Faithlife Sermons

El Poder de la Cruz

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

Sermón acerca del gran poder que tiene la cruz de Cristo sobre la vida del creyente.

Notes & Transcripts
Iniciar la reunión de la bienvenida, seguida de la cruz de papel con la historia de cómo llegar al Cielo.

1. La Sustitución

Esto significa Ocupar el lugar de otros o hacer lo que no pueden hacer por sí mismos. Dios castigo a Su Hijo en nuestro lugar.
Romanos 5.8 RVR60
Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
Ro 5.8
La mala noticia de esto: es que el ser humano merece la muerte. Sin embargo…
La solución es: que Jesús tomo tu lugar y el mío (fue Sustituto) para morir en la cruz.
La buena noticia es: que Cristo paga la deuda y ahora su regalo es vida eterna. Así lo vemos en :
Romanos 6.23 RVR60
Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
Ilustración de la Copa: la función de un copero.

2. La Propiciación

Quiere decir que Jesús se convirtió en el objetivo de la ira de Dios en la cruz para satisfacer la justicia de Dios y que su ira se apartará y apaciguará de nosotros.
Romanos 3.25–26 RVR60
a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados,con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.
Si la ira de Dios no hubiera sido una realidad, la cruz no hubiera sido necesaria.
Las malas noticias es que: somos hijos de ira, la ira de Dios está sobre nosotros a causa del pecado que hemos cometido. Imaginemos nos que hoy murieramos y tener que presentarnos ante Dios como un hijo de ira. Es lo afirma el :
Salmo 7.11 RVR60
Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días.
Por tanto, la solución para esto fue: que en la Cruz Jesús se interpuso entre Dios y tú/yo para recibir toda la ira de un Dios Santo y Justo.
La buena noticia muchachos es que Cristo es nuestra propiciación, recibe toda la ira de Dios, la apacigua, es satisfecha y ahora ya no recibimos la ira de Dios porque Jesús ya lo hizo. Esto lo hizo en la Cruz, para hacernos hijos amados.
Ilustración de un castigo: cuando nosotros desobedeciamos a nuestros padres, o les respondías, mecerecíamos su castigo.

3. La Justificación

Quiere decir que La Justicia de Cristo, que es perfecta y recta, es puesta en nosotros, y nuestra justicia, que es totalmente depreavada, malvada y corrupta es llevada por Cristo en la Cruz. El resultado de esto es que Dios Padre nos ve Justos, sin pecado y sin mancha delante de Su trono, gracias a la Justicia de Cristo.
Gálatas 2.16–17 NTV
Sin embargo, sabemos que una persona es declarada justa ante Dios por la fe en Jesucristo y no por la obediencia a la ley. Y nosotros hemos creído en Cristo Jesús para poder ser declarados justos ante Dios por causa de nuestra fe en Cristo y no porque hayamos obedecido la ley. Pues nadie jamás será declarado justo ante Dios mediante la obediencia a la ley». Pero supongamos que intentamos ser declarados justos ante Dios por medio de la fe en Cristo y luego se nos declara culpables por haber abandonado la ley. ¿Acaso esto quiere decir que Cristo nos ha llevado al pecado? ¡Por supuesto que no!
Gal 2.
La mala noticia es que no hay ningún ser humano bueno o justo en la tierra. Ni en el pasado, ni el presente o en el futuro; sólo Cristo fue el justo. Así lo dice :
Romanos 3.10–12 NTV
Como dicen las Escrituras: «No hay ni un solo justo, ni siquiera uno. Nadie es realmente sabio, nadie busca a Dios. Todos se desviaron, todos se volvieron inútiles. No hay ni uno que haga lo bueno, ni uno solo».
El gran problema que tenemos es que hemos quebrantado la ley de Dios, merecemos el castigo porque somos culpables. La sociedad piensa que la justicia se mide por una balanza, pero no es así.
La solución que Cristo nos da, es que en la Cruz toma el pecado tuyo y mío, se hace culpable y paga la sentencia.
La buena noticia es que Dios nos declara INOCENTES Y JUSTOS, sin ningún delito a través de Cristo.
ILUSTRACIÓN: El pago de una multa de transito.

4. La Redención

La liberación de la esclavitud a través del pago de un precio de personas y animales o también de propiedades.

Es la liberación de la esclavitud a través del pago de un precio de una persona o animal o de propiedades.
Colosenses 1.13–14 NTV
Pues él nos rescató del reino de la oscuridad y nos trasladó al reino de su Hijo amado, quien compró nuestra libertad y perdonó nuestros pecados.
El problema es que nosotros somos esclavos del pecado y de satanás.
Jesucristo pago un alto precio, que fue su propia vida, para comprarnos con su propia sangre y darnos libertad y perdón de pecados.
Él es quién nos rescata de la esclavitud del pecado, para hacernos verdaderamente libres.
ILUSTRACIÓN FÍSICA CON UNA CINTA. Amarrar a alguien.

5. La Reconciliación

Cristo quita nuestro pecado y ahora podemos tener una relación personal con Dios
Romanos 5.10–11 NTV
Pues, como nuestra amistad con Dios quedó restablecida por la muerte de su Hijo cuando todavía éramos sus enemigos, con toda seguridad seremos salvos por la vida de su Hijo. Así que ahora podemos alegrarnos por nuestra nueva y maravillosa relación con Dios gracias a que nuestro Señor Jesucristo nos hizo amigos de Dios.
El problema es que por consecuencia del pecado, hay un muro tan grande que nos separa de Dios, nos constituye sus enemigos.
Cristo es el que quita esa separación, el muro, nuestro pecado a través de su muerte en la Cruz.
Jesús es el que nos reconcilia con nuestro Padre celestial y somos ahora sus amigos.
Ilustración de una relación de pareja o de amigos que se reconcilian.

6. La Santificación

Es la separación del creyente de las cosas malas y del mal camino, y consagrarse al Señor y a una pureza moral.
1 Tesalonicenses 4.3 RVR60
pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación;
1 Tesalonicenses 4.7 RVR60
Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.
,
El problema es que Dios es Santo, así que ¿cómo un Dios Santo reacciona frente al pecado del hombre? Estamos sucios delante del Señor, el hombre está revolcado en el fango de su pecado. Somos como un trapo de inmundicia, un Dios Santo no puede dejar entrar nada sucio al cielo.
Jesús a través de Su sangre preciosa nos limpió de todo pecado y contaminación:
1 Juan 1.7 NTV
Si vivimos en la luz, así como Dios está en la luz, entonces tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús, su Hijo, nos limpia de todo pecado.
Así que la buena noticia es que: nos limpia, nos hace santos posicionalmente, y nos limpia completamente para poder entrar el cielo.
Ilustración de un jabón antibacterial:

7. La Regeneración

Es el nuevo nacimiento producido por el Espíritu Santo confirmado por frutos de arrepentimiento o una vida transformada.
Tito 3.5 NTV
él nos salvó, no por las acciones justas que nosotros habíamos hecho, sino por su misericordia. Nos lavó, quitando nuestros pecados, y nos dio un nuevo nacimiento y vida nueva por medio del Espíritu Santo.
El hombre está muerto en delitos y pecados, muerto espiritualmente.
Efesios 2.2 RVR60
en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,
Tito 3.5 RVR60
nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,
Ti 3.5
Cristo en la Cruz con su muerte nos da vida.
La buena noticia es que Jesucristo nos da una nueva naturaleza.
ILUSTRACIÓN FÍSICA: Semilla de mandarina: hablar sobre la semilla que sin que llega a tierra fertil, está muere irrefutablemente.

7. La Santificación

Related Media
Related Sermons