Faithlife Sermons

ACCION DEL ESPIRITU SANTO

ESPIRITU SANTO  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 2 views
Notes
Transcript

ACCION DEL ESPIRITU SANTO

1 Tesalonicenses 5.19 RVR60
No apaguéis al Espíritu.
Teología Bíblica y Sistemática 2.1. El Espíritu creador

El Espíritu creador

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad, por cuyo poder el universo fue creado. El Espíritu Santo se movía sobre la faz de las aguas y compartía así la gloria de la creación (Génesis 1:2; Job 26:13; Salmo 33:6; 104:30). Al respecto, escribió en cierta oportunidad el doctor Denio:

El Espíritu creador
El Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad,
por cuyo poder el universo fue creado.
El Espíritu Santo se movía sobre la faz de las aguas y compartía así la gloria de la creación
Génesis 1.2 RVR60
Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.
; ; ; ). Al respecto, escribió en cierta oportunidad el doctor Denio:
Job 26.13 RVR60
Su espíritu adornó los cielos; Su mano creó la serpiente tortuosa.
; ; ). Al respecto, escribió en cierta oportunidad el doctor Denio:
Salmo 33.6 RVR60
Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca.
; ). Al respecto, escribió en cierta oportunidad el doctor Denio:
Salmo 104.30 RVR60
Envías tu Espíritu, son creados, Y renuevas la faz de la tierra.
). Al respecto, escribió en cierta oportunidad el doctor Denio:
ACCIÓN INTERCESORA DEL ESPÍRITU SANTO—[Del lat. actione, acción o efecto de actuar; del lat.
intercedere, pedir o rogar en favor de los demás]
Mediación llevada a efecto por el Espíritu Santo,
a fin de conservar la plena comunión entre el creyente y el Salvador.
Enseña Pablo que el Espíritu Santo intercede por nosotros, junto al trono de la gracia, con gemidos indecibles (
Romanos 8.26–27 RVR60
Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.
-).
DOS COSAS QUE PODEMOS HACER
Dones dados
La primera cosa que podemos hacer es recibir los dones que nos pueden ser dados por la acción directa del Espíritu Santo.
Por ser Dios en acción, el Espíritu Santo no es un dato a ser conocido, un dogma a ser aceptado como verdad absoluta, un concepto a ser discutido, una afirmación a ser defendida. Por sobre todas las cosas, el Espíritu Santo es una experiencia que debe ser vivida. Esta experiencia es el resultado del trato personal del Espíritu con el creyente y con la comunidad de fe.
¿Está usted contristando al espíritu santo?
• Otro símbolo que usa la Escritura para el Espíritu Santo es
el sello; indica propiedad, seguridad, una acción terminada.
Los creyentes lastiman el corazón del Espíritu Santo cuando…
—dudan y desconfían del amor de Dios y sus promesas
—rehúsan someterse completamente a Dios
—descuidan su tiempo personal con Dios a través de su palabra
“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención”.
Efesios 4.30 RVR60
Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.
)

EL ESPIRITU SANTO EN CRISTO...

1333–(11) Cristo bautizado con:
ANTIGUO TESTAMENTO PROFETIZADO PARA CRISTO
Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.
He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.
El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;
EN EL NUEVO TESTAMENTO
Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.
También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él.
cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.
__________________________________________________________________

