Faithlife Sermons

Una iglesia ejemplar #4

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes
Transcript

1. LAS DOCTRINAS DE DEMONIOS 4:1–5

INTRODUCCION
LAS DOCTRINAS DE DEMONIOS 4:1–5
Pablo habló de las doctrinas falsas en el capítulo 1 y seguirá tocando este tema hasta llegar a la conclusión de la carta: “Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas”.
A|LA FALSA DOCTRINA EN ÉFESO
1. La Biblia advertía que algunos dejarían la buena doctrina (4:1).
2. La doctrina falsa es un engaño de Satanás (4:1).
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 75). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
3. La falsa doctrina incluye el legalismo y reglas humanas (4:2–3).
4. Esta doctrina negaba que Dios es el Creador de todo (4:4–5)
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 75). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 74). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
; ; ; , )
En Éfeso, estos maestros enseñaban que la pureza espiritual debía lograrse a través de una dieta estricta y el celibato. Estaban influidos por la filosofía griega que decía que el cuerpo físico es temporal, indigno y pecaminoso y, entonces los apetitos tenían que negarse. Cristo dijo que no es lo que entra al hombre, sino lo que sale de su corazón pecaminoso lo que le contamina. El hombre siempre ha querido ponerse reglas sobre la comida pensando que esto lo hace más espiritual.
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 76). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.

2. Permanece en la palabra

Permanece en la palabra

A| un Hombre consagrado 4.6-11

En estos versículos el autor señala tres elementos importantes en la vida del siervo de Dios.
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 80). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Estudios Bíblicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) El líder espiritual debe colocar un buen fundamento doctrinal (vv. 6–7)

El líder espiritual debe colocar un buen fundamento doctrinal (vv. 6–7)

1.El líder espiritual debe colocar un buen fundamento doctrina v.6-7

La buena doctrina será la respuesta a los errores que amenacen a una congregación. Si el líder cristiano advierte contra los errores y enseña la sana doctrina, él será buen ministro y dará evidencia de estar nutrido con las palabras de fe y de la buena enseñanza. Nutrido significa que el líder conoce la doctrina de Dios porque se alimenta constantemente con la palabra divina. Todos los ancianos-pastores tienen que ser aptos para enseñar (3:2). Entonces, deben ser estudiosos y conocedores de la palabra de Dios y capaces de orientar a otros.
La buena doctrina será la respuesta a los errores que amenacen a una congregación. Si el líder cristiano advierte contra los errores y enseña la sana doctrina, él será buen ministro y dará evidencia de estar nutrido con las palabras de fe y de la buena enseñanza. Nutrido significa que el líder conoce la doctrina de Dios porque se alimenta constantemente con la palabra divina. Todos los ancianos-pastores tienen que ser aptos para enseñar (3:2). Entonces, deben ser estudiosos y conocedores de la palabra de Dios y capaces de orientar a otros.
Según el v. 7, al alimentarse con la palabra, también el líder ha de rechazar las enseñanzas equivocadas. Note que Pablo repite este mandato en 1:4, 19; 6:3, 4, 20; , , ; . El líder debe vencer la tentación de buscar y enseñar novedades que no tienen base firme en la palabra de Dios. El maestro tiene una responsabilidad grande, porque lo que dice influye en las creencias y la vida de todos. Así comenzaron algunas sectas falsas, cuando sus líderes “descubrieron” enseñanzas que no eran bíblicas.
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 81). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.

