Faithlife Sermons

La importancia del Arrepentimiento

Lucas  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 2 views
Notes
Transcript
Handout
En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos. 2 Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos? 3 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. 4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén? 5 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. 6 Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. 7 Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? 8 Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. 9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.
6 Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. 7 Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? 8 Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. 9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.

INTRODUCCIÓN.

6Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. 7Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? 8Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. 9Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.

En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos. 2Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos? 3Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. 4O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén? 5Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.
Desde que el pecado hizo su entrada en el mundo, las personas de todas las épocas y de todas partes han experimentado de manera directa o indirecta todos sus efectos: dolor, tristeza, sufrimiento y muerte. (COVID-19 tiene al mundo al borde del colapso)
El pensamiento de muchos sobre de calamidades y los sufrimientos (COVID-19, las crisis, la enfermedad, incluso la muerte) a lo largo de los tiempos y de forma universal , es que esta clase de infortunios deberían estar acotados a las personas más ruines y perversas de la humanidad.
El caso de Pablo después del naufragio rumbo a la cuidad de Roma, mientras el recogía leña.
Cuando los naturales vieron la víbora colgando de su mano, se decían unos a otros: Ciertamente este hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia no deja vivir.
Por otro lado existe también ha existido el concepto de que los sufrimientos, las tragedias de la vida, universalmente son castigo de Dios contra el pecado. Los amigos de Job insistieron constantemente en eso.
DHH ¿Crees tú que el hombre, por muy sabio que sea, puede serle a Dios de alguna utilidad? ¿Qué interés o beneficio obtiene el Todopoderoso de que tú seas recto e intachable? Si él te corrige y te llama a juicio, no es porque tú le sirvas con fidelidad, sino porque tu maldad es mucha y tus pecados no tienen límite.
Esta clase de pensamiento sobre las desgracias, persistía comúnmente en el tiempo de Jesús.
Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. 2 Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?
Y es que no es en todos los casos que esto sea una regla, Dios utiliza lo sufrimientos y/o aflicción en la vida de los hombres con el fin de dar a conocer Su Nombre.
3 Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él.
De cuando en cuando Dios se vale de las adversidades para llevar a cabo sus propósitos en los hombres. (Tal como esta pasando en estos momentos)
Dios puede usar cualquier forma para hacer volver el corazón de los hombres hacia Él por medio del arrepentimiento, incluso, los padecimientos y aflicciones mimas.
De las 7 iglesias de Asia a las cuales Jesús hablo en Apocalipsis, 5 de ellas recibieron un llamado contundente al arrepentimiento .
Tiatira Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. 22 He aquí, yo la arrojo en cama (camilla, lecho de enfermo, Kline la raíz de la palabra clínica), y en gran tribulación (aflicción, angustia, sufrimiento) a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. 23 Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.
Laodicea Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
Un error nuestro sería ser categóricos en nuestras apreciaciones a la hora de ver que alguien esta pasando una aflicción, una prueba o un sufrimiento como si fuera directamente un castigo de Dios.
Pues incluso las calamidades alcanzan a los creyentes fieles. Asaf el salmista estaba afligido, y veía como los malos prosperaban.
Incluso las calamidades alcanzan a los creyentes fieles. Asaf el salmista estaba afligido, y veía como los malos prosperaban.
En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; Por poco resbalaron mis pasos. 3 Porque tuve envidia de los arrogantes, Viendo la prosperidad de los impíos.
Verdaderamente en vano he limpiado mi corazón, Y lavado mis manos en inocencia; 14 Pues he sido azotado todo el día, Y castigado todas las mañanas.
Y lavado mis manos en inocencia;
14 Pues he sido azotado todo el día,
Y castigado todas las mañanas.
Por poco resbalaron mis pasos.
Las calamidades que suceden no son la manera especial que Dios tiene para dar castigo a los malvados. Pensar de esa forma es pensar que los que sufren alguna calamidad son peores, que quienes no la padecen.

13 Verdaderamente en vano he limpiado mi corazón,

Y lavado mis manos en inocencia;

14 Pues he sido azotado todo el día,

Y castigado todas las mañanas.

