Faithlife Sermons

Viviendo por fe:Mujeres que confiaron en Dios (2)

Jueces 4.1-9 ;5.1-5   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 5 views
Notes
Transcript
Débora; La fe que anima
;
Idea Central( Usa tu influencia para la gloria de Dios)
(Contexto) El tiempo de los Jueces de Israel es un periodo dramático en la historia del pueblo de Dios. Muchos se ha hablado y escrito de Israel durante ese periodo tumultuoso y desordenado, en donde Israel iba dando tumbos, pasando por largos periodos de pecado, dificultades, clamores, y victorias, para luego volver a ese mismo circulo vicioso una y otra vez por muchos años. El libro de los Jueces empieza con varias victorias incompletas que no terminaban de expulsar a los cananeos.
Aod. Juez libertador del pueblo de Israel que Jehová les levantó para que los librase del rey de Moab; Aod era zurdo (). Este juez reunió a los israelitas y los organizó, y así pudieron acabar con el ejército de sus enemigos (3:27–29). Por medio del buen gobierno de Aod el pueblo tuvo ochenta años de paz (3:30).
Ventura, S. V. (1985). En Nuevo diccionario biblico ilustrado (p. 63). TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.
Débora (heb., «abeja»). Nombre propio femenino. La Biblia destaca
Ventura, S. V. (1985). En Nuevo diccionario biblico ilustrado (p. 244). TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.
1. Israel oprimido por los cananeos (4:1–3)
Ridall, R. C. (2010). El Libro de los Jueces. En W. T. Purkiser (Ed.), Comentario Bíblico Beacon: Josué hasta Ester (Tomo 2) (p. 113). Lenexa, KS: Casa Nazarena de Publicaciones.
Israel se hallaba en una situación desesperada. Había abandonado a Jehová de nuevo (4:1; ver 3:7), y él los había entregado a otra opresión (4:2–3). Por veinte años habían sido explotados cruelmente por el rey Jabín y Sísara, su capitán. Era la opresión más larga que la nación había sufrido hasta esa fecha, y sería la segunda más larga en todo el libro. Por fin reconocieron su error y clamaron al Dios verdadero por socorro (4:3a).
Israel se hallaba en una situación desesperada. Había abandonado a Jehová de nuevo (4:1; ver 3:7), y él los había entregado a otra opresión (4:2–3). Por veinte años habían sido explotados cruelmente por el rey Jabín y Sísara, su capitán. Era la opresión más larga que la nación había sufrido hasta esa fecha, y sería la segunda más larga en todo el libro. Por fin reconocieron su error y clamaron al Dios verdadero por socorro (4:3a).
Israel se hallaba en una situación desesperada. Había abandonado a Jehová de nuevo (4:1; ver 3:7), y él los había entregado a otra opresión (4:2–3). Por veinte años habían sido explotados cruelmente por el rey Jabín y Sísara, su capitán. Era la opresión más larga que la nación había sufrido hasta esa fecha, y sería la segunda más larga en todo el libro. Por fin reconocieron su error y clamaron al Dios verdadero por socorro (4:3a).
1. APOSTASÍA, OPRESIÓN Y CLAMOR 4:1–3
Ver 1-3. La liberación requeriría de personas valientes. Los peligros eran espantosos. Jabín era rey de Hazor, la ciudad cananea más grande que los arqueólogos han hallado. Tanto era su poder, que encabezaba una confederación de reyes en el norte de Canaán. Esto le hacía acreedor al título de “rey de Canaán”. Su ejército incluía 900 carros de caballos (4:3). Eran carros “blindados”, construidos de madera pero protegidos con láminas de hierro.
Williams, G. (1995). Estudios Bı́blicos ELA: Dios permanece fiel (Jueces y Rut) (p. 26). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
La liberación requeriría de personas valientes. Los peligros eran espantosos. Jabín era rey de Hazor, la ciudad cananea más grande que los arqueólogos han hallado. Tanto era su poder, que encabezaba una confederación de reyes en el norte de Canaán. Esto le hacía acreedor al título de “rey de Canaán”. Su ejército incluía 900 carros de caballos (4:3). Eran carros “blindados”, construidos de madera pero protegidos con láminas de hierro.