2.El líder espiritual debe ejercitarse para la devoción y la obediencia v. 7-8

Aquí Pablo utiliza el vocabulario del deporte y el gimnasio. Los griegos admiraban la gracia de la forma humana y la habilidad y fuerza del deportista. El cristiano, como el atleta, necesita ejercitar una disciplina estricta y entrenarse a través de la dedicación y sacrificio.
Algunos en Éfeso impusieron reglamentos no bíblicos, como en 4:3. Ahora, Pablo dice “no quiero que piensen que el verdadero cristiano es indisciplinado”. La verdadera espiritualidad no viene por prohibirse el matrimonio o ciertas comidas, sino que es producto de la disciplina del corazón.
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (pp. 81–82). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
¿Cuál es el entrenamiento y disciplina que el creyente necesita ejercitar para crecer en amor a Dios y en su entrega a él? En primer lugar, el creyente debe nutrirse con la palabra de Dios y la buena doctrina para que no se equivoque de camino (v. 6). Según el v. 7, no hay que alimentarse con lo equivocado y lo profano. El cristiano tiene que seguir un plan para aumentar su conocimiento de Dios. Debe ser disciplinado para evitar las conversaciones, la lectura, los programas de televisión y las películas que le impactan con valores, ambiciones, propósitos y enseñanzas pecaminosos. Estas cosas le quitan el entusiasmo por el amor y la obediencia a Dios.
En el v. 12 encontramos otros motivos de disciplina personal: la forma de hablar que edifica, anima y estimula, la conducta que agrada a Dios, realizar actos de amor para los hermanos en Cristo, los familiares y los amigos, pensamientos y conducta puros. Los vv. 13–14 dicen que debemos disciplinarnos para edificar a otros con nuestro don espiritual.
Lo que Pablo quiere decirnos es que el creyente no crece y no llega a ser útil en las manos del Señor si permanece indiferente y ocioso. Más bien, debe vivir con propósitos firmes y un plan de acción. Ha de cumplir sus metas espirituales con la misma dedicación y sacrificio que un deportista.

3. El líder espiritual trabaja y sufre porque espera en Dios (vv. 9–11)

Disciplinarse requiere trabajo y sacrificio, pero el creyente lo hace porque está motivado por lo sobrenatural y eterno: “porque esperamos en el Dios viviente”. El cristiano quiere agradar a Dios, y a su Salvador. Sabe que trabajar por lo terrenal no ofrece seguridad ni satisfacción ni premio eterno. Pero si confía en Dios, recibirá sabiduría y fortaleza para persistir en la disciplina y la obediencia. El poder del Espíritu de Dios en su vida le hará crecer, servir y triunfar.
Esto manda y enseña. Estas instrucciones sobre la enseñanza de la verdad, el rechazar los errores, el ser disciplinado y el esperar en Dios son tan necesarias, que Timoteo y nosotros debemos exhortar a todos los cristianos a que vivan de esta manera.
El líder espiritual trabaja y sufre porque espera en Dios (vv. 9–11)

4.El líder espiritual enseña a través de su ejemplo (v. 12)

El líder espiritual enseña a través de su ejemplo (v. 12)
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 83). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Timoteo podía tener 35–39 años de edad, pero había líderes y miembros de la iglesia que tenían más años. Es posible que los que enseñaban los errores fueran más grandes y que fungieran como ancianos y diáconos de la iglesia. Los griegos, como también los judíos, veneraban la sabiduría de los hombres maduros. Sin embargo, Timoteo no debía sentirse acomplejado por ser más joven que ellos. El secreto para que le escucharan y le respetaran era tener una vida ejemplar.

3. UN HOMBRE DE LA PALABRA DE DIOS 4:13–16

UN HOMBRE DE LA PALABRA DE DIOS 4:13–16
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 87). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
En el v. 6, Pablo comenzó la sección exhortando a Timoteo para que advirtiera de las enseñanzas falsas y enseñara “las palabras de la fe y de la buena doctrina”. Para terminar el párrafo, él vuelve a este tema importante, porque es de suma importancia para que una iglesia sea saludable y efectiva.
En el v. 6, Pablo comenzó la sección exhortando a Timoteo para que advirtiera de las enseñanzas falsas y enseñara “las palabras de la fe y de la buena doctrina”. Para terminar el párrafo, él vuelve a este tema importante, porque es de suma importancia para que una iglesia sea saludable y efectiva.

a] La ocupación principal del líder espiritual (v. 13)

La ocupación principal del líder espiritual (v. 13)
El ministerio de Timoteo en la iglesia en Éfeso debía enfocarse en tres actividades: “la lectura, la exhortación y la enseñanza”. La lectura no se refiere a la lectura personal, sino a la lectura pública de las Escrituras en las reuniones de la iglesia. Los miembros de las iglesias no tenían su propia Biblia.
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 88). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Las copias de las Escrituras se hacían a mano y por lo general, cada iglesia sólo tenía una copia. Antes de recibir esta carta, la congregación tenía la carta de Pablo a los Efesios. Posiblemente tenía secciones del Antiguo Testamento, algunas epístolas tempranas y documentos acerca de la vida de Jesús.

