Faithlife Sermons

¡No temas... Yo te ayudo!

Confianza en Dios  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 76 views

Dios es la seguridad de su pueblo.

Notes
Transcript

Introducción:

Hermanos, esta tarde estaremos respondiendo una pregunta, muy contextual para nuestros días, ¿Nos es permitido sentir temor?.
Antes de entrar en el desarrollo del tema, tenemos que hablar un poco del contexto del pasaje que estamos estudiando hoy.
En el contexto: desde el capítulo 40, hasta el final capítulo 65, es una sección del libro de Isaías que habla de la salvación de Dios a su pueblo.
Específicamente, en el contexto más reciente, desde el capítulo 40 hasta el capítulo 48, el tema general, es la profecía de la liberación de la cautividad del pueblo de Israel, de mano de Babilonia¨
El capítulo 41 específicamente, nos muestra a Dios como protector de su pueblo, ¨Israel¨
Los versículos del 1-9, nos presenta el plan de Dios, para liberar a su pueblo del cautiverio Babilónico.

1. Dios confronta a las naciones.

Isaías 41.1 RVR60
1 Escuchadme, costas, y esfuércense los pueblos; acérquense, y entonces hablen; estemos juntamente a juicio.
41:1. El Señor confrontó a los pueblos y a las costas , (los lugares más remotos donde vive la gente) cara a cara con su juicio. Dios hace un llamado a poner a prueba a las naciones el poder relativo de cada una y sus ídolos.
Sabe hermano lo que Dios está diciendo aquí en palabras más sencillas:
“Cesen las islas en su clamor y vengan a mí, reanímense de nuevo los pueblos del mundo; vengan y defiendan su causa; someteremos la cuestión a un árbitro: ellos y yo”
Luego Dios hace una declaración importante a estas naciones:

2. El es el Dios de su pueblo.

Isaías 41.2–4 RVR60
2 ¿Quién despertó del oriente al justo, lo llamó para que le siguiese, entregó delante de él naciones, y le hizo enseñorear de reyes; los entregó a su espada como polvo, como hojarasca que su arco arrebata?3 Los siguió, pasó en paz por camino por donde sus pies nunca habían entrado.4 ¿Quién hizo y realizó esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros.
Dios utiliza un argumento histórico hacia las naciones, en torno Israel:
¿Quién despertó del oriente al justo? es decir, ¿quién levantó a Abraham y lo llamó dándole el poder de conquistar naciones y reyes?
El verso 4 al final, da la respuesta: Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros.
Fue, el ¨ETERNO¨
Hermanos y amigos, esa es la respuesta de Dios, por lo tanto, lo que Dios ha comenzado en Abraham, lo llevará a su culminación en el Israel transformado del futuro.
Dios es El es el Alfa y Omega del destino , Él, da existencia tanto a la creación como a la historia; El gobierna su universo y dirige el curso de la historia.
En esta ocasión el Señor, hablando por adelantado al pueblo de Israel, de lo que habría de suceder a través de Isaías, está hablando de un conquistador que Dios habrá de usar, en este tiempo, debió hacer referencia a Ciro, el gran gobernador de Persa, quien es mencionado en 44:28 y en 45:1.
Hermanos, el verso 4, nos dice que Dios había ideado ese plan y lo cumpliría De manera enfática, Dios aseguró que él es el que permite que sucedan los eventos.
Luego en los verso 5-7, nos muestra su poder y la dureza de las naciones.

3. Aún en el temor, las naciones, no se vuelven a Dios.

Isaías 41.5–7 RVR60
5 Las costas vieron, y tuvieron temor; los confines de la tierra se espantaron; se congregaron, y vinieron.6 Cada cual ayudó a su vecino, y a su hermano dijo: Esfuérzate.7 El carpintero animó al platero, y el que alisaba con martillo al que batía en el yunque, diciendo: Buena está la soldadura; y lo afirmó con clavos, para que no se moviese.
¿Qué vemos aquí?
En tono de burla, Isaías señaló que las alianzas entre naciones no funcionarían para detener los avances de Ciro y los persas, pues llevaban a cabo la voluntad de Dios.
El (v. 6), muestra el temor de las naciones las llevó a ayudarse y animarse mutuamente .
En lugar de volverse al Dios verdadero, esta gente se involucraría más y más en los cultos a los ídolos (41:7).
Hermanos, se volvieron a los dioses falsos, de quienes Isaías ya se había burlado, no servirían para entorpecer las conquistas de Ciro.
Hermanos así es la reacción de la gente que no conoce al Dios verdadero, en medio de los problemas que enfrentan, en medio de la crisis, no se vuelven a Dios, mas bien buscan soluciones en si mismo y en en sus ídolos.
Pero los versos 48 -11, nos muestran cmo es Dios con su pueblo.

