Faithlife Sermons

Instrucciones para tiempos como éste.

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 31 views

Lectura de diversas instruciones dadas por Moisés a la generación que entró a Canaan.

Notes
Transcript
Quizás esté equivocado, pero creo que los sermones, tal como los conocemos hoy, no lo eran durante el tiempo que la Ley fue dada (la Torah, los primeros cinco libros de la Biblia).
Los profetas, lo más cercano a los predicadores modernos, estaban limitados a proclamar exactamente lo que el Señor les había dicho. Muchas de sus palabras comenzaban con “Asi dice el Señor...”
No había lugar para sus propios comentarios, explicaciones, o ilustraciones.
Es solamente hasta después del exilio (891 años después de la Ley) , que encontramos a los Levitas explicando la Ley a aquellos que no podían entender.
¿Cómo se hacía entonces? La Ley era leída al pueblo, como lo hizo Moisés (1406 AC) cuando les dio la Torah; así como lo ordenó el rey Josías (en el 621 AC) cuando encontraron el libro de la Ley abandonado en el Templo, y así como lo hizo Esdras (aprox. 515 AC).
De Esdras se dice que era escriba experto en la Ley de Moisés porque:
Ezra 7:10 LBLA
Ya que Esdras había dedicado su corazón a estudiar la ley del Señor, y a practicarla, y a enseñar sus estatutos y ordenanzas en Israel.
ezr 7
Nehemiah 8:2 LBLA
Entonces el sacerdote Esdras trajo la ley delante de la asamblea de hombres y mujeres y de todos los que podían entender lo que oían. Era el primer día del mes séptimo.
Neh 8:2
Se paró sobre un estrado de madera (lo que ahora es la plataforma)...
Nehemiah 8:5 LBLA
Y abrió Esdras el libro a la vista de todo el pueblo, pues él estaba más alto que todo el pueblo; y cuando lo abrió, todo el pueblo se puso en pie.
Neh 8:5
Nehemiah 8:3 LBLA
Y leyó en el libro frente a la plaza que estaba delante de la puerta de las Aguas, desde el amanecer hasta el mediodía, en presencia de hombres y mujeres y de los que podían entender; y los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley.
Neh 8:3
Nehemiah 8:6 LBLA
Entonces Esdras bendijo al Señor, el gran Dios. Y todo el pueblo respondió: ¡Amén, Amén!, mientras alzaban las manos; después se postraron y adoraron al Señor rostro en tierra.
neh 8:6
Esta mañana quiero hacer algo similar: quiero leerles una porción de la Escritura, pero de las palabras que dijo Moisés a la generación que sobrevivió los 40 años en el desierto y entró a la Tierra Prometida.
Voy a leerla de la Nueva Traducción Viviente, no le voy a pedir que abra su Biblia y siga cada pasaje que yo lea, simplemente que sus oídos estén atentos a lo que dice el libro de la Ley.
It is only after the exile, that we find the Levites explaining the Law to those who did not understand
En estos versiculos del Deuteronomio encontramos instrucciones apropiadas no solo para este tiempo sino para todo el tiempo:
deu 22:1-4
Deuteronomy 22:1–4 NTV
»Si encuentras deambulando por ahí el buey, la oveja o la cabra de tu vecino, no abandones tu responsabilidad. Devuelve el animal a su dueño. Si el dueño no vive cerca o no sabes quién es, llévalo a tu casa y quédate con él hasta que el dueño vaya a buscarlo. Cuando eso suceda, debes devolvérselo. Haz lo mismo si encuentras el burro, la ropa o cualquier otra cosa que tu vecino haya perdido. No abandones tu responsabilidad. »Si en el camino ves caído al burro o al buey de tu vecino, no lo ignores. ¡Ve y ayuda a tu vecino a ponerlo otra vez de pie!
Deuteronomy 23:21–23 NTV
»Cuando hagas un voto al Señor tu Dios, no tardes en cumplir lo que le prometiste. Pues el Señor tu Dios te exige que cumplas todos tus votos sin demora, o serás culpable de pecado. Sin embargo, no es pecado abstenerse de hacer un voto. Pero una vez que voluntariamente hagas un voto, asegúrate de cumplir lo que prometiste al Señor tu Dios.
Deu 23 21-23
Deuteronomy 24:14–15 NTV
»Jamás te aproveches de los obreros pobres y desamparados, ya sean hermanos israelitas o extranjeros que vivan en tu ciudad. Debes pagarles lo que les corresponde al final del día, antes de que caiga el sol, porque son pobres y cuentan con esa paga para vivir. De lo contrario, ellos podrían clamar al Señor en tu contra, y tú serías culpable de pecado.
Deuteronomy 23:14 NTV
El campamento debe ser santo, porque el Señor tu Dios se mueve dentro de él para protegerte y derrotar a tus enemigos. Ten cuidado de que él no vea nada vergonzoso en medio de ti, o se alejará de tu lado.
-15
Deuteronomy 25:4 NTV
»No le pongas bozal al buey para impedirle que coma mientras trilla el grano.
deu 25 4
Deuteronomy 25:13–16 NTV
»Usa balanzas exactas cuando tengas que pesar mercadería, y que tus medidas sean completas y legítimas. Así es, usa siempre pesas y medidas legítimas para que disfrutes de una larga vida en la tierra que el Señor tu Dios te da. Todo el que engaña con pesas y medidas falsas es detestable a los ojos del Señor tu Dios.
Deu 25 13-16
Deuteronomy 26:2–3 NTV
coloca una parte de las primicias de cada cosecha en una canasta y llévala al lugar de adoración designado, el lugar que el Señor tu Dios elija para que su nombre sea honrado. Preséntate al sacerdote que esté a cargo en ese momento y dile: “Con esta ofrenda reconozco ante el Señor su Dios que he entrado en la tierra que él juró a nuestros antepasados que nos daría”.
Deu 26 2-3
Deuteronomy 26:10 NTV
Y ahora, oh Señor, te traigo las primicias de las cosechas que me has dado de la tierra”. Luego coloca las primicias ante el Señor tu Dios y póstrate ante él en adoración.
deu 26 10
Deuteronomy 26:16–19 NTV
»Hoy el Señor tu Dios te ordena obedecer todos sus decretos y ordenanzas. Así que asegúrate de obedecerlos de todo corazón. Tú has declarado hoy que el Señor es tu Dios y has prometido andar en sus caminos y obedecer sus decretos, mandatos y ordenanzas, y hacer todo lo que él te diga. El Señor ha declarado hoy que tú eres su pueblo, su tesoro especial, tal como lo prometió, y que debes obedecer todos sus mandatos. Si lo haces, él te pondrá muy por encima de todas las otras naciones que creó. Entonces recibirás alabanza, honra y fama. Serás una nación santa para el Señor tu Dios, tal como lo prometió».
Deu 26 16-19
Deuteronomy 27:9–10 NTV
Luego Moisés y los sacerdotes levitas se dirigieron al pueblo con las siguientes palabras: «¡Escucha en silencio, oh Israel! Hoy te has convertido en el pueblo del Señor tu Dios. Por lo tanto, obedece al Señor tu Dios cumpliendo todos los mandatos y los decretos que te entrego hoy».

