Faithlife Sermons

El efecto de la primera venida de Cristo

Lucas  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 239 views

Sin duda alguna y aún ante la negativa y rechazo de quienes no lo aceptan, la 1ª Venida de Cristo cambio por completo al mundo entero para siempre.

Notes
Transcript
Handout
Fuego vine a echar en la tierra; ¿y qué quiero, si ya se ha encendido? 50 De un bautismo tengo que ser bautizado; y ¡cómo me angustio hasta que se cumpla! 51 ¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión. 52 Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres. 53 Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra.
49Fuego vine a echar en la tierra; ¿y qué quiero, si ya se ha encendido? 50De un bautismo tengo que ser bautizado; y ¡cómo me angustio hasta que se cumpla! 51¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión. 52Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres. 53Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra.
54 Decía también a la multitud: Cuando veis la nube que sale del poniente, luego decís: Agua viene; y así sucede. 55 Y cuando sopla el viento del sur, decís: Hará calor; y lo hace. 56 ¡Hipócritas! Sabéis distinguir el aspecto del cielo y de la tierra; ¿y cómo no distinguís este tiempo?
57 ¿Y por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que es justo? 58 Cuando vayas al magistrado con tu adversario, procura en el camino arreglarte con él, no sea que te arrastre al juez, y el juez te entregue al alguacil, y el alguacil te meta en la cárcel. 59 Te digo que no saldrás de allí, hasta que hayas pagado aun la última blanca.

INTRODUCCIÓN.

Sin lugar a dudas la aparición del Señor Jesucristo en la escena humana, cambio para siempre la historia. Incluso para aquellos que insisten en negarla o la rechazan.
Su encarnación, vida durante 33 años en la tierra, muerte y resurrección, trajo consigo efectos que son indiscutibles e innegables para todas las generaciones de hombres y mujeres que vivan en esta tierra.
Y es que desde su manifestación en la tierra, la persona del Señor Jesús a dividido a la humanidad en dos grandes grupos: los que le reciben creen y le sirven y el grupo de aquellos que le rechazan, dudan y viven para si mismos.
Por mucho tiempo el pueblo judío ha estado esperando la llegada del Mesías que traería la paz que tanto han anhelado. Sin embargo, aún y cuando estuvo personalmente entre ellos no fueron capaces de distinguirla incluso frente a la evidencia arrolladora y esa generación desperdicio la oportunidad de tener lo que tanto anhelaban a causa de su corta visión.
Por increíble que esto pueda parecer, esto se ha repetido desde entonces a lo largo de la historia. Aún cuando existen evidencias innegables de la deidad del Señor Jesucristo, personas, pueblos, naciones enteras siguen rechazándole quedándose sin esperanza de paz para ellos.
Empero al mismo tiempo, también ha existido desde entonces y hasta nuestros días, otro grupo de personas, quienes han entregado por completo el control de sus vidas al Jesucristo y hoy tiene paz.
La primera venida de Jesús ocasiono un efecto definitivo en la vida de los hombres de su generación, mismo que sigue impactando directamente a las generaciones posteriores a las de su venida.
Y es que el evangelio de Cristo divide a la humanidad, no solo en términos de la eternidad salvos y perdidos; sino en la vida cotidiana; los entregados y apasionados y los incrédulos e indiferentes.
Sabemos y entendemos que la misión de Jesús al venir a la tierra era buscar y salvar los que se había perdido anunciando el Evangelio, cumpliendo a cabalidad toda la ley santa de Dios, para dar una vida nueva al hombre.
Fuego vine a echar en la tierra; ¿y qué quiero, si ya se ha encendido?
Fuego vine a echar en la tierra; ¿y qué quiero, si ya se ha encendido?
Si la misión de Jesús era buscar y salvar lo que se había perdido, es acaso que ¿Jesús quería que el mundo ardiera en llamas para salvarlo? En ninguna manera
Pero a pesar de ellos, aquella generación se concreto a rechazar abiertamente a Jesús y aún ante tantas evidencias indiscutibles ante sus ojos, voltearon la espalda al Hijos de Dios. Esa generación fue sin duda alguna la más privilegia de la historia, sin embargo, fueron una generación
Cuando encontramos la palabra fuego en la Biblia, se utiliza en algunos casos como una respuesta del juicio de Dios.
 ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores.
a pesar de ese enorme honor, los habitantes de aquella época no supieron valorarla. Ninguna generación más podrá experimentar tal privil
Y vendré a vosotros para juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos.
NTV  Miren, el Señor viene con fuego, y sus veloces carros de guerra retumban como un torbellino. Él traerá castigo con la furia de su ira y con el ardiente fuego de su dura reprensión.
Pero, ¿no es acaso el evangelio un mensaje de perdón, amor y reconciliación? ¿Porque Jesús estaría hablando de juicio entonces?
No debemos perder de vista que el pueblo judío conocía las escrituras del AT sobre el juicio de Dios sobre el pecado, sin embargo ellos creían que eso solo era aplicable a los pueblos gentiles, y que Dios los trataría ellos de forma diferente.
Consideraban que a la llegada del Mesías el destruiría por completo a sus enemigos (comenzado por Roma), pues ellos esperaban un Mesías político y militar que terminaría poniéndoles a ellos por encima del restos de los pueblos de la tierra.
Sin embargo la Venida de Jesús a la tierra no era para salvar a una nación en especifico, sino Él vino a salvar a aquellos pecadores que se arrepienten y creen en Él, sin importar la nacionalidad, la condición social / económica o la raza.
De tal forma que quienes rehusan el mensaje de la salvación y rechazan a Cristo; son participantes del juicio de Dios a causa de sus pecados.
 Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados.
El propósito explícito de la venida de Cristo no era el echar esta clase de fuego (juicio) en la tierra, pero es el resultado o e efecto de su venida: Quienes creen en el Evangelio para Salvación son librados del Fuego de Dios (juicio) sobre el pecado, mientras que quienes no han creído, ya han sido condenados a ese juicio y la ira de Dios esta sobre ellos.
Con su obra
NTV  »Yo he venido para encender con fuego el mundo, ¡y quisiera que ya estuviera en llamas!
En las palabras de Jesús ¿y qué quiero, si ya se ha encendido? estaba presente el hecho de que su muerte, sería la ejecución la sentencia, y la conclusión definitiva del juicio de Dios sobre los pecados del mundo entero.
El corazón de Jesús estaba ardiendo por cumplir la voluntad del Padre, ese mismo fuego es el que Cristo pone en aquellos que le siguen para cumplir con sus propósitos, pero también es el mismo fuego que sus adversarios tienen para oponerse a su obra y propósito
En las palabras de Jesús ¿y qué quiero, si ya se ha encendido? estaba presente el hecho de que su muerte, sería la ejecución la sentencia, y la conclusión definitiva del juicio de Dios sobre los pecados del mundo entero.
La muerte de Jesús en la cruz a manos de los romanos, no fue un acto circunstancial, una trampa o algo que tomara por sorpresa a Dios, sino era parte de un plan diseñado desde la Eternidad, por eso Jesús sabía que su tiempo estaba cerca.
50 De un bautismo tengo que ser bautizado; y ¡cómo me angustio hasta que se cumpla!
Porque Jesús tenía plena conciencia la la obra que iba a hacer, que se entrego plenamente a ella.
Bautismo, bautizado; implica la acción de sumergir, mayormente en agua. Por eso es que en este sentido, Jesús utiliza esta expresión de manera figurada para referirse a la agonía y sufrimiento que le esperaba (No es Cristo el mártir romántico por los romanos, sino aquel que cargaría sobre sus hombros toda la ira de Dios a causa de nuestro pecado).
Si embargo, aun nada de los que vendría lo hizo retroceder, Jesús soportó la cruz, sin hacer caso de lo vergonzoso de esa muerte, porque sabía que después del sufrimiento tendría gozo y alegría; y se sentó a la derecha del trono de Dios.
El celo que Jesús tenía para cumplir la tarea que le había sido encomendada por el Padre, era un fuego ardiente dentro de el.
Promover la gloria del Padre, abrir la puerta de la vida a un mundo perdido, y proporcionar la única fuente de limpieza de todo pecado por medio de su sacrificio; eran los principales pensamientos de su mente.
Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.
Thompson, F. C., & Jauchen, J. S. (1987). Biblia de referencia Thompson: Notas (p. 1479). Miami, FL: Editorial Vida.
