Faithlife Sermons

Él es el templo

Él es el templo  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 21 views
Notes
Transcript
Handout
Objetivo: Comprender que el templo de la antigüedad es una forma simbólica de la Iglesia de Dios, misma que es el cuerpo de Jesús formado por todos sus miembros en todo tiempo.
Lectura Bíblica: Juan 2:13-22
Juan 2.13–22 RV1909
Y estaba cerca la Pascua de los Judíos; y subió Jesús a Jerusalem. Y halló en el templo a los que vendían bueyes, y ovejas, y palomas, y a los cambiadores sentados. Y hecho un azote de cuerdas, echólos a todos del templo, y las ovejas, y los bueyes; y derramó los dineros de los cambiadores, y trastornó las mesas; Y a los que vendían las palomas, dijo: Quitad de aquí esto, y no hagáis la casa de mi Padre casa de mercado. Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me comió. Y los Judíos respondieron, y dijéronle: ¿Qué señal nos muestras de que haces esto? Respondió Jesús, y díjoles: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. Dijeron luego los Judíos: En cuarenta y seis años fue este templo edificado, ¿y tú en tres días lo levantarás? Mas él hablaba del templo de su cuerpo. Por tanto, cuando resucitó de los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron a la Escritura, y a la palabra que Jesús había dicho.
Texto para memorizar: Dijeron luego los judíos. En cuarenta y seis años fue este edificado. ¿y tú en tres días lo levantarás? Más él hablaba del templo de su cuerpo. Juan 2:20, 21
Material Exegético
1. Dios ordenó a Moisés que construyeran un Santuario el cual tendría que realizarse en la forma que Dios indicaba (Éxodo 25:40).
2. El tabernáculo del Testimonio era una casa movible que se mantuvo en uso durante muchos años, hasta que se estableció un lugar fijo para honrar a Dios, y éste fue en Silo. Fue en ese lugar donde Ana oró a Dios para que le concediera un hijo (1º Samuel 1:3).
3. Posteriormente, el templo fue construido en Jerusalem por Salomón; una magna obra que era el orgullo del pueblo de Israel Este templo fue destruido por Babilonia; posteriormente se reconstruyó en tiempo de Zorobabel para que años después viniera Antíoco Epífanes, quien contamino el templo.
4. Hacia el año 20 a.E.C., Herodes el Grande renovó y amplió el templo, como un lugar para honrar al Dios Creador del cielo y de la tierra; pero dicho inmueble fue destruido totalmente por Tito Vespasiano en el año 70 E.C., cumpliéndose el dicho de Daniel y que fue reafirmado por el Hijo de Dios: “…y el pueblo de un príncipe que ha de venir, destruirá a la ciudad y el santuario; con inundación será el fin de ella, y hasta el fin de la guerra será talada con asolamientos…después con la muchedumbre de las abominaciones será el desolar, y esto hasta una entera consumación: y derramaráse la ya determinada sobre el pueblo asolado” (Daniel 9:26, 27). Las últimas frases de estos versículos son los que se cumplen en el año 70 E.C. (Mateo 24:15).
5. Jesús sabiendo que el Templo iba a ser destruido, tuvo un diálogo con una mujer samaritana; haciéndole saber que ni en Jerusalem (que era el lugar que se encontraba el templo), ni en el templo de los samaritanos, que se encontraba en el monte Gerizim, se iba a adorar a Dios, sino en todo lugar (Malaquías 1:11; 1ª Timoteo 2:8).
6. Al no haber templo físico construido con piedras, madera, oro, etc., en el que acudieran todas las personas de diferentes partes de la tierra como sucede actualmente, el apóstol Pedro nos presenta de una forma figurada el templo formado por judíos y gentiles, siendo la principal piedra Cristo Jesús (1ª Pedro 2:5; Efesios 2:20-22). El une a judíos y gentiles para una misma adoración y haciendo así un Templo que es la Iglesia de Dios.
7. El templo espiritual se forma al estar reunidos los miembros de la Iglesia de Dios, estos son considerados el templo del Dios viviente (2ª Corintios 6:16), de modo que estas personas vienen a ser un templo o una casa espiritual (1ª Pedro 2:5), y en este templo se adora a Dios en Espíritu y en verdad (Juan 4:23, 24).
8. Asimismo, Jesús presentó su propio cuerpo como el Templo cuando les dijo a los judíos: “Respondió Jesús, y dijóles: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue este templo edificado, ¿y tú en tres días lo levantarás? Mas él hablaba del templo de su cuerpo” (Juan 2:13-22).
9. Por otra parte, en el culto de los judíos había tres elementos indispensables: El Templo, los Sacerdotes y los Sacrificios. La presencia de estos elementos impedía la unión entre el pueblo judío y el gentil, esta es la razón por la que nuestro Señor Jesucristo los absorbió en su persona. Ahora, para los judíos y gentiles creyentes de Jesús, él es nuestro Sumo Sacerdote, el perfecto sacrifico y el Templo para la adoración a Dios.
10. Así que hermanos, habiendo comprendido que hay varias formas de representar el Templo y entre ellas Jesús, aprendamos a valorar en gran manera el formar parte de este Templo de Dios.
CUESTIONARIO 1. De acuerdo al objetivo, ¿Qué es lo que nosotros debemos aprender y comprender?
2. El templo que conoció Jesús, ¿cuántos años se tardaron para reedificarlo?
3. Cuando Jesús dice que él derribaría el templo y en tres días lo levantaría ¿de qué templo hablaba?
4. ¿Cuándo se habla del santuario y del templo es lo mismo?
5. ¿De cuántos tipos de santuarios habla la Escritura?
6. ¿Por qué la Iglesia de Dios es considerada como un templo?
7. ¿Para comprender que Jesús es el templo, de qué forma se debe analizar esto?
8. ¿En ese templo espiritual que es Jesucristo, sólo los israelitas que creyeron al evangelio pueden adorar a Dios?
9. En este templo espiritual del que venimos hablando, ¿quiénes son santificados?
10. ¿Cómo debe ser nuestra actitud ante este templo espiritual?
Related Media
Related Sermons