Faithlife Sermons

El Principio de la Sabiduría (IDEC)

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views
Notes & Transcripts

La verdadera Sabiduría

El temor del Señor es básico para el evangelio. De hecho, en Apocalipsis un ángel predica el “evangelio eterno” a todo el mundo con las palabras, “Temed a Dios, y dadle gloria” (14:7). El temor de Dios no puede ser enseñado por los preceptos de los hombres (); es la obra del Santo Espíritu de Dios ().
Proverbios 1.7 RVR60
7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.
Proverbios
Entonces, la verdadera sabiduría y el verdadero conocimiento comienzan en una correcta relación con Dios, en la regeneración, la justificación y la adopción.
Entonces, la verdadera sabiduría y el verdadero conocimiento comienzan en una correcta relación con Dios, en la regeneración, la justificación y la adopción. Si no conocemos a Dios – esto es, si no tenemos una relación apropiada con Él – no podemos conocer apropiadamente Su mundo o a nosotros mismos.
Si no conocemos a Dios – esto es, si no tenemos una relación apropiada con Él. Es imposible tener sabiduría podemos tener conocimiento en algo, pero no sabiduría
por que todo los que dice en su contexto este pasaje es claro
Proverbios 1.2–6 RVR60
2 Para entender sabiduría y doctrina, Para conocer razones prudentes, 3 Para recibir el consejo de prudencia, Justicia, juicio y equidad; 4 Para dar sagacidad a los simples, Y a los jóvenes inteligencia y cordura. 5 Oirá el sabio, y aumentará el saber, Y el entendido adquirirá consejo, 6 Para entender proverbio y declaración, Palabras de sabios, y sus dichos profundos.
proverbios 1.2-
si no tenemos la correcta relación con Dios, es imposible que estos proverbios o dichos como le llama Salomón, serán frustrantes e incomodos por que nunca tendrán sentido para nosotros.
El temor de Dios no puede ser enseñado por los preceptos de los hombres
Isaías 29.13 RVR60
13 Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;
es la obra del Santo Espíritu de Dios
Juan 16.13 RVR60
13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.
es la obra del Santo Espíritu de Dios
Piense: La vida intelectual y el amor de Dios La sabiduría de Dios contra la sabiduría del hombre

La sabiduría de Dios contra la sabiduría del hombre

¿Cuál es la diferencia entre la sabiduría que Pablo denuncia y la sabiduría que ama? Podemos ver la respuesta definitiva a esta pregunta en los términos que describen las dos clases de sabiduría. Una clase es descrita como la “sabiduría de este mundo” (1:20; 3:19), la “sabiduría humana” (2:5; 2:13) y la sabiduría “a los ojos del mundo” (1:26). La otra clase de sabiduría es descrita como “la sabiduría de Dios” (1:24), la sabiduría que es “el misterio de Dios” (2:7) y “no la clase de sabiduría que pertenece a este mundo” (2:6). De modo que la diferencia fundamental entre estas dos clases de sabiduría es que una proviene de Dios y la otra del hombre.

¿Cuál es entonces la diferencia entre la sabiduría del hombre y la sabiduría de Dios? Una manera de responder a esta pregunta es notar que, en 1 Corintios 1:17 y 23, la sabiduría humana anula el significado de la cruz de Cristo, en cambio la sabiduría de Dios sostiene el significado de la cruz. Pablo dice que si hubiera venido predicando “en sabiduría de palabras” (traducción literal), la cruz de Cristo hubiera “perdido su poder” (1:17), y agrega que “los griegos … buscan la sabiduría humana” y por lo tanto consideran como “puras tonterías” a la predicación de la cruz (1:22–23). Así que hay algo en la “sabiduría humana” que anula a la cruz considerándola como insensatez cuando, en realidad, la cruz es “la sabiduría de Dios” (1:24).

