Faithlife Sermons

¿QUIÉN SOY YO?

Descubriendo a Dios  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 11 views
Notes & Transcripts | Handout
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →

SERIE:

En la serie Descubriendo a Dios, usted explorara quien es Dios, quien es usted, y quien es la iglesia desde el punto de vista bíblico. La exploración es parte del núcleo de la condición humana. Ya que fuimos creados para descubrir la tierra, el mar, y de alguna manera conectar con el creador de todo. Esta serie de predicaciones le ayudarán a conocer a Dios, y como conectar con Él para transformar su vida. Acompáñenos a explorar, descubrir y conocer a Dios a través de su Palabra. ¿Quién es Dios?¿Quién es Jesús?¿Quién es el Espíritu Santo?¿Quién soy yo?¿Quién es la Iglesia?

ORACIÓN:

Padre Celestial esta mañana nos reunirnos como tu pueblo para adorarte a través de canticos, ahora te adoramos a través del abrir tus Escrituras para escuchar tu voz. Así que por favor “abre nuestros ojos, para que veamos las verdades maravillosas que hay en tus enseñanzas,”
Enséñanos mientras meditamos en quienes somos y para que nos creaste. Creador de todo, tu nos creaste varón y hembra, echos a tu imagen para conocerte, amarte, vivir contigo y glorificarte. Y es correcto que nosotros quienes fuimos creados por ti, vivamos entonces para tu gloria.
Ayúdanos a no perder de vista que nosotros, y todo ser humano que hiciste, son creados a tu imagen. Nunca nos dejes dudar de esto acerca de otro hombre o mujer, por que el hacerlo te niega a ti la gloria que es debida a tu nombre. Tu semejanza vislumbrada en nosotros testifica que te pertenecemos a ti, cuerpo y alma. Te pedimos esto en el nombre de tu Hijo Jesús en quien descansa nuestra esperanza eterna y a través de tu Espíritu Santo. Y el pueblo de Dios dice: “¡Amen!”

INTRODUCCIÓN:

Imagen

¡Qué, $640 dólores por una camisa blanca! Yo recuerdo la primera ocasión que fuimos a visitar la familia de mi esposa en California hace unos años. En ese viaje fuimos a descubrir y a caminar en el “Malibu Country Mart”. El cual es un centro de compras famoso que esta al aire libre, con cerca de 65 boutiques, galerias y restaurantes. Este es un lugar donde muchas estrellas van a comprar jugetes, ropa de diseñadores exclusivos y joyas. Mientras la gente ordinaria local allí compra su cafe, cosmeticos y ropa (cara) cotidiana, etc.
Al estar caminando y viendo, entramos en una tienda departamental y me encontre una camiseta que me llamo la atención. No era de blanca seda lujosa ni tenia diamantes incrustados, no sino que era una camisa blanca regular de manga corta, pero de $640 dólores.
Yo me pregunte, seguramente el precio de la etiqueta esta mal marcado. Así que toma otra camisa del perchero solo para encontrar el mismo precio marcado en la etiqueta. Aun incrédulo, me le acerque a vendedor para preguntar sobre el precio exorbitante de $640 dólares.
Para mi sorpresa, el vendedor afirmo que el precio estaba correcto—$640 y añadio que, este era el precio ‘especial’ de oferta. Yo me pregunte entonces, que puede ser tan especial acerca de esta playera para justificar este precio. “¿Voy a ser sanado de alguna enfermedad si me pongo esta camisa? u ¿obtendré algún tipo de super-poder?
El vendedor haciendo su labor, me dijo, “esta camisa fue hecha por un buen diseñador.” Fue allí cuando me di cuenta de algo clave, que es el nombre del diseñador en esa camisa es el que añade valor a ella.

Necesidad

Todo ser humano tiene valor por el simple hecho del nombre del diseñador que esta escrito en el o ella. Pero muchos aún no saben de su diseñador y se han preguntado una de las siguientes preguntas. ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Por qué fuimos creados? ¿Cuál es nuestra condición? ¿Cuál es nuestro destino? ¿Dónde encontramos el significado y el propósito de la vida?
La mayoría de la gente que busca la respuesta a estas preguntas a través de la filosofía, la religión, la historia, la tradición, la experiencia, la ciencia, etc. A diferencia de la mayoría, el cristiano busca saber quien es el hombre de acuerdo con la Biblia — la Palabra inspirada e inerrante de Dios.
Por eso es importante, que uno entienda que su precio y valor proviene de Aquel nombre quien esta escrito en usted. ¡La gloria de Dios esta entretejida en sus genes, y usted fue diseñado para glorificarle a Él!
Ciertamente, nosotros fuimos hechos a la misma imagen del Dios Vivo. Él nos ha diseñado. Él nos ha creado para descubrirle, conocerle, hacerle conocido y para disfrutarle para siempre.

