Faithlife Sermons

Alma mía espera en Dios - Salmo 27

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes
Transcript

Introducción

Este es uno se los salmos de lamento de David. Aqui el salmista expresa su esperanza en Dios.
1- 6 Palabras de Afirmación: como a pesar de sus circunstancias su esperanza esta arraigada en Dios
Dios es su luz y salvación.
El no teme y esta confiado.
7-12, Oración ...
Suplica a Dios como su única esperanza!
Ora como alguien que no tiene donde acudir en medio de un mundo lleno de enemigos mortales qiue quieren apartarle de Dios.
13 y 14, Afirmación de confianza.
Si no tuviera esperanza habría desmallado… La confianza en Dios fue la clave para seguir adelante
Él esta seguro de ver la bondad de Dios en la tierra de los vivientes.
Este es un salmo muy personal que nos llama seguir esperando en Dios, como lo hizo Abraham “En esperanza contra toda esperanza” - Le recuerda a su alma “Espera en Dios”
David como rey tenía una tremenda presión sobre él.
Recordemos que Dios juzgaba a la nación sobre la base de las decisiones del Rey, por esta razón David mantenía si confianza en Dios, pues no quería llevar el reino de Dios a la ruina, bajo su su disciplina, como lo hicieron muchos reyes en Israel.
David, era como rey un tipo del verdadero Rey del pueblo de Dios, Jesus es el rey eterno, que no falla y vive para siempre, nunca caerá bajo la disciplina de Dios. Jesus es el hijo en quien Dios tiene su perfecta complacencia.
El satisfizo la justa ira de Dios por nuestra desobediencia y cumplió perfectamente la ley de Jehová, como nuestro mediador.
Jesucristo fue y es sostenido con esta misma esperanza. Fue a causa de esta esperanza que Dios que le sostuvo en medio de la oposición de todos sus enemigos. Dios le sostuvo en medio de la prueba del desierto y le dio victoria sobre todos sus enemigos. El soporto la cruz con su confianza puesta en Dios, él no hubiese podido soportan esto, si no hubiera creído que vería la bondad de Dios en la tierra de los vivientes. Por este gozo puesto delante de él soportó la cruz y despreció el oprobio.
Jesus, todo el tiempo, sabía que volvería a resucitar, que Dios lo haría aceptando su sacrificio por la iglesia- Tambien sabía que su pueblo vería la bondad de Dios en la tierra de los vivientes.
Si Jesus hubiera pensado que su final era la cruz. Nunca lo hubiera soportado. Pero como David, se animó a sí mismo a esperar en medio de la tentación y la prueba.
Y Jesus quiere que nosotros como su pueblo siga esperando, sabiendo que su reino vendrá.
Este es un salmo lleno de esperanza. Dios cumplirá todas las promesas del pacto. Por esta razón podemos arraigarnos en él, confiar en el fervientemente.
Podemos cantar este salmo junto con el Señor. El Señor nos ha dejado este salmo para que lo cantemos. Esta es una perfecta expresión de de la esperanza de todos aquellos que han venido a Cristo para salvación. Esta esperanza es nuestra esperanza en Cristo.
Puedes recordarle a tu alma como lo hizo David:
Dios es mi luz y mi salvación no temeré...
Podemos ser sostenidos en esperanza en medio de tiempos difíciles como los que estamos enfrentando. En medio de la perdida. Esto fue lo que compartí con mi hermana Gloria hace una semana mientras le recordaba lo que Jesus había hecho para que no temamos.
¿cuánto necesitamos esta esperanza?
¡La vida es dura! todavía no estamos en el cielo. No solo sufrimos perdida de salud, de seres queridos, la misma tentación puede ser a veces fuerte, la idolatría quiera arrastrarnos lejos del Señor.... es horrible todo esto para quienes seguimos a Cristo.
Necesitamos aferrarnos a Jesús y creer con Él que el Señor no fallará. Necesitas confesar tu esperanza y orar fervientemente para mantenernos firmes en esta esperanza. Solo así podrás resistir la presión y no marchitarte.
¡Entonces cantemos con Jesús el 1-6 confesemos cómo nuestra esperanza está completamente en Dios!
Dios es mi luz - no estamos en oscuridad
Sabemos con certeza de qué se trata la vida.
No hay vagar sin rumbo por esdta vida
No hay búsquedas vanas de propósito y significado.
Sabes a dónde vas y conoces el camino.
Sabes que eres pecador y que haz sido perdonado y justificado.
Conoces los mandamientos.
Sabes la verdad sobre la mentira, el chisme y la lujuria.
Sabes que debes amar a tu prójimo como a ti mismo.
Dios es tu Salvación
Tienes completa libertad a través de Cristo.
hemos sido liberados de la esclavitud al pecado, la muerte, el infierno, Satanás, del egoísmo, la carne, y el mundo.
Tienes la gracia de Su Espíritu para creer y seguirlo.
Somos sostenidos por el poder de Dios hasta el final.
Él es la fortaleza de tu vida (v. 1).
- Él es quien te sostiene y te mantiene en pie, Así como el Padre sostuvo a Jesús.
"¿De quién temere?"
No hay enemigo que pueda evitar que Dios te bendiga.
Nuestros enemigos son de esta creación - Son meras criaturas, pero Dios es nuestro creador en quien vivimos y nos movemos.
No hay razón para temer lo que otros puedan hacer cuando Dios está de tu lado.
- ¿Qué puede separarte de su amor?
- ¿Qué puede alejarte de tu esperanza?
¿Puede la pobreza, la enfermedad, la persecución, el fracaso en la escuela o el trabajo, ser impopular, esteril, falta de éxito, el colapso de nuestra sociedad?
Aunque todo esto falte, nuestra bienaventuranza no esta en estas cosas.
Todos nuestro enemigos quieren devorarnos pero tropiezan y caen… esto es lo que ha estado pasando desde el principio del mundo.
Nuestros enemigos han estado tratando de destruir al pueblo de Dios ... Intentaron destruir a Cristo, desplegaron todo su poder ... Pero tropezaron y cayeron.
El reino de Cristo nunca puede ser destruido por ellos.
Todo ocurrirá para nuestro bien.
Cuando los enemigos del Señor celebraban en la cruz, crucificado, ¡vieron al tercer día cómo se levantaba en victoria sobre ellos!
Todos tropezarán y caerán, pero el reino de Dios es para siempre.
Somos invencibles por causa de él.

