Faithlife Sermons

Salvos de qué?

Salvación  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views

El día de salvación llegará y debemos estar preparados para ese momento.

Notes & Transcripts

Texto:

2 Pedro 3.9 RVR60
El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

INTRODUCCIÓN:

Ante la burla que sufrían algunos cristianos por la aparente tardanza de la salvación, Pedro les escribe a los creyentes para animarlos y recordarles las palabras que se les habían enseñado en cuanto a la segunda venida, el fin de todas las cosas y el juicio de Dios.
Esto era para animarlos pero también para alertarlos y ponerlos en perspectiva. No se desenfoquen. En qué tienen puesta la mirada, en las cosas que les están pasando en esta vida o en las cosas que van a afectar la eternidad.
Hay dos cosas que me gustaría destacar en este mensaje.
Por un lado, la paciencia del Señor para dar oportunidad a la salvación de todos.
Y por el otro lado, la realidad de la pronta venida del Señor, expresado en el texto como “el día del Señor”. para el cual debemos estar preparados y trabajando para el Señor.

DESARROLLO:

1. LA PACIENCIA DEL SEÑOR.

2 Pedro 3.9 RVR60
El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
En lugar de «es paciente para con nosotros», atestiguado por algunos manuscritos, varios manuscritos tempranos dicen «es paciente para con ustedes».
Otros manuscritos, tanto tempranos como tardíos incluyen «es paciente por nuestra causa».
Por nuestra causa, quiere decir a causa nuestra, pero me gusta pensar en el otro significado que tiene la palabra causa.
La palabra causa puede tener varios significados.
1. Hecho, fenómeno, situación o actitud que produce o provoca una acción.
2. Conjunto de ideas y objetivos sociales, políticos, religiosos, humanitarios o de otro tipo, por los que se lucha o trabaja.
En el primer significado, la causa es el resultado de una acción. Mientras en el segundo, la causa es el objetivo y propósito de la vida.
1 Corintios 9.16 NTV
Sin embargo, predicar la Buena Noticia no es algo de lo que pueda jactarme. Estoy obligado por Dios a hacerlo. ¡Qué terrible sería para mí si no predicara la Buena Noticia!
Ésta era la causa de Pablo y debe ser la nuestra también ya que el Señor en su paciencia está esperando que hagamos nuestra tarea para que él pueda continuar con el proyecto de la salvación.
Mateo 24.14 NTV
Y se predicará la Buena Noticia acerca del reino por todo el mundo, de manera que todas las naciones la oirán; y entonces vendrá el fin.
Quizá no sea un condicionante pero en este texto dice que será predicado el evangelio en todo el mundo y entonces vendrá el fin.
La paciencia del Señor es doble, para con nosotros que tenemos que hacer la tarea y para con los hombres en general para que puedan llegar a creer.
1 Timoteo 2.4 RVR60
el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.
Él quiere que todos sean salvos, pero depende de dos factores, uno; que nosotros prediquemos y el otro que es que aquellos que se les predica el evangelios lo crean y se arrepientan.
Juan 3.18 RVR60
El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Hechos de los Apóstoles 17.30 RVR60
Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;
DIOS ES PACIENTE, ASÍ QUE TRABAJEMOS PREDICANDO A CRISTO, SIN PRISA PERO SIN PAUSA.

2. EL DÍA DEL SEÑOR.

2 Pedro 3.10 RVR60
Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.
Aunque el deseo de Dios es dar tiempo al tiempo, a fin de que haya más oportunidades de arrepentimiento, el día del Señor llegará por fin cuando menos se espere.
Es tremendo pensar en el hecho de que Dios no quiere que ninguno se pierda. Dios no está ante el mundo como un juez malvado esperando la oportunidad para mostrar su poder y su ira contra los seres humanos.
Dios no se agrada ni se pone contento con la perdición de los hombres, al contrario se agrada y se alegra y hace fiesta en el cielo cuando un pecador se arrepiente.
Si él hubiera querido que todo los pecadores sufrieran en el infierno, no hubiera enviado a Su hijo para morir en la cruz por sus pecados.
Pero a pesar de la paciencia y el amor de Dios, el día del Señor vendrá, y será un día de juicio y castigo.
Y ese día llegará por sorpresa.
1 Tesalonicenses 5.2 RVR60
Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;
Apocalipsis 3.3 RVR60
Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.
El día del Señor describe los eventos de los últimos tiempos que comenzarán después del rapto y culminarán con el principio de la eternidad futura.
2 Pedro 3.7 NTV
Por esa misma palabra, los cielos y la tierra que ahora existen han sido reservados para el fuego. Están guardados para el día del juicio, cuando será destruida la gente que vive sin Dios.
Mateo 24.29–31 NTV
»Inmediatamente después de la angustia de esos días, “El sol se oscurecerá, la luna no dará luz, las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos”. »Y entonces, por fin, aparecerá en los cielos la señal de que el Hijo del Hombre viene, y habrá un profundo lamento entre todos los pueblos de la tierra. Verán al Hijo del Hombre venir en las nubes del cielo con poder y gran gloria. Enviará a sus ángeles con un potente toque de trompeta y reunirán a los elegidos de todas partes del mundo, desde los extremos más lejanos de la tierra y del cielo.
ESTEMOS LISTOS SIN DISTRACCIONES PORQUE YA VUELVE.

CONCLUSIÓN:

Mateo 24.40–44 RVR60
Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.
2 Pedro 3.11–13 RVR60
Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.
MARANATHA - EL SEÑOR VIENE
Related Media
Related Sermons