Faithlife Sermons

Tema: Si Tan Solo Supieras (2)

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

El cielo es la herencia segura, de valor incalculable, que espera a los redimidos. Ahí, el servicio fiel será recompensado y se les dará a los redimidos cuerpos transformados para el servicio en la esfera celestial.

Notes
Transcript

I. Los creyentes heredarán el reino de los cielos

a. Su herencia está segura

Mateo 25.34 RVR60
34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Ver también ; ;

b. El valor de su herencia está más allá del cálculo humano

1 Corintios 2.9–10 RVR60
9 Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.
Ver también ; ;

c. Los adoptados en la familia de Dios son herederos de Dios y Cristo

Romanos 8.17 RVR60
17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
Ver también ; ;

II. La naturaleza de la herencia celestial

a. Es inviolable

1 Pedro 1.3–5 RVR60
3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.
Ver también ;

b. Es una respuesta a la fe y al amor

Santiago 2.5 RVR60
5 Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?
Ver también ; ;

c. Es para los vencedores

Apocalipsis 21.7 RVR60
7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.
Ver también ; ; ; ; ; ; ; ;

d. El tesoro celestial debe ser buscado

Mateo 6.19–21 RVR60
19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; 20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. 21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
Ver también ; ; ; ; ; ;

III. Recompensa celestial

a. El servicio será recompensado en el cielo

1 Corintios 3.11–14 RVR60
11 Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.
Ver también ;

b. La expectativa de una recompensa celestial debería ser una motivación para servir

Filipenses 3.14 RVR60
14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.
Ver también

c. Las recompensas van a variar

Mateo 16.27 RVR60
27 Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.
Ver también ; ; ; ;

d. La perseverancia por amor a Jesucristo será especialmente recompensado

Mateo 5.10–12 RVR60
10 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. 11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. 12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

e. Las recompensas por el servicio incluye coronas que significan posición y autoridad

1 Pedro 5.4 RVR60
4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.
Ver también ;

f. Los redimidos compartirán la posición de Jesucristo en la gloria

Efesios 2.6 RVR60
6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,
Ver también ; ; ;

Conclusion: El cuerpo resucitado como una herencia celestial

Filipenses 3.20–21 RVR60
20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; 21 el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.
Ver también ;
Related Media
Related Sermons