Faithlife Sermons

Árboles de Éden

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views

El árbol del conocimiento. Recordándonos el pecado y la ruina del hombre (Gén. 2:17). El árbol de la vida. Hablando con nosotros de la regeneración completa del hombre (Gén. 2:9; Apoc. 2:7; 22:2). El árbol del Calvario. Hablarnos de la redención del hombre (Hechos 10:39; Hechos 5:30; 1 Pedro 2:24).

Notes
Transcript
Genesis 2:9 RVR60
9 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.
lectura . (RVR60)
.
Ezekiel 31:2–18 RVR60
2 Hijo de hombre, di a Faraón rey de Egipto, y a su pueblo: ¿A quién te comparaste en tu grandeza?3 He aquí era el asirio cedro en el Líbano, de hermosas ramas, de frondoso ramaje y de grande altura, y su copa estaba entre densas ramas.4 Las aguas lo hicieron crecer, lo encumbró el abismo; sus ríos corrían alrededor de su pie, y a todos los árboles del campo enviaba sus corrientes.5 Por tanto, se encumbró su altura sobre todos los árboles del campo, y se multiplicaron sus ramas, y a causa de las muchas aguas se alargó su ramaje que había echado.6 En sus ramas hacían nido todas las aves del cielo, y debajo de su ramaje parían todas las bestias del campo, y a su sombra habitaban muchas naciones.7 Se hizo, pues, hermoso en su grandeza con la extensión de sus ramas; porque su raíz estaba junto a muchas aguas.8 Los cedros no lo cubrieron en el huerto de Dios; las hayas no fueron semejantes a sus ramas, ni los castaños fueron semejantes a su ramaje; ningún árbol en el huerto de Dios fue semejante a él en su hermosura.9 Lo hice hermoso con la multitud de sus ramas; y todos los árboles del Edén, que estaban en el huerto de Dios, tuvieron de él envidia. 10 Por tanto, así dijo Jehová el Señor: Ya que por ser encumbrado en altura, y haber levantado su cumbre entre densas ramas, su corazón se elevó con su altura, 11 yo lo entregaré en manos del poderoso de las naciones, que de cierto le tratará según su maldad. Yo lo he desechado. 12 Y lo destruirán extranjeros, los poderosos de las naciones, y lo derribarán; sus ramas caerán sobre los montes y por todos los valles, y por todos los arroyos de la tierra será quebrado su ramaje; y se irán de su sombra todos los pueblos de la tierra, y lo dejarán. 13 Sobre su ruina habitarán todas las aves del cielo, y sobre sus ramas estarán todas las bestias del campo, 14 para que no se exalten en su altura todos los árboles que crecen junto a las aguas, ni levanten su copa entre la espesura, ni confíen en su altura todos los que beben aguas; porque todos están destinados a muerte, a lo profundo de la tierra, entre los hijos de los hombres, con los que descienden a la fosa. 15 Así ha dicho Jehová el Señor: El día que descendió al Seol, hice hacer luto, hice cubrir por él el abismo, y detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas; al Líbano cubrí de tinieblas por él, y todos los árboles del campo se desmayaron. 16 Del estruendo de su caída hice temblar a las naciones, cuando las hice descender al Seol con todos los que descienden a la sepultura; y todos los árboles escogidos del Edén, y los mejores del Líbano, todos los que beben aguas, fueron consolados en lo profundo de la tierra. 17 También ellos descendieron con él al Seol, con los muertos a espada, los que fueron su brazo, los que estuvieron a su sombra en medio de las naciones. 18 ¿A quién te has comparado así en gloria y en grandeza entre los árboles del Edén? Pues derribado serás con los árboles del Edén en lo profundo de la tierra; entre los incircuncisos yacerás, con los muertos a espada. Este es Faraón y todo su pueblo, dice Jehová el Señor.
.
Ezequiel 31.2–18
.
Ezekiel 31:2–18 RVR60
2 Hijo de hombre, di a Faraón rey de Egipto, y a su pueblo: ¿A quién te comparaste en tu grandeza?3 He aquí era el asirio cedro en el Líbano, de hermosas ramas, de frondoso ramaje y de grande altura, y su copa estaba entre densas ramas.4 Las aguas lo hicieron crecer, lo encumbró el abismo; sus ríos corrían alrededor de su pie, y a todos los árboles del campo enviaba sus corrientes.5 Por tanto, se encumbró su altura sobre todos los árboles del campo, y se multiplicaron sus ramas, y a causa de las muchas aguas se alargó su ramaje que había echado.6 En sus ramas hacían nido todas las aves del cielo, y debajo de su ramaje parían todas las bestias del campo, y a su sombra habitaban muchas naciones.7 Se hizo, pues, hermoso en su grandeza con la extensión de sus ramas; porque su raíz estaba junto a muchas aguas.8 Los cedros no lo cubrieron en el huerto de Dios; las hayas no fueron semejantes a sus ramas, ni los castaños fueron semejantes a su ramaje; ningún árbol en el huerto de Dios fue semejante a él en su hermosura.9 Lo hice hermoso con la multitud de sus ramas; y todos los árboles del Edén, que estaban en el huerto de Dios, tuvieron de él envidia. 