Faithlife Sermons

LA ORACIÓN QUE AGRADA A DIOS

El sermon del monte   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

el poder de la oración genuina

Notes
Transcript

La Oración que agrada a Dios, lejos de ser hipócrita es sincera.

Mateo 6.5–6 RVR60
5 Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
En el verso 5 el Señor, plantea de forma clara la gran diferencia de la oración farisaica con respecto a la oración de sus hijos. en este verso vemos de forma clara como los fariseos no buscaban relacionarse con Dios, sino ser escuchados por aquellos que estaban en su entorno. a ellos no les interesaba la comunicación directa con el Padre, que es precisamente el propósito de la oración genuina, lejos de ello, solo querían ser reconocidos como hombres “espirituales”, “verdaderos religiosos”.
la oración pública es derivada de un proceso interno. (el cuarto sin ventanas de la oración).
La hipocresía es un mal uso del propósito de la oración (desviándola de la gloria de Dios a la gloria de uno mismo).
El escándalo, los gritos, no son sinónimo de verdadera espiritualidad, la apariencia de devoción no convierte a una persona en alguien verdaderamente devoto. la oración de Elias.
1º Reyes 18.36–40 RVR60
36 Cuando llegó la hora de ofrecerse el holocausto, se acercó el profeta Elías y dijo: Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. 37 Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos. 38 Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja. 39 Viéndolo todo el pueblo, se postraron y dijeron: ¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios! 40 Entonces Elías les dijo: Prended a los profetas de Baal, para que no escape ninguno. Y ellos los prendieron; y los llevó Elías al arroyo de Cisón, y allí los degolló.
Nuestra experiencia pentecostal con el pastor Alberto Cordero.

La Oración que agrada a Dios, lejos de ser Mecánica es reflexiva.

Mateo 6.7–8 RVR60
7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.
La verborragia es un mal uso de la misma naturaleza de la oración (degradándola de un acercamiento real y personal a Dios a una mera recitación de palabras).
El marcado contraste de palabras sin significado con el camino cristiano, de la significativa comunión con Dios.
Así Jesús está siempre llamando a sus seguidores a algo más allá de los logros de aquellos que los rodean, sean gente religiosa o secular hace hincapié en que la justicia cristiana es mayor (porque es interior), el amor cristiano más amplio (porque incluye a los enemigos) y la oración cristiana más profunda (porque es sincera y reflexiva), que todo lo que se halla en la comunidad no cristiana. 
1º Reyes 18.26–29 RVR60
26 Y ellos tomaron el buey que les fue dado y lo prepararon, e invocaron el nombre de Baal desde la mañana hasta el mediodía, diciendo: ¡Baal, respóndenos! Pero no había voz, ni quien respondiese; entre tanto, ellos andaban saltando cerca del altar que habían hecho. 27 Y aconteció al mediodía, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, porque dios es; quizá está meditando, o tiene algún trabajo, o va de camino; tal vez duerme, y hay que despertarle. 28 Y ellos clamaban a grandes voces, y se sajaban con cuchillos y con lancetas conforme a su costumbre, hasta chorrear la sangre sobre ellos. 29 Pasó el mediodía, y ellos siguieron gritando frenéticamente hasta la hora de ofrecerse el sacrificio, pero no hubo ninguna voz, ni quien respondiese ni escuchase.
la oración banal saturada de vana palabrería y repeticiones sin sentido lejos de cautivar el corazón de Dios, le causa repudio, el Señor esta anhelante de corazones que le amen genuinamente.

La Oración que agrada a Dios, le da a Él el primer lugar

Mateo 6.9 RVR60
9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.
Mateo 6.9–10 RVR60
9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
Reconoce al Señor y su autoridad, Reconoce su paternidad (Padre Nuestro, Santificado sea tu nombre, Venga tú reino, hágase tu voluntad)

La Oración que agrada a Dios, presenta una petición genuina.

no solo es personal sino también para bendecir a otros
la oración que agrada a Dios no es mezquina, y busca la paz
Related Media
Related Sermons