Faithlife Sermons

Síntoma 10: Continua Expandiendo

Cristianismo Pandémico  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views
Notes & Transcripts

Introducción: Repaso de los síntomas del Cristianismo pandémico.

Impulsado por Dios, diseminado por personas.
Alimentado por la oración.
Zona de impacto- las casas.
Personas ordinarias haciendo cosas extraordinarias.
Dios haciendo lo que hombres no pueden hacer.
Vidas entregadas por completo a Jesús.
El Evangelio, la cura para todos.
Compartiendo en unidad.
Nuestra historia dentro de la historia de Dios.
Continúa expandiendo.
“Es el fin del estudio, pero no es el fin de la historia.” La historia del Cristianismo, de la expansión del Evangelio, es una historia que no se acaba “hasta el fin del mundo” ().
Hechos 29 es el Evangelio de Dios obrando en la vida del creyente hoy. Seguimos los mismos principios (síntomas) que la primera iglesia. Si Hechos 29 contaría de su vida, ¿contaría algo similar a los primeros 28 capítulos?
Cada creyente puede ser un cristiano de Hechos 29 y continuar la historia del Evangelio en su mundo al establecer estos patrones fundamentales en su vida, sin importar la circunstancia:

1er patrón fundamental: Si es un seguidor de Jesús ¡Confiéselo!

A través del libro de Hechos, los cristianos se encontraron en diversidad de circunstancias, varios de los cuales hubiera sido mejor callar la boca, pero ellos confesaron su fe en Jesucristo.
Después que los líderes religiosos crucificaron a su líder, confesaron a Jesús y su relación con Él públicamente al pueblo de Jerusalén, ; .
Hechos de los Apóstoles 2.32 RVR60
32 A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos.
Hechos de los Apóstoles 3.14–15 RVR60
14 Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida,15 y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos.
Al ser interrogados y amenazados por los mismos líderes religiosos que hicieron crucificar a Jesús, los discípulos seguían fielmente confesando su relación con Jesús, , ; .
Hechos de los Apóstoles 4.11–12 RVR60
11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. 12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.
Hechos de los Apóstoles 4.19–20 RVR60
19 Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; 20 porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.
Hechos de los Apóstoles 5.29–32 RVR60
29 Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres. 30 El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero. 31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados. 32 Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.
Cara a cara con la muerte, Esteban se mantuvo fiel en su confesión, aún pidiendo a Dios que perdone a sus agresores, .
Hechos de los Apóstoles 7.55–60 RVR60
55 Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, 56 y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios. 57 Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él. 58 Y echándole fuera de la ciudad, le apedrearon; y los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven que se llamaba Saulo. 59 Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. 60 Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.
Mientras huían de la persecución, los cristianos desalojados de sus hogares, seguían compartiendo el Evangelio, .
Hechos de los Apóstoles 8.4 RVR60
4 Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.
Pedro se encontró en una situación muy incómodo y diferente a lo que había conocido toda su vida al estar en una casa no judía, pero vió que era una oportunidad de parte de Dios para dar testimonio de Cristo, .
Hechos de los Apóstoles 10.37–43 RVR60
37 Vosotros sabéis lo que se divulgó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan: 38 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. 39 Y nosotros somos testigos de todas las cosas que Jesús hizo en la tierra de Judea y en Jerusalén; a quien mataron colgándole en un madero. 40 A éste levantó Dios al tercer día, e hizo que se manifestase; 41 no a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había ordenado de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó de los muertos. 42 Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos. 43 De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre.
Cuando se les dió la oportunidad a los discípulos para enseñar en una sinagoga entre desconocidos, fueron directamente a hablar de Jesús y su relación con Él, .
Hechos de los Apóstoles 13.26–32 RVR60
26 Varones hermanos, hijos del linaje de Abraham, y los que entre vosotros teméis a Dios, a vosotros es enviada la palabra de esta salvación. 27 Porque los habitantes de Jerusalén y sus gobernantes, no conociendo a Jesús, ni las palabras de los profetas que se leen todos los días de reposo, las cumplieron al condenarle. 28 Y sin hallar en él causa digna de muerte, pidieron a Pilato que se le matase. 29 Y habiendo cumplido todas las cosas que de él estaban escritas, quitándolo del madero, lo pusieron en el sepulcro. 30 Mas Dios le levantó de los muertos. 31 Y él se apareció durante muchos días a los que habían subido juntamente con él de Galilea a Jerusalén, los cuales ahora son sus testigos ante el pueblo. 32 Y nosotros también os anunciamos el evangelio de aquella promesa hecha a nuestros padres,
Cristianos nuevos en Éfeso, dejaron las prácticas malvadas de su vida pasada y confesaron a Cristo entre una sociedad malvada, .
Hechos de los Apóstoles 19.18–20 RVR60
18 Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos. 19 Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su precio, hallaron que era cincuenta mil piezas de plata. 20 Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor.
Cuando Pablo presenta defensa ante los diferentes pueblos y tribunales, siempre confesaba su relación con Jesús como algo honroso, ; , , .
Hechos de los Apóstoles 24.14–16 RVR60
14 Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas; 15 teniendo esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos. 16 Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres.
Hechos de los Apóstoles 26.6–7 RVR60
6 Y ahora, por la esperanza de la promesa que hizo Dios a nuestros padres soy llamado a juicio;7 promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza, oh rey Agripa, soy acusado por los judíos.
Hechos de los Apóstoles 26.22–23 RVR60
22 Pero habiendo obtenido auxilio de Dios, persevero hasta el día de hoy, dando testimonio a pequeños y a grandes, no diciendo nada fuera de las cosas que los profetas y Moisés dijeron que habían de suceder:23 Que el Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles.
Hechos de los Apóstoles 26.27–29 RVR60
27 ¿Crees, oh rey Agripa, a los profetas? Yo sé que crees.28 Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano.29 Y Pablo dijo: ¡Quisiera Dios que por poco o por mucho, no solamente tú, sino también todos los que hoy me oyen, fueseis hechos tales cual yo soy, excepto estas cadenas!
En tiempos de peligro y angustia, Pablo confesó su confianza en Dios, .
Hechos de los Apóstoles 27.22–25 RVR60
22 Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave. 23 Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, 24 diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo. 25 Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.
A través de la historia, hombres y mujeres han confesado su fe en Cristo, su Salvador. Aún cara a cara con persecución, cuando lo fácil podría haber sido callarse la boca, estos hombres y mujeres confesaron con valentía, dando tan gran testimonio del poder de Dios en sus vidas, que otros también se convertían y Dios obraba grandemente.
Ilustración: La reina Ester, tuvo la opción de callarse y no revelar su identidad. Pero al darse cuenta que “para esta hora” () Dios la había puesto en su lugar como reina, se identificó con el pueblo de Dios, y a través de ella, Dios salvó a su pueblo Israel.
Ester 4.14 RVR60
14 Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?
Aplicación:
Trabajo-
Escuela-
Familia-

