Faithlife Sermons

Sansón y Dalila

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 305 views
Notes & Transcripts

Sansón y Dalila

16 Un día Sansón fue a Gaza, donde vio a una prostituta. Entonces entró para pasar la noche con ella. 2 Al pueblo de Gaza se le anunció: «¡Sansón ha venido aquí!» Así que rodearon el lugar y toda la noche estuvieron al acecho junto a la puerta de la ciudad. Se quedaron quietos durante toda la noche diciéndose: «Lo mataremos al amanecer.»

Pero Sansón estuvo acostado allí hasta la medianoche; luego se levantó y arrancó las puertas de la entrada de la ciudad, junto con sus dos postes, con cerrojo y todo. Se las echó al hombro y las llevó hasta la cima del monte que está frente a Hebrón.

Pasado algún tiempo, Sansón se enamoró de una mujer del valle de Sorec, que se llamaba Dalila. 5 Los jefes de los filisteos fueron a verla y le dijeron: «Sedúcelo, para que te revele el secreto de su tremenda fuerza y cómo podemos vencerlo, de modo que lo atemos y lo tengamos sometido. Cada uno de nosotros te dará mil cien monedas de plata.» 

Dalila le dijo a Sansón:

—Dime el secreto de tu tremenda fuerza, y cómo se te puede atar y dominar.

Sansón le respondió:

—Si se me ata con siete cuerdas de arco que todavía no estén secas, me debilitaré y seré como cualquier otro hombre.

Los jefes de los filisteos le trajeron a ella siete cuerdas de arco que aún no se habían secado, y Dalila lo ató con ellas. 9 Estando unos hombres al acecho en el cuarto, ella le gritó:

—¡Sansón, los filisteos se lanzan sobre ti!

Pero él rompió las cuerdas como quien rompe un pedazo de cuerda chamuscada. De modo que no se descubrió el secreto de su fuerza.

10 Dalila le dijo a Sansón:

—¡Te burlaste de mí! ¡Me dijiste mentiras! Vamos, dime cómo se te puede atar.

11 —Si se me ata firmemente con sogas nuevas, sin usar —le dijo él—, me debilitaré y seré como cualquier otro hombre.

12 Mientras algunos filisteos estaban al acecho en el cuarto, Dalila tomó sogas nuevas y lo ató, y luego le gritó:

—¡Sansón, los filisteos se lanzan sobre ti!

Pero él rompió las sogas que ataban sus brazos, como quien rompe un hilo.

13 Entonces Dalila le dijo a Sansón:

—¡Hasta ahora te has burlado de mí, y me has dicho mentiras! Dime cómo se te puede atar.

—Si entretejes las siete trenzas de mi cabello con la tela del telar, y aseguras ésta con la clavija —respondió él—, me debilitaré y seré como cualquier otro hombre.

Entonces, mientras él dormía, Dalila tomó las siete trenzas de Sansón, las entretejió con la tela 14 y las aseguró con la clavija.

Una vez más ella le gritó: «¡Sansón, los filisteos se lanzan sobre ti!» Sansón despertó de su sueño y arrancó la clavija y el telar, junto con la tela.

15 Entonces ella le dijo: «¿Cómo puedes decir que me amas, si no confías en mí? Ya van tres veces que te burlas de mí, y aún no me has dicho el secreto de tu tremenda fuerza.»

16 Como todos los días lo presionaba con sus palabras, y lo acosaba hasta hacerlo sentirse harto de la vida, 17 al fin se lo dijo todo. «Nunca ha pasado navaja sobre mi cabeza —le explicó—, porque soy nazareo, consagrado a Dios desde antes de nacer. Si se me afeitara la cabeza, perdería mi fuerza, y llegaría a ser tan débil como cualquier otro hombre.»

18 Cuando Dalila se dio cuenta de que esta vez le había confiado todo, mandó llamar a los jefes de los filisteos, y les dijo: «Vuelvan una vez más, que él me lo ha confiado todo.» Entonces los gobernantes de los filisteos regresaron a ella con la plata que le habían ofrecido. 19 Después de hacerlo dormir sobre sus rodillas, ella llamó a un hombre para que le cortara las siete trenzas de su cabello. Así comenzó a dominarlo. Y su fuerza lo abandonó.

20 Luego ella gritó: «¡Sansón, los filisteos se lanzan sobre ti!»

Sansón despertó de su sueño y pensó: «Me escaparé como las otras veces, y me los quitaré de encima.» Pero no sabía que el Señor lo había abandonado.

21 Entonces los filisteos lo capturaron, le arrancaron los ojos y lo llevaron a Gaza. Lo sujetaron con cadenas de bronce, y lo pusieron a moler en la cárcel. 22 Pero en cuanto le cortaron el cabello, le comenzó a crecer de nuevo.

Muerte de Sansón

23 Los jefes de los filisteos se reunieron para festejar y ofrecerle un gran sacrificio a Dagón, su dios, diciendo: «Nuestro dios ha entregado en nuestras manos a Sansón, nuestro enemigo.»

24 Cuando el pueblo lo vio, todos alabaron a su dios diciendo:

«Nuestro dios ha entregado en nuestras manos a nuestro enemigo, al que asolaba nuestra tierra y multiplicaba nuestras víctimas.»

