Faithlife Sermons

Problemas sociales que enfrenta la iglesia actual

La Iglesia  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

La iglesia esta en medio de un mundo afectado por el pecado, la corrupción, el engaño. Todo esto inevitablemente termina afectando al cuerpo de Cristo.

Notes
Transcript
Hoy enfrentamos muchos problemas sociales: pobreza, hambre, falta de agua, luz, enfermedades, mala distribución de recursos, delincuencia, etc.
Como servidores de Dios nos corresponde enfrentar estas problemáticas. Pero es necesario entender que muchos de estos problemas no estan resueltos.
Veamos algunos problemas sociales que afectan a la iglesia:

La exaltación de lo vano

Antes se admiraban los escritores, cientificos, los profesores. Hoy se admira a futbolistas, modelos, modistas o fashionistas, homosexuales, etc. Algunos dicen no importa, pero en realidad si importa porque eso es lo que te define. A nosotros nos debe definir ser cristianos.
Lo vano lo entendemos como aquello que no lleva esencia, que no lleva a ninguna parte. Tonterías. Incluso nosotros nos acostumbramos a escuchar tonterías.
“Sin palabra de Dios el pueblo perece”

La pérdida del respeto

Falta de respeto a: autoridades civiles, la vida indefensa, los animales. Hoy contantemente reclamamos nuestros derechos, pero ante Dios los deberes son muy valiosos. Nuestra sociedad a perdido el respeto a Dios.
Hoy incluso se tiene más respeto por un homosexual que a Dios. Hoy no se respetan a los ancianos, los profesores quienes a la vez incentivan a los jovenes a reclamar sus derechos. Se ha perdido el respeto a los más débiles. No se respeta al prójimo. Robos, delincuencia, tomar lo ajeno algo que por lógica no es de tu propiedad, pero eso no se respeta. Bullying en los colegios. No se respeta la vida indefensa. Nos hemos preocupado de defender las ballenas, las vacas, los caballos, ¡no más rodeos! Ley cholito. pero se sigue despedazando niños en el vientre materno. No hay respeto hacia la vida.
Como hijos de Dios a quién primero deberíamos respetar es a Dios. Temor, reverencia, humillación son actitudes que todos deberíamos tener ante Dios.
No podemos proponer un respeto al prójimo si no respetamos a Dios. Nuestro espacio termina cuando empieza el espacio del otro. “Sin palabra de Dios el pueblo se desenfrena”

La corrupción de los medios

Hoy nada nos garantiza que la información que recibimos de los medios de comunicación sea fidedigna, ni menos aún, edificante para nuestras vidas.
Algunos son medios de manipulación, mas que de comunicación. Hay muchos movimientos de homosexuales y lesbianas que manejan mucho dinero y así pueden manejar medios de comunicación. La publicidad, que nos hace creer que necesitamos algo. Hubo épocas en que la televisión educaba, hoy nos corrompe. Nos enseña garabatos, odio, envidia. Las teleseries ahora nos enseñan groserías, son pornográficas. Hoy mucha gente es de mente simple. Nosotros como hijos de Dios no podemos ser de mente simple. “debemos tener la mente de Cristo”. En el circo romano, el populacho, se reía y disfrutaba al ver como una fiera destrozaba personas. Es lo que ocurre hoy, mismo contenido, distinto escenario.
La gran mayoria de las cosas que nos muestran hoy los medios, no han sido preparadas con la intención de edificar nuestra vida, ni acercarnos a Dios. Debemos pedirle discernimiento a Dios. “Sin profecía el pueblo esta fuera de control”

La destrucción de la familia

Antes era normal hablar de papa, mamá, abuelos; ahora es homoparental, un papa, o una mamá, un niño solo. Los niños necesitan crecer con un papa y una mama para un correcto desarrollo psicológico. Los homosexuales reclaman su derecho a ser padres, pero los niños tienen derecho a tener su papa y mamá.
Hay cristianos que comparten esto, que estan de acuerdo. Hoy vemos como se descompone nuestra naturaleza, lo que Dios ha creado. Según estudios de movimientos LGTBI hay 52 orientaciones sexuales. Trastorno de identidad, homosexualidad, lesbianismo, identidad de género. Todo orientado a descomponer la institución más sagrada para Dios, el matrimonio y familia.
“Sin palabra de Dios el pueblo se desenfrena”
Con urgencia hoy necesitamos venir a la palabra de Dios, como lámpara para nuetros pies, como lumbrera para nuestro caminar.
Related Media
Related Sermons