Faithlife Sermons

Propiciación

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 32 views
Notes
Transcript
PROPICIACION
Cuando voy a las escrituras y estudio uno de los incidentes que se dios en la cruz del calvario que es la propiciación; que se dieron 3, redención, remisión (quitar de para poner en, tiene que ver con el misterio del cambio) y propiciación y como resultado final concluye en una regeneración.
Cuando analizamos lo que es el acto de propiciación, en el a.t y n.t. que tienen un denominador común.
Propiciación del griego jilasterion, de donde se deriva el termino, propiciar, propicio, que indica apagar, apaciguar, volver favorable, conciliar.
En su mas amplio concepto, propiciar indica: calmar la ira de un Dios ofendido, cosa que se daba en el propiciatorio cuando se derramaba la sangre del cordero tipo de Jesús, donde en cuya sangre descendía el fuego de DIOS LITERALMENTE y consumía la sangre, a ese acto se le llama propiciación.
En su mas alto concepto propiciar está relacionado con calmar la ira de un Dios ofendido, y está relacionado con el amor, la compasión y la misericordia Rm.3.25 “a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados”.
Heb. 8.12 “Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades”.
1 de Jn 2.2 “Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo”.
1 de Juan 4.10 “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados”.
En la Ley, el acto de propiciación, se daba en forma PASIVA Y CONTINUA y no ACTIVA Y DETERMINANTE como se dio en la cruz.
Dios hizo acto de propiciación, nos perdono por amor en la cruz, por que en la ley el acto de propiciación era derramar la sangre en el propiciatorio (la tapa del arca del pacto) donde se derramaba la sangre y en esa sangre caía el fuego de DIOS y consumía esa sangre, en señal de que Dios estaba reconciliándose con la nación de Israel por 1 año, pero al año tenían que volver hacer el acto de propiciación.
El la cruz Dios hizo acto de propiciación, nos perdonó por amor, dándonos su amor tubo compasión y por la compasión se movió a misericordia manifestando su gracia, impartiendo su justicia nos dio vida, regenerándonos y brindándonos su paternidad. (Heb 8.8, 12.. Leer).
El termino propiciación viene de propiciatorio, que era la tapa del arca del pacto, que se encontraba en el lugar santísimo, sobre esa tapa que era de oro, se derramaba la sangre del cordero y sobre esa sangre caía el fuego de Dios y consumía la sangre y se reconciliaba Dios con Israel por el periodo de un año.(Lev 16.2, 34).
Para tener mayor comprensión del acto de propiciación, debemos estudiar que es el propiciatorio y que función tenía en el lugar santísimo.
Cuando Pablo en Rom. 3.25 dice: “a quien Dios puso como propiciación” estaba haciendo referencia a Jesús, pero debo aclarar, que el termino propiciación, no aparece en su original, en el griego el término que aparece es propiciatorio, indicando la semejanza de lo que Jesús hizo, el fue el propiciatorio humano donde se derramo la sangre sobre quien cayó la ira de Dios, y el apóstol Juan da testimonio del acto de propiciación.
Hay un común denominador en la ley y en la cruz, pero también hay una gran diferencia.
El común es que en ambos actos se calmaba o apaciguaba la ira de Dios, pero la diferencia es que el acto de propiciación en la cruz fue definitivo absoluto y completo, es decir Dios quedó reconciliado con el mundo de una vez y para siempre, mientras que en la ley tenía que hacerse el sacrificio una vez al año, para apaciguar la ira de Dios todos los años.
Por lo tanto Dios no tiene que enviar en este presente estando la iglesia, juicio y terremotos y pestes, para volver el corazón de las gentes a el, porque el tiene un agente que es el Espíritu Santo, y tiene un cuerpo que es la iglesia predicando el ministerio de la reconciliación, y el Espíritu santo que convence de pecado de justicia y de juicio, a través del mensaje predicado.
Según este acto de propiciación que se dio en Jesús, nosotros como regenerados en Dios, no reconstruidos no remendados, no somos hijos de ira (Ef.2.3), sino de bendición; 1 de Ts.1.10; 5.9).
Dios deposito toda su ira sobre su hijo, para no descargar la ira sobre nadie en el mundo, a esto se le llama propiciación (Salmo 88.1, 7).Leer..
Si analizamos Juan 3.16, hay una propiedad y característica producto del amor de Dios a favor del hombre caído.
Dice:
1. porque de tal manera (inmensidad de su amor)
2. amó Dios al mundo (el objeto de su amor)
3. que ha dado (el despojo de su amor)
4. a su hijo unigénito (la dadiva de su amor)
5. para que todo aquel que en el cree (la universalidad de su amor)
6. no se pierda (el rescate de su amor)
7. mas tenga vida eterna (la recompensa de su amor).
Si este fue el sentir de Dios amarnos antes de rescatarnos de nuestra condición caída, cuanto mas ahora que somos sus hijos.
Por esta razón es que Pablo dice que nosotros estamos llamados a reconciliar al mundo con Dios, no a Dios con el mundo, porque a causa de la propiciación que se dio en Jesús, quedó reconciliado con el mundo por la eternidad (2 Cor. 5.17,18, 19). Leer…
El mensaje de la reconciliación fue el que Jesús predico en la sinagoga cuando leyó el libro de Isaías (Lc 4.18; Is 61.1).Leer..
Cambia el sentido al mensaje que Isaías presenta. El mensaje de Isaías termina anunciando la venganza de Jehová, y Jesús no tomó en cuenta esa expresión, por la razón que la ira y la venganza caerían sobre el en la cruz del calvario y es lo que se revela el salmo 88.6, 7.
Dios tiene una Iglesia con un mensaje de gracia, paternidad, de amor, de cobertura, de salvación y tiene un Espíritu para convencer al mundo de pecado de justicia y de juicio.
Si Dios tuviera que usarse en este tiempo de juicios, terremotos, virus, para reconciliar al mundo consigo, estaría invadiendo el ministerio de la reconciliación de la iglesia y la predicación y el trabajo del Espíritu Santo de convencer de pecado, justicia y juicio.
Related Media
Related Sermons