí, como en todas partes, la Biblia es dolorosamente honesta al mostrarnos las debilidades y defectos de sus figuras centrales ".
Ahora veamos el resto de la historia, leamos juntos Exodo 4:18-26
Seguimos viendo como Dios es el personaje central de la historia del Exodo, en nuestro texto Dios se revela como el el redentor de Israel, el Dios soberano que inclina el corazón de los reyes hacia donde quiere para lograr sus decretos eternos y como un Dios santo.
Veamos en primer lugar:
I. Moisés se irá como el libertador de Israel por mandato de Dios, con la seguridad de que Dios estará con él y dependiendo del su poder. Exodo 20:18-20
Estos versículos relatan la historia de los preparativos de Moisés para regresar a Egipto de acuerdo con el mandato del Señor. Parte de los preparativos fue informar a su suegro de su partida, ya que él había sido el pastor de sus rebaños. Moisés actúa muy diferente a Jacob en esta escena, mostrando cortesía con su suegro. Leemos que al parecer Moisés no le cuenta a su suegro toda la historia, solo ira de visita a Egipto para ver si su familia vive.
Noten una vez más que Dios tiene que ordenarle a Moisés que se vaya.
En la escena al parecer Moisés se demora y tiene miedo de regresar. Dios le sale al encuentro y lo tranquiliza con la noticia de que el Faraón y las personas que lo perseguían han muerto, aquí tenemos un paralelo con Jesus (Mateo 2:20).
Moisés sale en un asno con su familia de la tierra de Median. Esta es una nota interesante que nos revela como para esto siervo del Señor su familia era importante y no los abandona para cumplir con su tarea ministerial, cuando las cosas se ponen difíciles en Egipto en los envía por un tiempo de vuelta a la casa de Jetro para protegerles. De moisés aprendemos que las tareas ministeriales no deben estar por encima de nuestras responsabilidades familiares.
Moisés esta vez sale, con la vara de Dios en su mano, es decir que ira en dependencia de Dios y su poder; el que Moisés tenga ahora la vara de Dios, nos muestra de antemano que el conflicto que se avecina no será entre Moisés y Faraón, sino entre Dios y Faraón.
Esto es interesante, porque a Faraón se le consideraba por los egipcios el dios ra o el dios del sol y cuando un faraón moría se le consideraba como el dios dela muerte osiris. Egipto y el miso se atribuia ser el Dios ra (sol) y el Horacio o el Dios de la muerte. Estos eran los dioses soberanos de Egipto, así que la historia que sigue será una batalla entre el autoproclamado dios Egipcios y el Unico Dios verdadero.
El que Moisés tenga la vara de Dios en su mano es un detalle increible. Para este tiempo los dioses eran representados con varas o cetros, para representar su poder y autoridad. Para Moisés esta vara era la representación visible de que ira a Egipto con el poder de Dios. Si tal era la costumbre, imaginen como tomaría Faraón la presencia de Moisés con su vara, el sabrá que delante de El hay alguien reclamando autoridad sobre él (Dios quería que así lo entendiera Faraón).
Una vez mas vemos que Dios será quien liberte a su pueblo y usara una vasija débil que será su mensajero y mediador, pero será el poder de Dios el que obrará la redención de Israel.
vimos entonces como Moisés se irá como el libertador de Israel por mandato de Dios, con la seguridad de que Dios estará con él y dependiendo del su poder. Exodo 20:18-20
II. El Éxodo se trata de Dios, de su soberanía, su adoración, su Reino y Faraón se resiste a esto. (Exodo 4:21-23)
Dios le dice a Moisés que confronte a Faraón con las maravillas que puso en su mano. Además Dios le cuanta a Moisés que tiene el plan de endurecer el corazón de Faraón (Soberano), El sabe que Faraón se opondrá a sus planes y no va a hacer nada para refrenarlo, de esta manera se manifiesta la ira de Dios contra la impiedad de los hombres, los deja en su extravío de manera que no respondan a la proclamación de su palabra.