10 Por tanto, así dijo Jehová el Señor: Ya que por ser encumbrado en altura, y haber levantado su cumbre entre densas ramas, su corazón se elevó con su altura, 11 yo lo entregaré en manos del poderoso de las naciones, que de cierto le tratará según su maldad. Yo lo he desechado. 12 Y lo destruirán extranjeros, los poderosos de las naciones, y lo derribarán; sus ramas caerán sobre los montes y por todos los valles, y por todos los arroyos de la tierra será quebrado su ramaje; y se irán de su sombra todos los pueblos de la tierra, y lo dejarán. 13 Sobre su ruina habitarán todas las aves del cielo, y sobre sus ramas estarán todas las bestias del campo, 14 para que no se exalten en su altura todos los árboles que crecen junto a las aguas, ni levanten su copa entre la espesura, ni confíen en su altura todos los que beben aguas; porque todos están destinados a muerte, a lo profundo de la tierra, entre los hijos de los hombres, con los que descienden a la fosa. 15 Así ha dicho Jehová el Señor: El día que descendió al Seol, hice hacer luto, hice cubrir por él el abismo, y detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas; al Líbano cubrí de tinieblas por él, y todos los árboles del campo se desmayaron. 16 Del estruendo de su caída hice temblar a las naciones, cuando las hice descender al Seol con todos los que descienden a la sepultura; y todos los árboles escogidos del Edén, y los mejores del Líbano, todos los que beben aguas, fueron consolados en lo profundo de la tierra. 17 También ellos descendieron con él al Seol, con los muertos a espada, los que fueron su brazo, los que estuvieron a su sombra en medio de las naciones. 18 ¿A quién te has comparado así en gloria y en grandeza entre los árboles del Edén? Pues derribado serás con los árboles del Edén en lo profundo de la tierra; entre los incircuncisos yacerás, con los muertos a espada. Este es Faraón y todo su pueblo, dice Jehová el Señor.
Ezekiel 31:2–18 RVR60
2 Hijo de hombre, di a Faraón rey de Egipto, y a su pueblo: ¿A quién te comparaste en tu grandeza?3 He aquí era el asirio cedro en el Líbano, de hermosas ramas, de frondoso ramaje y de grande altura, y su copa estaba entre densas ramas.4 Las aguas lo hicieron crecer, lo encumbró el abismo; sus ríos corrían alrededor de su pie, y a todos los árboles del campo enviaba sus corrientes.5 Por tanto, se encumbró su altura sobre todos los árboles del campo, y se multiplicaron sus ramas, y a causa de las muchas aguas se alargó su ramaje que había echado.6 En sus ramas hacían nido todas las aves del cielo, y debajo de su ramaje parían todas las bestias del campo, y a su sombra habitaban muchas naciones.7 Se hizo, pues, hermoso en su grandeza con la extensión de sus ramas; porque su raíz estaba junto a muchas aguas.8 Los cedros no lo cubrieron en el huerto de Dios; las hayas no fueron semejantes a sus ramas, ni los castaños fueron semejantes a su ramaje; ningún árbol en el huerto de Dios fue semejante a él en su hermosura.9 Lo hice hermoso con la multitud de sus ramas; y todos los árboles del Edén, que estaban en el huerto de Dios, tuvieron de él envidia. 10 Por tanto, así dijo Jehová el Señor: Ya que por ser encumbrado en altura, y haber levantado su cumbre entre densas ramas, su corazón se elevó con su altura, 11 yo lo entregaré en manos del poderoso de las naciones, que de cierto le tratará según su maldad. Yo lo he desechado. 12 Y lo destruirán extranjeros, los poderosos de las naciones, y lo derribarán; sus ramas caerán sobre los montes y por todos los valles, y por todos los arroyos de la tierra será quebrado su ramaje; y se irán de su sombra todos los pueblos de la tierra, y lo dejarán. 