Jesús no fue resignado a la Cruz, no fue porque no le quedaba otra opción, nunca se quejo de la misión que le fue encomendada, vivió de la forma que lo hizo porque así el lo quizo; fue valiente a hasta la Cruz, siempre dispuesto, porque el fuego y la pasión de Dios estaba en el. Se deleitaba en hacer la voluntad de Dios.
Es el Fuego, la pasión que Jesús tenía por hacer las obras del Padre, la misma que el creyente debe tener, la misma que haga arder su corazón para servir a otros, para involucrarse activamente en su asamblea local, la misma que lo lleve a hablar a su entorno conocido sobre las verdades del Evangelio, de vivir entregado completamente para la gloria de Dios en cualquier ámbito de su vida.
porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.
Una vez que los discípulos fueron revestidos del ES, se dedicaron por completo a seguir el ejemplo del Salvador; fueron impulsados a vivir no para ellos mismos sino para darse a otros.
Pedro dio dos discursos y se convirtieron + de 8,000 personas)
Un corazón que ha sido regenerado por el poder del ES por medio del Evangelio, vive constantemente dispuesto a darse para otros, siguiendo el ejemplo de Cristo. ( a menos que no sea nacido de nuevo).
Es por ello que vivir para Cristo y de conformidad con el evangelio, que resulta inevitable la polarización de la humanidad, porque estas del lado de Cristo (apasionado, lleno de fuego, trabajando, etc) o estas simplemente en su contra.
Tan solo pensar basta para el discípulo verdadero de Cristo, Si el Señor padeció en los días de su carne, acaso los suyos ¿no tendrían porque sufrir?
51 ¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión.
Quienes escuchaban a Jesús, incluyendo sus discípulos estaban en espera de la llegada del Mesías para que trajera paz, pero muchos tenían una visión distorsionada de la realidad (Falsas expectativas, y una interpretación inexacta de la profecías del AT).
 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
Quienes le oían querían una clase de paz que les diera la esperanza de no tener ninguna clase de problema, un estado de completa tranquilidad sin ninguna clase de preocupación, un estado de sosiego sobre sus enemigos. (es lo que el mudo quiere hoy en medio de tanta turbulencia)
Ellos esperaban que después de la aparición Mesías como un gran estadista y militar, trajera por fin paz que tanto quería el atribulado pueblo judío.
Y si, efectivamente el Mesías es el Principe de Paz, y Jesús es el Mesías, pero no puede existir paz entre los hombres, mientras estos no estén primeramente en Paz con Dios, sino todo lo contrario lo que hay son luchas y conflictos.
La Paz es el resultado del Evangelio donde quiera que es creído y recibido. No basta con simplemente haberlo escuchado y decir haberlos creído, si no hay evidencias de una vida de arrepentimiento constante y genuino.
Efectivamente el Mesías es el Principe de Paz, y Jesús es el Mesías, sin embargo, Él sabía que con su venida no habría paz, sino mas bien disensión.
Es posible ser un oyente del Evangelio, pero estar endurecido, decidido a continuar viviendo en los mismos pecados, por lo tanto siempre habrá disensión entre alguien que vive conforme a los lineamientos del Evangelio y quien no lo hace.
Aquellos que están decididos a vivir para el mundo y lo que les ofrece, estarán en mala disposición hacia aquellos que quieren servir a Cristo.
NTV  No se asocien íntimamente con los que son incrédulos. ¿Cómo puede la justicia asociarse con la maldad? ¿Cómo puede la luz vivir con las tinieblas? 15 ¿Qué armonía puede haber entre Cristo y el diablo? ¿Cómo puede un creyente asociarse con un incrédulo? 16 ¿Y qué clase de unión puede haber entre el templo de Dios y los ídolos?.
¿Es acaso posible, ponerse de acuerdo y tener paz verdadera cuando la pasión, el anhelo por la gloria de Dios y la extensión del evangelio no es es el eje central de una relación?.
52 Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres. 53 Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra.
sabía claramente cual era el resultado de ese Fuego;
Aunque el mensaje del Cristo es de unidad amor y Paz, con su venida a la tierra causo un cisma incluso entre las familias.
