Faithlife Sermons

2 Tes. 1:5-12, La Fortaleza de Su Fe

La Iglesia en la Palabra  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

Tres fortalezas en el cual descansa la fe del creyente en tiempos de adversidad.

Notes
Transcript
Introducción:

La fortaleza del creyente se encuentra en la JUSTICIA DE DIOS, 2 Tes. 1:5-9.

2 Tesalonicenses 1.5–9 RVR60
Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis. Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,
La demostración de la justicia de Dios es el sufrimiento por Él, vs: 5.
El sufrimiento por causa de Cristo es evidencia.
Evidencia de ser digno de sufrir por Cristo, Hch. 5:41. No es el medio por el cual uno entra al “reino de Dios”, pero si es comprobación que el creyente pertenece al reino de Dios, por lo tanto, la justicia de Dios está de su lado, Fil. 1:28-30.
Hechos de los Apóstoles 5.41 RVR60
Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre.
Filipenses 1.28–30 RVR60
y en nada intimidados por los que se oponen, que para ellos ciertamente es indicio de perdición, mas para vosotros de salvación; y esto de Dios. Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él, teniendo el mismo conflicto que habéis visto en mí, y ahora oís que hay en mí.
Evidencia de pertenecer a Cristo, Jn. 15:18-19; 16:33.
Juan 15.18–19 RVR60
Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros.Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.
Juan 16.33 RVR60
Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
Evidencia de la futura justicia de Dios.
El sufrimiento por causa de Cristo es bendición.
Bendición por el llamado a seguir el ejemplo de Cristo, Fil. 3:10; 1 Ped. 2:21; 3:14; 4:12-14.
Filipenses 3.10 RVR60
a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,
1 Pedro 2.21 RVR60
Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;
1 Pedro 3.14 RVR60
Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis,
1 Pedro 4.12–14 RVR60
Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese,sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.
Bendición por la recompensa por sufrir por Cristo, Mat. 5:10-12.
Mateo 5.10–12 RVR60
Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.
Los resultados de la justicia de Dios vendrán al tiempo final, vs: 6-7a, 8-9.
Incrédulos: retribución, eterna perdición, exclusión de la presencia del Señor.
En términos muy gráficos describe una escena de condenación e ira santa contra aquellos quienes se han opuesto a Dios, ni le conocieron, ni obedecen el evangelio de Jesucristo. El término no conocieron indica mas una supresión de la verdad y no una ignorancia, como describe Rom. 1:18-19. Es una consciente negación de seguir la verdad de Dios.
Romanos 1.18–19 RVR60
Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.
Esto no es injusto, sino perfectamente justo y santo. Dios simplemente le da al que no ha querido tener nada que ver con Dios y Su salvación, le da lo que quiere, por toda la eternidad.
Preparados en Cristo: Estudio Expositivo de las Epístolas a los Tesalonicenses La paga (1:6–10)

El propósito de la retribución es satisfacer las santas leyes de Dios, y el propósito de la venganza es apaciguar el rencor de una persona. Dios no guarda rencores en contra de los pecadores, por el contrario, envió a su Hijo a morir por ellos, y les ruega que se vuelvan a él. Pero si los pecadores prefieren no conocer a Dios, ni obedecer al evangelio (v. 8), no hay nada más que Dios pueda hacer sino juzgarlos.

Esto es el juicio que Pablo menciona en 1 Tes. 5:2-3, pero no es para los hijos de Dios, 1 Tes. 5:9-10.
1 Tesalonicenses 5.2–3 RVR60
Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.
1 Tesalonicenses 5.9–10 RVR60
Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él.
Creyentes: reposo. Significa alivio- “la eliminación, reducción… de algo gravoso u opresivo”— Diccionario de Sentidos Bíblicos Lexham.
Preparados en Cristo: Estudio Expositivo de las Epístolas a los Tesalonicenses El reposo (1:7a, 10)

La palabra describe la acción de soltar la cuerda de un arco. En esta vida, el pueblo de Dios está presionado, “abrumado sobre manera” (2 Corintios 1:8), bajo la prueba y la persecución, pero cuando veamos a Cristo, seremos liberados. No tenemos que temer el fuego de la ira y el juicio (1 Tesalonicenses 1:10; 5:9), porque Dios ya ha juzgado nuestros pecados en el Calvario.

