Faithlife Sermons

La Crítica

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 20 views
Notes
Transcript

ectura

Romanos 14.1–23 RVR60
1 Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones. 2 Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres. 3 El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido. 4 ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme. 5 Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. 6 El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios. 7 Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. 8 Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos. 9 Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven. 10 Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. 11 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios. 12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. 13 Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano. 14 Yo sé, y confío en el Señor Jesús, que nada es inmundo en sí mismo; mas para el que piensa que algo es inmundo, para él lo es. 15 Pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió. 16 No sea, pues, vituperado vuestro bien; 17 porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. 18 Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres. 19 Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación. 20 No destruyas la obra de Dios por causa de la comida. Todas las cosas a la verdad son limpias; pero es malo que el hombre haga tropezar a otros con lo que come. 21 Bueno es no comer carne, ni beber vino, ni nada en que tu hermano tropiece, o se ofenda, o se debilite. 22 ¿Tienes tú fe? Tenla para contigo delante de Dios. Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba. 23 Pero el que duda sobre lo que come, es condenado, porque no lo hace con fe; y todo lo que no proviene de fe, es pecado.
Pablo se está tratando con la iglesia en Roma el tema si los judíos convertidos debían o podían conservar la práctica de guardar ciertos días de fiesta como algo especial, o si podían comer ciertas carnes o debían abstenerse
los judíos convertidos debían o podían conservar la práctica de guardar ciertos días de fiesta como algo especial, o si podían comer ciertas carnes o debían abstenerse
Somoza, J. S. (1997). Comentario bı́blico del continente nuevo: Romanos (p. 230). Miami, FL: Editorial Unilit.

Observemos:

Mandatos - , , , , , , , , , ,
Pablo no define si se puede comer o no de ciertos alimentos
Romanos
En lugar de eso, Pablo habla de principios.
Pablo no define si se puede o no comer de ciertos alimentos
Preguntas Retóricas - , ,
Pablo
Referencia al Antiguo Testamento:
Referencia sin citar: (9)
Cita directa: (, Filipenses 2.10-11)

La crítica es un examen de valor. Juicio o evaluación de los demás

Crítica positiva: análisis, estudio, evaluación (obras de arte)
Crítica negativa: Censura, murmuración, resalta los detalles negativos.

En alguna forma u otra, todos hemos sido expuestos a la crítica

«No es el crítico el que cuenta; no el hombre que señala al fuerte que tropieza, o comenta donde el que hizo, pudo haberlo hecho mejor. El crédito pertenece al hombre que está realmente en la arena, cuya cara se mancha de polvo, sudor y sangre; que lucha valientemente; que se equivoca, que falla una y otra vez, porque no hay esfuerzo sin error y defecto; pero que de igual forma se esfuerza por hacer; que conoce el gran entusiasmo y las grandes devociones; que se entrega a si mismo en una causa justa; quien en lo mejor conocerá al final el triunfo de los altos logros, y quien a lo peor, si falla, por lo menos fallará atreviéndose, para que su lugar nunca sea con esas almas frías y tímidas que nunca conocieron ni victoria ni derrota»
– Theodore Roosevelt
Jesús fue sujeto a críticas: Ejemplo: milagros en el día del reposo

Hoy día en la iglesia: Causa de división

El uso de multimedia en la iglesia
Adoración con batería y banda o ‘a capella’
Cuanto volumen (loudness)

¿Cuáles pueden causas por las cuales juzgamos?

Crianza
Heridas de la niñez - palabras hirientes
100 Claves biblicas para consejería B. Heridas en la niñez

La brusquedad dice: “No eres digno de mi consideración”.

La falta de interés dice: “No tienes valor”.

El rechazo dice: “No eres aceptado”.

La burla dice: “Eres despreciable y mereces el maltrato”.

Cortinas de humo: Distractores para encubrir una acción

Piensa en secreto que es mejor que los demás?

Concibe ideas acerca de otros sin conocer la verdad?

Busca vengarse por una ofensa recibida?

Bromea con la intención de lastimar a alguien?

Envidia el éxito de los demás?

Culpa a los demás por algo que usted hizo?

Disimula su propio descontento?

Es rebelde contra la autoridad?

Usa el sarcasmo para burlarse de los demás?

Se eleva a sí mismo y menosprecia a los demás?

Nutre sus tendencias perfeccionistas para aparentar ser mejor que los demás?

El criticón

Condena a la persona
Ridiculiza a los demás
Juzga basado en apariencias y sin escuchar
Destruye a los demás sin reconocer sus necesidades
Confronta a los demás en público
Responde con dureza y falto de misericordia

Seamos animadores y no críticos:

Filipenses 2.1–3 RVR60
1 Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, 2 completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. 3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;
Una persona que anima reconoce sus propias debilidades
Una persona que anima se distingue por su humildad
Una persona que anima se interesa por las demás personas
Una persona que anima reconoce que Dios le ha aceptado tal y como es y de igual forma recibe a las demás personas
Una persona que anima reconoce el valor que Dios le ha dado a los demás
Una persona que anima da prioridad a lo positivo en las demás personas
Una persona que anima evita las palabras hirientes
Una persona que anima discierne las necesidades de la otra persona
Una persona que anima confía en el Espíritu de Dios para decir la verdad en amor.

Aplicación - Meditemos por un momento

¿Qué impedimento puedes identificar en tu vida para ser una persona que anime?
¿Puedes cambiar a la persona criticona, o a las circunstancias?
Eso representa un oportunidad para que Dios obre en tu vida:
perdón, renuncia al reclamo de justicia o al deseo de venganza
dejar de controlar
Tu llamado es ultimadamente delante de Dios...
4.12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.
Related Media
Related Sermons