Hay que aclarar esto perfectamente, y no es que Jesús separe a las Familias, pero mientras en un familia uno o varios de sus miembros rechacen a Cristo y el evangelio y otros no no dejara de existir la disensión
No se trata de crear partidos o rivalidades solo por diferencias de opinión, lo que Cristo esta hablando, es de que a causa de su Fe y su confianza en el muchos son rechazados.
Cuantas familias e historias hemos oido - Te prefiero borracho, mariguano, mujeriego, antes de aleluya.
.
Porque vas tantas veces a ese lugar, porque participas dando clases, o porque das dinero ahí, hace más falta en la casa, etc.
Quien tiene fuego por Dios, una pasión incesante por ser como seguir al Señor Jesús y caminar como el, esta dispuesto a dejarlo todo, con tal de ganar a Cristo.
 Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.
Hay una promesa de parte de Jesús para consolar a todos aquellos que han perdido sus familias terrenales a causa del Evangelio.
54 Decía también a la multitud: Cuando veis la nube que sale del poniente, luego decís: Agua viene; y así sucede. 55 Y cuando sopla el viento del sur, decís: Hará calor; y lo hace.
Aquellos que escuchaba a Jesús aquella tarde, esperaban al Mesías, se decían listos para seguirle, listos para atender su llamado, pero están totalmente polarizados con Jesús incluso en medio de todas las obras milagrosas que habían alcanzado a ver.
Los judíos del tiempo de Jesús no contaban con todos los aparatos tecnológicos con los que hoy en día se puede pronosticar el tiempo.
Simuladores de computadora, modelos matemáticos, computadoras de ultima tecnología nos permiten tener el pronóstico del clima en la palma de nuestra mano.
Pero eran muy listos para predecir el clima, cuando veían formarse nubes en el oeste donde esta el Mar Mediterráneo, sabían que venía lluvia (asi como el norte acá). Cuando soplaba el viento del desierto, sabían que venía el calor (la surada).
Aquellos que escuchaba a Jesús aquella tarde, esperaban al Mesías, se decían listos para seguirle, listos para atender su llamado, pero están totalmente polarizados con Jesús incluso en medio de todas las obras milagrosas que habían alcanzado a ver.
Eran buenos para identificar los eventos del clima, pero aun teniendo frente a ellos al Mesías verdadero, no podían reconocerle, aún con todas esas señales milagrosas, aun con todas aquellas enseñanzas llenas de verdad, no podían distinguirle.
56 ¡Hipócritas! Sabéis distinguir el aspecto del cielo y de la tierra; ¿y cómo no distinguís este tiempo?
Hipócrita = denotaba en gr. un actor de teatro (hupokriteis), al ser una actor, se dedicaba a engañar, a pretender algo que en realidad no era, o de ocultar sus pensamientos, acciones o intenciones debajo de una mascara de falsa apariencia.
Jesús llamo a todos aquellos que esa tarde estaban escuchándole, pero que sabía que aunque tenían “cara de yo no fui”, estaban ahí por cualquier otro motivo que no tenía nada que ver con el.
denotaba en gr. un actor de teatro (hupokriteis)
Jesús siempre tuvo en mente la Cruz, vivió para cumplir la obra del Padre, sabía que algunos de los que estaban ahí, le seguirían hasta el final, pero también sabía que muchos que estaban ahí le abandonarían.
NO tenían Fuego por El, no había pasión en su ser, parecían, pretendían hacerse pasar por algo que no eran, pero Jesús los conocía. Eran buenos para distinguir el clima, pero no podían ver todas las señales que apuntaban hacía el como el Mesías esperado.
El Cielo nunca había estado tan cerca de ellos, y ellos no querían verlo.
Al igual que hoy la gente puede prevenirse que vendrá un contingencia sanitaria por el COVID-19 y se prepara, y se guarda y toma su previsiones, o puede distinguir que viene una situación de crisis económica y ya tiene pensado que va a hacer.
Pero no pude ver aún ante tantas evidencias, el paso de Jesús el Hijo de Dios por esta tierra, se niegan a reconocerle como el Dios verdadero y le rechazan completamente, de tal forma que prefieren vivir bajos sus propias ideas y pensamientos..
Los israelitas no quisieron distinguir la oportunidad que estaba frente a ellos, la oportunidad de tener al Mesías Jesús, y la consecuencia de es postura fue catastrófica pues en el año 70 DC la ciudad fue arrasada por el emperador Tito destruyéndola totalmente y esas consecuencias alcanzan hasta el día de hoy.