3 Porque tuve envidia de los arrogantes,
Las calamidades que suceden no son la mera especial que Dios tiene para dar castigo a los malvados. Pensar de esa forma es pensar que los que sufren alguna calamidad son peores, que quienes no la padecen.
Viendo la prosperidad de los impíos.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
Las calamidades que suceden no son la mera especial que Dios tiene para dar castigo a los malvados. Pensar
Los desastres, las calamidades, los sufrimientos o los sin sabores de la vida que sufren las personas, lo que hacen es que nos revelan es la paciencia de Dios para con los hombres, y tienen como fin; que los seres humanos puedan arrepentirse de sus pecados y sufran una desgracia mayor; una de consecuencias eternas; la Separación permanente de su misericordia.
Estos trágicos sucesos que unos hombres hicieron saber a Jesús, él los utilizó no para juzgar y/o determinar si lo merecían o no, sino como una lección para sus oyentes sobre la importancia del arrepentimiento.
En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.
Esa misma forma de pensar no escapa de nuestra realidad contemporánea. Muchos piensan que el producto de las desgracias humanas, las enfermedades, etc. son castigos de parte de Dios.
que esto que esta pasado hoy en el mundo es un castigo de Dios por tanta gente mala que anda por ahí suelta.
1Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. 2Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? 3Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él.
FSADHFKASDHFLAS
Poncio Pilato era el gobernador romano de la provincia de Judea, había sido nombrado por Tibero que gobernó desde al año 26 DC hasta el 36 que fue removido. Era conocido por ser un gobernador arrogante, orgulloso y cínico.
FJHADSKFAHKSLDJHA
Pilato como gobernador era un tirano, haciendo gala de su arrogancia y su desprecio por los judíos, insultaba las tradiciones del pueblo de Israel haciendo pasar por la ciudad estandartes con imágenes que los judíos consideraban idolátricas. Al no parecerle esto a los judíos fueron a reclamarle a Pilato, quien intentando aplacar todo intento de revuelta, fue al templo y mato a unos galileos que habían venido a ofrecer sacrificios de acuerdo a la tradición y la ley de Moises y revolvió la sangre de estos sacrificios con las de los galileos asesinados.
KJSADHFKASDJHFLKSA
De acuerdo al modo de pensar de aquellos tiempo respecto a las tragedias, la pregunta de estos informantes hacia Jesús, era ¿Verdad que estos galileos que murieron eran peor que todo y por eso les vino este castigo?
Para los habitantes de Jerusalén, los habitantes de la región de Galilea, era la peor clase de hombres que existían; por lo tanto, el castigo que habían sufrido a manos de Pilato, Dios lo había permitido, para destruir a esos hombres perversos.
2 Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos? 3 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.
SDHJFAKLSDJHF
Sin embargo, y para sorpresa de los oyentes, Jesús hecho por tierra ese argumento sin fundamento.
En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.
Quienes contaron este asunto a Jesús pensaban dentro de si, que ellos estaban exentos de sufrir esa clase de calamidades porque su “calidad” como personas lo hacía superiores.
La respuesta de Jesús es un NO categórico, pués que los infortunios de la vida no están determinados solo para unas cuantas personas. Mientras vivamos en un mundo caído, afectado profundamente por el pecado, los problemas, las tristezas, los dolores y los sufrimientos van a estar presentes para todos.
D
Dios permite que estas aflicciones sucedan, porque en medio de ellas; el puede mostrarse misericordiosos para con el pecador, otorgándole tiempo para que se arrepienta.
NTV  En realidad, no es que el Señor sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan. Al contrario, es paciente por amor a ustedes. No quiere que nadie sea destruido, quiere que todos se arrepientan.
Hablar del evangelio como una producto milagroso para desaparecer los problemas, es hablar de una evangelio que no esta en la Biblia (no es evangelio).
Dios se vale de las calamidades para recordar a todo el mundo que la muerte a menudo llega por sorpresa y que debemos estar preparados ante esta realidad,
Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,
Y ¿como nos preparamos? estando a cuentas con Dios por medio de Jesucristo.
Y ¿como nos preparamos? estando a cuentas con Dios por medio de Jesucristo.
Jesús utilizó la otra tragedia para dejar claro la necesidad universal de arrepentimiento que tiene todos los hombres.
4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?
Este incidente sucedió posiblemente durante la contracción de un acueducto romano y una torre se vino abajo durante la construcción matando a 18 personas.
Que un judío trabajara para el ejercito romano en aquellos tiempos, era casi tenido como un acto de traición a la patria, al servirle a los enemigos.
Por tal razón, aun cuando eran habitantes de Jerusalén, muchos pensaban que lo que les había acontecido en Siloé a aquellos hombres, lo tenían bien merecido.
Jesús dejo bien claro, que estas 18 personas que perdieron la vida, no eran “más culpables”, es decir que no estaban más endeudadas con Dios que el resto de la la nación judía. Su desgracia no era un caso especial de juicio por su maldad.
Más bien resalta la advertencia de Jesús sobre la necesidad inmediata de arrepentimiento, ante la inminencia de las calamidades y la muerte.
5 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.
Jesús reitero en dos enfáticas ocaciones, cada vez que abordo una de las tragedias: Si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente
Arrepentimiento = gr 3340 metanoeo; pensar diferente, sentir contrición, cambiar el rumbo.
Desde los profetas del AT hasta los días de Juan el Bautista, el mensaje al pueblo de Israel había sido el mismo; el arrepentimiento de sus pecados y volver sus ojos hacía Dios.
y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.
El arrepentimiento implica dos elementos:

2y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

1) El pecador debe cambiar su manera de pensar, en cuanto su manera de actuar y de ver la vida. Debe reconocer abiertamente que a ofendido a Dios con su conducta (orgullo, arrogancia, mentira, odio), sus pensamientos (lascivias lujurias, avaricia) sus intenciones (asesinas, fraudulentas, abusivas), sus decisiones (autónomas envidiosas, autoritarias, imparciales), y por lo tanto es un infractor de la Ley santa y perfecta de Dios.
Haber quebrantado la ley de Dios, y le ha ofendido tremendamente, por tanto hace al pecador merecedor de un castigo eterno, y este es el infierno.
El arrepentimiento verdadero acepta el diagnostico dado por Dios sobre nuestra condición y lo imposibilitados que estamos para salir por nosotros mismos de esa condición.
2) Eso nos lleva al segundo elemento del arrepentimiento, y es que este nos lleva no solo a pensar diferente y a cambiar nuestra forma de actuar, el arrepentimiento verdadero nos lleva a volvernos a Dios por medio de Jesucristo.
Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, 20 y él envíe a Jesucristo
La conversión y el arrepentimiento traen nos llevan directamente hacía Cristo, nos llevan a cambiar nuestro modo de vida, y consigo mismo nos llevan a presentar evidencias veraces, reales, legitimas ciertas de ese cambio.
Por ello es que Jesús utiliza una parábola para reafirmar a sus oyentes la necesidad imperiosa del arrepentimiento y como es que este, no queda puede quedar sin evidencia.
6 Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. 7 Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? 8 Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. 9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.
Las higueras era plantas comunes el Israel, bajo condiciones favorables podían llegar a crecer mucho e incluso proporcionar una excelente sombra.
Las higueras son plantas que no necesitan mucho tiempo para comenzar a dar fruto. Lo normal es que la fruta comienza a formarse en el árbol tan pronto aparen las hojas. Los higos tenía tres temporadas de cosecha; los higos tempranos que maduraban junio / julio, la cosecha principal del verano entre agosto y Septiembre y los higos del invierno que están hasta noviembre.
Durante el reinado de Salomón el reinado mas majestuoso de Israel, la higuera era vista como un sinónimo de paz en la tierra.
Y Judá e Israel vivían seguros, cada uno debajo de su parra y debajo de su higuera, desde Dan hasta Beerseba, todos los días de Salomón.
Esta era una forma de decir que cada familia tenía paz, prosperidad y tenían cada uno la seguridad de pertenecer al un hogar y estar en un lugar privilegiado.
Esta higuera representaba al pueblo de Israel, al cual Dios había escogido para que por medio de ellos el se rebelara como el Salvador de todo el mundo, fueron el pueblo de la promesa y el pacto, sin embargo, Israel no entendió cual era su privilegio, y en cambio se llenaron de orgullo, se olvidaron de Dios y apostataron pensando que por medio de su sistema cumplimiento de obras agradarían a Dios.
La nación de Israel estaba muerta, sin fruto, aún antes de que Jesús comenzara su ministerio. Los israelitas se decían así mismo el pueblo de Dios, sin embargo no actuaban en concordancia con sus palabras.
Por ello la predicación de Juan el Bautista era enfática, en cuanto a mostrar una evidencia verdadera de su conversión y del arrepentimiento que profesaban.
Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento,
Juan predicada, ustedes dicen ser hijos de Abraham el patriarca, actúen tal como el lo haría.
El arrepentimiento verdadero, el que nos hace voltear de la condición en la que estábamos (perdidos) y nos lleva a Cristo, da evidencias y esas debe ser notorias, ese es el fruto.
Porque el arrepentimiento verdadero, el que nos hace voltear de la condición en la que estábamos (perdidos) y nos lleva a Cristo, da evidencias y esas debe ser notorias
Los frutos de arrepentimiento es la evidencia una vida en progreso de la santidad.
Los frutos de arrepentimiento es la evidencia una vida en progreso de la santidad.
Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.
Los frutos de santificación habla de una vida que constantemente esta creciendo en el carácter cristiano.
Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley
Un creyente que no crece su carácter, en su santificación, que no esta dando fruto, es posible que no pueda porque ni siquiera se ha arrepentido verdaderamente.
Y es que no debemos confundir los frutos de arrepentimiento, con buenas obras solamente. No consiste en darle el lugar en el autobús a una dama o a una persona mayor, o ayudar a alguien a sacar su basura.
6 b… vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. 7 Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo;
Durante 3 años vino a la higuera a buscar fruto y lo hizo largo tiempo y nunca encontró nada.
Los 3 años nos hablan de un periodo de tiempo considerable, un tiempo donde en lo natural era que diera alguna clase de fruto si los higos se cosechaban 3 veces al año, había venido nueve veces a buscar algo, sin encontrar en ella nada nunca.
Y esto es muy semejante a personas que se dicen cristianos, que hablan, que se visten, incluso que van a las iglesias, pero sus vidas son infructuosas.
¿Cuantas veces a venido el Señor Jesús a nuestra vida a buscar el fruto de su carácter en nosotros y no ha encontrado nada?
Un sin número de veces
Siguen con sus mismas amarguras, no pueden (quieren) perdonar a quien les ha ofendido, no están dispuestos a servir a otros en la asamblea, todo lo están criticando, nada los tiene contentos, y además su actitud contamina a otros; te sigue enojando y explotando de la misma manera tal como lo hacías antes de conocer del evangelio, etc.
Pero ¿como es que Dios nos aguanta con tanta paciencia aún en medio de nuestra improductividad espiritual? Porque es paciente y misericordioso.
La higuera, no solo no daba fruto, sino que en tres años que estaba volviendo totalmente improductiva la tierra donde estaba sembrada. Es decir inutilizaba la tierra que podía ocupar otra higuera que si rindiera fruto y además hacía daño al resto del plantío.
Es exactamente el mismo caso los que están en la iglesia, y con su actitud de critica, de juicio, de murmuración, suelen dañar con su mal ejemplo a otros, y termina contaminándolos.
Durante mucho tiempo el pueblo de Israel, a pesar de estar plantado en una buena tierra, a pesar de estar cuidado por Dios, a pesar de tener su palabra para guiarlos, a pesar de todos los cuidados de Dios, no dieron fruto de arrepentimiento. (no escucharon a los Profetas del AT; a Juan el bautista, mucho menos a Jesús).
Durante mucho tiempo el pueblo de Israel, a pesar de estar plantado en una buena tierra, a pesar de estar cuidado por Dios, a pesar de tener su palabra para guiarlos, a pesar de todos los cuidados de Dios, no dieron fruto de arrepentimiento. (no escucharon a los Profetas del AT; a Juan el bautista, mucho menos a Jesús)
El dueño de la viña ya estaba disgustado por la improductividad de la higuera al grado que quería ya quitarla, su determinación fue ¡Córtala!.
Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto se corta y se echa en el fuego.
Durante mucho tiempo el pueblo de Israel, a pesar de estar plantado en una buena tierra, a pesar de estar cuidado por Dios, a pesar de tener su palabra para guiarlos, a pesar de todos los cuidados de Dios, no dieron fruto de arrepentimiento.
Eso es lo que se espera de cualquier árbol que no da fruto ¿que razón tiene de seguir inutilizando la tierra, de que la viña sea sin provecho?
¿Cuantas veces a venido el Señor Jesús a nuestra vida a buscar el fruto de su carácter en nosotros y no ha encontrado nada?
Un sin número de veces
Sin embargo hay una voz que se levanta a favor de aquella higuera inútil
8 Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. 9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.
El viñador propuso darle una oportunidad más, darle un tiempo adicional y hacer algunos trabajos adicionales para ayudarle a dar fruto. No debemos perder de vista ni por un momento, que no esta pidiendo que no la corte jamás, sino que le de tiempo.
Nueva Traducción Viviente. (2009). (). Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, Inc.
Aplicándolo a la nación de Israel, Jesús estaba dandole una oportunidad más al pueblo para arrepentirse, para abandonar su religiosidad, su falsa seguridad en sus obras y creyeren en el como el Mesías, sin embargo el pueblo se mantuvo firme en su incredulidad, no solo eso, sino que ellos mismos fueron los autores intelectuales de la muerte de Jesús a manos de los romanos unos meses antes.
