Faithlife Sermons

Génesis 46

Génesis   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes
Transcript

Intro

Haciendo un recordatorio de lo que ha pasado José
José es vendido por sus hermanos y es llevado a Egipto como esclavo
Cae en casa del Potifar y José es tentado por la esposa del Potifar una y otra vez hasta que en algún momento la mujer lo toma de sus prendas y José sale corriendo y es difamado por esta mujer
José es puesto en la carcel, pasado el tiempo caen a la carcel el copero y el panadero del Faraón y José interpreta un sueño a cada uno, uno seria muerto (panadero) y el otro seria restituido en su puesto (copero) y José le dice que se acuerde de el cuando este frente al Faraón, pero el copero se olvida de José.
El Faraón tiene un sueño (Pasado dos años) y el copero se acuerda de José y es traído ante el Faraón e interpeta su sueño y en un instante pasa de estar en la carcel a ser el segundo del Faraón.
En el tiempo de de vacas flacas, llegan sus hermanos y el relato se enfrasca con que José esta probando a sus hermanos pues ellos se presentan como “hombres honrados” .
Judá intercede por Benjamin (Cap. 44) Judá es el que se acuesta con Tamar la concubina de su padre (cap 38), Judá es el que orquesta la venta de José (Cap. 37), pero ahora en mostrando un arrepentimiento genuino, poniendo su vida por la de Benjamin, no queriendo hacerle mas mal a su padre.
José no aguanta más y se presenta ante sus hermanos (cap. 45) y manda traer a su Padre a Egipto,
3 puntos del Cap 45 - Ademas de mostrar a Cristo y nosotros en esta historia hay algunos puntos prácticos que podemos observar:
1- ¿Cual es el propósito de las cosas que nos suceden? No ¿por que? es mejor un ¿para que? A un que fuera complicadas las circunstancias José jamas se queja o reniega de Dios. José entiende el propósito de TODO LO QUE HA PASADO Ver 5 Ahora, pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros
5Ahora, pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros
. Lo que nos pasa va mas allá de una felicidad momentánea y pasajera.
2- ¿Para que son las cosas que Dios nos ha dado a Administrar (Tiempo, Dinero, talento)? José entendía que lo que Dios le ha dado es para preservar una nación, el propósito es más que el mismo. Ver 6 -7 6Pues ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra, y aún quedan cinco años en los cuales ni habrá arada ni siega. 7Y Dios me envió delante de vosotros, para preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros vida por medio de gran liberación.
6Pues ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra, y aún quedan cinco años en los cuales ni habrá arada ni siega. 7Y Dios me envió delante de vosotros, para preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros vida por medio de gran liberación.
. Creo que las cosas que Dios nos ha dado (tiempo y dinero) va más allá de nuestra comodidad y nuestro egoísmo. Cuando nos ha ganado el enfocarnos en el hoy y el ahora, hemos perdido la batalla.
. El énfasis de NS para nuestras vidas es :
El énfasis de NS para nuestras vidas es :
19No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; 20sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. 21Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
Poner todo al servicio del Señor (todo al final es de Él, nuestra vida, nuestro tiempo, nuestro dinero).
3- José se somete a la autoridad de Gobierno con consentimiento de Faraón v17. Y dijo Faraón a José / ver. 21 y les dio José carros conforme a la orden de Faraón
Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior, 14ya a los gobernadores, como por él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien.
13Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior, 14ya a los gobernadores, como por él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien.

13Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior, 14ya a los gobernadores, como por él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien.

Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.
y les dio José carros conforme a la orden de Faraón
Y dijo Faraón a José
Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

25Y subieron de Egipto, y llegaron a la tierra de Canaán a Jacob su padre. 26Y le dieron las nuevas, diciendo: José vive aún; y él es señor en toda la tierra de Egipto. Y el corazón de Jacob se afligió, porque no los creía. 27Y ellos le contaron todas las palabras de José, que él les había hablado; y viendo Jacob los carros que José enviaba para llevarlo, su espíritu revivió. 28Entonces dijo Israel: Basta; José mi hijo vive todavía; iré, y le veré antes que yo muera.

