Faithlife Sermons

Sermón sin título (4)

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 34 views
Notes
Transcript
Estamos entrando en la sección que el Cannon cristiano clasifica como las “Epístolas Pastorales”. La razón por las que se les clasifica de esa manera es porque están dirigidas específicamente a una persona, y no a una iglesia. Esta carta, la primera escrita a Timoteo es una carta que tiene una estructura muy interesante. Se divide en cuatro secciones mayores, las cuales abordan temas específicos; con un pequeño paréntesis en el centro para dirigirse a Timoteo, y animarlo. Notamos también que Pablo termina cada sección con un pequeño poema en donde exalta a Jesús.
Trasfondo
¿Quién escribió la carta?
“Pablo, apóstol de Jesucristo” (v.1). Vemos en este versículo que Pablo se identifica como el autor de la carta. Pero desde el siglo veinte la autoría de las epístolas pastorales ha sido discutida por algunos diciendo que no fueron escritas por Pablo. Algunos dicen que el estilo, vocabulario etc. no concuerdan con las demás epístolas paulinas. Algunos teólogos liberales sostienen esta idea, pues comentan que existe poca similitud entre las cartas pastorales con la cronología del libro de Hechos.
Sin embargo, “Zahn, la Enciclopedia Bíblica Internacional Standard, el Diccionario Westminster y otros, defienden la autoridad paulina afirmando la tradición de que Pablo, al ser liberado de su prisión romana, emprendió otros viajes misioneros, y después fue encarcelado por segunda vez en Roma.”[1]
La autenticidad de las tres epístolas pastorales fue aceptada por la iglesia primitiva en forma casi universal… El Canon Muratorio, que data del año 200 aproximadamente, adjudica las tres cartas al apóstol Pablo… Eusebio, en el siglo cuarto, las incluyó entre «las catorce epístolas de Pablo» que «son claras y manifiestas (en lo que respecta a su autenticidad)»[2]
¿Cuándo se escribió la carta?
Las epístolas pastorales, como ya se mencionó no fueron escritas durante el periodo histórico que relata Hechos. El libro de Hechos termina con el encarcelamiento de Pablo en Roma (61-62 d.C.), donde escribe las “Cartas de prisión”, que son Efesios, Colosenses, Filipenses y Filemón (que se estudiará después). Después de esto parece ser que Pablo fue liberado, estuvo realizando ministerio en diferentes lugares durante aproximadamente 5 años. dice que fue a Macedonia, después de haber estado en Éfeso. , nos dicen además que Pablo estuvo en Tróas, Corinto y Mileto. En nos dice que estuvo en Creta, y en 3.12 dice que tenía pensado pasar el invierno en Nicópolis. Además, en , , nos dice que Pablo tenía el deseo de ir a España. Bíblicamente no hay registro de que haya hecho este viaje, pero hay registros históricos que mencionan que Pablo realizó este viaje después de su primer encarcelamiento, y antes del segundo.[3]Durante su segundo encierro, es cuando escribe su segunda carta a Timoteo, donde no estuvo mucho tiempo, hasta que fue asesinado en el 68 d.C. aproximadamente.
¿A quién le escribió?
Timoteo…
· Nativo de Listra/Derbe en Asia Menor
· Su mamá era judía su papá era griego
· Parece haber convertido durante el primer viaje misionero de Pablo y formó parte del equipo al comenzar el segundo viaje () (¿tenía 20 años?).
· Habría tenido unos 35 años al ser dejado en Éfeso
Su Carácter y Personalidad
· Personalidad reservada, con tendencia al desaliento
· Corazón sincero, persona de confianza
Vemos en Timoteo un claro ejemplo de la gracia de Dios, pues Él utiliza a personas con debilidades, pero que Él las convierte en fortalezas.
PRINCIPIO DE MINISTERIO
No importa las debilidades que puedas tener; el Señor aún así puede usarte para el ministerio.
¿Por qué escribió Pablo 1 Timoteo?
– “…que te quedaras en Éfeso para que instruyeras a algunos que no enseñaran doctrinas extrañas.