Aplicándolo a la nación de Israel, Jesús estaba dandole una oportunidad más al pueblo para arrepentirse, para abandonar su religiosidad, su falsa seguridad en sus obras y creyeren en el como el Mesías, sin embargo el pueblo se mantuvo firme en su incredulidad, no solo eso, sino que ellos mismos fueron los autores intelectuales de la muerte de Jesús a manos de los romanos unos meses antes.
Aplicándolo a la nación de Israel, Jesús estaba dandole una oportunidad más al pueblo para arrepentirse, para abandonar su religiosidad, su falsa seguridad en sus obras y creyeren en el como el Mesías, sin embargo el pueblo se mantuvo firme en su incredulidad, no solo eso, sino que ellos mismos fueron los autores intelectuales de la muerte de Jesús a manos de los romanos unos meses antes.
Las consecuencias al rechazo de la invitación de Jesús al arrepentimiento, no tardaron mucho tiempo en llegar cerca de 35 años después la ciudad cayo presa de los romanos, sitiada por varios meses y al final completamente destruida, junto con sus habitantes.
El hacha del juicio de Dios sobre su propio pueblo cayó por su rebeldía y la dureza de su corazón para arrepentirse.
He aquí una profunda lección de parte de Dios para nosotros
No es porque Dios no aplicado su juicio sobre los malvados, sino es que Dios ha extendido por medio de dar un tiempo a todos los hombres, la oportunidad de arrepentirse verdaderamente.
Esto tiene un aplicaci
(no de la misma forma, pero si con la misma certeza, es decir por la eternidad).
jhsdfksdhf
Si Dios no actuado, no es por opacidad, sino es un acto completo de misericordia y bondad ante el pecador.
No es preguntar porque no has cortado a los malos, sino ¿Señor soy yo ese árbol malo que esta sin fruto para ti?
Esta extensión de tiempo, es la misericordia de Dios para que tantos arboles (cristianos) infructuosos, no sean quedamos; ni echados al fuego eterno del infierno.
Es en este tiempo de dilatación, que el Señor trabajará en cavar alrededor de ella, es decir va a remover todas aquellas cosas que nos impiden un sano crecimiento (orgullo, la arrogancia, la envidia, la soberbia, la autosuficiencia, la propias seguridad), y se hará valer de cualquier circunstancia para lograrlo (COVID-19, la situación economica, el encierro en la casa, etc.), para que nos arrepintamos de estos pecados.
Y la abone; el nos llevara a crecer el las virtudes y rasgos del carácter Cristiano, cada vez más, no solo a escucharlo por medio de un mensaje, sino a llevarlo de forma práctica en nuestra vida diaria. (amor gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza).
Dios se ha previsto aún de estas situaciones que parecen tan desfavorables para despertar a hombre del letargo en el que se encontraba sumido, distraído por un sin fin de cosas sin valor eterno, quebrantándole para que se arrepienta.
Pero también Dios a usado este quebrantamientos para corregir y hacer barbecho en la dureza del corazón de muchos asistentes a las iglesias que el día de hoy, están confiando más en sus propias obras, justicias y recursos, que el Cristo y que no se han arrepentido verdaderamente.
Es una oportunidad divida para estimular a muchos miembros de la iglesia a arrepentirse sinceramente, y a entregar efectivamente y de forma legitima sus vidas a Cristo.
8 Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. 9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.
9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.
El llamado de Dios al arrepentimiento tiene un tiempo, Su paciencia hacia el pecador retrasa la llegada del castigo, pero no lo elimina.
TLA «Ahora es el momento oportuno:¡busquen a Dios!; ¡llámenlo ahora que está cerca! 7 Arrepiéntanse, porque Dios está siempre dispuesto a perdonar; él tiene compasión de ustedes. »Que cambien los malvados su manera de pensar, y que dejen su mala conducta».
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
»Que cambien los malvados su manera de pensar, y que dejen su mala conducta».
Es el tiempo de arrepentirse verdaderamente y buscar a Dios de todo corazón.
He aquí la advertencia de Jesús sigue retumbando en nuestros oídos permanentemente: si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente
Related Media
Related Sermons