Faithlife Sermons

Juan Estudio

The Gospel of John  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views
Notes
Transcript
Introducción
Queridos amigos, vamos a iniciar nuestro estudio en el libro de Juan. Como yo expliqué la semana pasada, me gustaría estudiar por este evangelio para que podamos:
Saber quién es Cristo Jesús.
Entender bien el evangelio de Cristo Jesús, su mensaje de perdón de pecado y vida redimida.
Hacer nuestros propios compromisos a Cristo en la luz de su identidad y su llamado a nosotros hacía a Él mismo.
También, como yo expliqué antes, yo voy a enseñar, pero me gustaría que sea un tiempo de intercambio también. Y por eso, por favor estén preparados de contestar y participar. OK, leeré Juan 1:1-18.
Oremos
Ilustración
¡Tú no entiendes mi situación! Si estuvieras en mis zapatos, tú entenderías las dificultades que yo estoy enfrentando.
¿Has dicho esta frase en tu vida? ¿Qué fue la situación?
En mi país, hay un programa de televisión se llama Jefe Descubierto. ¿Algunas de ustedes han escuchado de este programa? Si ustedes no han escuchado o no saben de este programa, voy a decirles el tema.
Yo estoy seguro que la mayoría de ustedes pueden pensar de trabajos muy pesados. Podría ser en una fabrica, podría ser en un lugar de construcción, o podría ser en el ámbito de servicio de comida en una cocina. ¿Pueden ustedes pensar de otros ejemplos, o ejemplos especialmente pertinente a nuestro contexto aquí en Ecuador?
Hay un episodio en el cual un dueño de una cadena de restaurantes de comida Mexicana, Taco Bueno, trabajaba como alguien en la cocina de uno de los restaurantes suyos. En mi país, muchas veces el trabajo en la cocina de un restaurante es un trabajo muy sucio y duro, con mucha presión de producir comida en una manera rápida. El dueño salió de su oficina y su traje formal con corbata, y decidió trabajar en las trincheras con adolescentes y gente que recién salió de preso en el caos de la cocina, para que pudiera identificar con sus empleos y saber de sus necesidades.
Idea Grande
En una manera muchísimo más grande, este es exactamente lo que El Señor hizo para seres humanos. Como veremos, Cristo vino al mundo como un ser humano con el propósito de identificar con seres humanos y alcanzar su necesidad de liberación del pecado.
En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho (vv. 1-3)
¿En cuál otro lugar en La Biblia vemos las palabras, en el principio…? En Génesis 1:1, pues:
En el principio creó Dios los cielos y la tierra. - Génesis 1:1. Lo que el autor Juan está haciendo es usar el concepto del Verbo para significar Cristo Jesús. Yo no quiero profundizar mucho en el trasfondo de este concepto, pero es importante que entendamos que los Judíos y Griegos en el primer siglo tenía en mente el concepto del Verbo como la mente de Dios, la mente que hizo el mundo y nos ayuda entender el mundo.
¿Ustedes me entienden?
Juan está diciendo que Cristo Jesús es el Verbo verdadero, el Verbo que estuvo presente en el principio de la creación como Dios mismo. Y él no solo estuvo presente en el principio de la creación, pero él hizo todas las cosas que existen en el universo. ¡Cristo es el Dios Creador!
Conexión
Me imagino que muchos de ustedes están familiarizados con la teoría de evolución por causa de su educación. Y en muchos casos la creencia de ateísmo toma como si fuera hecho establecido qué evolución pasó. Una perspectiva ateísta con respeto a evolución no está alineado con lo que dice La Biblia - La Palabra de Dios. Sí, obviamente hay científicos y gente muy inteligente en dos lados de este argumento, pero al fin del día nosotros necesitamos hacer nuestra propia decisión acerca de que será nuestra autoridad. Hay razones inteligentes de creer que El Señor creó todo.
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella (vv. 4-5).
Cristo es la fuente de vida verdadera, de vida eterna. Según un comentario que yo leí en preparación de este estudio, Juan aquí significa que la vida que Cristo nos brinde es la opuesta de destrucción, condenación, y muerte.