Las mismas consecuencias que pueden ocurrir para todos aquellos que ante la oportunidad que el Evangelio les otorga, persistan en no aceptarla, no por una cuestión de capacidad intelectual, sino por una falta completa de disposición para conocer realmente al Jesucristo como el Señor y prefieren vivir en el engaño.
57 ¿Y por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que es justo?
Noe fue un hombre que por
Jesús sabía que muchos que estaban ahí querían paz, pero no estaban en Paz con Dios, debido a sus continua vida de pecado.
Sabía que muchos que oían, parecían, con las mascara que traían en sus corazones daban la apariencia de ser discípulos, de estar apasionados por el, pero que el realidad no estaban dispuestos ni por un momento a ser rechazados, despreciados o repudiados a causa de su nombre.
El reto de Jesús es a que cada uno de los que oían hicieran un exámen de su propia vida, si en realidad estaban en orden delante de Dios.
58 Cuando vayas al magistrado con tu adversario, procura en el camino arreglarte con él, no sea que te arrastre al juez, y el juez te entregue al alguacil, y el alguacil te meta en la cárcel. 59 Te digo que no saldrás de allí, hasta que hayas pagado aun la última blanca.
Hay un asunto urgente que todos hombre debe resolver cuanto antes en su vida; y es que es de suma importancia que el Hombre se reconcilie con Dios antes de que sea demasiado tarde.
En esta parábola Jesús habla de una situación cotidiana en la que puede un hombre caer envuelto en una disputa legal en la que uno es el acusado lo mejor que se puede hacer es que antes de estar ante la autoridad, es tratar de llegar a un arreglo, así se evita el juicio y por supuesto la cárcel de la cual no se puede escapar

De la misma forma, en lo que se refiere a la vida espiritual cada hombre o mujer debe preguntarse antes de seguir adelante en su vida, estoy o no estoy a cuentas con Dios.
No importa que un hombre no crea el los magistrados, en los jueces y el los alguaciles, el hecho de pensar así no elimina el sistema de justicia de una país.
El hecho que un hombre niegue (aun a pesar de las evidencias) la existencia del Señor Jesucristo, hay una verdad ineludible; todo hombre ha de morir, y enfrentar á el juicio delante de Dios por su vida en la tierra.
Quienes no hayan arreglado durante el camino de esta vida sus asuntos co Dios tendrán que enfrentar el Juicio y recibir el justo castigo por ello.
Aun con esta aterradora verdad frente a nosotros Dios nos ofrece las nuevas de salvación, perdón gratuito y total para el pecador que cree en Jesús.
NTV  Él mismo cargó nuestros pecados sobre su cuerpo en la cruz, para que nosotros podamos estar muertos al pecado y vivir para lo que es recto. Por sus heridas, ustedes son sanados.
En la muerte de Cristo, el juicio por nuestros pecados fue satisfecho, ha sido pagado el precio, en su cuerpo el llevo toda la ira santa de Dios, es por Cristo que ahora podemos ser aceptos por Dios.
Calvino Juan: “por su obediencia, Jesús borro nuestras transgresiones; por su sacrificio, apaciguo la ira divina; por su sangre, lavó nuestros pecados; por su cruz, sobrellevó nuestra maldición; y por su muerte nos hizo aceptos”.
Esta oferta esta presente y es permanente en tanto cada ser humano mientras hay tiempo; Sin embargo quienes la rehusan deliberadamente tendrán que pagar por ello.
Serán hallados culpables de incredulidad ante el Juez de toda la tierra y condenados por toda la eternidad en la cárcel del infierno, del cual no podrán salir nunca, porque nunca podrán pagar la deuda tan enorme que tiene con Dios.
No tiene que ver con voy a la iglesia o no, no tiene que ver con participar de algunas prácticas cristianas, esto tiene que ver con saber si nuestros pecados han sido perdonados y nuestras almas justificadas, si hemos estado reconciliados con Dios.
Porque quien esta reconciliado con el tiene paz, tiene fuego y tiene pasión para vivir para el incluso a costa del rechazo de los más cercanos.
Related Media
Related Sermons