b] La perseverancia del maestro (vv. 14–15)

Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 88). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
La perseverancia del maestro (vv. 14–15)
El apóstol reconocía el peligro de descuidar la tarea de enseñar y aplicar la palabra. Le dijo a Timoteo: “No descuides el don que hay en ti”. Creemos que Timoteo tenía el don de la enseñanza, por el versículo anterior. Para motivar a su discípulo, Pablo le recuerda el inicio de su ministerio, como también en . Pablo se refiere a una ceremonia efectuada en Listra ()
El ministerio de Timoteo en la iglesia en Éfeso debía enfocarse en tres actividades: “la lectura, la exhortación y la enseñanza”. La lectura no se refiere a la lectura personal, sino a la lectura pública de las Escrituras en las reuniones de la iglesia. Los miembros de las iglesias no tenían su propia Biblia.
El apóstol reconocía el peligro de descuidar la tarea de enseñar y aplicar la palabra. Le dijo a Timoteo: “No descuides el don que hay en ti”. Creemos que Timoteo tenía el don de la enseñanza, por el versículo anterior. Para motivar a su discípulo, Pablo le recuerda el inicio de su ministerio, como también en . Pablo se refiere a una ceremonia efectuada en Listra ()
Ocúpate en estas cosas. Esto significa meditar y practicar constantemente lo que Pablo le está instando. El apóstol le recuerda sus inicios en el ministerio para que no olvide cumplir fielmente su trabajo. Era difícil enseñar en Éfeso porque había otros maestros que no estaban de acuerdo con Timoteo. Pero éste debía recordar que Dios le había capacitado con el don de la enseñanza y que debía persistir en esa tarea. No era necesario ser contencioso. “Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido, que con mansedumbre corrija a los que se oponen…” ()
Las copias de las Escrituras se hacían a mano y por lo general, cada iglesia sólo tenía una copia. Antes de recibir esta carta, la congregación tenía la carta de Pablo a los Efesios. Posiblemente tenía secciones del Antiguo Testamento, algunas epístolas tempranas y documentos acerca de la vida de Jesús.
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 89). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 89). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.

c] Las preocupaciones del líder espiritual (v. 16)

Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 88). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Nótese que Timoteo necesitaba tener cuidado de sí mismo, aun antes que de su ministerio de la enseñanza (comp. vv. 7, 10, 12, 14, 15 y 16). Las exhortaciones en este pasaje decían a Timoteo que tenía que cultivar su propia vida espiritual, proteger su propia conducta y relaciones, y desarrollar su capacidad de enseñar correctamente.
Las preocupaciones del líder espiritual (v. 16)
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 90). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Nótese que Timoteo necesitaba tener cuidado de sí mismo, aun antes que de su ministerio de la enseñanza (comp. vv. 7, 10, 12, 14, 15 y 16). Las exhortaciones en este pasaje decían a Timoteo que tenía que cultivar su propia vida espiritual, proteger su propia conducta y relaciones, y desarrollar su capacidad de enseñar correctamente.
Después, tenía que enseñar la palabra fielmente y con valor. Si Timoteo hacía bien estas cosas, salvaría su propia vida y la de la congregación. En este versículo, salvarás no se refiere a la salvación eterna, sino a ser liberados de las falsas doctrinas, de la mala conducta y de la oposición de los falsos maestros. Estas eran las amenazas a la iglesia en Efeso.
Entonces, el líder espiritual en nuestros días también debe seguir estas instrucciones del apóstol. Debe disciplinarse para fortalecer su vida espiritual y su conducta, dedicarse al estudio de la palabra y la preparación de la enseñanza y dar prioridad a la exhortación y la enseñanza en la congregación.
Orth, S. (1996). Estudios Bı́blicos ELA: Una iglesia ejemplar (1ra Timoteo) (p. 90). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.
Related Media
Related Sermons