Proposición Homilética

¡Viva para la gloria del Dios Trinitario! Refleje quien es usted como hechura de Dios, al caminar una vida de buenas obras aquí y ahora para hacerle conocido a toda persona.

Texto

En la carta a los Efesios 2:1-10 seremos enseñados como responder correctamente a la pregunta de, ¿quién soy yo?, a través de la escritura de Pablo a los cristianos en Efeso. Estaré utilizando la Nueva Versión Internacional de la Biblia.

Panorama

Estaremos descubriendo, ¿Quién soy Yo? al mirar:
El Origen del Hombre. La Naturaleza del Hombre. La Caída del Hombre. La Redención del Hombre.
La Naturaleza del Hombre.
La Caída del Hombre.
La Redención del Hombre.
¿Quién soy yo? La respuesta a esta pregunta son de gran importancia porque ella determinara su relación eterna con el único Dios verdadero. Así que basaremos nuestro estudio en el capitulo 2 de la carta a los Efesios, versiculos 1 al 10.

MENSAJE:

I. El Origen del Hombre

Respecto al origen del hombre todas las personas sostienen uno de los dos puntos de vista básicos existentes:
Un punto de vista u opinión ateísta no atribuye el origen de algo o alguien a la intervención de Dios. (i.e. la evolución, la casualidad)
Un punto de vista teísta atribuye el origen de todo y del hombre a la intervención creativa de Dios.
Un punto de vista teísta que, aunque podría — en ciertos casos — incluir conceptos evolucionistas, atribuye el origen del hombre a un acto creativo de Dios..

La perspectiva ateísta

La evolución ateísta es la perspectiva principal. Y esta basada en franca oposición a la Biblia y descansa sobre varios argumentos claves:
1. No existe un Dios Personal, Creador, sobrenatural.
2. La vida puede ser adecuadamente explicada por la mente del hombre a través de los datos científicos.
3. El universo expandido según lo conocemos, es el resultado de una gigantesca explosión ocurrida hace miles de millones de años.
5. El hombre es el resultado de la evolución ocurrida después de millones de años a partir de formas elementales de animales.
6. La materia es eterna y no puede ser creada ni destruida.
7. La evolución del hombre fue progresiva y es el resultado de:
•Mutaciones (cambios) casuales.
•Una selección natural.
•La supervivencia del mejor y más fuerte.
•Una sola célula llegó a convertirse en el organismo complejo actual.
•Cambios uniformes en el medio ambiente que tuvieron lugar a través de millones de años.
La evolución ateísta se basa en:
•Teorías no comprobadas.
•La probabilidad y el azar.
•Fe en el hombre y en la ciencia.
Es obvio que la evolución ateísta contradice directamente el relato bíblico del origen del hombre.
¡Se requiere más fe para creer en la evolución que en la creación, porque los hechos no apoyan la evolución!

La perspectiva teísta

La creación teísta es la perspectiva principal. Y esta basada en el relato bíblico de la creación. Y el origen del hombre debe ser creído por fe—¡no una fe ciega que no toma en cuenta los hechos, sino una fe confiada en el Dios Verdadero! Y descansa sobre las siguientes verdades:

Sus títulos

Los títulos conferidos al Espíritu Santo en la Escritura denotan su naturaleza divina.Espíritu de SantidadEspíritu del Señor Espíritu de Cristo Espíritu de Jesús Espíritu de vuestro Padre Espíritu del Dios vivo

Su procedencia

1. La creación del mundo y del hombre se debió a un acto sobrenatural de Dios.
El Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo desde la eternidad, pero fue “enviado” al mundo por el Padre y por el Hijo de una manera especial el Día de Pentecostés para: dar poder a la Iglesia.bautizar a los creyentes en el Cuerpo de Cristo.capacitarlos para ser testigos de Cristo y producir fruto espiritual. convencer al mundo de pecado.
Gén. 1:24
Sal. 33:6-9

