Faithlife Sermons

El Aprendiz Absoluto

El Verdadero Seguidor de Jesús  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 2 views

Cada creyente debería ser un aprendiz absoluto debido a las hermosas promesas que da Cristo.

Notes & Transcripts

Jesús da la promesa de aceptación a aquel quien viene a Él, vs: 28.

La invitación de Jesús.
El “venid” no es gramaticalmente un mandato, un verbo imperativo, sino una invitación. Lleva la fuerza de un mandato, pero no lo llega a forzar. Jesús pudo haber dicho “¡Venid!” como un mandato como el “llevad” y “aprended” en el próximo versículo, pero Él siempre hace la invitación, no va a forzar a nadie, .
Apocalipsis 3.20 RVR60
20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
Jesús no obliga a nadie venir a Él, pero implícito en la invitación, es la promesa de aceptación. Ven a Él, y Él te recibirá, , .
Juan 6.35 RVR60
35 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.
Juan 6.37 RVR60
37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.
El venir a Él es creer en Él. William Hendriksen explica,

Este pasaje muestra claramente que “venir” a Jesús significa “creer” en él. Esa fe es conocimiento, asentimiento y confianza, todo al mismo tiempo.

Con la promesa de aceptación, está
Aunque el aceptar la invitación es voluntario y personal, el rechazo de la invitación, es condenación justa, , .
Juan 3.18 RVR60
18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
La condición del que viene a Jesús.
Juan 3.36 RVR60
36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.
Perez Millos:

Acudir a Él es venir con la condición personal sin intento alguno de modificarla y entregarse en los brazos del Salvador que invita al descanso.

La condición del que viene a Jesús.
La condición del que viene a Jesús.
El que viene a Jesús tiene que reconocer su condición ante Él. La condición es de sentirse “trabajados y cargados.”
Esto se refería a la enseñanza y obstáculos que los mismos maestros de la ley ponían sobre el pueblo de Dios, , . Samuel Perez Millos describe la situación:
Mateo 23.4 RVR60
4 Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.
Hechos de los Apóstoles 15.10 RVR60
10 Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?

La referencia es a todos los que están oprimidos por la pesada carga de reglas y reglamentos puestos sobre sus hombros por los escribas y fariseos, como si una persona pudiera ser salva solamente cuando en su vida la obediencia a todas estas tradiciones sobrepasa a sus actos de desobediencia. Cuando en la mente y el corazón de alguien se arraiga la creencia de que así, y solamente de este modo, el hombre debe ganarse el camino a la vida eterna, el resultado, en el mejor de los casos, era una penosa incertidumbre; con más frecuencia algo peor, a saber, un terror que esclaviza, una ansiedad que corroe, una desesperación sin un rayo de esperanza

La expresión tiene una relación muy directa con la situación de las gentes en tiempos de Cristo, agobiados y fatigados por un lado a causa de su propia condición pecadora y por otro a causa de las cargas legalistas que los líderes religiosos de la nación habían puesto sobre ellos. Como define el Dr. Lacueva, “la fatiga denota un esfuerzo prolongado; la carga, el peso de algo que nos abruma”. Los maestros religiosos de entonces procuraban que las gentes consiguiesen la justicia con sus propios esfuerzos, para lo cual habían hecho gravitar sobre ellos pesadas cargas legales que eran imposibles de soportar

Hendriksen explica el peligro de esa carga cobre alguien:

La referencia es a todos los que están oprimidos por la pesada carga de reglas y reglamentos puestos sobre sus hombros por los escribas y fariseos, como si una persona pudiera ser salva solamente cuando en su vida la obediencia a todas estas tradiciones sobrepasa a sus actos de desobediencia. Cuando en la mente y el corazón de alguien se arraiga la creencia de que así, y solamente de este modo, el hombre debe ganarse el camino a la vida eterna, el resultado, en el mejor de los casos, era una penosa incertidumbre; con más frecuencia algo peor, a saber, un terror que esclaviza, una ansiedad que corroe, una desesperación sin un rayo de esperanza

Ilustración: La Promesa de Aceptación: El adicto no está listo para ayuda hasta que él mismo se dé cuenta que lo precisa y lo pide. Cuando la pide, la ayuda está. En otros casos, gente busca hacer todo lo que pueden pensar para tener aceptación de Dios. De fielmente asistir a las reuniones, dar ofrendas, hacer buenas obras de benevolencia, respetar a su prójimo, hacer todas las oraciones necesarias, y todo pensando que eso les ayuda tener aceptación de Dios. Tales personas están trabajados y cargados, no sabiendo si todo su trabajo será suficiente para ganar una entrada a Dios.
Ilustración:

La expresión tiene una relación muy directa con la situación de las gentes en tiempos de Cristo, agobiados y fatigados por un lado a causa de su propia condición pecadora y por otro a causa de las cargas legalistas que los líderes religiosos de la nación habían puesto sobre ellos. Como define el Dr. Lacueva, “la fatiga denota un esfuerzo prolongado; la carga, el peso de algo que nos abruma”. Los maestros religiosos de entonces procuraban que las gentes consiguiesen la justicia con sus propios esfuerzos, para lo cual habían hecho gravitar sobre ellos pesadas cargas legales que eran imposibles de soportar

Ilustración:
Aplicación:

Jesús da la promesa de descanso a aquel quien aprende de Él, vs: 29-30.

El mandato de llevar es el mandato de aprender de Jesús.
Los dos mandatos “llevad” y “aprended” van de la mano, están conectados con una “y” (kai), poniéndolos al mismo nivel de importancia el uno con el otro.
El yugo del que habla Jesús, no se está refiriendo a un yugo físico que unía dos bueyes al arado, sino que se usaba para hablar de la enseñanza de algún maestro. Perez Millos Explica:

Tomar el yugo es una expresión del lenguaje semita que expresa la idea de asumir las demandas de un maestro, su doctrina o sus exigencias en cuanto al modo de actuar.

La decisión de llevar no es ponerse la carga, sino ponerse debajo o someterse a la estructura, del yugo. Es la decisión de aprender de Jesús, ponerse debajo de Su enseñanza. Era unirse y someterse a la enseñanza de Jesús.
La decisión de llevar no es ponerse la carga, sino ponerse debajo o someterse a la estructura, del yugo. Es la decisión de aprender de Jesús, ponerse debajo de Su enseñanza.
El mandato de llevar es imitar a Jesús.
La palabra “aprended” es el término de dónde viene la palabra discípulo (mathete).
“Indica expresa la idea de aprender, aumentar el conocimiento por investigación personal.” -Pérez Millos, S. (2009). Comentario Exegético al Texto Griego del Nuevo Testamento: Mateo (p. 763). Viladecavalls, Barcelona: Editorial CLIE.
Pérez Millos, S. (2009). Comentario Exegético al Texto Griego del Nuevo Testamento: Mateo (p. 763). Viladecavalls, Barcelona: Editorial CLIE.
El discípulo de cualquier rabino, o maestro, en esa cultura, era conocido como uno que aprendía y se conducía en la vida como su maestro le enseñaba.
Enfatiza el tomar Su yugo (literalmente “el yugo de mi”). Su enseñanza es diferente al yugo de los demás maestros religiosos, porque emana de Él mismo, la revelación de Dios al hombre, y Él es manso y humilde. Estas son características completamente opuestas a lo que se daba importancia en la cultura, pero Jesús le dio increíble importancia, , .
Mateo 5.3 RVR60
3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
Mateo 5.5 RVR60
5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
El mandato de llevar es recompensado por Jesús.
El mandato de llevar es recompensado por Jesús.
Al unirse a Jesús y someterse bajo Su yugo, el discípulo no está llevando por su propia cuenta el yugo, sino que Jesús está llevando el peso y la carga del yugo. Es por eso que la carga no es pesado, pero fácil, .
1 Juan 2.3 RVR60
3 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.
1 Juan 5.3 RVR60
3 Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.
1 Juan 2.3 RVR60
3 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.
No está sólo el creyente bajo el peso de una demanda, sino en unión con Aquel que, teniendo todo el poder, hace soportable y fácil la carga que Él mismo lleva en compañía de quien camina unido a Él.” -Pérez Millos, S. (2009). Comentario Exegético al Texto Griego del Nuevo Testamento: Mateo (p. 764). Viladecavalls, Barcelona: Editorial CLIE.
Pérez Millos, S. (2009). Comentario Exegético al Texto Griego del Nuevo Testamento: Mateo (p. 764). Viladecavalls, Barcelona: Editorial CLIE.
Además, la misma palabra “fácil” significa que nos va bien, que entra bien sin forzarlo, o que entra cómodamente, como si fuera hecha perfectamente para cada uno.
Al unirse y someterse bajo el yugo de Jesús, el discípulo encuentra descanso para el alma. Francisco LaCueva explica:

Pero, realmente, lo que Jesús les está diciendo es más bien una invitación a un cambio radical como si dijese: “Estáis cansados y fatigados con vuestro yugo, probad ahora el mío”. Una frase del Dr. Lacueva es muy elocuente: “Es un yugo de Cristo; Él lo ha designado; como buen carpintero, Él lo ha hecho; como buen maestro, Él lo ha llevado primero, aprendiendo obediencia mediante el sufrimiento (He. 5:8); y nos ayuda a llevarlo mediante su Espíritu, el cual nos ayuda en nuestra debilidad

Al unirse y someterse bajo la enseñanza de Jesús, pueden descansar en Él, ; ; ; .
Jeremías 6.16 RVR60
16 Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos.
Isaías 26.3 RVR60
3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.
Isaías 26.3 RVR60
3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.
Juan 14.27 RVR60
27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
Ilustración: La Promesa de Descanso:
Juan 16.33 RVR60
33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
Juan 14.27 RVR60
27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
Juan 16.33 RVR60
33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Por lo tanto, lo que está diciendo en realidad es que la sencilla confianza en él y la obediencia a sus mandamientos nacida de nuestra gratitud por la salvación ya impartida por él, es placentera. Trae paz y gozo. La persona que vive este tipo de vida ya no es esclavo. Ha llegado a ser libre. Sirve al Señor espontánea, ansiosa y entusiastamente. Hace lo que él (el “nuevo hombre” en él) quiere hacer

Vuelve a lo más básico de la relación con Dios, .
Miqueas 6.8 RVR60
8 Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.
Hendriksen explica:

Por lo tanto, lo que está diciendo en realidad es que la sencilla confianza en él y la obediencia a sus mandamientos nacida de nuestra gratitud por la salvación ya impartida por él, es placentera. Trae paz y gozo. La persona que vive este tipo de vida ya no es esclavo. Ha llegado a ser libre. Sirve al Señor espontánea, ansiosa y entusiastamente. Hace lo que él (el “nuevo hombre” en él) quiere hacer

Ilustración: La Promesa de Descanso:
Ilustración: La Promesa de Descanso:
Michael Wilkins cita Doug Webster:
Su yugo no es barato ni conveniente. La promesa sorprendente del yugo fácil era para librarnos de la religión auto-servicial, de méritos y cumplimientos propios. Es fácil en que nos libre de la carga del egocentrismo, y nos libera a vivir de la manera que Dios quiso que viviéramos… El yugo fácil suena contradictorio. ¡Cosechar un campo con el arado es arduo trabajo! Y en ningún otro lado Jesús promete un suelo fácil para labrar o un camino a nivel para llevar la carga. Lo que promete es una relación con Él. Las demandas serán grandes pero la relación con Él hace las cargas ligeras.
Aparte de la gracia de Cristo y la obra salvífica de la Cruz, sería imposible de convencer la gente que el yugo fácil es algo manejable, o fácil. Pero para aquellos quienes viven debajo del yugo, no hay absolutamente ninguna otra forma de vivir. ¿Quién es su mente cuerda volvería a los dioses del Ego, Dinero, Lujuria y Poder? ¿Quién regresaría arrodillado a los altares de cumplimiento y juicio condenador? ¿No es el amor mejor que el odio, la pureza mejor que la lujuria, la reconciliación mejor que la venganza? ¿Y no es “mejor” realmente “más fácil” al medirlo en carácter comparado con conveniencia, o descanso para el alma comparado con el orgullo egocéntrico?
[Wilkins] Tal es el descanso que llega con el yugo fácil de ser un discípulo de Jesús.
Ilustración: La Promesa de Descanso:
Aplicación: ¿Por qué la vida Cristiana es a veces tan difícil? Aún en la vida cristiana, el hijo de Dios intenta hacer las cosas correctas de la manera incorrecta, confiando en sus propias fuerzas para hacerlo, en vez de descansar en la fuerza y el poder de Dios.

Jesús da la promesa de una carga ligera a aquel quien le sigue, vs: 30.

La carga de los fariseos.
La carga de Jesús.
Ilustración: La Promesa de una carga ligera:
Aplicación:
Related Media
Related Sermons