Un día tendremos un alivio completo de la carga y efecto del pecado en nuestras vidas y de la persecución y tribulaciones del mundo. También habrá una recompensa para aquellos quienes han esperado (implícito en el la frase- y sido fiel) la venida del Señor, 2 Tim. 4:8.
2 Timoteo 4.8 RVR60
Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.
El tiempo de la justicia de Dios, vs: 7b, 10a.
En este tiempo parece que el que no tiene a Dios está mejor, y que aquellos quienes hemos decidido seguirle, pero la injusticia y el sufrimiento no equivale ser olvidado por Dios.
Preparados en Cristo: Estudio Expositivo de las Epístolas a los Tesalonicenses La paga (1:6–10)

Esto me recuerda la historia de dos labradores: uno creyente, y el otro ateo. En el mes de septiembre, el tiempo de la cosecha en aquel lugar, el ateo se mofó de su amigo creyente, ya que aparentemente Dios no le había bendecido tanto. La familia del ateo no se había enfermado; sus campos rendirían una buena cosecha; y estaba seguro de que ganaría mucho dinero.

—Ya estamos en septiembre, y mira tu cosecha. ¿No me decías que conviene creer en Dios y ser cristiano? —dijo el ateo.

—Sí, conviene, —replicó el creyente—. Pero Dios no siempre recompensa a sus hijos en el mes de septiembre.

Somos propensos a pensar lo opuesto, Jer. 12:1, pero el tiempo de juicio vendrá, Sal. 73:2-9, 12-14, 16-20, 27-28.
Jeremías 12.1 RVR60
Justo eres tú, oh Jehová, para que yo dispute contigo; sin embargo, alegaré mi causa ante ti. ¿Por qué es prosperado el camino de los impíos, y tienen bien todos los que se portan deslealmente?
Salmo 73.2–9 RVR60
En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; Por poco resbalaron mis pasos. Porque tuve envidia de los arrogantes, Viendo la prosperidad de los impíos. Porque no tienen congojas por su muerte, Pues su vigor está entero. No pasan trabajos como los otros mortales, Ni son azotados como los demás hombres. Por tanto, la soberbia los corona; Se cubren de vestido de violencia. Los ojos se les saltan de gordura; Logran con creces los antojos del corazón. Se mofan y hablan con maldad de hacer violencia; Hablan con altanería. Ponen su boca contra el cielo, Y su lengua pasea la tierra.
Salmo 73.12–14 RVR60
He aquí estos impíos, Sin ser turbados del mundo, alcanzaron riquezas. Verdaderamente en vano he limpiado mi corazón, Y lavado mis manos en inocencia; Pues he sido azotado todo el día, Y castigado todas las mañanas.
Salmo 73.16–20 RVR60
Cuando pensé para saber esto, Fue duro trabajo para mí, Hasta que entrando en el santuario de Dios, Comprendí el fin de ellos. Ciertamente los has puesto en deslizaderos; En asolamientos los harás caer. ¡Cómo han sido asolados de repente! Perecieron, se consumieron de terrores. Como sueño del que despierta, Así, Señor, cuando despertares, menospreciarás su apariencia.
Salmo 73.27–28 RVR60
Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán; Tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta. Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, Para contar todas tus obras.
Ilustración: La Justicia de Dios- VIDEO: El Buen Juez.
Aplicación:
Fil. 3:9, la justicia de Cristo es la única razón por el cual la justicia de Dios puede estar de tu lado. Si Dios te fuera a juzgar hoy, tendrías Su justicia de tu lado? Si Él no es tu justicia, entonces no puedes estar seguro de estar del lado de Dios cuando Él juzgue al mundo incrédulo, y será juzgado. Si no has deseado tener parte de Dios en tu vida, esto no es injusto, es exactamente lo que has deseado, un eternidad separado de Dios— y es más horrible de lo que te imaginas!
Filipenses 3.9 RVR60
y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;
Rom. 8:31, Lo inverso es también correcto, si tienes a Dios de tu lado, o sea que has aceptado el evangelio de Jesucristo plenamente confiando en Su obra en la cruz únicamente para tu relación con Dios, entonces, Dios y Su justicia están de tu lado. Estás vestido de la justicia de Cristo, Ef. 4:24.
Romanos 8.31 RVR60
¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?
Efesios 4.24 RVR60
y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

La fortaleza del creyente se encuentra en la GLORIA DE DIOS, 2 Tes. 1:10, 12.