Isaías 11.2–3 RVR60
2 Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.3 Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos;
La sabiduría de Dios contra la sabiduría del hombre
Piense: La vida intelectual y el amor de Dios La sabiduría de Dios contra la sabiduría del hombre
La sabiduría de Dios contra la sabiduría del hombre
¿Cuál es la diferencia entre la sabiduría que Pablo denuncia y la sabiduría que ama? Podemos ver la respuesta definitiva a esta pregunta en los términos que describen las dos clases de sabiduría.
la “sabiduría de este mundo”
1 Corintios 1.20 RVR60
20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?
; ),
1 Corintios 3.19 RVR60
19 Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la astucia de ellos.
1 corintios 3:19),
la “sabiduría humana”
la “sabiduría humana” (2:5; 2:13) y la sabiduría “a los ojos del mundo” (1:26). La otra clase de sabiduría es descrita como “la sabiduría de Dios” (1:24), la sabiduría que es “el misterio de Dios” (2:7) y “no la clase de sabiduría que pertenece a este mundo” (2:6). De modo que la diferencia fundamental entre estas dos clases de sabiduría es que una proviene de Dios y la otra del hombre.
1 Corintios 2.5 RVR60
5 para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.
1 corintios 2:5; 2:13) y la sabiduría “a los ojos del mundo” (1:26). La otra clase de sabiduría es descrita como “la sabiduría de Dios” (1:24), la sabiduría que es “el misterio de Dios” (2:7) y “no la clase de sabiduría que pertenece a este mundo” (2:6). De modo que la diferencia fundamental entre estas dos clases de sabiduría es que una proviene de Dios y la otra del hombre.
1 Corintios 2.13 RVR60
13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.
1 corintios 2:13) y la sabiduría “a los ojos del mundo” (1:26). La otra clase de sabiduría es descrita como “la sabiduría de Dios” (1:24), la sabiduría que es “el misterio de Dios” (2:7) y “no la clase de sabiduría que pertenece a este mundo” (2:6). De modo que la diferencia fundamental entre estas dos clases de sabiduría es que una proviene de Dios y la otra del hombre.
la sabiduría “a los ojos del mundo”
1 Corintios 1.26 RVR60
26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;
La otra clase de sabiduría es descrita como
“la sabiduría de Dios”
1 Corintios 1.24 RVR60
24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.
1 Corintios 1.22–24 RVR60
22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; 24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.
1 corintios
1 corintios 1.24
la sabiduría que es “el misterio de Dios”
1 Corintios 2.6–7 RVR60
6 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria,
1 cori
De modo que la diferencia fundamental entre estas dos clases de sabiduría es que una proviene de Dios y la otra del hombre.
¿Cuál es entonces la diferencia entre la sabiduría del hombre y la sabiduría de Dios?
Una manera de responder a esta pregunta es notar que, en
1 Corintios 1.17 RVR60
17 Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo.
y 23, la sabiduría humana anula el significado de la cruz de Cristo, en cambio la sabiduría de Dios sostiene el significado de la cruz. Pablo dice que si hubiera venido predicando “en sabiduría de palabras” (traducción literal), la cruz de Cristo hubiera “perdido su poder” (1:17), y agrega que “los griegos … buscan la sabiduría humana” y por lo tanto consideran como “puras tonterías” a la predicación de la cruz (1:22–23). Así que hay algo en la “sabiduría humana” que anula a la cruz considerándola como insensatez cuando, en realidad, la cruz es “la sabiduría de Dios” (1:24).
1 Corintios 1.22–23 RVR60
22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;
1 Corintios 1.22–24 RVR60
22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; 24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.
1 Corintios 1.23 RVR60
23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;
1 corintios
la sabiduría humana anula el significado de la cruz de Cristo, en cambio la sabiduría de Dios sostiene el significado de la cruz.
y 23, la sabiduría humana anula el significado de la cruz de Cristo, en cambio la sabiduría de Dios sostiene el significado de la cruz. Pablo dice que si hubiera venido predicando “en sabiduría de palabras” (traducción literal), la cruz de Cristo hubiera “perdido su poder” (1:17), y agrega que “los griegos … buscan la sabiduría humana” y por lo tanto consideran como “puras tonterías” a la predicación de la cruz (1:22–23). Así que hay algo en la “sabiduría humana” que anula a la cruz considerándola como insensatez cuando, en realidad, la cruz es “la sabiduría de Dios” (1:24).
Pablo dice que si hubiera venido predicando “en sabiduría de palabras” (traducción literal), la cruz de Cristo hubiera “perdido su poder” (1:17), y agrega que “los griegos … buscan la sabiduría humana” y por lo tanto consideran como “puras tonterías” a la predicación de la cruz (1:22–23).
Así que hay algo en la “sabiduría humana” que anula a la cruz considerándola como insensatez cuando, en realidad, la cruz es “la sabiduría de Dios” (1:24).
Los sabios e inteligentes
Por otra parte, los “sabios e inteligentes” se ofenden por la “palabra de la cruz.”
Para ellos es una locura porque la cruz pone de manifiesto la impotencia e indignidad de todos los seres humanos.
La cruz exalta la gracia de Dios y menoscaba toda jactancia, excepto en el Señor.
Pero la exaltación propia y la autodeterminación son los placeres profundos de los “sabios e inteligentes.” Por lo tanto, se resisten a todo lo que contradiga su sentido de autosuficiencia e ingenio. Quieren atribuirse los méritos y ser elogiados por sus logros intelectuales.
La sabiduría de los “sabios e inteligentes” ha producido notables avances científicos.
1 Corintios 1.24 RVR60
24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.