Su personalidad

2. La creación tuvo un propósito.
Gén. 1:27-31
A pesar de ser identificado como el “poder” de Dios, el Espíritu Santo no es una fuerza impersonal, sino una persona; el Espíritu Santo es la tercera persona de la trinidad. Significado del termino “Espíritu Santo”El Espíritu Santo es referido en el Nuevo Testamento como el “Paracleto” que significa: consejero consoladorayudador abogado y puede ser traducido literalmente como:“Aquel quien viene a nuestro lado para apoyarnos o ayudarnos.” El Espíritu Santo evidencia las características de una personaEl Espíritu Santo tiene: una mente una voluntademociones El Espíritu Santo como persona: habla oraguíaenseñaconduce/orienta Al Espíritu Santo se le puede: mentir contristarafrentarresistirapagar *Negar la personalidad del Espíritu Santo y referirse a Él como una fuerza, constituye una gran falta de respeto y tal concepto ¡no es bíblico!
3. La creación fue súbita.
Lo que la Biblia enseña sobre la creación del mundo y el hombre.
1. Dios trajo el mundo a la existencia a partir de lo que no existía previamente. (creación ex-nihilo). “Y dijo Dios...” ¡y así ocurrió!
2. La tierra y el hombre fueron creados con el “aspecto de tener muchos años” los árboles fueron creados maduros y Adán tenía el aspecto, quizá, de unos 20 años de edad en el instante en que Dios lo hizo.
La Creación del Hombre
The texto biblico revela que Dios creó al hombre. “Entonces el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.”
súbitamente
supernaturalmente – Adán fue creado del polvo de la tierra y Eva de Adán.
• mediante el acto especial de soplar aliento de vida en él. Sólo la Vida puede producir vida.
El testimonio adicional que la Escritura presenta
• Adán y Eva eran personas reales e individuales.
Gén. 5:5
Luc. 3:38
• La creación del hombre no fue “accidental,” sino con un propósito
Dios creo al hombre
• Para que tuviera comunión con Él.
Gén. 3:8
Gén. 5:24
1 Juan 1:3
•Para que señoreara sobre la tierra.
Gén.1:26
•Para que realizara el trabajo que la tierra requería
Gén. 2:4-5
•Para que adorara a Dios.
Gén. 4:4; 4:26; 6:8-9.
•Para glorificar a Dios
Apo. 5:13
Salmo 34:1-3
•Conforme a Su imagen y a Su semejanza.
El hombre creado a la imagen de Dios
No obstante, al decir que el hombre fue creado a “imagen y a la semejanza” de Dios no se pretende dar a entender que Dios tenga un cuerpo físico, pues Dios es Espíritu (Juan 4:23-24), sino que el hombre fue creado por Dios con parecido moral y espiritual a Dios.
De manera que el hombre al haber sido creado por Dios, refleja en cierta forma a Dios.
Varias ideas claves están incluidas en “...a imagen de Dios.
El hombre es esencialmente un ser espiritual que habita en un cuerpo físico. Este cuerpo físico es bueno (Gén. 1:31), pero tendrá que ser redimido y glorificado en cuerpo espiritual para que pueda relacionarse finalmente con Dios en forma apropiada.
El hombre posee personalidad: mente, voluntad y emociones.
El hombre está capacitado para comunicarse y tener relación con Dios.
El hombre fue creado en una condición o estado que es conocido como… “inocencia sin confirmar” o “santidad no sometida a prueba”
“inocencia sin confirmar” o “santidad no sometida a prueba”
“santidad no sometida a prueba”
De manera que al crear Dios a Adán y a Eva les dio la capacidad de elegir libremente entre el bien y el mal; obedecerle a Él o desobedecerle a Él. En el correcto o incorrecto uso de esa libre capacidad, estaba el potencial para el pecado. Toda la creación de Dios era gloriosa y todo lo que Dios hizo fue declarado por Dios mismo como “bueno en gran manera.” El problema no fue la creación – sino el problema real fue que el hombre eligió desobedecer a Dios el pecar.
Finalmente, uno tiene que elegir entre creer lo que Dios ha revelado en la Biblia acerca de la creación o creer lo que el hombre ha soñado que es la creación.
¿Cuál de las dos decisiones demanda más fe?

II. La Naturaleza del Hombre

Aún cuando el hombre forma una unidad que puede ser dividida en partes, la Escritura enseña que el hombre se compone de por lo menos dos aspectos básicos:
•El aspecto material (físico).
•El aspecto inmaterial (espiritual).
Y en un sentido más amplio, la Escritura menciona que en la parte inmaterial del hombre pueden distinguirse dos aspectos: El alma y el espíritu.