La mentira de Satanás es que podemos recibir vida - lo que pensamos nos ayudaremos vivir con gozo, satisfacción, y un sentido de significado - en cosas mundiales. Cuando nosotros edificamos nuestras vidas, nuestras esperanzas, y nuestro consuelo en cualquier otra cosa otra que Dios, estamos cometiendo el pecado de idolatría. ¿Que significa idolatría?
Podría ser una carrera que estamos persiguiendo.
Podría ser un novio o novia.
Podría ser nuestro egoísmo en todos ámbitos de vida.
Podría ser una adicción a drogas, sexo, pornografía, o alcohol.
Podría ser nuestro sentido de propia-justicia para ganar la aprobación del Dios y sentir mejor que otras personas.
Cualquier sea el ídolo, idolatría es pecado contra Dios, y resulta en separación de Él. Porque dice Romanos 6:23, Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.
Nosotros necesitamos saber que este Juan es Juan El Bautista, no es el escritor de este libro. ¿Quién era Juan el Bautista? Juan el Bautista era el primo de Jesús, con una responsabilidad de predicar en anticipación para la llegada del Mesías - El Rey divino de los Judíos para traer redención y perdón de pecados a todos los pueblos del mundo.
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.
Cristo Jesús es la luz verdadera del mundo, y él vino a este mundo. ¿Qué hace una luz? Iluminar y brillar. Él hizo eso acerca de quién es Dios.
En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Jesús vino al mundo que Él creó, a su pueblo escogido - los Judíos - y él fue rechazo.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.
A pesar de que mucho, pero no todos, de los Judíos le rechazaron, la realidad es que por causa de su sacrificio en nuestro lugar, por fé en él podemos ser hijos de Dios. La via de una amistad con Dios en su familia, para ser un hijo, es abierta. Nosotros, físicamente, fuimos nacidos por causa de nuestros papás, pero el segundo nacimiento en la familia de Dios es algo espiritual.
La semana pasada yo compartí con ustedes que yo tengo una hermana adoptada. A pesar de que ella no fue nacido biológicamente por mi mamá, cuando mis papás la adoptaron en nuestra familia, legalmente y en términos de relación familiar, ella es 100% mi hermana. Cuando nosotros creemos en Cristo como Salvador y Señor, somos adoptados en la familia Dios.
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
Amigos, como hemos visto arriba, todos nosotros somos idólatras. En la lista que yo nos di arriba, yo fui culpable de cada una. Y yo estoy seguro que ustedes - por lo menos - en uno de los ejemplos - es culpable también. Hemos visto que la paga de pecado es muerte, separación de Dios, la fuente de luz, de vida autentica. Nosotros no podemos obtener perdón de Dios y una relación nueva con Él en nuestra propia cuenta. Nosotros necesitamos alguien perfecto que puede obedecer y amar Dios perfectamente en nuestro lugar y tomar el castigo que nosotros merecemos para que podamos tener una relación abierta y segura como hijos en la familia de Dios. Necesitamos un sustituto. Cristo lo hizo. Cristo, el jefe, usando nuestro ejemplo, tomó nuestro lugar para identificar con nosotros y alcanzar nuestras necesidades espiritual.
Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo.
Jesús, siendo Dios, existía antes de Juan, a pesar de que físicamente Jesús nació después Juan el Bautista.
Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
En Cristo, como Dios, y en la luz de su obra, podemos recibir gracia. ¿Alguien sabe que es gracia? Gracia es un don inmerecida. Cuando recibimos algo que nosotros no merecemos. Cuando mi hermano y yo éramos niños, rompimos un mueble en la casa de amigos de mis papás. Mis papás nos castigaron en una manera en la cual nosotros tuvimos que sentarnos en las camas - sin libros, sin - videojuegos - sin nada - por un día. Al mismo día, íbamos a ir a un lugar con videojuegos y pizza con mis abuelos. Pero cuando lleguemos a la casa de mis abuelos, ellos nos dijeron que no vamos a ir a este lugar. Sin embargo, si mis abuelos hubieran hecho la decisión a regalarnos este paseo a pesar de que nuestro mal comportamiento mas temprano, tendríamos que recibir gracia.
18 A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.
Related Media
Related Sermons