13 Sobre su ruina habitarán todas las aves del cielo, y sobre sus ramas estarán todas las bestias del campo, 14 para que no se exalten en su altura todos los árboles que crecen junto a las aguas, ni levanten su copa entre la espesura, ni confíen en su altura todos los que beben aguas; porque todos están destinados a muerte, a lo profundo de la tierra, entre los hijos de los hombres, con los que descienden a la fosa. 15 Así ha dicho Jehová el Señor: El día que descendió al Seol, hice hacer luto, hice cubrir por él el abismo, y detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas; al Líbano cubrí de tinieblas por él, y todos los árboles del campo se desmayaron. 16 Del estruendo de su caída hice temblar a las naciones, cuando las hice descender al Seol con todos los que descienden a la sepultura; y todos los árboles escogidos del Edén, y los mejores del Líbano, todos los que beben aguas, fueron consolados en lo profundo de la tierra. 17 También ellos descendieron con él al Seol, con los muertos a espada, los que fueron su brazo, los que estuvieron a su sombra en medio de las naciones. 18 ¿A quién te has comparado así en gloria y en grandeza entre los árboles del Edén? Pues derribado serás con los árboles del Edén en lo profundo de la tierra; entre los incircuncisos yacerás, con los muertos a espada. Este es Faraón y todo su pueblo, dice Jehová el Señor.
Ezekiel 31:2–18 RVR60
2 Hijo de hombre, di a Faraón rey de Egipto, y a su pueblo: ¿A quién te comparaste en tu grandeza?3 He aquí era el asirio cedro en el Líbano, de hermosas ramas, de frondoso ramaje y de grande altura, y su copa estaba entre densas ramas.4 Las aguas lo hicieron crecer, lo encumbró el abismo; sus ríos corrían alrededor de su pie, y a todos los árboles del campo enviaba sus corrientes.5 Por tanto, se encumbró su altura sobre todos los árboles del campo, y se multiplicaron sus ramas, y a causa de las muchas aguas se alargó su ramaje que había echado.6 En sus ramas hacían nido todas las aves del cielo, y debajo de su ramaje parían todas las bestias del campo, y a su sombra habitaban muchas naciones.7 Se hizo, pues, hermoso en su grandeza con la extensión de sus ramas; porque su raíz estaba junto a muchas aguas.8 Los cedros no lo cubrieron en el huerto de Dios; las hayas no fueron semejantes a sus ramas, ni los castaños fueron semejantes a su ramaje; ningún árbol en el huerto de Dios fue semejante a él en su hermosura.9 Lo hice hermoso con la multitud de sus ramas; y todos los árboles del Edén, que estaban en el huerto de Dios, tuvieron de él envidia. 10 Por tanto, así dijo Jehová el Señor: Ya que por ser encumbrado en altura, y haber levantado su cumbre entre densas ramas, su corazón se elevó con su altura, 11 yo lo entregaré en manos del poderoso de las naciones, que de cierto le tratará según su maldad. Yo lo he desechado. 12 Y lo destruirán extranjeros, los poderosos de las naciones, y lo derribarán; sus ramas caerán sobre los montes y por todos los valles, y por todos los arroyos de la tierra será quebrado su ramaje; y se irán de su sombra todos los pueblos de la tierra, y lo dejarán. 13 Sobre su ruina habitarán todas las aves del cielo, y sobre sus ramas estarán todas las bestias del campo, 14 para que no se exalten en su altura todos los árboles que crecen junto a las aguas, ni levanten su copa entre la espesura, ni confíen en su altura todos los que beben aguas; porque todos están destinados a muerte, a lo profundo de la tierra, entre los hijos de los hombres, con los que descienden a la fosa. 15 Así ha dicho Jehová el Señor: El día que descendió al Seol, hice hacer luto, hice cubrir por él el abismo, y detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas; al Líbano cubrí de tinieblas por él, y todos los árboles del campo se desmayaron. 16 Del estruendo de su caída hice temblar a las naciones, cuando las hice descender al Seol con todos los que descienden a la sepultura; y todos los árboles escogidos del Edén, y los mejores del Líbano, todos los que beben aguas, fueron consolados en lo profundo de la tierra. 17 También ellos descendieron con él al Seol, con los muertos a espada, los que fueron su brazo, los que estuvieron a su sombra en medio de las naciones. 18 ¿A quién te has comparado así en gloria y en grandeza entre los árboles del Edén? Pues derribado serás con los árboles del Edén en lo profundo de la tierra; entre los incircuncisos yacerás, con los muertos a espada. Este es Faraón y todo su pueblo, dice Jehová el Señor.
. (RVR60)
