Faithlife Sermons

Que te cueste

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views
Notes & Transcripts
Marcos 12.41–44 RVR60
Estando Jesús sentado delante del arca de la ofrenda, miraba cómo el pueblo echaba dinero en el arca; y muchos ricos echaban mucho. Y vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento.

Intro:

Algo que Jesús siempre estuvo pendiente más allá de los escribas y fariseos, más allá de los que le seguían o los que no, era simplemente el corazón.
Cuando Jesús sanaba, declaraba salvación, estaba con sus discípulos, escuchaba a la multitud, siempre estuvo pendiente a lo que le decía el corazón de los demás.
Tal vez nosotros somos incapaces de escudriñar los corazones, pero ciertamente Jesús era un maestro en el tema de los corazones humillados....por eso David era un hombre conforme al corazón de Dios, pese a las fallas que tuvo.
La gente tiene un dicho, y es que Dios no juzga por las apariencias, sino por lo que está en el corazón, y ciertamente cuando Dios envió a Samuel a ungir un nuevo Rey esto fue lo que sucedió:
1º Samuel 16.7–8 RVR60
Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. Entonces llamó Isaí a Abinadab, y lo hizo pasar delante de Samuel, el cual dijo: Tampoco a éste ha escogido Jehová.
Cuando una vida se entrega a Cristo, no debe importarle lo que piense la gente, lo que vea la gente, o tan si quiera cuando imperdonable sientas que son tus pecados, lo que realmente importa es la capacidad de mostrar tu corazón tal y cual es ante Dios.

Es cuestión de calidad

Cuando Jesús se detiene a ver lo que sucede en la recolección de ofrendas ve algo digno de admirar y no era la cantidad de dinero que había allí o cuánta gente ofrendaba....era un corazón que estaba por dar la mayor de las lecciones.
Hay diferentes maneras de dar:
Cantarle a Dios
Ayudar a los demás
Participar en la liturgia de la iglesia
En fin, todo lo que hacemos como creyentes en nuestro diario vivir.
Pero también hay dos tipos de personas a la hora de dar:
El que lo hace por cumplir, por el que dirán o por compromiso
Y el que lo hace de corazón
Cuando Jesús mira el panorama ve dos cosas.
Vé ofrendando
Observa ofrendando aquellos que tienen mucho pero dan lo que sobra
Y ve una viuda que a penas tenía dos blancas (Un cuadrante) [Un centavo es más que lo que era un Cuadrante]
Por eso es cuestión de calidad, no de lo que se da, si no con el corazón que se da.
Yo he escuchado muchos cantantes cantar, pero pocos ministrar
Ejemplo: La campaña de jóvenes: El evangelista cantor vs el Hermano común
Jesús se encontró con muchos leprosos, pero solo uno volvió a dar las gracias
Caín y Abel ambos ofrendaron, pero solo uno ofrendó de corazón

Ahora la pregunta es cómo le estás dando a Dios

Quiero que pienses cómo se dio Jesús
Cuando Jesús fue a la cruz hubo algo que describió el principio de su ministerio hasta llegar a ese momento, y fue ENTREGA
Jesús no fue un incompetente, fue un ser que entregó su corazón y su vida por traernos el mensaje de slavación.
Jesús sabía sentarse con los pecadores, aunque lo juzgaran.
Jesús fue rechazado, escupido, azotado, flagelado y con todo en la cruz del calvario pronunció : Padre perdónalos porque nos saben lo que hacen.
El amor y la entrega de Jesús lo llevó a literalmente entregar su vida para que tu y yo entendamos cuán grande amor es el de Dios.
Entendiendo cuán grande fue la entrega de Jesús por nosotros, les pregunto cómo te entregas a Él.
Dios no busca una entrega a medias, busca una entrega completa.
Lucas 14.26–27 RVR60
Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.
Lucas 14.26–27 NVI
«Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia vida, no puede ser mi discípulo. Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.
Así como Abraham no le negó la entrega de su hijo, es lo que Dios pide de nosotros, entrega total, no que le neguemos una parte de nuestra mente, corazón o vida.
Hay personas que se la pasan luchando con Dios…pelean más que Jonás cuando Dios lo envió a predicar a Nínive.
Es tiempo de levantar bandera blanca y rendirnos a Dios, como la viuda lo dió todo, Es tiempo que lo demos TODO.
La ofrenda de David:
2º Samuel 24.18–25 RVR60
Y Gad vino a David aquel día, y le dijo: Sube, y levanta un altar a Jehová en la era de Arauna jebuseo. Subió David, conforme al dicho de Gad, según había mandado Jehová; y Arauna miró, y vio al rey y a sus siervos que venían hacia él. Saliendo entonces Arauna, se inclinó delante del rey, rostro a tierra. Y Arauna dijo: ¿Por qué viene mi señor el rey a su siervo? Y David respondió: Para comprar de ti la era, a fin de edificar un altar a Jehová, para que cese la mortandad del pueblo. Y Arauna dijo a David: Tome y ofrezca mi señor el rey lo que bien le pareciere; he aquí bueyes para el holocausto, y los trillos y los yugos de los bueyes para leña. Todo esto, oh rey, Arauna lo da al rey. Luego dijo Arauna al rey: Jehová tu Dios te sea propicio. Y el rey dijo a Arauna: No, sino por precio te lo compraré; porque no ofreceré a Jehová mi Dios holocaustos que no me cuesten nada. Entonces David compró la era y los bueyes por cincuenta siclos de plata. Y edificó allí David un altar a Jehová, y sacrificó holocaustos y ofrendas de paz; y Jehová oyó las súplicas de la tierra, y cesó la plaga en Israel.
Lo que le des a Dios te tiene que costar todo como le costó a la viuda.

Conclusión

Cuando le damos el tiempo a Dios, damos lo que nos sobra verdad?
Cuando ayudamos a alguien, cómo lo hacemos? por cumplir o porque el amor de Dios nos impulsa?
Cuando Dios te pide algo, qué le das, cómo se lo das
Related Media
Related Sermons