25 Cuando ya estaban muy alegres, gritaron: «¡Saquen a Sansón para que nos divierta!» Así que sacaron a Sansón de la cárcel, y él les sirvió de diversión.

Cuando lo pusieron de pie entre las columnas, 26 Sansón le dijo al muchacho que lo llevaba de la mano: «Ponme donde pueda tocar las columnas que sostienen el templo, para que me pueda apoyar en ellas.» 27 En ese momento el templo estaba lleno de hombres y mujeres; todos los jefes de los filisteos estaban allí, y en la parte alta había unos tres mil hombres y mujeres que se divertían a costa de Sansón. 28 Entonces Sansón oró al Señor: «Oh soberano Señor, acuérdate de mí. Oh Dios, te ruego que me fortalezcas sólo una vez más, y déjame de una vez por todas vengarme de los filisteos por haberme sacado los ojos.» 29 Luego Sansón palpó las dos columnas centrales que sostenían el templo y se apoyó contra ellas, la mano derecha sobre una y la izquierda sobre la otra. 30 Y gritó: «¡Muera yo junto con los filisteos!» Luego empujó con toda su fuerza, y el templo se vino abajo sobre los jefes y sobre toda la gente que estaba allí. Fueron muchos más los que Sansón mató al morir, que los que había matado mientras vivía.

31 Sus hermanos y toda la familia de su padre descendieron para recogerlo. Lo llevaron de regreso y lo sepultaron entre Zora y Estaol, en la tumba de su padre Manoa. Sansón había gobernado a Israel durante veinte años.

 

NO MUERAS CON TUS ENEMIGOS

Agosto 25, 2002

Registro Biblico: Jueces 16:27-31
Por el Pastor Samuel Malave

Abraham, Isaac, Jacob, David. Estos son varios de los cuales tuvieron enemigos los cuales querian verlos muertos. Gedeón tambien tuvó enemigos y uno de sus enemigos mas fuertes fuerón los Filisteos. Sansón tambien tuvo que confrontar a los Filisteos y estos fueron enemigos a muerte de Israel por mucho tiempo. Hoy en dia aunque no nos enfrentamos con los Filisteos, vamos a ver quienes son los Filisteos de nuestros tiempos. Pero primero veremos ciertas caracteristicas de Sansón que nos ayudarán a no cometer sus mismos errores.
► Veremos su vida con sus padres.
► Veremos su vida con el sexo opuesto
► Veremos los votos que el hizo con Dios
► Veremos a sus enemigos y como el trató con ellos

I. Sansón y la vida con sus padres.
1. Uno de los errores de Sansón fue el no someterse a la autoridad.
a). Dios habia separado a Sansón para el servicio. Jueces 13:5
b) Sus padres le habian dado directrices de como. Jueces 13: 13 y 14
II. Sansón tenia una manera de tratar con el sexo opuesto.
1. A Sansón le gustaban las mujeres que no estaban permitidas para el.
a). A Sansón le gusto una mujer que no era Israelita. Jueces 14: 1 y 2
b). Sansón se enojaba si alguien se le iba enla contraria. Jueces 14:3
c). Sansón se enamoraba muy rapido sin meditar en sus valores.
d). Sansón hacia lo que hacian los demas. Jueces 14:10
III. Sansón habiá hechos votos con Dios y los rompió.
1. Cuando uno hace votos con Dios uno tiene que cumplirlos.
a). Sansón no podia tocar algo muerto y rompió esa promesa. Jue. 14:8-9
b). Sansón tenia que guardarse para Dios y no lo hizo.
IV. Los enemigos de Sansón.
1. Sanson tenia a los Filisteos como sus enemigos. Jueces 15: 10-11
a). Los enemigos de Sanson eran sagaces. Jueces 16:4-5
b). Los enemigos de Sanson querian hacerle daño. Jueces 15:10
c). Los enemigos de Sanson se hicieron sus amigos. Jueces 16: 18-21
V. La perdida de Sanson.
1. Sus enemigos le quitaron sus fuerzas, su vision y lo encadenaron.
a). La fuerza de Sanson tipifica la uncion de Dios sobre el hombre/mujer de
Dios.
b). Los ojos de Sanson eran la vision que Dios le habia dado.
c). El encadenamiento era como el Diablo lo hizo una marioneta.
VI. Las fuerzas regresan a Sanson.
1. Aunque las fuerzas regresen no quiere decir que estas preaparado para la b batalla.
2. Aunque te suelte el enemigo no quiere decir que debes ir en contra de el
todo lo que tienes.
2. Hay que esperar un tiempo. Hay que obtener una vision. Hay que em-
Pregnarse de una vision. No tomes la vision de tu hermano. Debes orar y ayunar para que Dios te de tu vision para ti y tu familia. Para tus hijos. Para ti, para tu esposa.

Si no te cuidas y te preparas moriras con tus enemigos. Muchas personas quieren salir antes de tiempo. Quieren lanzarse a hacer cosas grandes pero carecen de vision. Espera en Dios. Preparate. Si has pecado nocreas que ya todo esta bien y que porque te sientes fuertes puedes batall

 

Related Media
Related Sermons