Faithlife Sermons

Arriesgando el Futuro Por Fe

Fe Para el Futuro  •  Sermon  •  Submitted   •  Presented   •  50:30
0 ratings
· 117 views
Files
Notes
Transcript

Cinco Características de la Verdadera Fe

1. La Verdadera Fe Responde en Obediencia

Hebrews 11:8 LBLA
8 Por la fe Abraham, al ser llamado, obedeció, saliendo para un lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber adónde iba.
Abram estaba más que dispuesto a obedecer lo que Dios le pidiera… ¡aunque no tuviera todos los detalles!
Esta obediencia ciega demuestra la clase de fe que Abraham tenía: una confianza absoluta en Dios.
Abraham obedeció porque reconocía que la Palabra de Dios que escucharon tenía autoridad suprema, era de suma importancia, poder ilimitado y digna de confianza.

2. La Verdadera Fe Requiere Sacrificio

Hebrews 11:9–10 LBLA
9 Por la fe habitó como extranjero en la tierra de la promesa como en tierra extraña, viviendo en tiendas como Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa, 10 porque esperaba la ciudad que tiene cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.
Abraham estuvo dispuesto a dejarlo todo, su comodidad, su casa, su trabajo, su seguridad, sus amistades, su familia… Para ir a un lugar que no conocía...
De ciudadano respetado a inmigrante desconocido...
Viviendo como nómadas (sin hogar) por tres generaciones...
Por fe esperaban algo mejor…
Lo único que tenía era la promesa que Dios le había dado… ¡y eso era más que suficiente!
No sabemos cada detalle, cada paso del camino, pero Dios ha prometido capacitarnos para cada paso del camino.

3. La Verdadera Fe Requiere Valentía

En estos primeros versículos que hemos visto vemos que la Fe también requiere valentía.
Abraham tenía 75 años
Tuvo que dejarlo todo
Salió sin saber a dónde iba...
La promesa de herencia no era el incentivo, era la recompensa.
En esto consiste el caminar por fe, no por vista.

4. La Verdadera Fe Requiere Persistencia

Hebrews 11:9–10 LBLA
9 Por la fe habitó como extranjero en la tierra de la promesa como en tierra extraña, viviendo en tiendas como Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa, 10 porque esperaba la ciudad que tiene cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.
Miremos una cosa más antes de dejar estos versículos
Persistencia a pesar de las dificultades...
No todo fue fácil para Abraham en su peregrinaje…
Cuando las cosas se ponían difíciles el miraba hacia el futuro, a la promesa final de Dios.

5. Una Fe que Manifiesta Dependencia en Dios

Hebrews 11:11–12 LBLA
11 También por la fe Sara misma recibió fuerza para concebir, aun pasada ya la edad propicia, pues consideró fiel al que lo había prometido. 12 Por lo cual también nació de uno (y éste casi muerto con respecto a esto) una descendencia como las estrellas del cielo en numero, e innumerable como la arena que esta a la orilla del mar.
Sara tenía 90 años… de acuerdo con el relato en Génesis, ya hacía tiempo le había pasado su menopausia...
Ella dudó al inicio… Por eso su hijo se llamó Isaac.
Abraham tenía 100 años...
Humanamente hablando, todo esto era imposible.

La Verdadera Fe Disfruta el Presente con Confianza en el Futuro

Hebrews 11:13–16 LBLA
13 Todos éstos murieron en fe, sin haber recibido las promesas, pero habiéndolas visto y aceptado con gusto desde lejos, confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra. 14 Porque los que dicen tales cosas, claramente dan a entender que buscan una patria propia. 15 Y si en verdad hubieran estado pensando en aquella patria de donde salieron, habrían tenido oportunidad de volver. 16 Pero en realidad, anhelan una patria mejor, es decir, celestial. Por lo cual, Dios no se avergüenza de ser llamado Dios de ellos, pues les ha preparado una ciudad.
Abraham, Isaac, Jacob murieron sin ver a la nación establecida en la tierra...
La única parcela de la que eran dueños era un cementerio...
¡NO RECIBIERON LA PROMESA!
¡Pero murieron en Fe!
“Aceptaron con gusto desde lejos”
Dando testimonio que eran extranjeros y peregrinos
Dar testimonio es reconocer que esperamos algo mejor
Algunas lecciones prácticasÑ
Desafía nuestra cobardía para testificar… La mayoría vive como que si este mundo es todo. No somos conscientes de la eternidad, no vivimos con la eternidad en mente. Debemos estar recordando continuamente que hay más después de esta vida, y que inmediatamente después es el juicio.
Reprende nuestro materialismo… Si sabemos que lo que viene es mejor, ¿por qué nos aferramos tanto a las cosas de esta vida? ¿por qué no nos dedicamos a hacer tesoros en el cielo?
Ejemplo: si sabes que eventualmente vas a mudarte a otro estado, ¿vale la pena acumular cosas aquí, o mejor ahorrar para lo nuevo allá?

La Verdadera Fe Siempre Toma Riesgos

La Sumisión de Abraham

Hebrews 11:17–19 LBLA
17 Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía a su único hijo; 18 fue a él a quien se le dijo: En Isaac te sera llamada descendencia. 19 El consideró que Dios era poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde también, en sentido figurado, lo volvió a recibir.
¡La demanda más alarmante de Dios!
“lo que se regala no se quita”
Isaac era el hijo de la promesa… Ahora Dios lo quiere de regreso...
¡Quizá aún más alarmante es que Abraham obedeció!
¿Será que le contó a Sarah? por lo menos sabemos que no le dijo a Isaac...
Abraham estaba determinado a hacer lo que Dios quería.
Abraham rehusó poner límites a su obediencia a Dios.
Abraham rehusó poner límites al poder de Dios.
Abraham aprendió que Dios siempre provee, aún en el último momento.

El legado para su descendencia

La percepción de Isaac

Hebrews 11:20 LBLA
20 Por la fe bendijo Isaac a Jacob y a Esaú, aun respecto a cosas futuras.

La anticipación de Jacob

Hebrews 11:21 LBLA
21 Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró, apoyándose sobre el extremo de su bastón.

La convicción de José

Hebrews 11:22 LBLA
22 Por la fe José, al morir, mencionó el éxodo de los hijos de Israel, y dio instrucciones acerca de sus huesos.

Lecciones Prácticas

Cuando tu fe es probada, cree en la Palabra de Dios.
Cuando tu fe es probada, regocíjate en el Poder de Dios
(1) Abraham pasó por momentos muy difíciles, pero se aferró a lo que Dios había prometido. Se rehusó a desanimarse o rendirse… Aún en el momento más difícil el le dijo a su hijo “el Señor proveerá”...
(2) Abraham sabía que el Dios que le había sostenido toda su vida no le iba a fallar en el momento más difícil. Por eso estuvo dispuesto a arriesgar el futuro por fe. Él creía que Dios podía resucitar a Isaac.
Necesitamos la clase de fe que acepta lo que Dios dice y que puede tener presente lo que Dios puede hacer.
Esta fe nos permite obedecer con gozo y disfrutar grandes bendiciones en la vida.
Related Media
Related Sermons