2do patrón fundamental: Sea motivado por amor a Dios y a las personas.

El término “amor” no se encuentra en el libro de Hechos, pero cuando se mira atentamente en las epístolas, escritas por aquellos quienes vivían a través de Hechos para aquellos a quienes ministraron en el libro de Hechos, se puede ver claramente la motivación en amor de los discípulos de Jesús.
Se menciona la palabra “amor” unas 125 veces en las epístolas. Se puede ver que el amor era una motivación esencial que impulsaba a los primeros cristianos a actuar en amor a Dios y a otros.
Por amor a Dios, servían a otros, , ; , .
Romanos 1.5 RVR60
5 y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre;
1 Corintios 13.1–3 RVR60
1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.
2 Corintios 4.5 RVR60
5 Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.
Gálatas 5.13 RVR60
13 Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.
Por amor de Dios, tenían esperanza, que nada podría separarles de Dios, ; , .
Romanos 5.5 RVR60
5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
Romanos 8.35 RVR60
35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?
Romanos 8.37–39 RVR60
37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
Por amor a sus compatriotas, anhelaban su salvación y edificación, ; .
Romanos 9.3 RVR60
3 Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne;
2 Corintios 2.4 RVR60
4 Porque por la mucha tribulación y angustia del corazón os escribí con muchas lágrimas, no para que fueseis contristados, sino para que supieseis cuán grande es el amor que os tengo.
Por amor a otros hermanos, se conducían en respeto en los desacuerdos, ; .
Romanos 13.10 RVR60
10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
Romanos 14.15 RVR60
15 Pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió.
Por amor a Dios participaban y apoyaban el ministerio del Evangelio, , , .
Romanos 15.30 RVR60
30 Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios,
2 Corintios 8.7–9 RVR60
7 Por tanto, como en todo abundáis, en fe, en palabra, en ciencia, en toda solicitud, y en vuestro amor para con nosotros, abundad también en esta gracia. 8 No hablo como quien manda, sino para poner a prueba, por medio de la diligencia de otros, también la sinceridad del amor vuestro. 9 Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.
Filipenses 1.7–8 RVR60
7 como me es justo sentir esto de todos vosotros, por cuanto os tengo en el corazón; y en mis prisiones, y en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois participantes conmigo de la gracia.8 Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo.
Por amor a Dios, abandonaban todo sueño y deseo que los llegaba a desviar del Camino, ; .
1 Corintios 4.10 RVR60
10 Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados.
Filipenses 3.7–8 RVR60
7 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,
Por amor a los demás, padecían persecución, ; .
2 Corintios 4.15 RVR60
Porque todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia por medio de muchos, la acción de gracias sobreabunde para gloria de Dios.
2 Corintios 5.14 RVR60
14 Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron;
Por amor a Dios, veían el propósito en sus debilidades, .
2 Corintios 12.10 RVR60
10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.
Ilustración: El soldado sirve a su país y a sus compatriotas por un sentido de deber. Deja lo cómodo de su mundo y se extiende enfocado en la meta y la gloria de la victoria. El deber del cristiano se envuelve en el amor a Dios y a los demás, motivando al cristiano vivir en abandono a la comodidad de este mundo y con su esfuerzo enfocado sobre la esperanza que tiene en Jesucristo, su Señor y Salvador.
Aplicación:
Trabajo-
Escuela-
Familia-