Dios decretó en su soberanía que Faraón no respondiera a las peticiones de Moisés. Si fueras Moisés ¿Como te hubieras sentido? Moisés será ineficaz en su proclamación de la palabra de Dios, Faraón no hará nada de lo que Moisés le pida. Dios decreto esto.
La soberanía de Dios en todo asunto de los hombres, aun en las políticas de un estado no es un invento del Calvinismo, es la revelación que Dios le dió a Moisés.
Dios es soberano, el es quien gobierna todo y ni siquiera este Faraón podrá oponerse a sus planes, Dios planeo endurecerlo para mostrar mas la gloria de su nombre al pueblo que él ha redimido.
Este texto esta escrito para nuestra seguridad y confianza, el Dios que nos redimió en Cristo lo gobierna todo. La salvación de los hombres esta en sus manos, lo mismo que la condenación.
Todos los hombres merecen ser condenados por su maldad, pero es Dios quien elige dejar a unos en su maldad y decide tener misericordia de otros. Romanos 9:14-24
Veremos en la historia del Exodo esta doctrina ejemplificada, Leeremos que Dios endurece el corazón (Lo deja en su extravío para que no responda a sus ordenanzas), que Faraón endureció su corazón (El hombre es responsable) y que el corazón de Faraón se endureció (Las circunstancias juegan un papel importante en lso decretos de Dios, son usadas para endurecer y ablandar corazones).
Así que desde el principio Moisés sabe que Dios tiene perfecto control de la situación.
John Currid, un respetado erudito del Antiguo Testamento dice que la frase "yo endureceré su corazón" puede traducir literalmente, "haré que su corazón se sienta pesado". La frase es una alusión de las creencias religiosas en Egipto sobre la vida después de la muerte. Los antiguos egipcios creyeron que aquellos cuyos corazones fueron pesados en esta vida, ​​en la otra vida serían condenados, mientras que aquellos cuyos corazones fueron livianos en esta vida, serían considerados justos y bendecidos en la siguiente.
Esto nos revela mas de este texto. Dios es tan soberano que ha determinado que este dios de Egipto sería condenado en la otra vida.
Cuando estaba con ellos, los guardaba en tu nombre, el nombre que me diste; y los guardé y ninguno se perdió, excepto el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliera.” (Juan 17.12, LBLA)
Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo? Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón; porque éste era el que le iba a entregar, y era uno de los doce.” (Juan 6.70–71, RVR60)
Aunque los Egipcios consideraban a Faraón un dios, solo el Dios de Abraham, de Isaac y Jacob gobierna sobre todo.
Dios le dice a Moisés que le informe al faraón sobre la relación especial que Dios tiene con Israel, quien es su primogénito.
Y dirás a Faraón: Jehová ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito.” (Éxodo 4.22, RVR60). Moisés no deberá cambiar estas palabras, este es el mensaje de Dios. El esta diciendo que Israel es su primogénito hijo, para este tiempo un primogénito era quien tendría el liderazgo de la familia tras la muerte de un patriarca, no era necesariamente el primer hijo. Este era el heredero de una doble porción de la fortuna del padre. Es Dios quien le asigna este honor a la iglesia del A.T. considerándola como preeminente de entre todas las familias de la tierra. Eb el N.T. este titulo es transferido a nuestro Señor Jesucristo quien e tiene la preeminencia en todas las cosas creadas.
Luego Dios le dice a Moisés que le diga a Faraón
Ya te he dicho que dejes ir a mi hijo, para que me sirva, mas no has querido dejarlo ir; he aquí yo voy a matar a tu hijo, tu primogénito.” (Éxodo 4.23, RVR60)
Moisés estaba siendo llamado a advertir a Faraón sobre la muerte de quien sería su heredero al trono, esto no suena políticamente correcto. En otras palabras, Dios quiere Faron sepa que es Dios y no él quien determina quien se sienta el trono de las naciones, Dios ya había decidió que su hijo no reinara en Egipto. Esto mismo es lo que mas adelante entendió Daniel cuando dijo:
El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz.” (Daniel 2.21–22, RVR60)
Esto es lo que estaba llamado a decir Moisés al monarca mas poderoso del mundo antiguo. Este anuncia era un presagio de todas las plagas que Dios en su justicia traería sobre Egipto, no solo morirá el primogénito de Faraón, sino todos los de Egipto.