La tricomposición ‘trinidad’ del hombre

Por lo tanto la Escritura ve al hombre como un ser unificado compuesto de 3 aspectos, el cuerpo, el alma y el espíritu. 1 Tes. 5:23
1 Tes. 5:23
Para nuestro propósito nos referiremos a estos 3 aspectos del hombre en los siguientes términos simples:
•Espíritu = Principio vital que hace que uno “viva” (motiva y da energía).
•Alma =Esfera de la personalidad (mente, voluntad, emociones).
•Cuerpo =El recipiente físico a través del cual se manifiestan el espíritu y el alma humano.
Es indispensable aclarar que a pesar de las distinciones entre los aspectos materiales e inmateriales del hombre (alma, cuerpo y espíritu), todo hombre tiene necesidad y es sujeto de la salvación.

La parte material del hombre

Dios creó al hombre del polvo de la tierra, formándole un cuerpo físico. Gén. 2:7
Gén. 2:7
El cuerpo, entonces, es simplemente el “depósito” físico que Dios hizo para que contuviera la “persona” del hombre.
Aunque el cuerpo físico es bueno, y pudo, según fue creado, vivir eternamente alimentándose del árbol de la vida, el cuerpo físico humano, tanto de incrédulos como de creyentes es ahora, por causa del pecado, corrupto y su estado es decadente, por lo cual es necesario que sea redimido y glorificado para, finalmente, relacionarse con Dios en forma adecuada.
.
El cuerpo de los creyentes sera conformado en un cuerpo glorificado igual al de Cristo a la hora de la resurrección.
Fil. 3:20-21
Por otro lado, el cuerpo de los incrédulos será también resucitado, pero no para gloria, sino para deshonra y condenación eterna.
Apo. 20:5, 11-15
El último estado del cuerpo humano será más espiritual que físico.

La parte inmaterial del hombre

No obstante, es difícil distinguir la diferencia entre el alma humana y el espíritu humano. Aunque la Palabra de Dios puede discernir esta diferencia, nosotros, en realidad, lo único que podemos hacer es describirla.
espíritu: Es el principio vital que hace a uno estar vivo. La muerte física es la separación del espíritu y del cuerpo.

