Faithlife Sermons

Estudio: Alabanza

Ministros de Dios   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

Los Hombres y mujeres que estan en este ministerio tambien deben ser capacidados por Dios por medio de su palabra para hacer esta obra

Notes
Transcript

Introducción.

Uno de los ministerios que tiene mayor auge dentro de las iglesias, es el ministerio de alabanza, por alguna sencilla razón, todos o casi todo, quieren estar ahí
Ya sea para cantar, para tocar, para estar en la plataforma, o simplemente porque todos tienen une estrella dentro; es uno de los ministerios que llaman más la atención y quizá donde muchos quieren estar.
En los últimos años hemos visto una distorsión completa de lo que significa este ministerio, ahora se habla de CD, de dar a conocer un ministerio, de hacer conciertos, entrevistas, viajes “misioneros”, etc. Nada que ver con el diseño de Dios para esta labor dentro de la iglesia.
Quizá eso pueda no ser nuestro caso, sin embargo también pueden existir otra clase de ideas o conceptos por los cuales estemos sirviendo que aunque suena “piadoso y llenos de santidad” distan mucho de la razón principal por la cual deberíamos estar sirviendo.
Pensamientos como: Para que el Señor me encuentre haciendo su obra, porque quiero que mis hijos me vean servir a Dios, porque tengo un talento y hay que usarlo, porque durante muchos años deseamos que se abriera una como esta para aprender a hacerlo, como ara estar con gente que hablamos el mismo idioma, etc.
Y es que en sí, ninguno de estos pensamientos es malo en sí mismo, pero en ninguno de ello se encuentra la razón medular del porque servimos.
La razón medular de nuestro servicio a Dios, en este y en cualquier ministerio es “Por Gratitud a lo que Dios ha hecho por mí en la salvación otorgado por Jesucristo, es en respuesta a esa profunda gratitud de perdón de mis mas horrendos pecados”; de la razón medular por la que sirvo, servirá de base para tener las motivaciones correctas para hacerlo.
Sin la motivación correcta, todas las otras motivaciones, aun cuando suenen bien, aun cuando parezcan piadosas, carecen de efectividad espiritual, sin la motivación correcta, tarde o temprano terminamos desistiendo, abandonando la carrera, veremos cosas que no nos gustan y eso nos desanimara, no somos capaces de aceptar la reprensión, el consejo, etc.
Hechos de los Apóstoles 13.1–13 RVR60
Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo.Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron. Ellos, entonces, enviados por el Espíritu Santo, descendieron a Seleucia, y de allí navegaron a Chipre.Y llegados a Salamina, anunciaban la palabra de Dios en las sinagogas de los judíos. Tenían también a Juan de ayudante.Y habiendo atravesado toda la isla hasta Pafos, hallaron a cierto mago, falso profeta, judío, llamado Barjesús,que estaba con el procónsul Sergio Paulo, varón prudente. Este, llamando a Bernabé y a Saulo, deseaba oír la palabra de Dios.Pero les resistía Elimas, el mago (pues así se traduce su nombre), procurando apartar de la fe al procónsul.Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del Espíritu Santo, fijando en él los ojos,dijo: ¡Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?Ahora, pues, he aquí la mano del Señor está contra ti, y serás ciego, y no verás el sol por algún tiempo. E inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor, buscaba quien le condujese de la mano.Entonces el procónsul, viendo lo que había sucedido, creyó, maravillado de la doctrina del Señor. Habiendo zarpado de Pafos, Pablo y sus compañeros arribaron a Perge de Panfilia; pero Juan, apartándose de ellos, volvió a Jerusalén.
hechos 13.1-
No solo es el deseo por hacerlo, sino el llamado, por que si es solamente el deseo cuando vengan las cosa difíciles, es muy posible que abandonemos la mision
Si somos movidos a servir con las razones correctas, entonces nuestro servicio será agradable a Dios.
Aun cuando vengan las dificultades, estaremos dispuestos a hacer la obra del ministerios.
25Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.
11Zarpando, pues, de Troas, vinimos con rumbo directo a Samotracia, y el día siguiente a Neápolis; 12y de allí a Filipos, que es la primera ciudad de la provincia de Macedonia, y una colonia; y estuvimos en aquella ciudad algunos días. 13Y un día de reposo* salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido. 14Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. 15Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos.
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
Zarpando, pues, de Troas, vinimos con rumbo directo a Samotracia, y el día siguiente a Neápolis; 12 y de allí a Filipos, que es la primera ciudad de la provincia de Macedonia, y una colonia; y estuvimos en aquella ciudad algunos días. 13 Y un día de reposo* salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido. 14 Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. 15 Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos.