Ver 4–5 Esta vez, Dios no levantó a un hombre, sino que utilizó un miembro del «sexo débil», una profetisa llamada Débora (no es la norma que una mujer ocupe el lugar de autoridad espiritual, pero era época de decaimiento. No debe usarse ni como ejemplo ni como precedente del papel de la mujer en la iglesia, puesto que era la excepción y no la regla. Además, esto fue en Israel, no en la Iglesia).
Williams, G. (1995). Estudios Bı́blicos ELA: Dios permanece fiel (Jueces y Rut) (p. 26). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Sin embargo, es evidente que Debora realiza su ministerio con una conviccion profunda de su llamado y con la bendicion de Dios que la fortalecia en medio del oscurantismo israelita de ese tiempo.
MacDonald, W. (2004). Comentario Bíblico de William MacDonald: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento (p. 122). Viladecavalls (Barcelona), España: Editorial CLIE.
2. La preparación del pueblo para esta liberación 6-9
(Ver)
I. La preparación del pueblo para esta liberación
6—9. Débora era profetisa, instruida en el conocimiento divino por la inspiración del Espíritu de Dios. Juzgaba a Israel como boca de Dios para ellos; corregía los abusos y resolvía las quejas. Por orden de Dios, ella mandó a Barac que organizara un ejército y atacara las fuerzas de Jabín. Barac insistió mucho en que ella estuviera presente. Débora prometió ir con él. No lo iba a enviar donde ella misma no iría. Quienes en el nombre de Dios llaman a su deber a los demás, deben estar dispuestos para asistirlos. Barac aprecia más la satisfacción de su mente, y el buen éxito de su empresa que el simple honor.
Henry, M. (2003). Comentario de la Biblia Matthew Henry en un tomo (pp. 209–210). Miami: Editorial Unilit.
4:4–9 Esta vez, Dios no levantó a un hombre, sino que utilizó un miembro del «sexo débil», una profetisa llamada Débora (no es la norma que una mujer ocupe el lugar de autoridad espiritual, pero era época de decaimiento. No debe usarse ni como ejemplo ni como precedente del papel de la mujer en la iglesia, puesto que era la excepción y no la regla. Además, esto fue en Israel, no en la Iglesia).
MacDonald, W. (2004). Comentario Bíblico de William MacDonald: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento (p. 122). Viladecavalls (Barcelona), España: Editorial CLIE.
3. EL CÁNTICO DE DÉBORA Y BARAC (5:1–5)
EL CÁNTICO DE DÉBORA Y BARAC (5:1–5)
Ridall, R. C. (2010). El Libro de los Jueces. En W. T. Purkiser (Ed.), Comentario Bíblico Beacon: Josué hasta Ester (Tomo 2) (p. 117). Lenexa, KS: Casa Nazarena de Publicaciones.
No debe haber pérdida de tiempo para agradecer al Señor sus misericordias; porque nuestras alabanzas son más aceptables, agradables y provechosas cuando fluyen de un corazón satisfecho.
Lawrenz, J. C. (2002). Jueces, Rut. (J. A. Braun, J. C. Jeske, & C. A. Jahn, Eds.) (p. 70). Milwaukee, WI: Editorial Northwestern. (5:1–5)
Henry, M. (2003). Comentario de la Biblia Matthew Henry en un tomo (p. 210). Miami: Editorial Unilit.
El Señor es quien debe tener toda la alabanza, no importa cuánto hayan hecho Débora, Barac o el ejército. La voluntad, el poder y el éxito fueron todos de Dios.
¡PENSEMOS!
Henry, M. (2003). Comentario de la Biblia Matthew Henry en un tomo (p. 210). Miami: Editorial Unilit.

¡PENSEMOS!

¿Dios pelea las batallas de usted? ¿Él siempre apoya nuestros esfuerzos atrevidos? ¿Cómo puede usted obtener el apoyo divino? ¿Cómo puede saber cuándo debe arriesgarse, y cuándo debe ser cauteloso?

¿Dios pelea las batallas de usted? ¿Él siempre apoya nuestros esfuerzos atrevidos? ¿Cómo puede usted obtener el apoyo divino? ¿Cómo puede saber cuándo debe arriesgarse, y cuándo debe ser cauteloso?
Williams, G. (1995). Estudios Bı́blicos ELA: Dios permanece fiel (Jueces y Rut) (p. 32). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Related Media
Related Sermons