2 Hijo de hombre, di a Faraón rey de Egipto, y a su pueblo: ¿A quién te comparaste en tu grandeza? 3 He aquí era el asirio cedro en el Líbano, de hermosas ramas, de frondoso ramaje y de grande altura, y su copa estaba entre densas ramas. 4 Las aguas lo hicieron crecer, lo encumbró el abismo; sus ríos corrían alrededor de su pie, y a todos los árboles del campo enviaba sus corrientes. 5 Por tanto, se encumbró su altura sobre todos los árboles del campo, y se multiplicaron sus ramas, y a causa de las muchas aguas se alargó su ramaje que había echado. 6 En sus ramas hacían nido todas las aves del cielo, y debajo de su ramaje parían todas las bestias del campo, y a su sombra habitaban muchas naciones. 7 Se hizo, pues, hermoso en su grandeza con la extensión de sus ramas; porque su raíz estaba junto a muchas aguas. 8 Los cedros no lo cubrieron en el huerto de Dios; las hayas no fueron semejantes a sus ramas, ni los castaños fueron semejantes a su ramaje; ningún árbol en el huerto de Dios fue semejante a él en su hermosura. 9 Lo hice hermoso con la multitud de sus ramas; y todos los árboles del Edén, que estaban en el huerto de Dios, tuvieron de él envidia.
10 Por tanto, así dijo Jehová el Señor: Ya que por ser encumbrado en altura, y haber levantado su cumbre entre densas ramas, su corazón se elevó con su altura, 11 yo lo entregaré en manos del poderoso de las naciones, que de cierto le tratará según su maldad. Yo lo he desechado. 12 Y lo destruirán extranjeros, los poderosos de las naciones, y lo derribarán; sus ramas caerán sobre los montes y por todos los valles, y por todos los arroyos de la tierra será quebrado su ramaje; y se irán de su sombra todos los pueblos de la tierra, y lo dejarán. 13 Sobre su ruina habitarán todas las aves del cielo, y sobre sus ramas estarán todas las bestias del campo, 14 para que no se exalten en su altura todos los árboles que crecen junto a las aguas, ni levanten su copa entre la espesura, ni confíen en su altura todos los que beben aguas; porque todos están destinados a muerte, a lo profundo de la tierra, entre los hijos de los hombres, con los que descienden a la fosa.
15 Así ha dicho Jehová el Señor: El día que descendió al Seol, hice hacer luto, hice cubrir por él el abismo, y detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas; al Líbano cubrí de tinieblas por él, y todos los árboles del campo se desmayaron. 16 Del estruendo de su caída hice temblar a las naciones, cuando las hice descender al Seol con todos los que descienden a la sepultura; y todos los árboles escogidos del Edén, y los mejores del Líbano, todos los que beben aguas, fueron consolados en lo profundo de la tierra. 17 También ellos descendieron con él al Seol, con los muertos a espada, los que fueron su brazo, los que estuvieron a su sombra en medio de las naciones. 18 ¿A quién te has comparado así en gloria y en grandeza entre los árboles del Edén? Pues derribado serás con los árboles del Edén en lo profundo de la tierra; entre los incircuncisos yacerás, con los muertos a espada.
Este es Faraón y todo su pueblo, dice Jehová el Señor.
Introducción lectura naciones como arboles simbolismo
Este es Faraón y todo su pueblo, dice Jehová el Señor. v2 del lectura.
Panhandle of Texas no hay muchos arboles los que son son importantes. quizás por qué quería ser un guardabosques. v8 bosques de California Uno de los tres miembros de la subfamilia de cipreses Sequoioideae, las secoyas costeras y sus primos, las secuoyas gigantes (Sequoiadendron giganteum), poseen los registros de los árboles más altos y más grandes del mundo, respectivamente. ... Ingresó casi al olvido para mantenerse al día con la demanda de madera, hoy en día, solo queda el 5 por ciento del bosque de secuoyas de la costa de crecimiento antiguo original, menos de 100,000 acres salpicados a lo largo de la costa ... La secuoya más antigua conocida conoce alrededor de 2.200 años: la secoya más antigua de 3.240 años, más o menos unas décadas conocida como El Presidente. El más alto lleva el nombre de los dioses griegos. el nombre de Hyperion; descubierto en 2006, este gigante se encuentra a 380.1 (115.85 metros) de altura. Mientras que el árbol más alto del mundo es el árbol Hyperion, una secoya costera. Otros especímenes notables incluyen Helios a 374.3 pies (114.97 metros), Ícaro a 371.2 pies (113.1 metros) y Dédalo a 363.4 pies (110.8 metros). Las secuoyas más grandes son tan altas como un edificio promedio de 26 pisos. Las secoyas costeras a menudo crecen para ser más altas que las secuoyas. Las secoyas pueden alcanzar hasta unos 370 pies, mientras que las secoyas rara vez superan los 300 pies.