3er patrón fundamental: Donde se encuentre, establezca el modelo en vez de seguir la corriente.

En medio de una crisis, Pablo tomó sus indicios de Dios, y no de los que le rodeaban, .
Hechos de los Apóstoles 27.21–38 RVR60
21 Entonces Pablo, como hacía ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Habría sido por cierto conveniente, oh varones, haberme oído, y no zarpar de Creta tan sólo para recibir este perjuicio y pérdida. 22 Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave. 23 Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, 24 diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo. 25 Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho. 26 Con todo, es necesario que demos en alguna isla. 27 Venida la decimacuarta noche, y siendo llevados a través del mar Adriático, a la medianoche los marineros sospecharon que estaban cerca de tierra; 28 y echando la sonda, hallaron veinte brazas; y pasando un poco más adelante, volviendo a echar la sonda, hallaron quince brazas. 29 Y temiendo dar en escollos, echaron cuatro anclas por la popa, y ansiaban que se hiciese de día. 30 Entonces los marineros procuraron huir de la nave, y echando el esquife al mar, aparentaban como que querían largar las anclas de proa. 31 Pero Pablo dijo al centurión y a los soldados: Si éstos no permanecen en la nave, vosotros no podéis salvaros. 32 Entonces los soldados cortaron las amarras del esquife y lo dejaron perderse. 33 Cuando comenzó a amanecer, Pablo exhortaba a todos que comiesen, diciendo: Este es el decimocuarto día que veláis y permanecéis en ayunas, sin comer nada. 34 Por tanto, os ruego que comáis por vuestra salud; pues ni aun un cabello de la cabeza de ninguno de vosotros perecerá. 35 Y habiendo dicho esto, tomó el pan y dio gracias a Dios en presencia de todos, y partiéndolo, comenzó a comer. 36 Entonces todos, teniendo ya mejor ánimo, comieron también. 37 Y éramos todas las personas en la nave doscientas setenta y seis. 38 Y ya satisfechos, aligeraron la nave, echando el trigo al mar.
Pablo siguió, aun estando bajo arresto domiciliario, anunciando y enseñando el Evangelio en una sociedad adversa al Cristianismo. .
Hechos de los Apóstoles 28.30–31 RVR60
30 Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, 31 predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento.
Pablo siguió, aun estando bajo arresto domiciliario, .
El creyente debe ser sal y luz, aún en una sociedad adversa al Cristianismo, .
Mateo 5.13–16 RVR60
13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
El problema es que muchos Cristianos hoy menosprecian lo que otros dieron su vida por tener.
Pablo siguió, aun estando bajo arresto domiciliario, .
La historia del creyente, por lo tanto, su responsabilidad en el Evangelio, no se acaba hasta que Dios dice que se acaba.
Ilustración:
Aplicación: Si Hechos 29 contaría de su vida, ¿contaría algo similar a los primeros 28 capítulos?
Trabajo-
Escuela-
Familia-
Related Media
Related Sermons