En los hechos y tiempos del Nuevo Testamento

El espíritu (con minúscula)
La Biblia enseña que el espíritu del hombre es inmortal...
No obstante la relación adecuada y eterna del hombre con Dios sólo ocurre cuando el hombre recibe un “nuevo espíritu” de Dios.
En el momento de la salvación el creyente recibe un “nuevo espíritu” y al mismo tiempo el Espíritu Santo viene a habitar en él.
Juan 14:16-18
El espíritu viejo es reemplazado por el espíritu nuevo y el Espíritu Santo imparte vida eterna al nuevo creyente.
Luc. 11:13
Hech. 2:38
alma
Es la totalidad de la persona del hombre. El alma incluye la mente, la voluntad y las emociones, porque en tanto que el hombre posee un espíritu, es alma.
Salmo 34:2
Salmo 42:1
El alma expresa la totalidad del ser y de la persona del hombre.
La obra del Espíritu Santo es tan prominente en el libro de los Hechos que un título más adecuado para este libro sería “Los Hechos del Espíritu Santo a través de los Apóstoles.“ Las siguientes afirmaciones acerca de la obra del Espíritu Santo en los Hechos pueden ser afirmadas con entera confianza: La llenura de los apóstoles con el Espíritu Santo tuvo como objetivo primordial dar poder a su ministerio como testigos de Cristo. Hechos 1:8El bautismo y la llenura del Espíritu de los apóstoles en el día de Pentecostés fue en cumplimiento parcial de ; de la promesa de Cristo en Luc. 24:49, en Juan 16:7 y en Hech. 1:4-5. El haber sido llenos con el Espíritu Santo, y haber hablado en otros dialectos o idiomas (dialektos - dialecto) en Hechos 2:11, fue una señal de autenticidad por parte de Dios para los incrédulos.*Nota acerca de las lenguas: Es evidente que las “lenguas” en Hechos eran idiomas distintos al que hablaban los apóstoles, no eran exclamaciones extáticas ni tartamudeos. Hoy en día con la Biblia, la revelación de Dios está completa haciéndose prácticamente innecesario el ejercicio de las lenguas en la iglesia. El Espíritu Santo “bautiza” a los creyentes en el cuerpo de Cristo. Ser bautizado con el Espíritu es recibir al Espíritu Santo como un don de Dios (Ej: Hechos 8:14-17). Con el Bautismo del Espíritu (el cual se realiza una sola vez en el momento de la salvación), el creyente es: – identificado con la muerte, la sepultura y la resurrección del Señor Jesucristo. – colocado en el cuerpo de Cristo como miembro de Su iglesia. *Nota que la frase “fuimos todos bautizados” está en pretérito y se refiere a todos los creyentes, independientemente de que hablen o no en lenguas, o hagan uso de cualquier otro don como señal. . La Escritura simplemente no enseña un segundo bautismo del Espíritu (o segunda obra de la gracia) después de la salvación. El Espíritu Santo provee audacia para ser testigos de Cristo. El Espíritu Santo realizó milagros a través de los Apóstoles: – Para autenticar el mensaje y al mensajero.– Para mostrar el poder de Dios.– Para glorificar a Dios. – Para llevar a los hombres a creer en Dios. El Espíritu Santo separó y llenó de poder a los hombres para el servicio misionero. El Espíritu Santo llenó (dirigió, influenció y guió) a los creyentes para un ministerio eficaz. El Espíritu Santo eligió, distribuyó y desarrolló los dones espirituales entre los creyentes para la edificación del Cuerpo de Cristo. El Espíritu Santo habló a través de los profetas. El Espíritu Santo purificó a la iglesia de pecado. El Espíritu Santo instruyó y guió en el ministerio. En resumen, especialmente en los Hechos, el Espíritu Santo:Fundó la iglesia.Desarrolló la iglesia.Extendió la iglesia. Fortaleció la iglesia. Y lo que fue verídico del Espíritu Santo en los Hechos, fue verídico a todo lo largo del periodo del Nuevo Testamento comprendido entre 37 d.C. — 100 d.C.
Y es el alma del hombre que es el objeto de la salvación.
Salmo 62:1
En el momento de la salvación el alma humana es hecha perfecta en sentido posicional, sin embargo, en el sentido práctico necesita ser glorificada en cuanto a que tiene mente, voluntad y emociones.
El alma y el espíritu del hombre no pueden separarse, de otro modo el hombre cesaría de existir. ¡El alma y el espíritu sólo pueden distinguirse!
Dios...
•Reemplazara nuestro espíritu.
•Redimirá y glorificará nuestro cuerpo.
•Renovará y santificará nuestra alma (mente, corazón, voluntad, emociones) porque, en Cristo, somos una nueva creación.
: Es el principio vital que hace a uno estar vivo. La muerte física es la separación del espíritu y del cuerpo.

III. La Caída del Hombre

La creación del hombre por Dios fue buena—de hecho Dios creó al hombre para que se relacionara apropiadamente con Él y tuviera comunión con Él. Está claro que antes de Génesis 3 Adán y Eva no habían pecado. Por un cierto periodo de tiempo posterior a su creación, Adán y Eva disfrutaron de una interrumpida relación tanto entre ellos como con Dios.
¿Qué fue lo que ocurrió...? La respuesta está en Génesis 3.

La condición original del hombre

Dios creó al hombre en un estado no confirmado de inocencia o santidad no comprobada. Ahora bien, si la obediencia y la adoración de Dios por parte del hombre habrían de tener significado, indispensablemente tenían que ser voluntarias.
Por lo tanto...
•Dios dio al hombre la capacidad de elegir entre hacer el bien y hacer el mal (“libre albedrío”); entre obedecer o desobedecer a Dios; entre pecar y no pecar.
•Dios estableció una restricción (prohibición, ley, mandamiento) y claramente la comunicó al hombre. Esta restricción fue diseñada para probar la obediencia a Dios por parte del hombre, el objeto era determinar si éste, en el caso de tener la oportunidad de elegir, escogería obedecer a Dios. La restricción está mencionada en Gén. 2:16-17.
“Y mandó el Señor Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”
•Dios dio al hombre completa libertad para comer de cualquier otro árbol del huerto.
•Dios advirtió al hombre acerca de las consecuencias que traería su desobediencia.