Termina el cap 25Y subieron de Egipto, y llegaron a la tierra de Canaán a Jacob su padre. 26Y le dieron las nuevas, diciendo: José vive aún; y él es señor en toda la tierra de Egipto. Y el corazón de Jacob se afligió, porque no los creía. 27Y ellos le contaron todas las palabras de José, que él les había hablado; y viendo Jacob los carros que José enviaba para llevarlo, su espíritu revivió. (Veintitantos años así Israel=Jacob)) 28Entonces dijo Israel: Basta; José mi hijo vive todavía; iré, y le veré antes que yo muera.

1Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

1Salió Israel con todo lo que tenía, y vino a Beerseba, y ofreció sacrificios al Dios de su padre Isaac. 2Y habló Dios a Israel en visiones de noche, y dijo: Jacob, Jacob. Y él respondió: Heme aquí. 3Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación.

1Salió Israel con todo lo que tenía, y vino a Beerseba, y ofreció sacrificios al Dios de su padre Isaac. 2Y habló Dios a Israel en visiones de noche, y dijo: Jacob, Jacob. Y él respondió: Heme aquí. 3Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación.
Génesis 46 NTV
Entonces Jacob emprendió el viaje a Egipto con todas sus posesiones. Y cuando llegó a Beerseba, ofreció sacrificios al Dios de su padre Isaac. Durante la noche, Dios le habló en una visión. —¡Jacob! ¡Jacob! —lo llamó. —Aquí estoy —respondió Jacob. —Yo soy Dios, el Dios de tu padre —dijo la voz—. No tengas temor de descender a Egipto, porque allí haré de tu familia una gran nación. Yo descenderé contigo a Egipto y te volveré a traer. Morirás en Egipto, pero José estará contigo para cerrar tus ojos. Entonces Jacob salió de Beerseba, y sus hijos lo llevaron a Egipto. Lo transportaron a él, junto con los pequeños y las esposas en los carros que el faraón les había provisto. También se llevaron todos los animales y los bienes personales que habían adquirido en la tierra de Canaán. Así que Jacob partió hacia Egipto con toda su familia —hijos y nietos, hijas y nietas—; se fue con todos sus descendientes. Estos son los nombres de los descendientes de Israel —los hijos de Jacob— que fueron a Egipto: Rubén fue el hijo mayor de Jacob. Los hijos de Rubén fueron: Hanoc, Falú, Hezrón y Carmi. Los hijos de Simeón fueron: Jemuel, Jamín, Ohad, Jaquín, Zohar y Saúl. (La madre de Saúl fue una mujer cananea). Los hijos de Leví fueron:Gersón, Coat y Merari. Los hijos de Judá fueron: Er, Onán, Sela, Fares y Zara (aunque Er y Onán habían muerto en la tierra de Canaán). Los hijos de Fares fueron: Hezrón y Hamul. Los hijos de Isacar fueron: Tola, Fúa, Jasub y Simrón. Los hijos de Zabulón fueron: Sered, Elón y Jahleel. Esos fueron los hijos de Lea y Jacob que nacieron en Padán-aram, además de su hija Dina. Los descendientes de Jacob por medio de Lea (tanto hombres como mujeres) fueron treinta y tres. Los hijos de Gad fueron: Zifón, Hagui, Suni, Ezbón, Eri, Arodi y Areli. Los hijos de Aser fueron: Imna, Isúa, Isúi y Bería. La hermana de ellos se llamaba Sera. Los hijos de Bería fueron: Heber y Malquiel. Esos fueron los hijos de Zilpa, la sierva que Lea recibió de su padre Labán. Los descendientes de Jacob por medio de Zilpa fueron dieciséis. Los hijos de Raquel, esposa de Jacob, fueron: José y Benjamín. Los hijos de José que nacieron en la tierra de Egipto fueron: Manasés y Efraín. La madre de ellos fue Asenat, hija de Potifera, sacerdote de On. Los hijos de Benjamín fueron: Bela, Bequer, Asbel, Gera, Naamán, Ehi, Ros, Mupim, Hupim y Ard. Esos fueron los hijos de Raquel y Jacob. Los descendientes de Jacob por medio de Raquel fueron catorce. El hijo de Dan fue Husim. Los hijos de Neftalí fueron: Jahzeel, Guni, Jezer y Silem. Esos fueron los hijos de Bilha, la sierva que Raquel recibió de su padre Labán. Los descendientes de Jacob por medio de Bilha fueron siete. Todos los descendientes directos de Jacob que partieron con él a Egipto, sin contar a las esposas de sus hijos, fueron sesenta y seis. Además, José tuvo dos hijos que nacieron en Egipto. Así que, en total, había setenta miembros de la familia de Jacob en la tierra de Egipto. Cuando ya estaban cerca de llegar, Jacob mandó que Judá se adelantara a fin de encontrarse con José y averiguar el camino a la región de Gosén. Cuando por fin llegaron, José preparó su carro de guerra y viajó hasta Gosén para recibir a su padre Jacob. Cuando José llegó, corrió a los brazos de su padre y lloró sobre su hombro un largo rato. Finalmente, Jacob le dijo a José: «Ahora estoy listo para morir porque he vuelto a ver tu rostro y sé que aún vives». Entonces José dijo a sus hermanos y a toda la familia de su padre: «Iré al faraón y le diré: “Mis hermanos y toda la familia de mi padre han venido a verme desde la tierra de Canaán. Son pastores y crían animales. Han traído sus rebaños y sus manadas y todo lo que poseen”». Después dijo: «Cuando el faraón los llame y les pregunte a qué se dedican, ustedes deben decirle: “Nosotros, sus siervos, hemos criado ganado toda nuestra vida, igual que nuestros antepasados”. Cuando le digan eso, él los dejará vivir aquí en la región de Gosén, porque los egipcios desprecian a los pastores».

