Faithlife Sermons

Una vida cristiana genuina

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 135 views
Notes & Transcripts

Una vida cristiana genuina

1 Juan 2:1-6

Introducción: El peor equipo de futbol de la historia (0 goles).  El entrenador (Mateo) – grosero, de cada 3 palabras 4 groserías.  Una vez se lastimó un jugador que había tenido una cirugía de la rodilla y quiso jugar más.  Mateo casi con lagrimas en sus ojos nos dijo, “Él no va a poder jugar con sus hijos pero lo hace por amor al futbol.  ¡Qué bueno!”  Después me enteré de que era el hijo del pastor de la Iglesia Alianza Misionera y supuestamente era cristiano.  Pensé ¡qué no diga nada acerca de ser cristiano!  Esto también pasa con los famosos. 

Leí una vez una entrevista con Beyoncé Knowles, la cantante que cantó en el grupo Destiny´s Child, también hizo el video “Beautiful Liar” con Shakira.  Lo más increíble es que diga que es cristiana.  Se le preguntó ¿cómo puedes vestirte de la manera en que lo haces siendo cristiana?  “Es mi uniforme”.  Los bomberos tienen sus uniformes, los médicos, y yo también.  En otra entrevista dijo, “Honestamente creo que Dios quiere que celebremos nuestros cuerpos siempre y cuando no comprometamos nuestro cristianismo”. 

 

El problema: v. 4 El problema es de la persona que profesa ser cristiana (“Yo le conozco”), pero no lo es.  ¿Por qué se ve este problema?

·         Errores teológicos – 1:1-2 La humanidad y la deidad de Cristo son doctrinas necesarias para ser cristiano (la esencia del cristianismo); el gnosticismo – 1:6 falta de coherencia entre la fe y nuestra vida (decían o dicen que uno necesita tener la gnosis, el conocimiento secreto, pero que ella no cambia la vida moral); un enfoque moralista (Pensar que el cristianismo es algo que “hago” en vez de algo que ya Dios “hizo”.  Vamos a ver la solución que es el evangelio de Dios, 2:1-2)

·         Confusión cultural—ser “cristiano” hoy día está en boga, pero en muchas iglesias la gente no escucha el evangelio; ser cristiano es algo cultural (ir a una iglesia cristiana, quizás bautizarse, usar una jerga evangélica “amen”, “gloria a Dios”, “bendiciones”)

·         Falta de honestidad—1:8-10; Es tan difícil decir “estoy mal”.  Debemos ver la seriedad del pecado más honestamente. 

La solución:

Jesús: Jesús es el centro de nuestra fe.  ¿Qué hace Jesús por nosotros?

1)      Jesús intercede como nuestro abogado – v. 1

a.       ¿Por qué no debemos pecar?  Hay varias respuestas en la Biblia (p.ej. hemos muerto al pecado) 1:3, 5 Nos recuerda el Edén.  Dios puso a Adán y a  Eva en el huerto de Edén.  Se comunicaba con ellos.  Había comunicación abierta y perfecta entre ellos y Dios.  Cuando comieron del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, inmediatamente se rompió esa comunicación abierta y perfecta.  Se escondieron.  Se cubrieron de hojas de higuera porque sentían culpabilidad.  1:2 Ahora, ¿qué es la vida eterna?  Recuperar esa comunión con Dios a través del sacrificio de Cristo. 

·   [En Boyacá, vi una valla que decía, “Jesús es la respuesta”, pero ¿Cuál es la pregunta?  ¿Cuál es el problema?]

·   Después de conocer a Dios por medio de Cristo, pecar es dejar la comunión relacional, pero no es dejar la relación (1:9).

·   [La ilustración de mi hijo – si Lucas me grita y me dice cosas feas, ¿qué pasa?  Sigue siendo mi hijo pero no hay una comunión plena]

·   Es igual con Dios.  No debemos pecar porque perdemos la comunión relacional y nuestro gozo (1:4).  No es una lista de reglas sino una relación de comunión lo que nos anima a no pecar. 

b.      ¿Qué pasa si pecamos? V. 1

·   Primero, la relación restaurada con Dios depende de Cristo.

·   Apocalipsis 12:10 Cristo es nuestro abogado (intercesor) ante Dios el Padre.  No es una religión de moralismo.  Cristo intercede (mediar por otro) por nosotros. Rom. 8:34 y Heb. 7:25

·   ¿Con qué autoridad puede Cristo interceder por nosotros?  “el justo” – 2 Cor. 5:21 “Al que no conoció pecado,  por nosotros lo hizo pecado,  para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.” 