Panhandle of Texas no hay muchos arboles los que son son importantes. quizás por qué quería ser un guardabosques. bosques de California Uno de los tres miembros de la subfamilia de cipreses Sequoioideae, las secoyas costeras y sus primos, las secuoyas gigantes (Sequoiadendron giganteum), poseen los registros de los árboles más altos y más grandes del mundo, respectivamente. ... Ingresó casi al olvido para mantenerse al día con la demanda de madera, hoy en día, solo queda el 5 por ciento del bosque de secuoyas de la costa de crecimiento antiguo original, menos de 100,000 acres salpicados a lo largo de la costa ... La secuoya más antigua conocida conoce alrededor de 2.200 años: la secoya más antigua de 3.240 años, más o menos unas décadas conocida como El Presidente. El más alto lleva el nombre de los dioses griegos. el nombre de Hyperion; descubierto en 2006, este gigante se encuentra a 380.1 (115.85 metros) de altura. Mientras que el árbol más alto del mundo es el árbol Hyperion, una secoya costera. Otros especímenes notables incluyen Helios a 374.3 pies (114.97 metros), Ícaro a 371.2 pies (113.1 metros) y Dédalo a 363.4 pies (110.8 metros). Las secuoyas más grandes son tan altas como un edificio promedio de 26 pisos. Las secoyas costeras a menudo crecen para ser más altas que las secuoyas. Las secoyas pueden alcanzar hasta unos 370 pies, mientras que las secoyas rara vez superan los 300 pies.
Secuoyas: pueden tener ramas de hasta 8 pies de diámetro. Su corteza puede crecer hasta 3 pies de espesor. Por lo general, tienen más de 20 pies de diámetro y hasta 35 pies de ancho. Se necesitarían seis personas estiradas de la cabeza a los pies para que coincida con este ancho. El General Grant Tree es el segundo árbol más grande en volumen con 46,608 pies cúbicos. El tercer árbol más grande por volumen es el Presidente; tiene la friolera de dos mil millones de hojas. Las secuoyas gigantes son la tercera especie de árbol más longeva, solo siguen creciendo y creciendo a medida que envejecen. Los únicos árboles más viejos son los pinos de las cerdas, el más viejo tiene casi 5,000 años y los árboles Alerce (Fitzroya cupressoides). Las secuoyas gigantes solo se reproducen por semillas que a veces permanecen en el cono durante 20 años. Los incendios forestales ayudan a abrir los conos que luego crecen del suelo quemado y desnudo.
El general Sherman no es solo el árbol vivo más grande, sino el organismo vivo más grande, por volumen, del planeta. Con 2,100 años de edad, pesa 2.7 millones de libras, mide 275 pies de altura (83.82 m) y tiene una circunferencia de 102 pies (31.09 m) en el suelo. Tiene ramas que miden casi 7 pies (2.13 m) de diámetro. En la imagen, el árbol más grande del mundo en volumen es el General Sherman, arriba, una secuoya gigante, con un total de 52,508 pies cúbicos. El general Sherman es un ejemplar concreto de Sequoiadendron giganteum (Secuoya Gigante), emparentado con el género Sequoia. Se encuentra en el Bosque Gigante, dentro del Parque Nacional de las Secuoyas, junto con otros ejemplos de porte similar.
Este ejemplar está considerado como el ser vivo con mayor cantidad de biomasa de la Tierra. Aún con 83,8 metros de altura dista de ser el más alto (puesto que ocupa el ejemplar de sequoia llamado Hyperión con 115,5 m de altura), sin embargo, es el árbol que mayor volumen neto posee debido a su perímetro de tronco de unos 31 m, es decir, unos 11 m de diámetro en la base, lo que arroja un volumen estimado (según estándares de medición) de 1486,6 metros cúbicos. Su corteza tiene más de un metro de grosor, la longitud de sus ramas es a partir de unos 40 metros y un peso de más de 2000 toneladas. Durante mucho tiempo se creyó que este árbol tenía unos 3500 años, pero unos estudios recientes determinaron la edad exacta de 2000 años (no es el árbol más antiguo del mundo).
Bosque de eucaliptos de Australia bien conocido en sierra del Perú.
muchos nombres Isaías 41.19 RVR6019 Daré en el desierto cedros, acacias, arrayanes y olivos; pondré en la soledad cipreses, pinos y bojes juntamente,