– “…por ellas [las profecías] pelees la buena batalla, guardando la fe y una buena conciencia…”
Dicho todo esto, es bueno que empecemos a ver qué fue lo que Pablo escribió. Como dije al principio, la carta esta maravillosamente estructurada en cuatro secciones, separadas por himnos de Pablo acerca de la persona y majestad de Jesucristo. Vamos a verlas cada una, y lo que Pablo quería decir en cada una.
Sección 1 – Encárgate de la falsa doctrina (1.3-18)
Pablo le escribe para encomendarle que mandara a la gente de la congregación que no enseñara doctrinas diferentes. La palabra aquí significa “enseñar doctrinas contrarias a una norma aceptada”. Es decir, Pablo le esta diciendo a Timoteo dentro de la iglesia había hermanos que estaban enseñando doctrinas que no estaban de acuerdo con lo que Pablo había enseñado cuando estuvo ahí. nos relata el tiempo que Pablo pasó en Éfeso, enseñando acerca de Cristo. Hubo tan grande aceptación que hubo un avivamiento, pues muchos enfermos eran sanados y los endemoniados eran librados (v.12); incluso nos relata Lucas que los que practicaban magia llevaron sus libros y los quemaron (v.19).
Pero ¿por qué Pablo escribe que había gente que enseñaba diferente doctrina? La realidad es que desde que la iglesia se fundó, siempre hubo malas enseñanzas. Y esta es la razón por la que Pablo divide esta sección en tres partes, controversia doctrinal (v.3-11), uso adecuado de la doctrina (v.12-17); y desafío ministerial que conlleva la doctrina (v.18-20).
Controversia doctrinal
En todos los escritos de Pablo, así como en el resto del NT, se usa la palabra doctrina o sana enseñanza más de 400 veces. Esto es importa de mencionar, pues en el primer siglo la iglesia fue atacada por mucha enseñanza falsa. Durante el primer siglo surgieron muchas herejías, y por eso escribieron las cartas del NT. Por ejemplo, algunos que atacaban directamente la deidad de Cristo (Colosenses y 1 Juan), había gente que hacía distinción entre judíos y griegos (Efesios), creyentes que querían agregar obras a la salvación (Colosenses) y otros ya lo habían hecho (Gálatas). Otros estaban viviendo creyendo que Dios les había dado libertad para vivir como fuera (Corintios), falsas enseñanzas acerca del final de los tiempos (1 y 2 Tesalonicenses), o bien, desistían de la fe volviendo al judaísmo (Hebreos). Entonces vemos que para los apóstoles era de suma importancia guardar la doctrina, y enseñarla adecuadamente.
En Éfeso no sucedía así. Había gente que enseñaban cosas que no iba de acuerdo con la Ley. Dice en los v. 3-11 que tales personas enseñaban “fábulas y genealogías” que no tenían nada que ver con el evangelio. Por fabulas se refiere a mitos o leyendas que tenían los judíos. Notemos que estas “fabulas” traían “disputas (en lugar) de edificación”. Esto no debe confundirse con el hecho de que hablar de teología es sinónimo de generar conflictos en la iglesia. No. La idea del pasaje es que estas falsas enseñanzas confundían a los creyentes en la iglesia, y lejos de provocar edificación provocaban división.
Pero Pablo les escribe diciendo que “la ley es buena si alguno la aprovecha según las reglas” (traducción mía). La ley no fue dada para que los creyentes tuvieran disputas o pleitos, sino para que los pecadores conozcan el evangelio (v.11).
Uso adecuado de la doctrina
Pablo en seguida habla acerca del verdadero uso de la Ley, y pone su testimonio como ejemplo.
[1] Robinson, G. C. (2005). Introducción. En Comentario a las Epístolas Pastorales (p. 7). Grand Rapids, MI: Libros Desafío.
[2] Stott, J. (2009). Segunda Epístola a Timoteo. (L. S. Hussey, Trad.) (1ra. edición, p. 10). San José, Costa Rica: Desarrollo Cristiano Internacional.
[3] Íbid., 5.
Related Media
Related Sermons