·   “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades,  sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza,  pero sin pecado”. (Heb 4:15)

c.         ¿Qué pasa si morimos en pecado?

·   Digamos que usted sale y dice una mentira y una tractomula lo atropella y ese instante muere.  ¿Adónde va?  Si el cristianismo fuera una religión de moralismo, usted estaría frito.  Pero, recordemos que el cristianismo es Cristo.  Él es nuestro abogado.  Ya murió por ese pecado. 

·   Vemos aquí algo muy interesante.  Es el abogado y también es el sacrificio.  Intercede por nosotros con base en lo que ÉL hizo.  Vamos a ver lo que Jesús hizo como el sacrificio.

2)      Jesús satisface la ira de Dios contra nuestro pecado – v. 2

a.       “Propiciación por nuestros pecados” – un término muy importante en la Biblia. 

·   ¿Cómo podemos entender una palaba?  Más que todo por su uso.  La palabra aparece en 1 Juan 4:10 (no nos ayuda mucho).

·   Rom. 3:25-26 (una palabra de la misma raíz)

·   Definición de propiciación: el sacrificio de Cristo que aplaca / satisface la ira de Dios contra el pecado (Rom. 1:18).  Los dioses griegos tenían que ser aplacados con sacrificios (pero su carácter no era santo; eran más como hombres) La ira – no enojo basado en un capricho, sino la santa respuesta de un Dios justo contra la violación de su voluntad.  Dios es el justo juez.  Tiene que castigar el pecado.  [En este país con unos $200 millones uno puede evitar la justicia, pero con Dios no]. 

·   Como creyentes: “No doy la talla”.  “Soy un fracaso”.  “Peco y Dios o debe amarme” – un enfoque sutil en el hombre y no en Cristo.

b.      no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo”.  El teólogo Wayne Grudem dice: “Cristo es el sacrificio expiatorio que el evangelio pone ahora a disposición por los pecados de todos en el mundo” (p. 628).  Quizás usted piense que los cristianos tienen el perdón de los pecados pero que usted no podría tener esto.  El sacrificio es suficiente.  Si usted pone su confianza en la obra de Cristo, recibirá la vida eterna.

La evidencia de una vida cristiana genuina:

·         Hay que entender que guardar los mandamientos no nos da la vida eterna (v. 3).

·         Cada uno tiene que llegar a conocerlo personalmente (el tiempo del verbo “conocemos” es mejor traducido “hemos llegado a conocerlo”.  Juan 1:12

1)      El creyente verdadero obedece los mandamientos de Dios – vv. 3-5

a.       Un cristiano puede pecar (1:8-10), pero si es creyente no puede “practicar” el pecado (1 Juan 3:9): (pecar en paz): 1 Cor. 6:9-11 [¿Qué hacemos con el hermano o la hermana que vive en pecado?  Su vida es caracterizada por el pecado.  Soluciona sus problemas con las tácticas del mundo.  Cuando se le confronta con su pecado, lo justica, lo excusa; nunca se le ve arrepentimiento.]

b.      Debemos examinar nuestra vida.  ¿Será que mi fe es una mentira?  Debemos examinar nuestra actitudes y acciones relacionadas a los mandamientos de Dios. 

·         ¿Qué tan consciente soy de los mandamientos de Dios cada día?  ¿Dice usted que le conoce?  ¿Está guardando sus mandamientos?

·         2 Corintos 13:5  Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?

2)      El creyente verdadero sigue el ejemplo de Cristo – v. 6

·         La característica que más enfatiza Juan es el amor de Cristo (2:7; 3:16).

·         ¿De dónde viene este amor?  De Dios.  (4:19; Rom. 5:5).  Este amor no depende de nuestros sentimientos ni de nuestras emociones.  El amor verdadero sigue los mandamientos de Dios a pesar de los sentimientos negativos.  ¿Por qué?  Porque Dios es el centro, no nosotros.    

·         ¿Cómo es esto en la vida diaria?  Si veo que un hermano está luchando espiritualmente, le ayudo.  Si veo que un hermano está en pecado, hablo con él. 

·         Con mis vecinos y amigos no cristianos, busco y creo oportunidades para compartir con ellos.  ¿por qué?  Porque el amor de Dios me constriñe (obliga).

Conclusión: ¿Tenemos una vida cristiana genuina?  Si la queremos, enfoquémonos en Cristo.  En lo que él hecho.  En la esencia que es Cristo.  Nuestro abogado.  Nuestra propiciación.  Si no veo obediencia en mi vida ni amor, me debo preguntar si lo conozco verdaderamente.

 

Related Media
Related Sermons