I. Hechura de Dios

Genesis 1:11 RVR60
11 Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así.
Genesis 1:12 RVR60
12 Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.
gen
Genesis 2:9 RVR60
9 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.
gen
Genesis 2:9 RVR60
9 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.
Genesis 2:16 RVR60
16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;
Genesis 2:16–17 RVR60
16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.
gen 2
una regla nada mas.

II. Dos Nombrados

Genesis 2:9 RVR60
9 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.
Genesis 3:22 RVR60
22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.
veamos en orden reverse opuesto

A. el árbol de la ciencia del bien y del mal.

Genesis 3:22 RVR60
22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.
Gen

Genesis 2:17 RVR60
17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.
Genesis 3:16 RVR60
16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.
Genesis 3:6 RVR60
6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.
para vivir por eternidad como pecador sin paz, sin tranquilidad, consciencia limpia, sin perdón, lejos de Dios Santo 3 veces Santo

B. el árbol de vida

... en medio del huerto,
el árbol de la ciencia del bien y del mal.
que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. gen 3.22 b

C.

Genesis 3:22 RVR60
22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.
C.
Revelation 2:7 RVR60
7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.
Revelation 22:2 RVR60
2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.
Revelation 22:14 RVR60
14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.
Genesis 2:17 RVR60
17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

punto 3 hecho como resulto de arboles en el huerto

Mc 15.22; Lc 23.33

Genesis 1:12 RVR60
12 Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.

III. Del CALVARIO Lc 23.33

hecho por mano del hombre

.
Mark 15:22 RVR60
22 Y le llevaron a un lugar llamado Gólgota, que traducido es: Lugar de la Calavera.
Genesis 3:6 RVR60
6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.
Luke 23:33 RVR60
33 Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda.
acts 5.30
hechos 10.39
Acts 10:39
acts 10.39
acts 5.30
Acts 10:
Acts 5:30 RVR60
El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero.
Acts 10:39 RVR60
Y nosotros somos testigos de todas las cosas que Jesús hizo en la tierra de Judea y en Jerusalén; a quien mataron colgándole en un madero.
¡PENSEMOS!
Cristo no buscaba la simpatía de la gente de entonces, ni la busca hoy en día. Lo que les tocaba hacer era creer en él. Lo mismo sucede con el hombre del siglo veinte. Los muchos cuadros y estatuas que representan a Cristo en su cruz provocan una especie de tristeza y simpatía. Claro que sufrimiento como el que padeció Jesús evoca sentimientos fuertes en el ser humano. Sin embargo, lo que el Señor buscaba (¡y busca!) en aquellos que saben de su muerte en la cruz, es una fe sincera.
Alberto T. Platt, Estudios Bı́blicos ELA: Verdadero hombre, verdadero Dios (Lucas Tomo II) (Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C., 1993), 137.
Acts 5:30 RVR60
El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero.
1 Peter 2:24 RVR60
quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.
1 Peter 2:24
Genesis 1:11 RVR60
11 Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así.
fue necesario por los arboles de Edén.
Genesis 2:16 RVR60
16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;
repaso y con
CALVARIO Traducción latina de Gólgota (arameo), que significa «calavera» (). Se llamó así por la forma que tenía la colina. Fue el lugar de la crucifixión de Jesús. Véase Gólgota.