LA EXPERIENCIA DEL ESPÍRITU SANTO

1334–(12) La dirección de:
Por ser Dios en acción, el Espíritu Santo no es un dato a ser conocido, un dogma a ser aceptado como verdad absoluta, un concepto a ser discutido, una afirmación a ser defendida. Por sobre todas las cosas, el Espíritu Santo es una experiencia que debe ser vivida. Esta experiencia es el resultado del trato personal del Espíritu con el creyente y con la comunidad de fe.
1334–(12)EL E. S. ES LA DIRECCION DEL CREYENTE Y DE LA IGLESIA:
Guía a toda la verdad
Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. (
Hechos de los Apóstoles 8.39 RVR60
Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino.
)
Controla el movimiento de los creyentes
Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí, tres hombres te buscan.
Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado.
Dirige en la elección de líderes cristianos
Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.
Escoge los campos de operación
Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia;
La obediencia a, una característica de adopción
Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. (
Gálatas 5.18 RVR60
Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.
)
)
Véase Guía 1668–1670.
_________________________________________________________
1335–(13) Da vida:
El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.
Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.
el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica.
Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;
_______________________________________________________
1336–(14) Llamado el Espíritu de verdad:
el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.
Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.
Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.
Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.
1337–(15) Llamado el Consolador, (del griego, parákletos):
Permanece para siempre,
Juan 14.16 RVR60
Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:
.
Recuerda las palabras de Cristo,
Juan 14.26 RVR60
Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.
.
Testifica acerca de Cristo,
Juan 15.26 RVR60
Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.
.
Convence al mundo de pecado,
Juan 16.7–8 RVR60
Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.
-.
Guía a toda la verdad, *
Juan 16.13 RVR60
Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.
.
Obreros de Dios
Como ejemplos de obreros inspirados del Espíritu Santo citaremos a:
José (
);
Génesis 41.38–40 RVR60
y dijo Faraón a sus siervos: ¿Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios?Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú.Tú estarás sobre mi casa, y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré yo mayor que tú.
Bezaleel (
Éxodo 35.30–31 RVR60
Y dijo Moisés a los hijos de Israel: Mirad, Jehová ha nombrado a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá; y lo ha llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría, en inteligencia, en ciencia y en todo arte,
, );
);
Moisés (
Números 11.16–17 RVR60
Entonces Jehová dijo a Moisés: Reúneme setenta varones de los ancianos de Israel, que tú sabes que son ancianos del pueblo y sus principales; y tráelos a la puerta del tabernáculo de reunión, y esperen allí contigo. Y yo descenderé y hablaré allí contigo, y tomaré del espíritu que está en ti, y pondré en ellos; y llevarán contigo la carga del pueblo, y no la llevarás tú solo.
-);
);
Josué (
Números 27.8–21 RVR60
Y a los hijos de Israel hablarás, diciendo: Cuando alguno muriere sin hijos, traspasaréis su herencia a su hija. Si no tuviere hija, daréis su herencia a sus hermanos; y si no tuviere hermanos, daréis su herencia a los hermanos de su padre. Y si su padre no tuviere hermanos, daréis su herencia a su pariente más cercano de su linaje, y de éste será; y para los hijos de Israel esto será por estatuto de derecho, como Jehová mandó a Moisés. Jehová dijo a Moisés: Sube a este monte Abarim, y verás la tierra que he dado a los hijos de Israel.Y después que la hayas visto, tú también serás reunido a tu pueblo, como fue reunido tu hermano Aarón.Pues fuisteis rebeldes a mi mandato en el desierto de Zin, en la rencilla de la congregación, no santificándome en las aguas a ojos de ellos. Estas son las aguas de la rencilla de Cades en el desierto de Zin.Entonces respondió Moisés a Jehová, diciendo:Ponga Jehová, Dios de los espíritus de toda carne, un varón sobre la congregación,que salga delante de ellos y que entre delante de ellos, que los saque y los introduzca, para que la congregación de Jehová no sea como ovejas sin pastor.Y Jehová dijo a Moisés: Toma a Josué hijo de Nun, varón en el cual hay espíritu, y pondrás tu mano sobre él;y lo pondrás delante del sacerdote Eleazar, y delante de toda la congregación; y le darás el cargo en presencia de ellos.Y pondrás de tu dignidad sobre él, para que toda la congregación de los hijos de Israel le obedezca.El se pondrá delante del sacerdote Eleazar, y le consultará por el juicio del Urim delante de Jehová; por el dicho de él saldrán, y por el dicho de él entrarán, él y todos los hijos de Israel con él, y toda la congregación.
);
);
Otoniel (
Jueces 3.9–10 RVR60
Entonces clamaron los hijos de Israel a Jehová; y Jehová levantó un libertador a los hijos de Israel y los libró; esto es, a Otoniel hijo de Cenaz, hermano menor de Caleb.Y el Espíritu de Jehová vino sobre él, y juzgó a Israel, y salió a batalla, y Jehová entregó en su mano a Cusan-risataim rey de Siria, y prevaleció su mano contra Cusan-risataim.
, );
);
Gedeón (
Jueces 6.34 RVR60
Entonces el Espíritu de Jehová vino sobre Gedeón, y cuando éste tocó el cuerno, los abiezeritas se reunieron con él.
);
Jefté (
);
Sansón (
Jueces 13.24–25 RVR60
Y la mujer dio a luz un hijo, y le puso por nombre Sansón. Y el niño creció, y Jehová lo bendijo. Y el Espíritu de Jehová comenzó a manifestarse en él en los campamentos de Dan, entre Zora y Estaol.
, )
)
y Saúl (
1º Samuel 10.6 RVR60
Entonces el Espíritu de Jehová vendrá sobre ti con poder, y profetizarás con ellos, y serás mudado en otro hombre.
).
AUN LOS QUE SERVIAN EN LA MESAS ERAN LLENOS DEL ESPIRITU SANTO...
Era muy probable, a la luz de esos ejemplos, que los dirigentes de la iglesia primitiva insistían que aun los que servían las mesas estuvieran llenos del Espíritu Santo (
Hechos de los Apóstoles 6.3 RVR60
Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.
).
).

