Faithlife Sermons

Fe todoterreno

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

Nuestra fe no pertenece solo al corazón, también a la razón.

Notes & Transcripts

¿Es así de confiable nuestra fe?

“Si logramos que alguien acepte sólo intelectualmente los postulados de la fe cristiana, sigue sin ser salvo.”
Daniel 3.13–18 NVI
Lleno de ira, Nabucodonosor los mandó llamar. Cuando los jóvenes se presentaron ante el rey, Nabucodonosor les dijo: —Ustedes tres, ¿es verdad que no honran a mis dioses ni adoran a la estatua de oro que he mandado erigir? En cuanto escuchen la música de los instrumentos musicales, más les vale que se inclinen ante la estatua que he mandado hacer y que la adoren. De lo contrario, serán lanzados de inmediato a un horno en llamas, ¡y no habrá dios capaz de librarlos de mis manos! Sadrac, Mesac y Abednego le respondieron a Nabucodonosor: —¡No hace falta que nos defendamos ante Su Majestad! Si se nos arroja al horno en llamas, el Dios al que servimos puede librarnos del horno y de las manos de Su Majestad. Pero aun si nuestro Dios no lo hace así, sepa usted que no honraremos a sus dioses ni adoraremos a su estatua.
“Si logramos que alguien acepte sólo intelectualmente los postulados de la fe cristiana, sigue sin ser salvo.”
Ramsay, R. B. (2008). Certeza de la fe: La defensa del evangelio en un mundo inseguro (p. 16). VILADECAVALLS (Barcelona) ESPAÑA: Editorial CLIE.
Daniel 3.13–18 NVI
Lleno de ira, Nabucodonosor los mandó llamar. Cuando los jóvenes se presentaron ante el rey, Nabucodonosor les dijo: —Ustedes tres, ¿es verdad que no honran a mis dioses ni adoran a la estatua de oro que he mandado erigir? En cuanto escuchen la música de los instrumentos musicales, más les vale que se inclinen ante la estatua que he mandado hacer y que la adoren. De lo contrario, serán lanzados de inmediato a un horno en llamas, ¡y no habrá dios capaz de librarlos de mis manos! Sadrac, Mesac y Abednego le respondieron a Nabucodonosor: —¡No hace falta que nos defendamos ante Su Majestad! Si se nos arroja al horno en llamas, el Dios al que servimos puede librarnos del horno y de las manos de Su Majestad. Pero aun si nuestro Dios no lo hace así, sepa usted que no honraremos a sus dioses ni adoraremos a su estatua.
Daniel 3.13-18

SMA tenían una fe racional

En nuestra estructura cerebral, la corteza prefrontal es lo último que se desarrolla y es justamente donde pensamos las decisiones. Es donde realizamos el proceso de pensamiento más complejo.
Los jóvenes frente a una oportunidad de salvar sus vidas: no fue solo una decisión visceral, fue pensada. Su fe no solo estaba cimentada en una decisión emocional sino también razonada.
Sabes que tu fe es fuerte cuando, sea que vayas por la vía emocional o por la vía racional, llegas al mismo destino.

SMA comprendían su contexto

Los jóvenes reconocían el poder del rey y su capacidad para quitarles la vida. Aún así se mantuvieron en su decisión.
Es difícil enfrentar un enemigo desconocido. Para saber responder a los cuestionamientos de nuestra fe debemos tener conocimientos básicos sobre la cultura y su filosofía.
Necesitamos aprender cómo el pensamiento actual puede influir en nuestra cosmovisión cristiana.
En el pensamiento social la fe y la razón pertenecen a dos polos opuestos irreconciliables.
El pensamiento social acepta la fe desde el ámbito privado mas no como una verdad científica que puede incluirse en la vida pública.

SMA conocían a su Dios

Los jóvenes tenían una total confianza en el poder de su Dios para librarlos de un decreto imposible de evadir. Semejante confianza refleja un conocimiento real acerca de su Dios.
Para saber lo que Dios es capaz de hacer hay que conocer a Dios.

SMA confiaban en la voluntad de Dios

Los jóvenes tenían un conocimiento claro acerca de la soberanía de Dios, al punto de saber que podría no salvarlos y aún así seguirían confiando en él.
Confiar en Dios de tal manera solo es posible a través de una relación íntima con él, que no busca manipularlo sino respetar y aceptar su voluntad como superior y perfecta.
Related Media
Related Sermons