1Salió Israel con todo lo que tenía, y vino a Beerseba, y ofreció sacrificios al Dios de su padre Isaac. 2Y habló Dios a Israel en visiones de noche, y dijo: Jacob, Jacob. Y él respondió: Heme aquí. 3Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación.

Y habló Dios a Israel - La ultima vez que Jacob hablo con Dios fue en Betel - la relación con Dios es día a día (no te limites con lo pequeño que Dios te da aquí, hay un mundo de profundidad que Dios quiere darnos cada día. POR FIN JACOB SE ANIMA A BUSCAR A DIOS, EL PECADO (SU EFECTO) NOS ALEJA DE DIOS Y EL ORGULLO NOS PUEDE MANTENER LEJOS DE DIOS MUCHOS AÑOS.
Jacob, Jacob. Y él respondió: Heme aquí. 3Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre ¿Por que Jacob otra vez? ¿no era ya Israel? ¿Dios no pudo cambiarlo? mas bien Jacob no ha querido pasar de Jacob a Israel y así nos podemos quedar años en esa transición, soló necesitamos rendirnos y no tener nuestros guardados (mentiras, egoísmos, engaños y más). Puedes tener conocimiento, pero no aplicar nada, eso es una falacia (mentira).
- Jacob, Jacob. Y él respondió: Heme aquí. 3Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre
3Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación.
3Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación. Jacob tenia miedo, antecedentes Abrham, Isaac (Dios no lo dejo ir a Egipto).
¿Por que Jacob otra vez?

3Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación. 4Yo descenderé contigo a Egipto, y yo también te haré volver; y la mano de José cerrará tus ojos. 5Y se levantó Jacob de Beerseba; y tomaron los hijos de Israel a su padre Jacob, y a sus niños, y a sus mujeres, en los carros que Faraón había enviado para llevarlo. 6Y tomaron sus ganados, y sus bienes que habían adquirido en la tierra de Canaán, y vinieron a Egipto, Jacob y toda su descendencia consigo; 7sus hijos, y los hijos de sus hijos consigo; sus hijas, y las hijas de sus hijos, y a toda su descendencia trajo consigo a Egipto.