El Espíritu regenerador

Consideraremos las siguientes verdades relativas al Espíritu regenerador.
Su presencia se registra en el Antiguo Testamento, pero no se recalca; su dádiva es descrita más bien como una bendición futura;
su derramamiento está relacionado con la venida del Mesías,
y exhibe características distintas.

Despliega actividad pero no se le recalca

El Espíritu Santo en el Antiguo Testamento es asimismo descrito en el sentido de estar asociado con la transformación de la naturaleza humana.
En
Isaías 63.10–11 RVR60
Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su santo espíritu; por lo cual se les volvió enemigo, y él mismo peleó contra ellos. Pero se acordó de los días antiguos, de Moisés y de su pueblo, diciendo: ¿Dónde está el que les hizo subir del mar con el pastor de su rebaño? ¿dónde el que puso en medio de él su santo espíritu,
, se hace referencia al éxodo y a la vida en el desierto. Cuando el profeta dice que Israel contristó al Espíritu de Dios y cuando añade: “Y enviaste tu buen espíritu para enseñarles” (), hace referencia al Espíritu como fuerza bienhechora de carácter moral. (Cf. .) David reconoció que el Espíritu estaba en todas partes, examinando el camino de los hombres y proyectando la luz de Dios en los sitios más recónditos de sus vidas. Después de su gran pecado, David oró que el Espíritu Santo de Dios, la presencia santificadora de Dios, el Espíritu que ejerce influencia en el carácter, no fuera quitado de él ().
, se hace referencia al éxodo y a la vida en el desierto.
Cuando el profeta dice que Israel contristó al Espíritu de Dios y cuando añade: “Y enviaste tu buen espíritu para enseñarles” (
Nehemías 9.20 RVR60
Y enviaste tu buen Espíritu para enseñarles, y no retiraste tu maná de su boca, y agua les diste para su sed.
), hace referencia al Espíritu como fuerza bienhechora de carácter moral. (Cf. .) David reconoció que el Espíritu estaba en todas partes, examinando el camino de los hombres y proyectando la luz de Dios en los sitios más recónditos de sus vidas. Después de su gran pecado, David oró que el Espíritu Santo de Dios, la presencia santificadora de Dios, el Espíritu que ejerce influencia en el carácter, no fuera quitado de él ().
), hace referencia al Espíritu como fuerza bienhechora de carácter moral.
(Cf.
Salmo 143.10 RVR60
Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud.
.) David reconoció que el Espíritu estaba en todas partes, examinando el camino de los hombres y proyectando la luz de Dios en los sitios más recónditos de sus vidas. Después de su gran pecado, David oró que el Espíritu Santo de Dios, la presencia santificadora de Dios, el Espíritu que ejerce influencia en el carácter, no fuera quitado de él ().
.)
David reconoció que el Espíritu estaba en todas partes, examinando el camino de los hombres y proyectando la luz de Dios en los sitios más recónditos de sus vidas. Después de su gran pecado,
David oró que el Espíritu Santo de Dios, la presencia santificadora de Dios, el Espíritu que ejerce influencia en el carácter, no fuera quitado de él (
Salmo 51.11 RVR60
No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu.
).
).
Sin embargo, no se recalca o no se pone énfasis a este aspecto de la labor del Espíritu Santo en el Antiguo Testamento.
El nombre Espíritu Santo ocurre sólo tres veces en el Antiguo Testamento,
ochenta y seis en el Nuevo Testamento,
sugiriendo así la idea de que en el Antiguo Testamento se recalcan las operaciones dinámicas del Espíritu Santo, mientras que en el Nuevo Testamento se pone énfasis a su poder santificador.
Su derramamiento general. Una bendición futura
El derramamiento general del Espíritu Santo, como fuente de santidad, se menciona como algo del futuro, una de las bendiciones del prometido reino de Dios. En Israel, el Espíritu de Dios se daba sólo a ciertos dirigentes escogidos, y sin duda, en todo lugar donde había verdadera piedad, ella se debía a la labor del Espíritu Santo. Pero la masa del pueblo caía generalmente en el paganismo y la iniquidad, y aunque era visitado de tiempo en tiempo por avivamientos, mediante el ministerio de los profetas y reyes piadosos, se hizo evidente que la nación tenía corrompido el corazón y que necesitaba un derramamiento general del Espíritu Santo para hacerla volver a Dios.