CALAVERA

kranion (κρανίον, 2898), en latín cranium (relacionado con kara, cabeza). Se usa del marco de la crucifixión (Mt 27.33; Mc 15.22; Lc 23.33; Jn 19.17). El vocablo calvario proviene del latín calvaria. La localidad ha sido identificada por los indicios de semejanza del monte a una calavera.¶ En la LXX, Jue 9.53; 2 R 9.35.¶

Isaiah 41:19 RVR60
19 Daré en el desierto cedros, acacias, arrayanes y olivos; pondré en la soledad cipreses, pinos y bojes juntamente,
Gólgota, lugar donde fue crucificado Jesús’, propiamente ‘calavera’, ‘lugar donde se amontonan éstas’; por ser allí donde se ejecutaban los condenados y donde se abandonaban sus huesos.
Reina Valera Revisada (1995) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998).luso
Núria Lucena Cayuela, ed., Diccionario general de la lengua española Vox (Barcelona: VOX, 1997).
Ezekiel 31:8 RVR60
8 Los cedros no lo cubrieron en el huerto de Dios; las hayas no fueron semejantes a sus ramas, ni los castaños fueron semejantes a su ramaje; ningún árbol en el huerto de Dios fue semejante a él en su hermosura.
repaso y con ¡PENSEMOS!
repaso y concluso
Cristo no buscaba la simpatía de la gente de entonces, ni la busca hoy en día. Lo que les tocaba hacer era creer en él. Lo mismo sucede con el hombre del siglo veinte. Los muchos cuadros y estatuas que representan a Cristo en su cruz provocan una especie de tristeza y simpatía. Claro que sufrimiento como el que padeció Jesús evoca sentimientos fuertes en el ser humano. Sin embargo, lo que el Señor buscaba (¡y busca!) en aquellos que saben de su muerte en la cruz, es una fe sincera.
Ezekiel 31:2–3 RVR60
2 Hijo de hombre, di a Faraón rey de Egipto, y a su pueblo: ¿A quién te comparaste en tu grandeza?3 He aquí era el asirio cedro en el Líbano, de hermosas ramas, de frondoso ramaje y de grande altura, y su copa estaba entre densas ramas.
Ezekiel 31:2–18 RVR60
2 Hijo de hombre, di a Faraón rey de Egipto, y a su pueblo: ¿A quién te comparaste en tu grandeza?3 He aquí era el asirio cedro en el Líbano, de hermosas ramas, de frondoso ramaje y de grande altura, y su copa estaba entre densas ramas.4 Las aguas lo hicieron crecer, lo encumbró el abismo; sus ríos corrían alrededor de su pie, y a todos los árboles del campo enviaba sus corrientes.5 Por tanto, se encumbró su altura sobre todos los árboles del campo, y se multiplicaron sus ramas, y a causa de las muchas aguas se alargó su ramaje que había echado.6 En sus ramas hacían nido todas las aves del cielo, y debajo de su ramaje parían todas las bestias del campo, y a su sombra habitaban muchas naciones.7 Se hizo, pues, hermoso en su grandeza con la extensión de sus ramas; porque su raíz estaba junto a muchas aguas.8 Los cedros no lo cubrieron en el huerto de Dios; las hayas no fueron semejantes a sus ramas, ni los castaños fueron semejantes a su ramaje; ningún árbol en el huerto de Dios fue semejante a él en su hermosura.9 Lo hice hermoso con la multitud de sus ramas; y todos los árboles del Edén, que estaban en el huerto de Dios, tuvieron de él envidia. 10 Por tanto, así dijo Jehová el Señor: Ya que por ser encumbrado en altura, y haber levantado su cumbre entre densas ramas, su corazón se elevó con su altura, 11 yo lo entregaré en manos del poderoso de las naciones, que de cierto le tratará según su maldad. Yo lo he desechado. 12 Y lo destruirán extranjeros, los poderosos de las naciones, y lo derribarán; sus ramas caerán sobre los montes y por todos los valles, y por todos los arroyos de la tierra será quebrado su ramaje; y se irán de su sombra todos los pueblos de la tierra, y lo dejarán. 