Hermanos este es nuestro Dios, Moises debía estar consciente de esto y tambien el pueblo de Israel. Con los Juicios que vendrían el mundo Egipcio tambien sería consciente de quien reina, y aun hoy el Señor sigue derramando juicios temporales y al final vendrá el día en que Cristo vendrá y en su ira condenara a todos loq que han servido de tropiezo para el pueblo de Dios.
Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga.” (Mateo 13.41–43, RVR60)
El Señor de Israel es soberano. Es Él quien determina quién se sentará en el trono de Egipto, y Moisés necesita estar muy, muy consciente de eso. Su gente necesita estar muy, muy consciente de eso. Y el anuncio de eso a Egipto constituye uno de los temas centrales de los encuentros de Moisés con el Faraón. Egipto debe saber que Dios es el Señor, porque las naciones deben saber que Dios es el Señor. Porque él es el creador y el soberano.
Hemos visto que Moisés irá a Egipto como el libertador de Israel por mandato de Dios, con la seguridad de que Dios estará con él y en dependencia de su poder. y como el El Éxodo se trata de Dios, de su soberanía, su adoración, su Reino y de un Faraón que se resiste a esto pero que será juzgado. Finalmente veamos.....
III. Dios es santo y no puedes jugar con él (Exodo 4:24-26)
Esta es una parte misteriosa del Exodo. El misterio esta en que alguien enfermo porque Jehová quiso matarlo, pero el texto no dice si es Moisés o su hijo.
Por el contexto lo mas fácil es asumir que esta hablando de Moisés y por esto se omite el sustantivo y es así como prefiero verlo a la luz de textos mas claros de la biblia como Genesis 17 que nos habla de la responsabilidad que tienen los padres de la iglesia del A.T. de guardar el pacto de Dios al circuncidar a su familia.
Así que Dios se esta tomando en serio la orden que había dado a Abraham, Moisés no puede jugar con esto, él había desobedecido al pacto y Dios busca matarlo. Con esto el Señor nos muestra la importancia de tomarse en serio las señales del pacto, esto me recuerda la exhortación de Pablo
De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor.Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa.Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí.Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen.Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados;” (1 Corintios 11.27–31, RVR60)
Las señales del pacto son importantes, lo mismo que la santidad y la obediencia a Dios. Moisés como profeta del altísimo no podía continuar con su misión si no estaba dispuesto a obedecer los términos que Dios estableció en su pacto de gracia con Abraham.
Dios no permitiría que un violador de la ley, entregue la ley a su pueblo en el Sinaí. Tampoco permitiría que la señal del pacto de la circuncisión se tomara a la ligera. Pero además la integridad es algo que debe caracterizar a los profetas del Señor, la santidad es la vestimenta con la que el pueblo de Dios le sirve, especialmente a aquellos a quienes Él llama para representarle ante su pueblo en el mundo.
Moises en este episodio esta retratando de manera anticipada como Israel tampoco guardará el pacto mientras transita por 40 años en el desierto del sinaí:
En aquel tiempo Jehová dijo a Josué: Hazte cuchillos afilados, y vuelve a circuncidar la segunda vez a los hijos de Israel. Y Josué se hizo cuchillos afilados, y circuncidó a los hijos de Israel en el collado de Aralot. Esta es la causa por la cual Josué los circuncidó: Todo el pueblo que había salido de Egipto, los varones, todos los hombres de guerra, habían muerto en el desierto, por el camino, después que salieron de Egipto. Pues todos los del pueblo que habían salido, estaban circuncidados; mas todo el pueblo que había nacido en el desierto, por el camino, después que hubieron salido de Egipto, no estaba circuncidado. Porque los hijos de Israel anduvieron por el desierto cuarenta años, hasta que todos los hombres de guerra que habían salido de Egipto fueron consumidos, por cuanto no obedecieron a la voz de Jehová; por lo cual Jehová les juró que no les dejaría ver la tierra de la cual Jehová había jurado a sus padres que nos la daría, tierra que fluye leche y miel.” (Josué 5.2–6, RVR60)
Si el pueblo que lidera Josue ha de entrara a la tierras será en los términos de Dios, lo mismo que Moisés.... Esto es así aun en el nuevo testamento Mateo 28:19-20 todo discípulo que quiera venir en pos de Jesus debe ser bautizado junto con sus hijos.