2 Tesalonicenses 1.10 RVR60
cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).
2 Tesalonicenses 1.12 RVR60
para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.
Glorificado en sus santos, vs: 10, 12a.
Cristo es magnificado en la vida de sus seguidores, y magnificado por la obra que ha hecho en ellos, Col. 1:27-28; 3:10-11.
Colosenses 1.27–28 RVR60
a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre;
Colosenses 3.10–11 RVR60
y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.
Esto es el final esperado y profetizado, cuando Cristo se reinará en Su lugar como Rey de Reyes y Señor de Señores, Mat. 25:31; Fil. 2:5-11.
Mateo 25.31 RVR60
Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,
Filipenses 2.5–11 RVR60
Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.
Glorificados en Cristo, vs: 12b.
La frase parentética, por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros, apunta a la recepción del evangelio en Tesalónica, que son verdaderamente creyentes, 1 Tes. 1:4-5.
1 Tesalonicenses 1.4–5 RVR60
Porque conocemos, hermanos amados de Dios, vuestra elección;pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros.
La frase, y vosotros en él, indica que los cristianos también serán glorificados juntamente con Cristo, Rom. 8:17-18, Col. 3:4.
Romanos 8.17–18 RVR60
Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.
Colosenses 3.4 RVR60
Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.
Esto es, que finalmente seremos como Él, 1 Cor. 15:51-53; 1 Jn. 3:2.
1 Corintios 15.51–53 RVR60
He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.
1 Juan 3.2 RVR60
Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.
Ilustración: Imágenes del telescopio Hubble. Algo tapando la mira no significa que ese objeto es más grande que lo otro, sino que sólo obstruye nuestra perspectiva.
Aplicación:
En tu propia vida, buscas magnificar a Cristo o levantas tu propio ser como el más alto. Cuando buscamos nuestra propia voluntad, buscamos afirmar nuestra propia opinión y despreciar a los demás.
Es Cristo lo más glorioso en tu vida, o ese título lo lleva alguna otra cosa o persona?
Muchas veces son las adversidades de la vida que magnifican lo importante de nuestras vidas.
En lugar que decirle a Dios que tan grandes son tus problemas, dile a tus problemas que tan grande es tu Dios.

La fortaleza del creyente se encuentra en el PROPÓSITO DE DIOS, 2 Tes. 1:11.

2 Tesalonicenses 1.11 RVR60
Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder,
Dignos de Su llamamiento. El contexto presume a Dios como el que actúa para hacerlos dignos, Col. 1:12.
Colosenses 1.12 RVR60
con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz;
Llamados a la salvación, 2 Tes. 2:13-14.
2 Tesalonicenses 2.13–14 RVR60
Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.
Llamados a sufrir por Cristo, vs: 5; 1 Ped. 1:6-9; 2:21.
1 Pedro 1.6–9 RVR60
En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.
1 Pedro 2.21 RVR60
Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;
Llamados a andar dignos y puros, 1 Tes. 2:12; 4:7; Ef. 4:1-3.
1 Tesalonicenses 2.12 RVR60
y os encargábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó a su reino y gloria.
1 Tesalonicenses 4.7 RVR60
Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.
Efesios 4.1–3 RVR60
Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;
Cumplir Su voluntad. Dios es el agente activo quien cumplirá todo propósito y obra, mediante Su gran poder, Fil. 1:6; 2:13.
Filipenses 1.6 RVR60
estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;
Filipenses 2.13 RVR60
porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
Toda bondad. literalmente, deseo para bien. Dios va progresivamente renovando nuestra persona interior, cambiándonos para Su bien en nosotros, Rom. 8:28.
Romanos 8.28 RVR60
Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.
Toda obra de fe. Dios va renovando nuestra persona interior para así cumplir el propósito que ha creado para cada uno de sus hijos, Ef. 2:10.
Efesios 2.10 RVR60
Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.
Ilustración: el escultor golpeando la piedra para formarla y quitar lo que pertenece en la obra completa.
Aplicación: Alguna vez has dicho algo semejante a la siguiente frase: “Así soy yo y no voy a cambiar”? Quizás lo has dicho en bronca hacia alguien más al haberte enfrentado con una falta, o quizás lo has dicho en desesperación al caer en la misma trampa del pecado en tu vida. Cualquiera que sea el caso, Dios no está terminado contigo. Déjame ser claro, está bien no estar bien. Dios nos invita a venir a Él con todas nuestras faltas, debilidades, y pecados más escondidos. No es que se los vas a esconder, Él ya los conoce, pero Él quiere que tu seas sincero acerca de ellos. Está bien no estar bien, pero Dios no te dejará así.
Conclusión:
Dejarás que Dios cumpla SU PROPÓSITO en ti?
Estás viviendo para que SU GLORIA resplandezca a través de ti?
Estás confiando en SU JUSTICIA para ti?
Related Media
Related Sermons