3 Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación. 4Yo descenderé contigo a Egipto, y yo también te haré volver; y la mano de José cerrará tus ojos. 5Y se levantó Jacob de Beerseba; y tomaron los hijos de Israel a su padre Jacob, y a sus niños, y a sus mujeres, en los carros que Faraón había enviado para llevarlo. 6Y tomaron sus ganados, y sus bienes que habían adquirido en la tierra de Canaán, y vinieron a Egipto, Jacob y toda su descendencia consigo; 7sus hijos, y los hijos de sus hijos consigo; sus hijas, y las hijas de sus hijos, y a toda su descendencia trajo consigo a Egipto.
3 Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación. 4Yo descenderé contigo a Egipto, y yo también te haré volver; y la mano de José cerrará tus ojos. 5Y se levantó Jacob de Beerseba; y tomaron los hijos de Israel a su padre Jacob, y a sus niños, y a sus mujeres, en los carros que Faraón había enviado para llevarlo. 6Y tomaron sus ganados, y sus bienes que habían adquirido en la tierra de Canaán, y vinieron a Egipto, Jacob y toda su descendencia consigo; 7sus hijos, y los hijos de sus hijos consigo; sus hijas, y las hijas de sus hijos, y a toda su descendencia trajo consigo a Egipto.
. Con respecto a su padre y abuelo el problema no es exactamente el ir a Egipto.
El problema es que el Señor no valla con nosotros,
El problema es que muchas veces NO estemos dispuesto a obedecer a Dios. (ejemplo Anais: ¿si el Señor te dice que no te cases con el no te casarias?)
¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?

8Y estos son los nombres de los hijos de Israel, que entraron en Egipto, Jacob y sus hijos: Rubén, el primogénito de Jacob. 9Y los hijos de Rubén: Hanoc, Falú, Hezrón y Carmi. 10Los hijos de Simeón: Jemuel, Jamín, Ohad, Jaquín, Zohar, y Saúl hijo de la cananea. 11Los hijos de Leví: Gersón, Coat y Merari. 12Los hijos de Judá: Er, Onán, Sela, Fares y Zara; mas Er y Onán murieron en la tierra de Canaán. Y los hijos de Fares fueron Hezrón y Hamul. 13Los hijos de Isacar: Tola, Fúa, Job y Simrón. 14Los hijos de Zabulón: Sered, Elón y Jahleel. 15Estos fueron los hijos de Lea, los que dio a luz a Jacob en Padan-aram, y además su hija Dina; treinta y tres las personas todas de sus hijos e hijas. 16Los hijos de Gad: Zifión, Hagui, Ezbón, Suni, Eri, Arodi y Areli. 17Y los hijos de Aser: Imna, Isúa, Isúi, Bería, y Sera hermana de ellos. Los hijos de Bería: Heber y Malquiel. 18Estos fueron los hijos de Zilpa, la que Labán dio a su hija Lea, y dio a luz éstos a Jacob; por todas dieciséis personas. 19Los hijos de Raquel, mujer de Jacob: José y Benjamín. 20Y nacieron a José en la tierra de Egipto Manasés y Efraín, los que le dio a luz Asenat, hija de Potifera sacerdote de On. 21Los hijos de Benjamín fueron Bela, Bequer, Asbel, Gera, Naamán, Ehi, Ros, Mupim, Hupim y Ard. 22Estos fueron los hijos de Raquel, que nacieron a Jacob; por todas catorce personas. 23Los hijos de Dan: Husim. 24Los hijos de Neftalí: Jahzeel, Guni, Jezer y Silem. 25Estos fueron los hijos de Bilha, la que dio Labán a Raquel su hija, y dio a luz éstos a Jacob; por todas siete personas. 26Todas las personas que vinieron con Jacob a Egipto, procedentes de sus lomos, sin las mujeres de los hijos de Jacob, todas las personas fueron sesenta y seis. 27Y los hijos de José, que le nacieron en Egipto, dos personas. Todas las personas de la casa de Jacob, que entraron en Egipto, fueron setenta.

