Faithlife Sermons

Romanos 3:9–20 - “La característica de la extrema pecaminosidad del hombre - PARTE 2

Romanos  •  Sermon  •  Submitted   •  Presented   •  1:01:19
0 ratings
· 8 views
Files
Notes
Transcript

Introduction

Romanos 3:9-20

La Características de la extrema pecaminosidad del hombre

El argumento de Pablo es irrefutable. Por las obras de la ley nadie puede ser justificado jamás ante los ojos de Dios. ¿Por qué no? Se debe considerar por un momento, lo que la ley demanda. Una persona que ame a Dios “con todo” su corazón, alma, mente y fuerza, y que ame a su prójimo como se ama a sí mismo podría salvarse. Pero en realidad la tesis tiene fundamentos tan firmes que sería imposible demandar la salvación a través de méritos personales (Mt. 22:37–40, Mr. 12:29–31, Lc. 10:27).

El apóstol ha demostrado que es exactamente este amor el que está ausente en el gentil ya que ellos “no le han dado gracias”, Ro. 1:21, y también en el judío con su “duro e inconverso corazón” Rom 2:5. El humano es maldito ante los ojos de Dios no sólo por lo que dice y hace (Ro. 3:13–17), sino aun por lo que es (3:9, 10); es decir, debido a su estado como pecador. Teniendo todo esto en cuenta, solamente una conclusión es posible. El hombre está perdido, perdido, perdido. Su condición es de total desesperanza y desolación. Y la ley, con su demanda de nada menos que la perfección moral y espiritual Levítico 19.2: “Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.” Un estado al cual el hombre por su propia atribución nunca puede llegar, y crea en él un horrendo y mortificante sentido de pecado; de allí, un presentimiento de perdición, total y eterno.

El hombre, moral y espiritualmente no puede ante la demanda de un Dios santo y perfecto. Su integridad y majestuosidad son terroríficas cuando sometemos nuestra conciencia y nuestra pecaminosidad. Eso hace imposible que el hombre sea justificado ante Dios, y su propia justicia no puede ante la demanda de la ley de Dios que solo nos hace entender nuestro pecado e impurezas.

En conclusión, somos pecadores y necesitamos la justicia de Dios para que nuestras obras sean excluidas del juicio delante de Dios. Gracias a la obra de justificación de Dios por gracia. Dios nos guarde en el crecimiento de nuestra fe y agradecimiento para no hacer nuestra voluntad sino la Dios que es agradable y perfecta. “Gracia y paz a vosotros”

  • 1. Primera característica. No hay hombre justo (bueno) en la tierra (vv.9-12)
  • 2. Segunda característica. La boca es el espejo de su corazón (vv.13-14)
  • 3. Tercera característica. Violencia, destrucción y caos (vv.15-18)
  • 4. Primera característica. La conclusión: Todo el mundo esta ante el juicio de Dios (vv.19-20)
Related Media
Related Sermons