Tal derramamiento del Espíritu Santo fue predicho por los profetas, quienes predijeron que el Espíritu Santo sería derramado sobre el pueblo en una medida sin precedente. Jehová purificaría el corazón del pueblo, pondría su Espíritu dentro de ellos y escribiría su ley en sus corazones (
Ezequiel 36.25–29 RVR60
Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios. Y os guardaré de todas vuestras inmundicias; y llamaré al trigo, y lo multiplicaré, y no os daré hambre.
; ). En esos días el Espíritu Santo sería derramado en poder sobre toda carne (), es decir, sobre toda clase y condición de hombre, sin distinción de edad, sexo o posición. Se cumpliría entonces la oración de Moisés de que todo el pueblo de Jehová fuera profeta (). Como resultado de ese derramamiento, muchos se convertirían, porque la Palabra de Dios dice: “Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová, será salvo” ().
;
Jeremías 31.33 RVR60
Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.
). En esos días el Espíritu Santo sería derramado en poder sobre toda carne (), es decir, sobre toda clase y condición de hombre, sin distinción de edad, sexo o posición. Se cumpliría entonces la oración de Moisés de que todo el pueblo de Jehová fuera profeta (). Como resultado de ese derramamiento, muchos se convertirían, porque la Palabra de Dios dice: “Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová, será salvo” ().
). En esos días el Espíritu Santo sería derramado en poder sobre toda carne (
Joel 2.28 RVR60
Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
), es decir, sobre toda clase y condición de hombre, sin distinción de edad, sexo o posición. Se cumpliría entonces la oración de Moisés de que todo el pueblo de Jehová fuera profeta (). Como resultado de ese derramamiento, muchos se convertirían, porque la Palabra de Dios dice: “Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová, será salvo” ().
), es decir, sobre toda clase y condición de hombre, sin distinción de edad, sexo o posición. Se cumpliría entonces la oración de Moisés de que todo el pueblo de Jehová fuera profeta (
Números 11.29 RVR60
Y Moisés le respondió: ¿Tienes tú celos por mí? Ojalá todo el pueblo de Jehová fuese profeta, y que Jehová pusiera su espíritu sobre ellos.
). Como resultado de ese derramamiento, muchos se convertirían, porque la Palabra de Dios dice: “Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová, será salvo” ().
). Como resultado de ese derramamiento, muchos se convertirían, porque la Palabra de Dios dice: “Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová, será salvo” (
Joel 2.32 RVR60
Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.
).
).
El rasgo fundamental que distinguió al pueblo de Dios de la antigua dispensación, fue la posesión y revelación de la ley de Dios; el rasgo fundamental que debe distinguir a su pueblo de la nueva dispensación, debe ser la posesión de las leyes divinas en el corazón, y la morada del Espíritu Santo en él.
Su relación con la venida del Mesías
El gran derramamiento del Espíritu Santo culminaría o daría cima en el Mesías-Rey, sobre quien el Espíritu de Jehová descansaría en forma permanente como el Espíritu de sabiduría y entendimiento, consejo y poder, conocimiento y temor santo. El sería el Profeta perfecto, quien proclamaría las buenas nuevas de liberación, sanidad, consuelo y alegría.
¿Qué relación hay entre esos dos grandes acontecimientos de la profecía, la venida del Ungido y el derramamiento universal del Espíritu Santo? Juan el Bautista responde de la siguiente manera: “Yo a la verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” En otras palabras, el Mesías es el Dador del Espíritu Santo. Eso es lo que lo señala como el Mesías o el Fundador del reino de Dios. La bendición más grande de la nueva dispensación iba a ser el derramamiento del Espíritu Santo y sería el más elevado privilegio del Mesías impartir el Espíritu Santo. Durante su ministerio terrenal, Cristo habló del Espíritu como de la mejor dádiva del Padre (
Lucas 11.13 RVR60
Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?
). El Señor Jesús invitó a los que tenían sed espiritual que vinieran y bebieran, y les ofreció una provisión amplia del agua de vida. En su discurso de despedida, prometió enviar el Consolador a sus discípulos.
). El Señor Jesús invitó a los que tenían sed espiritual que vinieran y bebieran, y les ofreció una provisión amplia del agua de vida. En su discurso de despedida, prometió enviar el Consolador a sus discípulos.