. Al final Jacob hace algo, que es lo que debemos hacer, consultar al Señor, por temor, el temor al Señor nos va detener de tomar malas decisiones. Jacob le urgía llegar a Egipto y ver si, si cierto que José vivia, pero se tomo su tiempo de consultar a Dios.
. El Señor lo honra respondiendo, el Tema es: ¿estas dispuesto a obedecer al Señor cuando el Señor te hable?
Sabes el Señor te puede responder por una predica, por un consejo, pero ¿quieres tu obedecer? a un que sea lo que no quieres hacer o escuchar
8 y estos son los nombres de los hijos de Israel, que entraron en Egipto, Jacob y sus hijos: Rubén, el primogénito de Jacob. 9Y los hijos de Rubén: Hanoc, Falú, Hezrón y Carmi. 10Los hijos de Simeón: Jemuel, Jamín, Ohad, Jaquín, Zohar, y Saúl hijo de la cananea. 11Los hijos de Leví: Gersón, Coat y Merari. 12Los hijos de Judá: Er, Onán, Sela, Fares y Zara; mas Er y Onán murieron en la tierra de Canaán. Y los hijos de Fares fueron Hezrón y Hamul. 13Los hijos de Isacar: Tola, Fúa, Job y Simrón. 14Los hijos de Zabulón: Sered, Elón y Jahleel. 15Estos fueron los hijos de Lea, los que dio a luz a Jacob en Padan-aram, y además su hija Dina; treinta y tres las personas todas de sus hijos e hijas. 16Los hijos de Gad: Zifión, Hagui, Ezbón, Suni, Eri, Arodi y Areli. 17Y los hijos de Aser: Imna, Isúa, Isúi, Bería, y Sera hermana de ellos. Los hijos de Bería: Heber y Malquiel. 18Estos fueron los hijos de Zilpa, la que Labán dio a su hija Lea, y dio a luz éstos a Jacob; por todas dieciséis personas. 19Los hijos de Raquel, mujer de Jacob: José y Benjamín. 20Y nacieron a José en la tierra de Egipto Manasés y Efraín, los que le dio a luz Asenat, hija de Potifera sacerdote de On. 21Los hijos de Benjamín fueron Bela, Bequer, Asbel, Gera, Naamán, Ehi, Ros, Mupim, Hupim y Ard. 22Estos fueron los hijos de Raquel, que nacieron a Jacob; por todas catorce personas. 23Los hijos de Dan: Husim. 24Los hijos de Neftalí: Jahzeel, Guni, Jezer y Silem. 25Estos fueron los hijos de Bilha, la que dio Labán a Raquel su hija, y dio a luz éstos a Jacob; por todas siete personas. 26Todas las personas que vinieron con Jacob a Egipto, procedentes de sus lomos, sin las mujeres de los hijos de Jacob, todas las personas fueron sesenta y seis. 27Y los hijos de José, que le nacieron en Egipto, dos personas. Todas las personas de la casa de Jacob, que entraron en Egipto, fueron setenta.
28 y envió Jacob a Judá delante de sí a José, para que le viniese a ver en Gosén; y llegaron a la tierra de Gosén. 29Y José unció (ato, preparo) su carro y vino a recibir a Israel su padre en Gosén; y se manifestó a él, y se echó sobre su cuello, y lloró sobre su cuello largamente. 30Entonces Israel dijo a José: Muera yo ahora, ya que he visto tu rostro, y sé que aún vives
30Entonces Israel dijo a José: Muera yo ahora, ya que he visto tu rostro, y sé que aún vives
. No me imagino el dolor de un padre que su hijo ha sido muerto, pero ahora vive. Sólo el Señor nos puede dar consuelo en todo lo que nos sucede en este Peregrinar, no estamos ajenos a la muerte.

28Y envió Jacob a Judá delante de sí a José, para que le viniese a ver en Gosén; y llegaron a la tierra de Gosén. 29Y José unció su carro y vino a recibir a Israel su padre en Gosén; y se manifestó a él, y se echó sobre su cuello, y lloró sobre su cuello largamente.

