Faithlife Sermons

El Evangelio Evidente

Sermón ACTS 29  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

Aquella obra efectuada por Dios no puede ser oculta

Notes
Transcript
Ver a Pablo teniendo las luchas que se viven dentro del contexto de la plantación de iglesias es algo fabuloso y consolador, y esa sin duda es una de las escenas presentadas dentro de toda la carta a las iglesias de Galacia. Estamos plantando una obra en un municipio a unas 8 horas de distancia y a veces procuro imaginarme la escena de Pablo escribiendo a la iglesia de Galacia entre las lágrimas y el furor.
Es como que tu dejas la iglesia por un fin de semana y cuando regresas encuentras una imagen de la virgen en el púlpito y a los hermanos bautizando sus niños. Es algo escalofriante y decepcionante, que sacaría de ti una reprimenda acalorada y directa, y ver a Pablo enfrentando un momento similar a este es algo consolador para nosotros, aunque no lo fue para él, verlo así nos hace recordar que este gran Apóstol, fue un mortal sujeto a las mismas luchas en medio del pastoreo y la plantación de iglesias que nosotros.
Lo maravilloso es que en medio de una carta de reprensión como está, Pablo nos muestra algunas de las evidencias más gloriosas del evangelio que toda la biblia posee.
Vamos a
Gálatas 1.11–24 RVR60
11 Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre;12 pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.13 Porque ya habéis oído acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba;14 y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres.15 Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia,16 revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre,17 ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo; sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco. 18 Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con él quince días; 19 pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor. 20 En esto que os escribo, he aquí delante de Dios que no miento. 21 Después fui a las regiones de Siria y de Cilicia, 22 y no era conocido de vista a las iglesias de Judea, que eran en Cristo; 23 solamente oían decir: Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba. 24 Y glorificaban a Dios en mí.
1
Como se que Miguel ya ha expresado los asuntos introductorios necesarios de la carta, yo voy a ir directo al texto, para mostrarles que en medio de la descripción de su ministerio y apostolado Pablo nos revela la obra gloriosa del evangelio.

Evangelio es Revelado y revelador (vv. 11-12)

Evangelio es Revelado

)
En vista de los constantes ataques contra su persona, Pablo se ve en la obligación de defender su apostolado como ya lo había hecho en otros lugares, solo que aquí lo hace basado en la revelación del evangelio. Algunos de las Iglesias de Galacia nuevamente estaban guardando los días de festividades Judios y circuncidandose y Él se ve en el imperativo de exhortarles a no terminar en la carne lo que ha comenzado por el Espíritu.
Al mismo tiempo que el defiende su apostolado como una revelación directa de Dios, también está mencionando cosas maravillosas sobre el evangelio. El evangelio no es según hombre ni revelado por un hombre, bien es cierto que la Revelación del evangelio para Pablo fue directa, y lo calificó como un Apóstol, así como el menciona a los Corintios diciéndoles:
1 Corintios 15.9 RVR60
9 Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios.
Pero no podemos pasar por alto el hecho de que el evangelio aunque no sea una revelación directa de parte de Dios, aun continua poseyendo la característica reveladora mencionada por Pablo. Lo que él está diciendo es que el no tuvo que ser enseñado por otro ser humano, como el resto de creyentes, ni tampoco tuvo que ser enseñado por apóstol como pasaba con ellos, sino que él mismo de parte de Dios fue capacitado en las verdades divinas, revelándole y revelándose Jesucristo.
Contemplar esto es edificante y complejo, si tenemos en cuenta la sobrenaturalidad de la revelación dada a Pablo, sus afirmaciones de haber ido al tercer cielo al paraíso y su afirmación de que vio cosas que no le es permitido contar. Que maravilloso creer en el evangelio de esa manera. Sin embargo eso no quiere demeritar el evangelio recibido por nosotros puesto que las palabras de Pablo han sido plasmadas en la Escritura que ahora tenemos de la cual recibimos la verdad de Dios, así entonces podemos afirmar que hemos recibido el evangelio de la mano de los Apóstoles, como también es mencionado por el autor “Edificados sobre el fundamento de los Apóstoles”.
La verdad revelatoria del evangelio es algo misterioso pero iluminador, el evangelio mismo se revelo al mundo en Jesucristo, siendo condensado el evangelio en las palabras de Pablo a los Corintios:
1 Corintios 15.3–4 RVR60
3 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;
Esa revelación anunciada hoy entonces tampoco es según hombre siempre y que sea expuesto como la biblia lo expone y no como el hombre supone. Y no quiere decir que hoy mismo no sea revelado, porque el evangelio continua teniendo este elemento poderoso que trae innato el quitar el velo de los ojos de aquel a quién el evangelio le es anunciado. Si es anunciado no es suficiente, el evangelio es anunciado por los hombres pero es revelado por Dios, no basta una cuanta información para alcanzar tal gracia sino que debe venir con poder, con el poder de Dios que transforma los corazones, que ilumina las mentes y nos hace conscientes de la maldad plasmada en nuestro interior y nos muestra que la está verdad en sí misma es la única fuente de tal esclavitud.
El evangelio así entonces es revelado y revelador, es anunciado por los hombres, revelado por Dios y revelador a los hombres mostrándole su pecado, contaminación y culpa y proveyéndoles de salvación al aferrarse a la justicia de Cristo por la fe solamente, ¿No es esto algo maravilloso?
Vivo en una casa bastante amplia, tenemos el templo en el primer piso, el segundo es un salón grande y al fondo de ese salón es nuestro cuarto, pero la cocina y mi oficina están en el tercer piso. Cuando salgo tarde del estudio y bajo, mis ojos no se adaptan a la oscuridad con facilidad, así que a veces debo esperar hasta que en la calle pase un carro o irme palpando hasta que llego a la habitación. Mi esposa en ocasiones debe irse adelante para encenderme la luz que yo pueda caminar hasta allí. Ella obtura el suich pero no hace la luz. Que facinante es ver a Dios usando hombres, pero Él es quien revela el evangelio a los corazones no convertidos.