Notemos especialmente la relación que hay entre el don y la obra de Cristo el Redentor.
La dádiva del Espíritu Santo está relacionada con la partida de Cristo
(
Juan 16.7 RVR60
Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.
) y su glorificación () que significa su muerte (, ; , ; ). Pablo expresa la relación con claridad en , ; ; , , , .
) y su glorificación (
Juan 7.39 RVR60
Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.
) que significa su muerte (, ; , ; ). Pablo expresa la relación con claridad en , ; ; , , , .
) que significa su muerte (
Juan 12.23–24 RVR60
Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado.De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.
,
; 13:31, 33;
Lucas 24.49 RVR60
He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.
). Pablo expresa la relación con claridad en , ; ; , , , .
). Pablo expresa la relación con claridad en
Gálatas 3.13–14 RVR60
Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero), para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.
, ; ; , , , .
;
Gálatas 4–6 RVR60
Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo;sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre.Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo.Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo. Ciertamente, en otro tiempo, no conociendo a Dios, servíais a los que por naturaleza no son dioses;mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar?Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años.Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros. Os ruego, hermanos, que os hagáis como yo, porque yo también me hice como vosotros. Ningún agravio me habéis hecho. Pues vosotros sabéis que a causa de una enfermedad del cuerpo os anuncié el evangelio al principio; y no me despreciasteis ni desechasteis por la prueba que tenía en mi cuerpo, antes bien me recibisteis como a un ángel de Dios, como a Cristo Jesús. ¿Dónde, pues, está esa satisfacción que experimentabais? Porque os doy testimonio de que si hubieseis podido, os hubierais sacado vuestros propios ojos para dármelos. ¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad? Tienen celo por vosotros, pero no para bien, sino que quieren apartaros de nosotros para que vosotros tengáis celo por ellos. Bueno es mostrar celo en lo bueno siempre, y no solamente cuando estoy presente con vosotros. Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros, quisiera estar con vosotros ahora mismo y cambiar de tono, pues estoy perplejo en cuanto a vosotros. Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no habéis oído la ley?Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre.Pero el de la esclava nació según la carne; mas el de la libre, por la promesa.Lo cual es una alegoría, pues estas mujeres son los dos pactos; el uno proviene del monte Sinaí, el cual da hijos para esclavitud; éste es Agar.Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, pues ésta, junto con sus hijos, está en esclavitud.Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.Porque está escrito: Regocíjate, oh estéril, tú que no das a luz; Prorrumpe en júbilo y clama, tú que no tienes dolores de parto; Porque más son los hijos de la desolada, que de la que tiene marido. Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa. Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora. Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre. De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre. Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo.Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley.De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia;porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad?Esta persuasión no procede de aquel que os llama.Un poco de levadura leuda toda la masa.Yo confío respecto de vosotros en el Señor, que no pensaréis de otro modo; mas el que os perturba llevará la sentencia, quienquiera que sea.Y yo, hermanos, si aún predico la circuncisión, ¿por qué padezco persecución todavía? En tal caso se ha quitado el tropiezo de la cruz.¡Ojalá se mutilasen los que os perturban! Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros. Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros. Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro;porque cada uno llevará su propia carga. El que es enseñado en la palabra, haga partícipe de toda cosa buena al que lo instruye. No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe. Mirad con cuán grandes letras os escribo de mi propia mano.Todos los que quieren agradar en la carne, éstos os obligan a que os circuncidéis, solamente para no padecer persecución a causa de la cruz de Cristo.Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la ley; pero quieren que vosotros os circuncidéis, para gloriarse en vuestra carne.Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo.Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación.Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Dios. De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús. Hermanos, la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu. Amén.
; , , , .
; , , , .
Manifiesta características especiales
Quizá sea este el lugar apropiado para preguntar con respecto al significado de la declaración siguiente: “Pues aún no había venido el Espíritu Santo; porque Jesús no había sido aún glorificado” (). En realidad, Juan no quiso decir que ninguno en el Antiguo Testamento habida sentido las manifestaciones del Espíritu. Todos los judíos sabían que los hechos extraordinarios de los dirigentes de Israel y los mensajes de los profetas se debían a las operaciones del Espíritu. Se refiere evidentemente a un cierto aspecto de la labor del Espíritu, que no se conocía en las distintas dispensaciones o períodos anteriores, comprendidos en el plan de Dios. ¿Cuáles son los rasgos distintivos que caracterizan la obra del Espíritu Santo en esta dispensación?
(1) El Espíritu Santo no había sido dado aún como el Espíritu de Cristo crucificado y glorificado. Esta misión del Espíritu no podía comenzar hasta que no terminara la misión del Hijo; Cristo no podía ser manifestado en Espíritu hasta que no dejara de vivir en la carne. El podía pedir el Espíritu para los suyos sólo después de haber tomado su lugar como Abogado en presencia de Dios. Cuando Jesús habló no existía aún en el mundo una fuerza espiritual como la que descendió el día de Pentecostés, y que luego abarcara toda la tierra cual ola gigantesca, porque Jesús no había ascendido aún al lugar que ocupaba antes de su encarnación (); porque aún no había subido al Padre (; ). No podía haber la presencia espiritual universal hasta que la presencia en la carne no hubiera sido retirada, y hasta que el Hijo del hombre no hubiere sido coronado por la exaltación a la mano derecha de Dios. El Espíritu se guardaba en las manos de Dios para este derramamiento general, hasta que pudiera ser reclamado en sentido universal para la humanidad, por el Cristo victorioso.
(2) En el Antiguo Testamento el Espíritu Santo no fue dado universalmente, sino que estuvo generalmente limitado a Israel y fue impartido de acuerdo con la voluntad soberana de Dios a ciertas personas, tales como profetas, sacerdotes, reyes y otros obreros de su reino. Pero en esta dispensación el Espíritu Santo está disponible para todos, sin consideración de edad, sexo o raza.
En este aspecto, notemos que en el Antiguo Testamento rara vez se menciona el Espíritu de Dios con la breve designación de “el Espíritu.” Por el contrario, uno lee del “Espíritu de Jehová” o “el Espíritu de Dios”. Pero en el Nuevo Testamento el breve título, “el Espíritu”, ocurre con frecuencia, sugiriendo así que sus operaciones no son ya manifestaciones aisladas sino que ellas se repetían a menudo.
(3) Algunos eruditos en el estudio de las Sagradas Escrituras llegan a la conclusión de que toda vez que fue dado el Espíritu Santo en el Antiguo Testamento, ello no encerraba morada permanente, que es uno de los rasgos distintivos del don del Nuevo Testamento. Señalan los mencionados eruditos que la palabra “don” indica permanencia o posesión y que en ese sentido no hubo don del Espíritu Santo en el Antiguo Testamento. Es cierto que Juan el Bautista estuvo lleno del Espíritu Santo desde el vientre de su madre, y esto implica una unción permanente. Quizá este, y otros casos similares podrían ser considerados como excepciones de la regla general. Por ejemplo, cuando Enoc y Elías fueron trasladados, fueron excepciones a la regla del Antiguo Testamento según la cual se llegaba a la presencia de Dios por medio de la sepultura y el Seol (el lugar de los espíritus que han partido).
Related Media
Related Sermons