Los sabios e inteligentes

Por otra parte, los “sabios e inteligentes” se ofenden por la “palabra de la cruz.” Para ellos es una locura porque la cruz pone de manifiesto la impotencia e indignidad de todos los seres humanos. La cruz exalta la gracia de Dios y menoscaba toda jactancia, excepto en el Señor. Pero la exaltación propia y la autodeterminación son los placeres profundos de los “sabios e inteligentes.” Por lo tanto, se resisten a todo lo que contradiga su sentido de autosuficiencia e ingenio. Quieren atribuirse los méritos y ser elogiados por sus logros intelectuales.

La sabiduría de los “sabios e inteligentes” ha producido notables avances científicos. Sin embargo, deja afuera la realidad más importante, es decir, Dios. Por un lado, es impresionante por sus logros y por el otro es impresionante por su estupidez al perderse lo principal. La sabiduría de los “sabios e inteligentes” no comienza con Dios; no es consciente de que sea sustentada por Dios y rechaza el propósito de Dios para el universo, que es mostrar su gloria, principalmente a través de Cristo crucificado por los pecadores.

Los “sabios e inteligentes” se regocijan en “la sabiduría humana,” que está profundamente comprometida en hacer que el hombre (o la creación) sea la medida de todas las cosas, en lugar de Dios el Creador. Esta sabiduría se encuentra al servicio del orgullo humano y lo defiende con sus distinguidos logros. Estas son las personas de las que Dios se esconde, según Lucas 10:21 y 1 Corintios 1:21.

Sin embargo, deja afuera la realidad más importante, es decir, Dios. Por un lado, es impresionante por sus logros y por el otro es impresionante por su estupidez al perderse lo principal.
La sabiduría de los “sabios e inteligentes” no comienza con Dios; no es consciente de que sea sustentada por Dios y rechaza el propósito de Dios para el universo, que es mostrar su gloria, principalmente a través de Cristo crucificado por los pecadores.
Los “sabios e inteligentes” se regocijan en “la sabiduría humana,” que está profundamente comprometida en hacer que el hombre (o la creación) sea la medida de todas las cosas, en lugar de Dios el Creador.
Esta sabiduría se encuentra al servicio del orgullo humano y lo defiende con sus distinguidos logros. Estas son las personas de las que Dios se esconde, según
Lucas 10.21 RVR60
21 En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.
1 Corintios 1.21 RVR60
21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.
y .
Piense: La vida intelectual y el amor de Dios La diferencia fundamental entre la sabiduría de Dios y la sabiduría del hombre

La diferencia fundamental entre la sabiduría de Dios y la sabiduría del hombre

Por lo tanto, podemos concluir que la diferencia fundamental entre la sabiduría de Dios y la sabiduría del hombre es su relación con la gloria de la gracia de Dios en Cristo crucificado. La sabiduría de Dios hace que la gloria de la gracia de Dios sea nuestro Tesoro Supremo. Pero la sabiduría del hombre se deleita en ver al hombre como ingenioso, autosuficiente, autodeterminante e independiente de la gracia gratuita de Dios.

La sabiduría divina comienza conscientemente con Dios (“El temor del SEÑOR es la base de la verdadera sabiduría,” Salmos 111:10), está conscientemente sostenida por Dios y tiene la gloria de Dios como su objetivo consciente. La sabiduría divina llega a su manifestación culminante en la cruz de Cristo, porque la cruz fue un camino de salvación que humilla al hombre y exalta la gracia de Dios. Cuando la sabiduría divina se revela a los seres humanos en la muerte de Cristo, su efecto es para salvarnos y hacernos más humildes al hacer por nosotros lo que nosotros no podíamos hacer.