El evangelio es transformador (vv. 13-17)

Gálatas 1.13–17 RVR60
13 Porque ya habéis oído acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba;14 y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres.15 Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia,16 revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre,17 ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo; sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco.
Que testimonio, es el mejor testimonio que he escuchado, y he escuchado varios asombrosos, luego sigue el mio. Cuando contemplo su afirmaciones de cómo era su vida en algunos textos
Hechos de los Apóstoles 8.3 RVR60
3 Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel.
hch 22.-5
Hechos de los Apóstoles 22.3–5 RVR60
3 Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad, instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres, celoso de Dios, como hoy lo sois todos vosotros. 4 Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres; 5 como el sumo sacerdote también me es testigo, y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, y fui a Damasco para traer presos a Jerusalén también a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados.
Hechos de los Apóstoles 22.4–5 RVR60
4 Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres; 5 como el sumo sacerdote también me es testigo, y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, y fui a Damasco para traer presos a Jerusalén también a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados.
Hechos de los Apóstoles 22.4–5 RVR60
4 Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres; 5 como el sumo sacerdote también me es testigo, y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, y fui a Damasco para traer presos a Jerusalén también a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados.
Hechos de los Apóstoles 26.9–11 RVR60
9 Yo ciertamente había creído mi deber hacer muchas cosas contra el nombre de Jesús de Nazaret;10 lo cual también hice en Jerusalén. Yo encerré en cárceles a muchos de los santos, habiendo recibido poderes de los principales sacerdotes; y cuando los mataron, yo di mi voto.11 Y muchas veces, castigándolos en todas las sinagogas, los forcé a blasfemar; y enfurecido sobremanera contra ellos, los perseguí hasta en las ciudades extranjeras.
Veo una obra evidentemente transformadora en la vida de aquellos a quienes les ha sido revelado el evangelio. Es una obra evidente, que supera cultura, sexo, religión y vida. Se convierte en el centro vital de todo aquel que ha sido afectado por esta obra. El evangelio es entonces un mensaje, pero no solo un mensaje sino un mensaje poderoso, como dice Pablo
ech 26.9-11
1 Corintios 2.4 RVR60
4 y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,
Notas este contraste tan evidente de Pablo, antes era:
De una religión diferente
Enemigo de la iglesia
Preparado académicamente en su fe
Celoso de sus creencias
pero Después de que el evangelio se le hubiese revelado:
Reconoce que ha sido apartado desde el viente de su madre y llamado por gracia(Predestinado y llamado)
Esta unido a Cristo (Revelar su Hijo en mí)
Con un llamado especial
Preparado por Dios, ya no por Gamaliel.
Acaso el evangelio no es transformador, y esa transformación no es evidente. Nadie puede decir que el evangelio le ha sido revelado, si solo ha venido a su vida con palabras persuasivas, el evangelio es poder de Dios para salvación a todo aquel que en el Cree. El evangelio transforma. El evangelio transforma pero también Testifica.

El evangelio es Testificador

Gálatas 1.18–24 RVR60
18 Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con él quince días; 19 pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor. 20 En esto que os escribo, he aquí delante de Dios que no miento. 21 Después fui a las regiones de Siria y de Cilicia, 22 y no era conocido de vista a las iglesias de Judea, que eran en Cristo; 23 solamente oían decir: Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba. 24 Y glorificaban a Dios en mí.
El evangelio es evidente aun sin palabras, y esto es una realidad en aquellos que hemos sido transformados por Dios, este da testimonio aun sin palabras a aquellos que nos conocieron antes del Señor. Imagínense a Pedro viendo a Pablo de repente en aquel momento.
Hace algunos años, mientras iba saliendo del seminario en una vereda de Medellín una moto con dos policías se me atravesó en el camino, me pidió me hiciese contra el barranco y pusiera mis manos atrás. yo pensé de todo, uno de los dos oficiales metió la mano en mi bolsillo trasero y saco mi cédula y estuvo mirándola por un rato, luego se volteo y se quito el casco, era un joven de mi pueblo que había estudiado en un curso paralelo al mio en la secundaria. inmediatamente me saludo “Hola Borracho ¿no se acuerda de mi?” esas palabras removieron todo mi pasado, yo ya no era el “borracho” que él había conocido.
Esto es lo que pasaba con Pablo, su testimonio salio a recorrer todo lugar, aunque él no fuera conocido.
Esta es la imagen de Pedro y Pablo, pero aquellas vidas que han sido transformadas por este evangelio dan testimonio del Dios glorioso, Revelador, potente, transformador, misericordia y poderoso para salvar que tenemos, a Dios sea la gloria en el evangelio por los siglos. Amén.
Aplicaciones
El evangelio no solamente es un conjunto de verdades creídas, sino es poder, un poder que abre nuestros ojos y entendimiento.
El evangelio cambia el ser, nadie puede ser el mismo después que el evangelio le es revelado.
El evangelio es testimonio, un testimonio que va mas allá del nombre de cualquier persona, y se centra en la obra poderosa de un Dios todopoderoso.
Related Media
Related Sermons