Faithlife Sermons

IMPARABLE...! LA MUERTE NO PUDO

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views

La muerte no pudo detener a Cristo, el evangelio no quedó preso, el Señor es imparable. Qué nos puede detener...!?

Notes
Transcript
IMPARABLE…! LA MUERTE NO PUDO…!

INTRODUCCIÓN:

Llegamos al final de los 21 días de ayuno y oración, hemos clamado, trabajado y compartido con aquellos que no conocen al Señor y estamos gozosos por todo lo que el Señor está comenzando a hacer, pero no debemos detenernos, el Señor está con nosotros para hacer una gran obra en este tiempo tan difícil que estamos viviendo como sociedad y como iglesia.
Y una de las cosas que se me vienen en este tiempo a la mente es que al Señor nada lo pudo detener. Y siguiendo con la idea de lo que compartí el domingo pasado, de que si ellos callan las piedras van a gritar, o sea que no es tiempo de callar, hoy quiero que podamos ver y reflexionar sobre lo que hizo Cristo al resucitar.
Al resucitar, si bien logró un montón de cosas grandiosas, el mensaje principal es que nada lo puede detener y por lo tanto, nada puede detener su evangelio y su iglesia.

DESARROLLO:

1. NADA LO PUDO DETENER.

Hechos de los Apóstoles 2.24 RVR60
al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella.
Nosotros humanamente pensamos que la muerte es el final de todo, y que no hay mas nada que hacer cuando aparece la muerte.
Pero no es así para Cristo. Él venció a la muerte y el sepulcro.
Hay una tumba vacía que da testimonio de esto.
1 Corintios 15.55 RVR60
¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?
La muerte tenía un imperio que mantenía a la gente bajo cautiverio y en esclavitud a través de las cadenas del miedo.
Hebreos 2.15 RVR60
y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.
Pero fuimos liberados de esa esclavitud cuando Cristo rompió las cadenas del miedo que nos tenia atados a la muerte muriendo en la cruz.
Apocalipsis 1.18 RVR60
y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.
LA MUERTE NO LO PUDO DETENER Y NOS DIO ESA VICTORIA A NOSOTROS PARA QUE NO NOS DETENGAMOS ANTE NADA…!

2. NADA PUEDE DETENER A LA IGLESIA Y EL EVANGELIO.

2 Timoteo 1.10 NVI
y ahora lo ha revelado con la venida de nuestro Salvador Cristo Jesús, quien destruyó la muerte y sacó a la luz la vida incorruptible mediante el evangelio.
A través de su muerte y resurrección Cristo sacó a la luz la vida eterna, la cual llega a la gente a través de la predicación del evangelio.
Es por esto que ahora que Cristo resucito, el evangelio, que es justamente la buena noticia de lo que venimos diciendo, no debe detenerse.
A Cristo no lo detuvo nada, ni la muerte, por lo tanto a la iglesia predicando el evangelio nada la tiene que detener.
2 Timoteo 2.9 RVR60
en el cual sufro penalidades, hasta prisiones a modo de malhechor; mas la palabra de Dios no está presa.
Debemos entender que ni Cristo, ni la iglesia, ni la palabra están encerradas en cuarentena o aislamiento. La palabra debe correr y ser glorificada…!!!
Hechos de los Apóstoles 4.15–20 RVR60
Entonces les ordenaron que saliesen del concilio; y conferenciaban entre sí, diciendo: ¿Qué haremos con estos hombres? Porque de cierto, señal manifiesta ha sido hecha por ellos, notoria a todos los que moran en Jerusalén, y no lo podemos negar. Sin embargo, para que no se divulgue más entre el pueblo, amenacémosles para que no hablen de aquí en adelante a hombre alguno en este nombre. Y llamándolos, les intimaron que en ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús. Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.
No importan las amenazas. debemos ser valientes y jugárnosla.
Hechos de los Apóstoles 4.29–31 RVR60
Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús. Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios.
No podemos ser detenidos por nada.
Hechos de los Apóstoles 8.39–40 RVR60
Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino. Pero Felipe se encontró en Azoto; y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó a Cesarea.
Al Señor nada lo detiene y cuando nosotros estamos dispuestos y entregados al 100% no hay impedimento que nos pare, ni cuarentena que nos detenga…!!!
Mateo 16.18 NVI
Yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella.
La muerte no detuvo a Cristo y tampoco va a detener a Su iglesia y menos Su palabra…!!!

CONCLUSIÓN:

EL EVANGELIO DE LA RESURRECCIÓN IMPARABLE.
Juan 11.25–26 RVR60
Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?
LA MEJOR BUENA NOTICIA…
Apocalipsis 21.4 RVR60
Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.
Related Media
Related Sermons