La tentación del hombre

Al momento de , Satanás ya había pecado y caído. Y Dios permitió que Satanás fuera el instrumento mediante el cual probaría la obediencia del hombre.
Satanás...
•Levantó dudas acerca de la veracidad de la Palabra de Dios.
•Contradijo la Palabra de Dios.
•Puso en entredicho la bondad y los motivos de Dios.
•Tentó a Eva diciéndole la mitad de la verdad (lo que equivale a la mentira total).

El pecado del hombre

•Sucumbió ante la tentación de Satanás y los deseos de la carne y la vanagloria de la vida.
•Dio del fruto prohibido a Adán, quien también comió de él.
Cuando Adán y Eva fueron tentados, tuvieron oportunidad de elegir; libremente escogieron desobedecer a Dios, cometiendo así un acto de pecado el cual sería la causa de que toda la raza humana fuera pecadora por naturaleza.
A través del ejercicio del “libre albedrío” (capacidad de elegir libremente entre el bien y el mal), el pecado entró en el mundo.
El pecado había sido hallado en Satanás () y encontró la forma de llegar hasta el hombre. Y de la misma manera que el pecado de Satanás afectó adversamente a otros, el pecado de Adán y Eva afectó a toda la humanidad.
Es necesario hacer notar que en el fondo, la base del pecado es el orgullo– el deseo personal de ser el “Dios” de uno mismo, y que la principal característica del pecado es el engaño.
– el deseo personal de ser el “Dios” de uno mismo, y que la principal caracte- rística del pecado es el engaño.
El pecado ofrece felicidad, placer, satisfacción, y libertad; pero solo proporciona frustración, culpabilidad, esclavitud, destrucción y muerte.
Los resultados de la caída (Gén. 3:7-24)
•El pecado manchó la moral inocente de Adán y Eva, deteriorando la imagen de Dios que había en el hombre.
•El pecado causó separación entre el Dios santo y el hombre pecador, interrumpiendo la comunión con Dios.
•El pecado trajo inmediatamente el juicio de Dios, tal como Él lo había prometido. Satanás fue quien mintió, ¡Dios había dicho la verdad!
•El pecado fue la causa de que todo el orden creado quedara bajo maldición.

La imagen corrompida de Dios en el hombre

No solamente el cuerpo humano quedó sujeto a la enfermedad y al sufrimiento, sino que también la tierra fue sujeta a las calamidades con tor- mentas, desastres naturales, climas extremos, etc. El hombre fue condenado tanto a la muerte física como a la muerte espiritual.
La parte material del hombre (el cuerpo humano) se corrompió y quedó sujeto al deterioro y la parte inmaterial del hombre (el espíritu y el alma) perdió su capacidad de reflejar puramente la imagen de Dios y de relacionarse adecuadamente con Él. La imagen de Dios en el hombre ha sido deteriorada por causa del pecado.
El hombre:
•Se volvió pecador por naturaleza.
•Posee una mente entenebrecida.
•Posee instintos malignos en su corazón.
•Sus emociones son controladas por los deseos de la carne.
Gén. 6:5
Gén. 8:21
•El pecado lo aleja y separa del Dios santo.
Efe. 2:1-3
Efe. 2:12
Dios probó al hombre y el hombre falló y cayó.
Adán se convirtió en pecador mediante la comisión de un acto pecaminoso. A partir de entonces todos los hombres cometerían actos pecaminosos porque serían pecadores por naturaleza

IV. La Redención del Hombre

El plan de Dios

Ephesians 2:4–5 BTX
pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia habéis sido salvados),
Darnos vida a traves de Cristo. De no seguir los caminos de este mundo ni Satanas. Y de no gratificar los deseos de nuestra naturaleza pecaminosa
De darnos vida a traves de Cristo.
De no seguir los caminos de este mundo ni Satanas.
De no gratificar los deseos de nuestra naturaleza pecaminosa.

La gracia de Dios

Ephesians 2:6 BTX
y juntamente con Cristo Jesús nos resucitó y nos hizo sentar en los celestiales,
El nos salvo a traves de Cristo.
El nos dio una identidad a traves de Cristo.