Vemos en el texto como es la esposa de Moisés la que viene a salvar su vida de la mano de Dios. Es curioso que Dios use mujeres en Exodo como instrumentos de bendición. Aun aquí vemos la soberanía de Dios usando instrumentos debiles para traer salvación, esta vez una mujer sincretista que al parecer actúa con mala actitud.
Entonces Séfora tomó un pedernal afilado y cortó el prepucio de su hijo, y lo echó a sus pies, diciendo: A la verdad tú me eres un esposo de sangre.” (Éxodo 4.25, RVR60)
La actitud de Séfora hacia la circuncisión es como la de los Cananeos paganos de este tiempo, que consideraban tan detestable la practica Judía y de algunos otros pueblos de la circuncisión que no se sentaban con ello a la mesa. Calvino piensa que Moisés no descuido el sacramento, sino que no lo realizo para no tener problemas con su esposa y ahora los tenía a causa del enojo de Dios. El temor al hombre nos apartara de la obediencia a Dios y esto es un grave pecado.
Con el rito de la circuncisión Dios soberanamente separo a los hijos de Israel de entre los demás pueblos.
De manera que la actitud de Sefora al circuncidar a su hijo, es de incredulidad. Ella hace lo que Dios ordena, pero su corazón esta lejos del Señor. Aunque cumple con el rito, su corazón no esta circuncidado. Así que aun cuando era hija de un sacerdote, fue sincretista en su manera de vivir, no sirviendo al Señor completamente. Lamentablemente, el descendiente de Moisés mostrará el sincretismo de su Madre en Jueces y no la fidelidad de Moisés.
Ella representa a Israel físico, quien habiendo sido la esposa de Dios, no cree en Él ni en Su pacto. La conformidad externa al pacto nunca es suficiente para una persona. El corazón de Israel necesita ser circuncidado.
Por otra parte este texto nos revela a Moisés como un tipo de Cristo, él ahora experimentará como en esta escena, como el pueblo de Israel lo menospreciará con su actitud mientras lo rescata de Egipto, como lo hizo la iglesia con el Señor mientras el Señor estaba enfrentando su éxodo en la cruz del calvario:
Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron.” (Marcos 14.50, RVR60)
Jesus obro la salvación de un pueblo que le resiste. Pero gracias a Dios que él es soberano como hemos visto hoy y vencerá esta resistencia al obrar en nuestras vidas soberanamente lo que representa el bautismo y la Circuncisión :
A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.” (Juan 1.11–13, RVR60)
La historia termina cuando Dios deja a Moisés, su ira es apaciguada con el arrepentimiento de Moises.
¿No has visto cómo Acab se ha humillado delante de mí? Pues por cuanto se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus días; en los días de su hijo traeré el mal sobre su casa.” (1º Reyes 21.29, RVR60)
Un arrepentimiento sincero y verdadero nos libra de la disciplina del Señor. Esta escena debe hacernos meditar en la santidad de Dios, el no puede ser burlado, así que tomémosle enserio.
Conclusión.
Hermanos, oremos al Señor para que podamos servir al Señor como Moises, con la seguridad de que Dios esta con nosotros, que dependemos de él y nos sostendrá con su poder. Que podamos entender que esta vida se trata de Dios, de su soberanía y de su deseo que nosotros le sirvamos en cada aspecto de nuestra vida mientras descansamos en su soberana gracia y esperamos al consumación de la salvación.
Que no haya ninguno entre nosotros que se endurezca contra Dios como el Faraón, que podamos temblar a su palabra y tomar en serio su santidad y los términos de su pacto de gracia.
Related Media
Related Sermons