La diferencia fundamental entre la sabiduría de Dios y la sabiduría del hombre

Por lo tanto, podemos concluir que la diferencia fundamental entre la sabiduría de Dios y la sabiduría del hombre es su relación con la gloria de la gracia de Dios en Cristo crucificado.
La sabiduría de Dios hace que la gloria de la gracia de Dios sea nuestro Tesoro Supremo. Pero la sabiduría del hombre se deleita en ver al hombre como ingenioso, autosuficiente, autodeterminante e independiente de la gracia gratuita de Dios.
La sabiduría divina comienza conscientemente con Dios
Salmo 111.10 RVR60
10 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos; Su loor permanece para siempre.
), está conscientemente sostenida por Dios y tiene la gloria de Dios como su objetivo consciente. La sabiduría divina llega a su manifestación culminante en la cruz de Cristo, porque la cruz fue un camino de salvación que humilla al hombre y exalta la gracia de Dios. Cuando la sabiduría divina se revela a los seres humanos en la muerte de Cristo, su efecto es para salvarnos y hacernos más humildes al hacer por nosotros lo que nosotros no podíamos hacer.
Está conscientemente sostenida por Dios y tiene la gloria de Dios como su objetivo consciente.
La sabiduría divina llega a su manifestación culminante en la cruz de Cristo, porque la cruz fue un camino de salvación que humilla al hombre y exalta la gracia de Dios.
Cuando la sabiduría divina se revela a los seres humanos en la muerte de Cristo, su efecto es para salvarnos y hacernos más humildes al hacer por nosotros lo que nosotros no podíamos hacer.

Proverbios

Las palabras de este libro son las palabras de la Sabiduría divina: son la mente de Cristo y una transcripción de Su carácter.
Él es el Hijo sabio, el Sabio de corazón, el Hombre justo y recto, Aquel que camina con rectitud, cuya boca es un manantial de vida. Él es el Hombre misericordioso, el Testigo fiel y verdadero
Apocalipsis 1.5 RVR60
5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,
). Él, por sobre todos los otros, ha encontrado “gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres” (3:4; cf. ). A medida que lo escuchamos, a medida que atesoramos Sus palabras en nuestros corazones (2:10; 3:1, 3; 4:4, 21; 7:3), llegamos a ser como Él. La comunión produce conformidad (cf. ). El discípulo llega a ser como su maestro (). No hay aquí legalismo o moralismo: esta es la religión verdadera y espiritual. Y así, el joven debe buscar la Sabiduría en dos niveles o de dos maneras. Primero, debe buscar conocer a Jesucristo para poder ser sabio, de modo que Cristo pueda ser formado en él ().
Él, por sobre todos los otros, ha encontrado
Lucas 2.52 RVR60
52 Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.
). A medida que lo escuchamos, a medida que atesoramos Sus palabras en nuestros corazones (2:10; 3:1, 3; 4:4, 21; 7:3), llegamos a ser como Él. La comunión produce conformidad (cf. ). El discípulo llega a ser como su maestro (). No hay aquí legalismo o moralismo: esta es la religión verdadera y espiritual. Y así, el joven debe buscar la Sabiduría en dos niveles o de dos maneras. Primero, debe buscar conocer a Jesucristo para poder ser sabio, de modo que Cristo pueda ser formado en él ().
A medida que lo escuchamos, a medida que atesoramos Sus palabras en nuestros corazones (2:10; 3:1, 3; 4:4, 21; 7:3), llegamos a ser como Él.
Proverbios 2.10 RVR60
10 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma,
proverbios 2.10;3.1
Proverbios 3.1 RVR60
1 Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos;
Proverbios 3.3 RVR60
3 Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; Atalas a tu cuello, Escríbelas en la tabla de tu corazón;
pro
Proverbios 4.4 RVR60
4 Y él me enseñaba, y me decía: Retenga tu corazón mis razones, Guarda mis mandamientos, y vivirás.
Proverbios 4.21 RVR60
21 No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón;
Proverbios 7.3 RVR60
3 Lígalos a tus dedos; Escríbelos en la tabla de tu corazón.
Primero, debe buscar conocer a Jesucristo para poder ser sabio, de modo que Cristo pueda ser formado en él
La comunión produce conformidad (cf. ). El discípulo llega a ser como su maestro (). No hay aquí legalismo o moralismo: esta es la religión verdadera y espiritual.
Gálatas 4.19 RVR60
19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros,
Y así, el joven debe buscar la Sabiduría en dos niveles o de dos maneras. Primero, debe buscar conocer a Jesucristo para poder ser sabio, de modo que Cristo pueda ser formado en él ().
Related Media
Related Sermons