Solo hay un deseo del que habla David

Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.” (Salmo 27.4, RVR60)
Una vez que contemplas esta hermosura de Jehová, ¡no tendrás miedo de nada!… Puedes perder todo lo que tienes en este mundo. Tu cuerpo puede romperse en pedazos, pero nadie puede alejarte de Dios ...
¡Habitar en la casa de Dios y contemplar su belleza es la bienaventuranza mas grande!
Agustín dijo: "buscar a Dios es buscar la felicidad, encontrarlo es la felicidad misma ".
No hay nada más grande que buscar, nada más satisfactorio, esa es nuestra esperanza!. Ahora vemos a través de un cristal oscuro, pero pronto lo veremos cara a cara ...- Pero incluso ahora, podemos ver la gloria de Dios en nuestros sufrimientos, por medio de ellos, Dios nos atrae a él para que podamos ver su belleza como nunca antes reconociéndole como nuestra luz y salvación!
Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Me ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca me pondrá en alto.” (Salmo 27.5, RVR60)
Podemso elevarnos por encima de todos nuestros problemas.
Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean, Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo; Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.” (Salmo 27.6, RVR60)
Puede que no veas Su gloria cuando la tentación llegue por primera vez, pero espera en Él y usted se alegrarán de haberlo hecho.
¿Y qué harás después de esto, después de que Él te haya mostrado Su gloria?
¡Lo adorarás!
¡Te derramarás en adoración agradecida a Él!
Seremos abrumados con gratitud y deleite al ver Su gloria, que le ofreceremos nuestras vidas con alegría. ¡No de mala gana, sino como alguien que no puede pensar en nada mas hacer! Como alguien que está lleno de canciones de alabanza a Él por su amor, gracia y poder, que no puede cayarlo!
Cuando surgen problemas y confías en Él como tu luz y tu salvación, ese será el resultado cuando todo haya pasado.
Recordemos, como:
Jesús fue abrumado por la cruz, pero con qué alegría resucito. ¡Salió de la tumba y ascendió a Su Padre en gloria!
Pablo vivió en esta alegría de alguien que amaba derramar su vida por Dios ... el pudo ver la gloria de Dios en medio del sufrimiento ... porque Dios era su luz y salvación.
Unámonos a Jesús en ferviente oración a Dios para que Él sea todo lo que ha prometido ser para nosotros.
Recordemos que como nuestro sumo sacerdote, Jesus esta intercediendo al Padre por nosotros.
A.Roguemos a Dios que lo escuche.
Oye, oh Jehová, mi voz con que a ti clamo; Ten misericordia de mí, y respóndeme. Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro. Tu rostro buscaré, oh Jehová; No escondas tu rostro de mí. No apartes con ira a tu siervo; Mi ayuda has sido. No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación.” (Salmo 27.7–9, RVR60)
El salmista Ora como si todo dependiera de que Dios escuche...
Ora sabiendo no tiene otro lugar al que recurrir: Él es todo lo que tiene y realmente hay nada más que valga la pena tener.
Espera que Dios escuche porque es Dios quién le ha dicho que busque su rostro. Esto es maravilloso a la luz de nuestra indignidad. El le dice a pecadoresque le busquemos. Este su llamado en virtud de su pacto de gracia, en virtud del mediador. "¡Ven a mí y te daré un descanso!" "¡Mírame y sé salvo!" ¿Quién podría escuchar este llamado y rechazarlo? ¡Te ha invitado y tú has respondido! ¿Cómo podría ahora rechazarte? Es Él quien te llamó, es Él quien te invitó, es Él quien se regocija cuando vienes a El.
Dios podría estar enojado por nuestros pecadosNo escondas tu rostro de mí. No apartes con ira a tu siervo; Mi ayuda has sido. No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación.” (Salmo 27.9, RVR60)
