Faithlife Sermons

Un maestro conforme al modelo de Dios (2 Timoteo 4.1-2)

Escuela Dominical   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views

Propósito: Motivar al maestro a mostrar los efectos de la palabra de Dios reflejados en su carácter.

Notes
Transcript

IMAGEN Y SEMEJANZA

Modelo: Una de las acepciones de “modelo” hace referencia a aquello que se toma como referencia para tratar de producir algo igual. En este caso, el modelo es un arquetipo (el primer modelo).
- dice que el hombre fue hecho a “imagen y semejanza de Dios”. Esta imagen se encuentra principalmente en el hecho de que el hombre es un ser personal, racional y moral. (Biblia Scofield, pág. 2).
Si bien Dios es infinito y el hombre finito, el hombre posee elementos de personalidad similares a los de la Personalidad divina: pensamiento, sentimientos y voluntad (Biblia Scofield, pág. 2).
2 Corintios 3.18 RVR60
18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

EL CARÁCTER DEL MAESTRO

-Aptitud a la capacidad de una persona para realizar adecuadamente una actividad o función.
-Actitud es la manifestación de un estado de ánimo o bien como una tendencia a actuar de un modo determinado.
-Obviamente la respuesta es No. Pero el maestro debe aprender a desarrollar las dos.
-La aptitud tiene que ver con la preparación intelectual o cognitiva. La actitud tiene que ver con el carácter.
Carácter: Es la función de la personalidad que aparece como un aspecto importante de esta. El carácter se establece por la relación del individuo con el ambiente.
-El maestro cristiano debe ser una persona transformada por el poder de Dios, para que su influencia sea no solo sus palabras, sino sus hechos. Pablo dice que el reino de Dios (vivir bajo el dominio de Dios) consiste en poder y no en palabras.
-El apóstol nos dice que la tarea de enseñar la debe realizar una persona cuyas acciones respalden sus conocimientos. En otras palabras, el maestro debe combinar la preparación con el carácter. Pero lo primero es el carácter.
2 Timoteo 2.2 TLA
2 Tú has oído lo que les he enseñado a muchas personas. Ahora quiero que enseñes eso mismo a cristianos en los que puedas confiar, y que sean capaces de enseñar a otros.
-En 2 T. 4.2 se menciona nuevamente estos dos aspectos (actitud y aptitud): “hay que predicar, convencer, corregir, animar e instruir con paciencia (carácter) y doctrina (conocimiento)”.

EL CARÁCTER PRODUCIDO POR EL ESPÍRITU

-El maestro cristiano debe ser guiado por el Espíritu de Cristo; es decir, que no sea la concupiscencia (rasgos carnales) ni los rasgos naturales (sentimientos humanos) quienes lo gobiernen.
Gálatas 5.16–17 NTV
16 Por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa. 17 La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es precisamente lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. Estas dos fuerzas luchan constantemente entre sí, entonces ustedes no son libres para llevar a cabo sus buenas intenciones,
-El creyente que desea ser maestro debe permitir que su carácter será moldeado y adornado por el “fruto del Espíritu”.
Gálatas 5.22–23 TLA
22 En cambio, el Espíritu de Dios nos hace amar a los demás, estar siempre alegres y vivir en paz con todos. Nos hace ser pacientes y amables, y tratar bien a los demás, tener confianza en Dios, 23 ser humildes, y saber controlar nuestros malos deseos. No hay ley que esté en contra de todo esto.
Conclusion: La enseñanza requiere de capacidad, pero también de paciencia. No solo de paciencia para que el alumno(a) aprenda, sino para que Cristo sea formando en él(ella), moldeada y reforzada por el ejemplo.
Related Media
Related Sermons