«¡Escucha en silencio, oh Israel! Hoy te has convertido en el pueblo del SEÑOR tu Dios. 10 Por lo tanto, obedece al SEÑOR tu Dios cumpliendo todos los mandatos y los decretos que te entrego hoy».

Deuteronomy 28:1–6 NTV
»Si obedeces al Señor tu Dios en todo y cumples cuidadosamente sus mandatos que te entrego hoy, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las demás naciones del mundo. Si obedeces al Señor tu Dios, recibirás las siguientes bendiciones: Tus ciudades y tus campos serán benditos. Tus hijos y tus cosechas serán benditos. Las crías de tus rebaños y manadas serán benditas. Tus canastas de fruta y tus paneras serán benditas. Vayas donde vayas y en todo lo que hagas, serás bendito.
Deu 28 1-6
deu 28 13
Deuteronomy 28:13 NTV
Si escuchas los mandatos del Señor tu Dios que te entrego hoy y los obedeces cuidadosamente, el Señor te pondrá a la cabeza y no en la cola, y siempre estarás en la cima, nunca por debajo.
Deuteronomy 28:47–48 NTV
Si no sirves al Señor tu Dios con alegría y entusiasmo por la gran cantidad de beneficios que has recibido, servirás a los enemigos que el Señor enviará contra ti. Pasarás hambre y sed, andarás desnudo y carente de todo. El Señor te pondrá sobre el cuello un yugo de hierro que te oprimirá severamente hasta destruirte.
Deuteronomy 28:47 NTV
Si no sirves al Señor tu Dios con alegría y entusiasmo por la gran cantidad de beneficios que has recibido,
Deuteronomy 30:11 NTV
»El mandato que te entrego hoy no es demasiado difícil de entender ni está fuera de tu alcance.
deu 30 11
Deuteronomy 30:15 NTV
»¡Ahora escucha! En este día, te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre la prosperidad y la calamidad.
deu 30 15
Deuteronomy 30:19–20 NTV
»Hoy te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre bendiciones y maldiciones. Ahora pongo al cielo y a la tierra como testigos de la decisión que tomes. ¡Ay, si eligieras la vida, para que tú y tus descendientes puedan vivir! Puedes elegir esa opción al amar, al obedecer y al comprometerte firmemente con el Señor tu Dios. Esa es la clave para tu vida. Y si amas y obedeces al Señor, vivirás por muchos años en la tierra que el Señor juró dar a tus antepasados Abraham, Isaac y Jacob».
Deuteronomy 32:47 NTV
No son palabras vacías; ¡son tu vida! Si las obedeces, disfrutarás de muchos años en la tierra que poseerás al cruzar el río Jordán».
deu 32 47
Por lo tanto,
deu 30 19-20
Deuteronomy 32:3–4 NTV
Proclamaré el nombre del Señor; ¡qué glorioso es nuestro Dios! Él es la Roca, sus obras son perfectas. Todo lo que hace es justo e imparcial. Él es Dios fiel, nunca actúa mal; ¡qué justo y recto es él!
deu 32 3-4
Related Media
Related Sermons