El propósito de Dios

Ephesians 2:7–10 BTX
para mostrar en los siglos venideros la inmensurable riqueza de su gracia, en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no es de vosotros, es el don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe; porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.
Cuando.
Para que le glorifiquemos al demonstrar su gracia.
Para que le glorifiquemos al hacer buenas obras.
“La gloria de Dios es la primer cosa que los hijos de Dios deberían desear. Es el objeto de una de las oraciones de nuestro Señor: ‘Padre, glorifica tu nombre’ (). Ese el próposito por el cual el mundo fue creado. Ese es el fin por el cual los santos son llamados y convertidos. Es la cosa principal que nosotros debemos buscar, que ‘Dios en todas las cosas sea glorificado’ (). . . .
Cualquier cosa por la cual podamos glorificar a Dios es un talento, nuestros dones, nuestra influencia, nuestro dinero, nuestro conocimiento, nuestra salud, nuestras fuerzas, nuestro tiempo, nuestros sentidos, nuestra razón, nuestro intelecto, nuestra memoria, nuestros afectos, nuestros privilegios como miembros de la Iglesia de Cristo, nuestras ventajas como poseedores de la Biblia—todo, todo son talentos. ¿De dónde provinieron estas cosas? ¿Qué mano las regaló? ¿Por qué somos lo que somos? ¿Por qué no somos gusanos que se arrastran por la tierra? Solo hay una respuesta a estas preguntas. Todo lo que tenemos es un préstamo de Dios. Nosotros somos los mayordomos de Dios. Nosotros somos los deudores de Dios. Deje que este pensamiento se hunda profundamente en nuestros corazones.” — J.C. Ryle, The New City Cathechism, Q#4.

CONCLUSIÓN:

Repasar el Mensaje

Aunque no tenía obligación alguna, Dios dio el paso inicial para proveer un medio que permitiera al hombre volver a tener una correcta relación con Él. Ya que el Dios Trinitario en favor del hombre provee un camino de liberación de la condena y castigo del pecado a través de la justificación de Jesucristo y de la transformación del Espíritu Santo. Dios entonces por su gracia redime al hombre para buenas obras dándole una identidad eterna en Cristo.

Refrescar la Imagen

¿Qué nombre tienes escrito en ti? Recuerda que es el nombre del diseñador en la camisa el que añade valor a ella. ¡Viva para la gloria del Dios Trinitario! Refleje quien es usted como hechura de Dios, al caminar una vida de buenas obras aquí y ahora para hacerle conocido a toda persona.
“La gloria de Dios es la primer cosa que los hijos de Dios deberían desear. Es el objeto de una de las oraciones de nuestro Señor: ‘Padre, glorifica tu nombre’ (). Ese el próposito por el cual el mundo fue creado. Ese es el fin por el cual los santos son llamados y convertidos. Es la cosa principal que nosotros debemos buscar, que ‘Dios en todas las cosas sea glorificado’ (). . . .
Cualquier cosa por la cual podamos glorificar a Dios es un talento, nuestros dones, nuestra influencia, nuestro dinero, nuestro conocimiento, nuestra salud, nuestras fuerzas, nuestro tiempo, nuestros sentidos, nuestra razón, nuestro intelecto, nuestra memoria, nuestros afectos, nuestros privilegios como miembros de la Iglesia de Cristo, nuestras ventajas como poseedores de la Biblia—todo, todo son talentos. ¿De dónde provinieron estas cosas? ¿Qué mano las regaló? ¿Por qué somos lo que somos? ¿Por qué no somos gusanos que se arrastran por la tierra? Solo hay una respuesta a estas preguntas. Todo lo que tenemos es un préstamo de Dios. Nosotros somos los mayordomos de Dios. Nosotros somos los deudores de Dios. Deje que este pensamiento se hunda profundamente en nuestros corazones.” — J.C. Ryle, The New City Cathechism, Q#4.

Oración

Creador de todo, tu nos creaste varón y hembra. Hechos a tu imagen para conocerte, amarte, vivir contigo y glorificarte. Y es correcto que nosotros quienes fuimos creados por ti, vivamos entonces para tu gloria. Ayúdanos a no perder de vista que nosotros y cada ser humano que haz hecho, fuimos creados a tu imagen. Nunca nos dejes dudar de esto acerca de nosotros mismos. Y nunca nos dejes dudar de esto acerca de otro hombre o mujer, por que el hacerlo te niega a ti la gloria que es debida a tu nombre. Tu semejanza vislumbrada en nosotros testifica que te pertenecemos a ti, cuerpo y alma. Ayúdanos a vivir para tu gloria. En el nombre de tu Hijo Jesús en quien descansa nuestra esperanza eterna y a través de tu Espíritu Santo, te pedimos esto. Y el pueblo de Dios dice, Amen!
Related Media
Related Sermons