16 Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando. 17 Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación. 18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.
19Pero viendo sus amos que había salido la esperanza de su ganancia, prendieron a Pablo y a Silas, y los trajeron al foro, ante las autoridades; 20y presentándolos a los magistrados, dijeron: Estos hombres, siendo judíos, alborotan nuestra ciudad, 21y enseñan costumbres que no nos es lícito recibir ni hacer, pues somos romanos. 22Y se agolpó el pueblo contra ellos; y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas. 23Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad. 24El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo. 25Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.
25Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.
Hechos de los Apóstoles 16.11–25 RVR60
Zarpando, pues, de Troas, vinimos con rumbo directo a Samotracia, y el día siguiente a Neápolis;y de allí a Filipos, que es la primera ciudad de la provincia de Macedonia, y una colonia; y estuvimos en aquella ciudad algunos días.Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido.Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos. Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando. Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación. Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora. Pero viendo sus amos que había salido la esperanza de su ganancia, prendieron a Pablo y a Silas, y los trajeron al foro, ante las autoridades; y presentándolos a los magistrados, dijeron: Estos hombres, siendo judíos, alborotan nuestra ciudad, y enseñan costumbres que no nos es lícito recibir ni hacer, pues somos romanos. Y se agolpó el pueblo contra ellos; y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas. Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad. El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo. Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.
La Razón verdadera de Todo servicio, es gratitud por la salvación, Pablo entendía perfectamente esto.
Aun en la adversidad su corazón estaba llenos de alabanza.
El ministerio de adoracion en la iglesia no tiene un lugar mas importante que los demás, cada uno tiene una importancia para el desarrollo correcto de la obra de ministerio.
romanos 12:3
Romanos 12.3–8 RVR60
Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.
Nuestra labor para la congregación es de igual importancia que el resto de las labores dentro de la iglesia, tal como son los miembros de un cuerpo.
Ninguno esta duplicado, todos tienen una función especifica y cumplen un rol definido.
Asimismo David y los jefes del ejército apartaron para el ministerio a los hijos de Asaf, de Hemán y de Jedutún, para que profetizasen con arpas, salterios y címbalos; y el número de ellos, hombres idóneos para la obra de su ministerio,
1Asimismo David y los jefes del ejército apartaron para el ministerio a los hijos de Asaf, de Hemán y de Jedutún, para que profetizasen con arpas, salterios y címbalos; y el número de ellos, hombres idóneos para la obra de su ministerio,
Apartaron= Badal, separar, distinguir, seleccionar, apartar, disernir,
Ministerios: Aboda, trabajo de de toda clase, obra, oficio, servicio, servidumbre, siervo, tarea, trabajar.
Asaf: Reunir para cualquier proposito, soportar acoger, buscar, congregar, llevar, menguar, recibir, recoger, reunir, sonar, traer, unir, Recolector.
Heman; Fiel
Jedutún= Laudatorio (Que alaba o contiene alabanza),
Yada= entender la mano, reverenciar, Adorar con la manos extendidas, aclamar, alabanza, cantar, celebrar, confesar, declarar, derribar, exhaltar, glorificar, dar gracias,
Profetizar: Hablar cantar por inspiración,
Hombres idoneos: Que reúne las condiciones necesarias u óptimas para una función o fin determinados: la persona idónea para ocupar el cargo; escoger el momento idóneo; los meses más idóneos para la vacunación; tiene un nivel léxico alto y escoge los términos idóneos.
Cayuela, N. L. (Ed.). (1997). Diccionario general de la lengua española Vox. Barcelona: VOX.
Daniel 1.4 RVR60
muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer, enseñados en toda sabiduría, sabios en ciencia y de buen entendimiento, e idóneos para estar en el palacio del rey; y que les enseñase las letras y la lengua de los caldeos.
Koajk Ser firme, vigor, fuerza, capacidad, capaz de ezforzarse, fortalecer, fortaleza, potencia.
1 Timoteo 3.1–6 RVR60
Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea.Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar;no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro;que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad(pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?);no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo.
1 Timoteo
Related Media
Related Sermons