Su ira se despierta justamente debido a nuestro pecado. David provocó a Dios a la ira en un par de ocasiones, y hubo consecuencias, consecuencias muy graves. Los descendientes de David provocaron a Dios aún más con los ídolos y el resultado fue que toda la nación fue expulsada y traída a Babilonia.
Pero Jesús fue cortado de la tierra de los vivientes, no por sus propios pecados, pero a causa de los nuestros … Fue abandonado en la cruz debido a nuestras transgresiones.
Ahora el pueblo de Dios nunca más será abandonado porque Jesús ha sido establecido como nuestro rey Justo para siempre! Nuestro Rey nunca dejará de contar con el favor de Dios.
Y eso significa que siempre podremos regresar a nuestro Rey… donde hay gracia, bendición y favor.
Sí, en Cristo estás más seguro que con tu propio padre y madre. “Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá.” (Salmo 27.10, RVR60)
Hay momentos en que incluso nuestros padres amorosos nos decepcionarán, incluso los de Jesús pensaron que se había vuelto loco … Los padres fallan, los padres tienen sus límites ...Pero el Señor siempre está ahí para nosotros una vez que venimos a Él. Somos parte de su familia
¡Entonces puedes levantar esta suplica a Dios Enséñame, oh Jehová, tu camino, Y guíame por senda de rectitud A causa de mis enemigos. No me entregues a la voluntad de mis enemigos; Porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad.” (Salmo 27.11–12, RVR60)
El Señor nos está perfeccionando para la gloria, para habitar en su casa para siempre ...
incluso mientras nuestros enemigos se enfurecen contra nosotros, acusándonos e intentando destruirnos ...Nos está perfeccionando y santificando para la gloria. Estamos aquí pidiéndole que nos enseñe su camino para guiarnos por un camino recto (No necesariamente facil)
Pedimos que nos ayude a vivir según sus mandamientos, incluso mientras estos enemigos intentan evitar que hagamos esto … Pedimos la ayuda de Dios.
Aquí se habla de dos tipos de enemigos que enfrentamos en este mundo ...
Los que te puedan acusar de maldad. dando un falso testimonio. Los enemigos de Jesus querían que él quebrantara la ley para poder acusarlo, aunque no pudieron lo acusaron falsamente para llevarle a la cruz. Este es el tipo de enemigo que enfrentamos hoy que nos acusa de ser retrógrados cuando afirmamos la santidad sexual, o hablamos contra el pecado de sodomía. Se burlan cuando enseñamos que solo Cristo salva.
El otro tipo de enemigo es el llamado adversario en el versículo 12. Este es el que ataca al pueblo de Dios, los tortura, e incluso trata de matarlos. Tienen un odio profundo, hacia Dios y hacia su pueblo, un irracional odio, y quieren acabar con ellos si pueden.
Nuestra oración es que estos enemigos no nos impidan caminar en la voluntad de Dios, de guardar sus mandamientos.
Nuestra esperanza no está en nosotros mismos, y es por eso que clamamos a Dios. No podemos enfrentarnos a ellos, y nos daríamos por vencidos si no confiamos en la ayuda de Dios.
Conclusión:
Entonces, en este salmo, vemos cómo Jesús mantuvo su esperanza a pesar de que Satanás y su simiente se opuso a él.
Vemos cómo incluso Jesús puede decir, “Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová En la tierra de los vivientes.” (Salmo 27.13, RVR60) ver la bondad de L ORD en la tierra de los vivos ...
Si no hubiera creído que vencería a sus enemigos y liberaría a su gente de la condenación eterna… Si no hubiera continuado con esperanza, seguramente se habría rendido.
Pero como nuestro rey, tenía esta esperanza que lo sostuvo hasta el final a través del sufrimiento de la Cruz.
Y ahora te invita a compartir con Él esta esperanza. Esta esperanza te sostendrá, te mantendrá firme en medio de las pruebas sirviendo a Dios.
Hermano: “Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.” (Salmo 27.14, RVR60)
Related Media
Related Sermons