. La misma historia del hijo prodigo

31Y José dijo a sus hermanos, y a la casa de su padre: Subiré y lo haré saber a Faraón, y le diré: Mis hermanos y la casa de mi padre, que estaban en la tierra de Canaán, han venido a mí. 32Y los hombres son pastores de ovejas, porque son hombres ganaderos; y han traído sus ovejas y sus vacas, y todo lo que tenían. 33Y cuando Faraón os llamare y dijere: ¿Cuál es vuestro oficio? 34entonces diréis: Hombres de ganadería han sido tus siervos desde nuestra juventud hasta ahora, nosotros y nuestros padres; a fin de que moréis en la tierra de Gosén, porque para los egipcios es abominación todo pastor de ovejas.

31 y José dijo a sus hermanos, y a la casa de su padre: Subiré y lo haré saber a Faraón, y le diré: Mis hermanos y la casa de mi padre, que estaban en la tierra de Canaán, han venido a mí. 32Y los hombres son pastores de ovejas, porque son hombres ganaderos; y han traído sus ovejas y sus vacas, y todo lo que tenían. 33Y cuando Faraón os llamare y dijere: ¿Cuál es vuestro oficio? 34entonces diréis: Hombres de ganadería han sido tus siervos desde nuestra juventud hasta ahora, nosotros y nuestros padres; a fin de que moréis en la tierra de Gosén, porque para los egipcios es abominación todo pastor de ovejas.
para los Egipcios los pastores no eran bien vistos, pero José les invita a que no digan mentiras.

La prudencia de José en la preocupación por el establecimiento de la residencia de sus hermanos. Hubo un tiempo en que ellos maquinaban cómo deshacerse de él; ahora él está planeando el modo de asentarlos para su satisfacción y comodidad; esto es devolver bien por mal. 1. José quiso que viviesen en Gosén, que era la región del país más cercana a Canaán y que probablemente era la menos poblada por los egipcios, ademas de que en ella podían encontrar abundantes pastos para el ganado. Así conseguía que viviesen separadamente, a fin de que tuviesen menor peligro de ser infectados por los vicios de los egipcios y menor peligro también de ser insultados o vejados por los nativos del país. 2. Quería que continuasen con su oficio de pastores y no se avergonzasen delante de Faraón de su oficio. Es preferible alcanzar prestigio en un puesto inferior que sufrir vergüenza en un puesto superior.

- José es prudente en el establecimiento sus hermanos y Padre. Hubo un tiempo en que ellos maquinaban cómo deshacerse de él; ahora él está planeando el modo de asentarlos para su satisfacción y comodidad; esto es devolver bien por mal.
La prudencia de José en la preocupación por el establecimiento de la residencia de sus hermanos. Hubo un tiempo en que ellos maquinaban cómo deshacerse de él; ahora él está planeando el modo de asentarlos para su satisfacción y comodidad; esto es devolver bien por mal. 1. José quiso que viviesen en Gosén, que era la región del país más cercana a Canaán y que probablemente era la menos poblada por los egipcios, ademas de que en ella podían encontrar abundantes pastos para el ganado. Así conseguía que viviesen separadamente, a fin de que tuviesen menor peligro de ser infectados por los vicios de los egipcios y menor peligro también de ser insultados o vejados por los nativos del país. 2. Quería que continuasen con su oficio de pastores y no se avergonzasen delante de Faraón de su oficio. Es preferible alcanzar prestigio en un puesto inferior que sufrir vergüenza en un puesto superior.
- José quiso que viviesen en Gosén, que era la región del país más cercana a Canaán y que probablemente era la menos poblada por los egipcios y así...
. podían encontrar abundantes pastos para el ganado.
. Vivirían lejos y no serian influenciados por los vicios de los egipcios y menor peligro también de ser insultados por los nativos del país.
José Quería que continuasen con su oficio de pastores y no se avergonzasen delante de Faraón de su oficio.
9No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, 10y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno
Colosenses 3.9–10 NTV
No se mientan unos a otros, porque ustedes ya se han quitado la vieja naturaleza pecaminosa y todos sus actos perversos. Vístanse con la nueva naturaleza y se renovarán a medida que aprendan a conocer a su Creador y se parezcan más a él.

No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, 10y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno

Efesios 4.22 NTV
desháganse de su vieja naturaleza pecaminosa y de su antigua manera de vivir, que está corrompida por la sensualidad y el engaño.
Related Media
Related Sermons