4. La protección de Dios está sobre su Pueblo.

Isaías 41.8–10 RVR60
8 Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo. 9 Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché. 10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
Dios eligió de manera soberana a Israel (también llamado Jacob y descendencia de Abraham) para ser su siervo y para hacer su voluntad.
Lamentablemente en repetidas ocasiones fracasó y no fue un siervo fiel. Por esto, Dios tuvo que castigarle.
Infortunadamente en repetidas ocasiones fracasó y no fue un siervo fiel. Por esto, Dios tuvo que castigarlo. Es probable que cuando habla de recoger a la nación de los confines de la tierra (V. el comentario de 5:26) se refiere al hecho de que Dios reuniría a Israel después del cautiverio, y no al trayecto por el cual condujo a Abraham desde Ur de los caldeos. La elección divina de Israel es un tema recurrente en la segunda sección principal del libro de Isaías (41:8–9; 42:1; 43:10, 20; 44:1–2; 45:4; 49:7; 65:9, 15, 22). A pesar de que Israel fue exiliado por su pecado e incredulidad, no había sido desechado por Dios. El pacto que había hecho con Abraham era incondicional (), por tanto, su descendencia no debía temer. El Señor seguiría siendo su Dios (cf. ) y estando con ellos (cf. 43:5) para fortalecerlos (40:31), ayudarlos (cf. 41:13–14), y sustentarlos.
La elección divina de Israel es un tema presente en esta segunda sección del libro de Isaías.
Aquí mismo, podemos ver (41:8–9), ¨Pero tú, Israel, siervo mío eres¨; ¨Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché¨
Hermanos, a pesar de que Israel fue exiliado por su pecado e incredulidad, no había sido desechado por Dios.
Esto les debía dar seguridad, porque Dios les dice en el verso 10:
A pesar de que Israel fue exiliado por su pecado e incredulidad, no había sido desechado por Dios. El pacto que había hecho con Abraham era incondicional (), por tanto, su descendencia no debía temer. El Señor seguiría siendo su Dios (cf. ) y estando con ellos (cf. 43:5) para fortalecerlos (40:31), ayudarlos (cf. 41:13–14), y sustentarlos.
Isaías 41.10 RVR60
10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
El pacto que había hecho con Abraham era incondicional (), por tanto, su descendencia no debía temer.
de que Israel fue exiliado por su pecado e incredulidad, no había sido desechado por Dios. El pacto que había hecho con Abraham era incondicional (), por tanto, su descendencia no debía temer. El Señor seguiría siendo su Dios (cf. ) y estando con ellos (cf. 43:5) para fortalecerlos (40:31), ayudarlos (cf. 41:13–14), y sustentarlos.
Hermanos, el Señor seguiría siendo su Dios y estando con ellos para fortalecerlos , ayudarlos , y sustentarlos.
Hermanos así es nuestro Dios. ¡ Podemos dar gloria a Dios hermanos!
¿Cómo podemos aplicar esto a nosotros ahora?
Dios nos dice en esta tarde: ¡ No temas, yo te ayudo!
Israel, era y sigue siendo el pueblo de Dios, aunque rebelde ante Él. Fue el pueblo escogido por Dios en Abraham.
A. Nosotros somos ahora el pueblo de Dios.
1 Pedro 2.9 RVR60
9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;
B. Somos el pueblo de Dios, adquirido por Dios en la persona, en el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo.
Efesios 2.14 RVR60
14 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,
Tito 2.14 RVR60
14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.
Esas misma palabra de Dios es para nosotros hoy: ¨No temas,porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.(
No sea como las otras naciones(el mundo) que se refugian en sus propias fuerzas, ayudándose entre ellos mismos, animándose, entre ellos.
No seas como ellos, que buscan su fortaleza en sus ídolos y no se vuelven a mi.
El Señor nos dice esta tarde:
Isaías 41.13–14 RVR60
13 Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo. 14 No temas, gusano de Jacob, oh vosotros los pocos de Israel; yo soy tu socorro, dice Jehová; el Santo de Israel es tu Redentor.
Yo te sostengo......
No temas, yo te ayudo....
Yo soy tu socorro.......

Conclusión:

Volvamos a la pregunta inicial: ¿Nos es permitido sentir temor?
Hermanos, estamos viviendo tiempos diferentes, difíciles, mucha gente muriendo en el mundo, mucha gente enferma.
Mucha gente está con temor, muchos, han entrado en Pánico, pero sabe que hermano, el mundo no está buscando a Dios.
El mundo, sigue haciendo las cosas iguales, autosuficiencia, idolatría, el mundo está buscando como resolver la crisis por si mismo.
Pero nosotros la iglesia, somos el pueblo de Dio, Él espera de nosotros algo diferente, Dios espera que usted y yo no tengamos temor.
Dios espera que confiemos en Él, porque Él es quien nos sostiene, nos ayuda, y nos socorre.
Ahora vivimos en el Dios y en su amor, porque Él, es amor.
Y sabe que Dice su Biblia hermano:
1 Juan 4.18 RVR60
18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.
Así que hermano, el temor es humano, pero no nos debe dominar, porque tenemos el perfecto amor en nuestras vidas y el amor, echa fuera el temor.
Confiamos en que Dios está al control de todo, aún de la peste, los enfermos, de los que mueren, Dios lo sabe, y sabe por que lo permite.
Dios está al control de su pueblo, y nada nos ocurrirá si Él no lo permite, pero nosotros su pueblo debemos estar en control.
Jesús dijo, en el mundo tendréis aflicciones, pero confiad, que yo he vencido al mundo!.
Dios le bendiga.
Related Media
Related Sermons