13 Sobre su ruina habitarán todas las aves del cielo, y sobre sus ramas estarán todas las bestias del campo, 14 para que no se exalten en su altura todos los árboles que crecen junto a las aguas, ni levanten su copa entre la espesura, ni confíen en su altura todos los que beben aguas; porque todos están destinados a muerte, a lo profundo de la tierra, entre los hijos de los hombres, con los que descienden a la fosa. 15 Así ha dicho Jehová el Señor: El día que descendió al Seol, hice hacer luto, hice cubrir por él el abismo, y detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas; al Líbano cubrí de tinieblas por él, y todos los árboles del campo se desmayaron. 16 Del estruendo de su caída hice temblar a las naciones, cuando las hice descender al Seol con todos los que descienden a la sepultura; y todos los árboles escogidos del Edén, y los mejores del Líbano, todos los que beben aguas, fueron consolados en lo profundo de la tierra. 17 También ellos descendieron con él al Seol, con los muertos a espada, los que fueron su brazo, los que estuvieron a su sombra en medio de las naciones. 18 ¿A quién te has comparado así en gloria y en grandeza entre los árboles del Edén? Pues derribado serás con los árboles del Edén en lo profundo de la tierra; entre los incircuncisos yacerás, con los muertos a espada. Este es Faraón y todo su pueblo, dice Jehová el Señor.
Alberto T. Platt, Estudios Bı́blicos ELA: Verdadero hombre, verdadero Dios (Lucas Tomo II) (Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C., 1993), 137.
every tree
cada árbol árbol de la vida árbol del conocimiento árbol del calvario
Version:1.0 StartHTML:000000556 EndHTML:000036327 StartFragment:000003736 EndFragment:000036163 StartSelection:000004039 EndSelection:000036134 SourceURL:https://app.logos.com/documents/sermon/94d26e35c0a34ea6ae5602eb5bcc5012?tile=right&title=%C3%81rboles+de+%C3%89den&zzls=1Ynd0YwKaCW2YwYZAJcFu%2Bd%2Ftkb9PlM08lVYwbeKLry6yms3YO2BIGIdXPrAIN9yDnEprHglS8y01pqtINEW2SF7pfE9xgCQFkhaw6QKGi8pw2W%2FnNk8e4zAEVrPiWYpnYlyrqG14LdzUC4mnWOyG0iD3tJ3ishh%2BdBJXIqi0OX954tvT%2FtMrfPARjIn09Jby2vMOnlBcsgqA%2BWCsCEQq5J8Pvb1b4e2q0sJuBR%2F%2FNq2IRP9iS2PiqqIEsFjUAAC8 Árboles de Éden - Logos Web App window.ga=window.ga||function(){(ga.q=ga.q||[]).push(arguments)};ga.l=+new Date;ga('create', 'UA-5334144-47', 'auto'); !function(a,b,c,d,e,f,g,h){a.RaygunObject=e,a[e]=a[e]||function(){(a[e].o=a[e].o||[]).push(arguments)},f=b.createElement(c),g=b.getElementsByTagName(c)[0],f.async=1,f.src=d,g.parentNode.insertBefore(f,g),h=a.onerror,a.onerror=function(b,c,d,f,g){h&&h(b,c,d,f,g),g||(g=new Error(b)),a[e].q=a[e].q||[],a[e].q.push({e:g})}}(window,document,"script","//cdn.raygun.io/raygun4js/raygun.min.js","rg4js");

I. Hechura de Dios Génesis 1.11

​Génesis 1.11 RVR6011 Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así.
​Génesis 1.12 RVR6012 Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.
​Génesis 2.9 RVR609 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.
​Génesis 2.16–17 RVR6016 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.
una regla nada mas.

Encaado 1

tree of life

II. Dos Nombrados Gen 2.9

​Génesis 2.9 RVR609 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.
veamos en orden reverse opuesto

A. el árbol de la ciencia del bien y del mal.

​Génesis 3.22 RVR6022 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.
​Génesis 2.17 RVR6017 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.
​Génesis 3.6 RVR606 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.
para vivir por eternidad como pecador sin paz, sin tranquilidad, consciencia limpia, sin perdón, lejos de Dios Santo 3 veces Santo

B. el árbol de vida

tree of knowledge
... en medio del huerto, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. gen 3.22 b
​Apocalipsis 2.7 RVR607 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.
​Apocalipsis 22.2 RVR602 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.
​Apocalipsis 22.14 RVR6014 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.
tree of calvary

Encabezado 1

punto 3 hecho como resulto de arboles en el huerto

III. Del CALVARIO Lc 23.33

hecho por mano del hombre

Invitacion a reponder a la voz de Dios.
Related Media
Related Sermons